Facebook le ha metido tanto dinero a esta tecnología que, pese a que no se ha adoptado de manera masiva, no va a tirar la toalla tan fácilmente. La realidad virtual ha tomado una nueva dirección desde que aparecieron los primeros visores compatibles hace varios años. Se ha vuelto más extendida e híbrida, abrazando a otras tecnologías quizás más prácticas como la realidad aumentada. El proyecto de la multinacional estadounidense es llamativo porque parecen, realmente, unas gafas convencionales.

La firma estadounidense ha mostrado el diseño de su dispositivo. Es ligero, compacto y muy delgado. Se parece a unas gafas de sol corrientes, aunque algo más voluminosas. De esta manera se diferencian de la estética abrupta y futurista de otras lentes de realidad virtual como Oculus Rift o HTC Vive, que por lo general es un producto aparatoso. Están fabricadas por Oculus, fabricante especializado que fue adquirido por Facebook en 2014. De momento es un prototipo.

Su diseño compacto se ha conseguido mediante una combinación de lentes plegables holográficas. Este planteamiento tecnológico se puede utilizar «para desarrollar futuros equipos de realidad virtual con aspecto de gafas de sol», explican en un comunicado los autores del trabajo. Gracias a sus desarrollos se ha conseguido adelgazar hasta la mínima expresión las lentes. En este caso se ha conseguido crear lentes de 9 milímetros de grosor. Al mismo tiempo, estas gafas admiten un ángulo de visión comparable a otros productos de realidad virtual.

La mayoría de las gafas de realidad virtual tienen una óptica de visualización común: lentes refractivas compuestas de una sola pieza de gran tamaño, curvada que suele ser de vidrio o plástico. La idea de la empresa es reemplazar este componente voluminoso mediante una óptica holográfica. A través de un sistema de proyección láser y de retroiluminación, el visor logra mostrar imágenes en 2D y en 3D, generando la sensación de inmersión.

Para entenderlo: las gafas de realidad virtual se componen de tres tecnologías: una fuente de luz proporcionada por luces LED, un panel de visualización que ilumina o atenúa la luz para formar una imagen (una pantalla de tipo LCD) y una óptica preparada para enfocar la imagen lo suficientemente lejos para que los ojos del espectador puedan verla con nitidez.

Para reducir significativamente el tamaño y el peso general de las pantallas de realidad virtual, el equipo de desarrolladores de Facebook ha combinado dos técnicas: óptica holográfica y óptica plegable basado en lentes polarizadas. De esta manera, la luz emitida «rebota» para trasladarla al ojo de una manera óptima, con lo que puede tener una mayor cercanía como unas gafas de vista convencionales.

 

facebook-kOB--620x349@abc