Oversharing; otro de los peligros de Internet

Los teléfonos móviles inteligentes no son malos de por sí. Demonizar la tecnología es un error demencial, sin lugar a dudas, porque a lo largo de la historia de la Humanidad los avances han permitido el progreso de las sociedades. Aún así, muchos inventos se han empleado para fines negativos y crear daño.

Las redes sociales es un ejemplo relativamente reciente; unos serviciosideados para conectar a los ciudadanos y que gobiernos y grupos han utilizado para controlar y espiar a los ciudadanos. A veces, sin embargo, no somos conscientes de adónde van a ir a parar las imágenes y fotografías que publicamos en nuestros perfiles. Con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos se promete una mayor seguridad acerca de para qué van a usar las empresa tecnológicas los datos personales.

Aún así, es cierto que muchos usuarios, sobre todo entre los más jóvenes, publican constantemente imágenes personales que, a pesar de sus inocentes intenciones, puede utilizarse por personas con malas intenciones. Esa práctica tiene un nombre, «oversharing». Un comportamiento que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) lo describe como «la sobreexposición de información personal en internet, en particular en las redes sociales a través de los perfiles de los usuarios».

El exceso de información facilitada en internet, así como el comportamiento de los usuarios en las propias redes sociales a través de sus identidades virtuales, suponen una «información fácil de aprovechar por usuarios malintencionados» que facilita la comisión de determinadas conductas que nos pueden ocasionar daños materiales, inmateriales y físicos, lamentan fuentes del organismo regulador.

La fiebre por contar todos los movimientos que uno hace en redes sociales como Facebook o Twitter, subir continuamente imágenes personales o poner además datos de la ubicación puede ser un arma de doble filo. Aunque no es un delito en cuestión, sí puede ser el chantaje o el robo de información personal por medio de algún tipo de técnica. «Cuanta más información se comparta en la red, más riesgo hay de robo y suplantación de identidad», advierten los expertos.

Cómo protegerse

En primer lugar, algo de sentido común: piensa detenidamente lo que vas a publicar al menos durante unos segundos y si crees que desvela demasiados detalles personales o puedes ofender a alguien replanteate si subirlo o no a Facebook o Twitter. Hay que tener en cuenta, además, que la mayoría de plataformas sociales cuentan con funciones para controlar lo que queremos mostrar públicamente o no.

Aunque con el RGPD hay una cierta garantía de saber más o menos cómo trafican con los datos, no está de más configurar la privacidad de la red social para determinar quién puede acceder a tu información e imágenes. Con estas opciones es posible, entre otras cosas, decidir si una imagen la pueden ver todos los contactos o solo unos pocos elegidos, por ejemplo, los amigos más cercanos o familiares. Lo importante es, sin duda, reflexionar antes de publicar información o imágenes, así como evitaer compartir información personal sensible.

32792737-k5cH--1240x698@abc

Desengancharse del móvil, el nuevo objetivo al que te ayuda Instagram

Las redes sociales y los fabricantes de dispositivos conectados se han frotado las manos en los últimos años gracias a internet y su capacidad para generar atracción y, en parte, causar adicción, sobre todo entre los usuarios más jóvenes. Ahora, sin embargo, empieza a surgir una tendencia, incorporar funciones para controlar el tiempo de uso de las nuevas tecnologías y, por ende, desengancharse de ellas en la medida de los posible.

Parte esa adicción se debe a que los iconos de las aplicaciones y las notificaciones generan una obsesión entre los usuarios. Hay una necesidad, una curiosidad y una ansiedad por consultar el último mensaje que ha llegado a una aplicación como WhatsApp o ver los últimos correos de Gmail. Si sistemas operativos como Android P que están en fase de desarrollo ya prevén la incorporación de un sistema para monitorizar el tiempo que el usuario pasa en el móvil y programar tiempos límites en aplicaciones, las plataformas sociales empiezan a prestarle mayor atención a esta causa.

La primera gran red en sumarse es Instagram. Según desvela el medio especializado «Techcrunch», la red de fotografías estudia la incorporación de una interesante característica por la cual informará a los usuarios cuando éstos vean todo el contenido publicado en las últimas 48 horas. Una medida enfocada a corregir una situación que se ha dado, paradójicamente, con la entrada del muro o «feed» cronológico en 2016 y que provoca que sea más complicado saber si has revisado todas las entradas de los contactos.

La reunión de Zuckerberg y el Parlamento Europeo será pública

La reunión del fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, con los líderes de los grupos políticos del Parlamento Europeo finalmente será transmitida por Internet, a pesar de que en un principio iba a ser a puerta cerrada y sin presencia de cámaras.

Así lo ha anunciado este lunes el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, que ha hablado con Zuckerberg de la «posibilidad» de emitir online el encuentro del martes. «Me alegra anunciar que ha aceptado esta nueva petición. Grandes noticias para los ciudadanos de la UE», ha celebrado en Twitter.

Tajani ha agradecido a Zuckerberg «el respeto mostrado hacia el Parlamento Europeo» de cara a un encuentro que, en principio, está previsto que tenga lugar entre las 18.15 y las 19.30 de este martes.Varios grupos ya habían expresado el viernes su deseo de que la reunión fuese emitida en directo a través de internet.

Zuckerberg dará explicaciones al presidente y a los líderes de los grupos el Parlamento Europeo tras revelarse que la compañía Cambridge Analytica recopiló ilegalmente datos de más de 87 millones de usuarios de Facebook para favorecer a la campaña electoral de Donald Trump en Estados Unidos.

43004805-kovG--1240x698@abc

Miles de datos de usuarios de iPhone al descubierto por una app de control parental.

La filtración de datos por parte de servicios online se está convirtiendo en una constante. El último caso se ha producido en una aplicación de control parental con la que los padres pueden supervisar la actividad telefónica de sus hijos al vincularla al terminal de sus vástagos, que no tienen que dar su consentimiento para esta monitorización.

Así, «TeenSafe», que está disponible tanto para Android como para iOS controla las llamadas entrantes y salientes, los SMS, la ubicación, el historial de navegación e incluso las aplicaciones que se descargan los hijos de los usuarios. Por ello llama la atención que una «app» que predica con la seguridad haya tenido una falla que ha expuesto miles de contraseñas (eso sí, solo afecta a los portadores de iPhones).

Según informa el portal ZDNet, al menos uno de los servidores alojado en la nube de servicios de Amazon quedaron desprotegidos sin tener constancia la compañía, por lo que cualquiera con los conocimientos adecuados pudo hacerse con la información sensible que albergaba esta aplicación. En el momento en que la empresa ha sido alertada, se ha cerrado el servidor y se ha comenzado a alertar a los clientes que podrían haber sido afectados.

La información comprometida incluye contraseñas, usuarios y direcciones de correo electrónico de los usuarios, así como otros datos de control parental de Apple. Uno de los puntos más controvertidos es que los ciberdelincuentes también han podido acceder a los IMEI de los dispositivos registrados, es decir, al número identificativo de cada terminal (algo así como la «matrícula» de cada móvil).

A pesar de la gravedad del asunto, la compañía ha desactivado de inmediato el servidor y parece que entre los archivos no se encontraban fotos, mensajes o ubicaciones de los menores. TeenSafe es una herramienta que utilizan más de un millón de padres en el mundo y se calcula que más de 10.000 archivos han sido comprometidos, si bien muchos eran duplicados.

32792705-kaz-klLE--1240x698@abc

Youtube Music; Google inventa su propio Spotify

YouTube ha lanzado la nueva aplicación musical YouTube Music, un nuevo servicio de «streaming» para los vídeos musicales de la plataforma, y ha renombrado su plataforma de pago YouTube Red, que pasa a conocerse como YouTube Premium.

YouTube Music es una aplicación para móviles con la que es posible explorar mediante «streaming» entre el catálogo musical de YouTube, e incluye canciones oficiales, videoclips, actuaciones en directo y listas de reproducción, como ha explicado la plataforma de Google a través de un comunicado.

La nueva aplicación se lanzará el próximo 22 de mayo en Estados Unidos y otros cuatro países, a los que se añadirán 14 países europeos entre los que se encuentra España «en las próximas semanas». Contará con una versión gratuita y otra de pago sin publicidad y con descargas por un precio de 9,99 dólares al mes.

Además, YouTube ha decidido también modificar la denominación de su servicio de suscripción y contenidos propios en «streaming» YouTube Red, que se llama ahora YouTube Premium, y que integrará los servicios de la parte de pago de YouTube Music. YouTube Premium, que tendrá un coste mensual de 11,99 dólares, se lanzará «pronto» y se encontrará disponible en nuevos países a los que no había llegado su predecesor Red, según ha explicado la empresa.

Música en el video

YouTube ha presentado también la nueva herramienta «Música en este vídeo», que se muestra en los vídeos al acceder a la pestaña «Mostrar más» y que incluye información sobre el artista y el tema incluso en los vídeos creados por «youtubers», como ha explicado Google a través de su sitio oficial.

La función, que ya se muestra en más de 500 millones de vídeos de la plataforma, tiene como objetivo «ofrecer un mayor reconocimiento y exposición» a los artistas musicales, según Google. Muestra datos sobre la canción como el artista, los sellos discográficos y enlaces al canal oficial y al vídeo musical del tema.

A través de la tecnología propia para creadores Content ID y de alianzas con las compañías discográficas, YouTube es capaz de identificar automáticamente tanto los temas que aparecen tanto en videoclips como las canciones añadidas en vídeos creados por los propios usuarios.

youtube--k9nF--1240x698@abc