Cinco consejos del FBI para proteger tus contraseñas

La seguridad de los datos personales preocupa, y mucho, a los consumidores, aunque no siempre se blidan a posibles robos. Muchas veces los «hackeos» son posibles por la falta de mayor conciencación por parte de los usuarios de servicios digitales. Técnicas engaño y estafas son habituales. Se pueden evitar muchas de ellas con solo aplicar algunas medidas fáciles.

Por lo pronto, y aunque desde las empresas de seguridad informática suelen recomendar crear constraseñas robustas, a la hora de la verdad muchos usuarios pasan. Aunque existen funciones como la verificación de dos pasos, la contraseña sigue siendo la llave principal de acceso a una red social o servicio de correo electrónico. Por tanto, vulnerables.

De ahí a que el FBI haya querido concienciar a la población con algunos trucos y consejos enfocados a proteger las contraseñas. A través de un informe, los servicios de seguridad estadounidenses pretenden que los ciudadanos se blinden en un año en el que está en el calendario una fecha muy señalada, las elecciones presidenciales. Caldo de cultivo para posibles ciberataques. Son cinco medidas útiles.

Una contraseña con unos 15 caracteres

Una de las principales recomendaciones es crear contraseñas largas que, según el FBI, debe contar con al menos 15 caracteres. Esto se encuentra en la línea que suelen hacer los expertos en seguridad informática. Para ello, lo más recomendable es combinar mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales para que sea más difíciles descubrirlas. Según los analistas, la longitud de la contraseña es más importante que su complejidad. Lo mejor es optar por una frase que mezcle términos no relacionados directamente, como «DirectorMonthLearnTruck», es decir, DirectorMesAprendizajeCamión», en español.

Cambiar la contraseña cuando haya razones

Desde el FBI abogan más por cambiar o modificar la contraseña siempre que haya sospechas o razones, como si se ha visto comprometida o lo requiera el servicio digital. Esto contrasta con algunas opiniones generalizadas que defienden que es necesario actualizarla periodicamente. Algo común en instituciones y empresas de todos los sectores que tienen incluso el proceso automatizado.

Evitar contraseñas clásicas

Uno de los hábitos más peligrosos es emplear contraseñas típicas o muy extendidas como «123456789». Algo muy común en dispositivos electrónicos de «Internet de las Cosas». Por esta razón, los expertos instan a los usuarios a que le pidan a los departamentos técnicos de sus empresas evitar estas combinaciones fácilmente descifrables comprobándolo en diferentes bases de datos que indican si hay sido anteriormente utilizadas en algún «hackeo» o haber estado comprometidas.

Aunque sea obvio, no bloquees

Para evitar un ataque de denegación de servicios (DDos) contra su servicio de correo electrónico, es recomendable no bloquear la cuenta de un usuario después de un cierto número de intentos de inicio de sesión incorrectos.

Evita las «sugerencias»

El FBI pide, además, que se evite a toda costa las «sugerencias» de contraseña que ofrecen algunos servicios de internet en el momento en el que te registras. Es más conveniente utilizar desde gestores de contraseñas o programas de generación de «password» de manera aleatoria. Y, por supuesto, intenta evitar dar pistas como utilizar tu nombre personal.

FBI-kwBI--620x349@abc

Europa entra en la carrera por el control de la inteligencia artificial

La UE no quiere perderse la próxima revolución tecnológica con la llegada de la inteligencia artificial y se ha lanzado ya a diseñar el entorno del futuro de la economía digital con la idea de mantener sus capacidades y su independencia frente a los otros dos grandes polos donde se está trabajando también a toda velocidad que son Estados Unidos y China.

Para empezar, la Comisión Europea ya ha decidido que si los datos van a ser la próxima materia prima, se necesitan reglas propias para su utilización que garanticen los derechos fundamentales de los ciudadanos, pero al mismo tiempo espera que las compañías comunitarias puedan utilizarlos para su expansión económica. En total, la Comisión prevé inversiones de hasta 20.000 millones de euros al año, una parte importante para la creación de grandes bancos de datos en Europa que puedan ser utilizados por los desarrolladores europeos según las reglas europeas.

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, quiso presentar personalmente esta proposición aprobada el mertes, citando una frase del autor norteamericano Yuval Noha Harari que viene a decir que «los humanos somos siempre mejores inventando tecnologías que utilizándolas» y que en este caso «La inteligencia artificial no solo mejora nuestras vidas, sino que la UE es líder en esa área», y los ciudadanos pueden confiar en su buen manejo. «La batalla de la industria de lso datos acaba de empezar y nosotros estamos para ganarla» dijo el comisario del mercado digital Tierry Breton.

Como hace en estos casos, la Comisión ha puesto en marcha una consulta pública en la que todos aquellos sectores implicados pueden indicar cuáles son sus intereses y sus opiniones, desde los casos en los que podría permitirse el reconocimiento facial, que ahora está prohibido, o el uso de los datos médicos.

Las previsiones de la evolución de este nuevo sector son apabullantes. La Comisión calcula que el volumen de datos que ha recopilado la humanidad en toda su historia hasta hoy empezará a doblarse cada 18 meses, por lo que incluso el almacenamiento más eficiente planteará problemas energéticos y medioambientales. En los próximos cinco años se cree que se van a crear unos 11 millones de puestos de trabajo en la UE para técnicos formados en esta tecnología.

Los responsables europeos (la presidenta de la Comisión, la vicepresidenta Vestager y el comisario Breton salieron ayer a la palestra para dar una idea de la importancia que se atribuye a esta iniciativa) hicieron expecial hincapié en el hecho de que habrá una estricta condicionalidad para todas las empresas y países que quieran beneficiarse del mercado interior y es que todos deberán garantizar previamente que respetan los principios fundamentales europeos. Tal vez se referían al gigante chino «Huawei».

1422704454-kjCB--620x349@abc

Se pone a prueba un brazalete que evita que te espíen los micrófonos de los smartphones

Científicos de la Universidad de Chicago (Estados Unidos) han diseñado un brazalete ultrasónico que impide que los dispositivos electrónicos, a través de los micrófonos que integran, espíen a los usuarios.

Los altavoces inteligentes y dispositivos como «smartphones» o relojes inteligentes integran micrófonos que, por defecto, recogen todo lo que dice el usuario, llegando incluso a guardar grabaciones de conversaciones personales. En este sentido, los investigadores consideran que es «crítico» el desarrollo de herramientas que «protejan a los usuarios contra el potencial compromiso o mal uso de los micrófonos en la era de los dispositivos inteligentes basados en la voz», como recoge la propia universidad.

El brazalete que han diseñado emplea ultrasonidos imperceptibles para el oído humano, pero que los micrófonos sí detectan y capturan, lo que produce, como explican los investigadores, una señal que interfiere en la grabación de la voz. El hecho de que sea un brazalete ayuda a salvar el problema de la direccionalidad de los micrófonos, es decir, aprovecha el movimiento natural del brazo y la mano de la persona para llegar incluso a los micrófonos ocultos.

Amazon, Apple y Google han tenido que explicar los procedimientos que siguen para mejorar la interacción de sus asistentes inteligentes, tras conocerse que emplean grabaciones reales de usuarios, en ocasiones incluso fragmentos de temas personales. Tras la preocupación surgida el pasado año por la privacidad de los datos de los usuarios, las tres copañías revisaron sus procedimientos e introdujeron cambios encaminados a dotar de mayor control sobre sus datos al usuario.

 

brazalete-k6sF--620x349@abc (1)

 

 

El futuro de las labores humanitarias, ¿será con robots en forma de animales?

En el amor y en la guerra no hay enemigo suficientemente pequeño. Y en las labores humanitarias toda ayuda es poca. Cada vez más se emplean artilugios y aparatos electrónicos para agilizar los rescates tras un desastre. Tecnologías que empiezan a ser herramientas cotidianas en este campo.

Ya se utilizan drones desde hace tiempo. Aeronaves no tripuladas que prestan sus capacidades para intentar avistar a supervivientes en una tragedia o para trazar las líneas geoestratégicas delimitando zonas de investigación. En ocasiones emplean georadares y sensores de calor para afinar las búsquedas. Y su uso va a más. Pero, en el futuro, muy probablemente se tenga como compañero de fatigas robots y dispositivos con autonomía.

Un grupo de ingenieros mecánicos de la Universidad Johns Hopkins en EE.UU. han desarrollado una serpiente robótica que se mueve con gran rapidez. Como si fuera un animal real, el dispositivo es capaz de subir todo tipo de superficies de una manera ágil y estable. Avances que permitirían, en opinión de sus desarrolladores, ayudar en los rescates, que son situaciones de riesgo en donde hay que ser rápido en la toma de decisiones.

Los expertos confían en las habilidades de las máquinas para estos fines. Se espera, de hecho, que los robots algún día puedan ayudar a explorar terrenos inaccesibles, como los escombros acumulados después de un terremoto. Sus creadores se han inspirado, como otras tantas veces a lo largo de la historia de la tecnología, en la propia naturaleza a la ahora de abordar las distintas soluciones que se plantean en la sociedad.

«Buscamos inspiración en estas criaturas espeluznantes porque ya son muy hábiles para escalar obstáculos de manera estable en su día a día. Esperemos que nuestro robot pueda aprender a balancearse a través de superficies como una serpiente real», señala en declaraciones a la revista «Royal Society Open Science» Chen Li, profesor asistente de ingeniería mecánica en la Universidad Johns Hopkins y autor principal de la investigación.

No es la primera vez que se observa el comportamiento natural de los reptiles para emularlo de manera mecánica. Estudios anteriores habían analizado principalmente los movimientos de serpientes en superficies planas, pero rara vez en terreno abrupto y tridimensional. Los investigadores estudiaron en el laboratorio cómo la serpiente común, cuyo hábitat se encuentra principalmente en desiertos y densos bosques, podía superar obstáculos en forma de escalones. «Estas serpientes tienen que viajar regularmente a través de cantos rodados y árboles caídos: hay mucho que podemos aprender de ellas», añade. Los ingenieros observaron detenidamente las porciones del cuerpo de la serpiente que se retorcían para ganar estabilidad de cara a intentar replicar su comportamiento de manera mecánica.

Al margen de la imitación de las habilidades naturales de los animales, en los últimos años también se han producido importantes avances en la integración de tecnología en cuerpos vivos. Una serie de experimentaciones que han llevado a reimaginar a los androides. En ese contexto, un grupo de científicos de la Universidad de Washington han probado a instalar chips en las antenas de los saltamontes diseñados para detectar la presencia de armas biológicas en un conflicto bélico. Insectos robots preparados para múltiples tareas de defensa.

El proyecto ha empleado saltamontes de la especie Schistocerca americana. Los investigadores demostraron que las señales del cerebro de un insecto se pueden utilizar directamente para detectar y distinguir vapores químicos utilizados en explosivos. Lo que hicieron fue instalar una serie de microchips para ampliar las señales olfativas de estos insectos y que reciben a través de sus peculiares antenas. Según el estudio, se cree que cada saltamontes tiene más de 50.000 de estas neuronas.

 

serpiente-kFpE--620x349@abc

Dating, el servicio de citas de Facebook pospone su llegada a Europa.

Torpeza, olvido o dejadez. Las empresas que tratan datos, y Facebook es una de las más grandes en este negocio, están obligadas a realizar unos análisis de impacto cuando se lanzan a la conquista de usuarios en Europa. Territorio donde reina unas exigencias garantistas en materia de protección de datos. El gigante de internet planeaba para este viernes, con motivo del Día de los Enamorados, su nueva aplicación: un servicio para ligar llamado Facebook Dating, pero lo ha tenido que posponer por las dudas en la privacidad de sus usuarios.

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda, organismo regulador que ejerce de sede para Europa, ha asegurado que hubo un problema al no presentar la documentación requerida. El gigante de internet pretendía, de esta manera, lanzar un nuevo servicio independiente de citas al estilo de Tinder. Se trata de una aplicación que se presentó oficialmente en 2018 que, desde entonces, ha llegado a otros mercados como Brasil.

El organismo regulador ha asegurado en un escueto comunicado que realizó incluso un registro de las oficinas de Facebook en Dublín el pasado miércoles para obtener la documentación relativa a Facebook Dating.«Nuestras preocupaciones se agravaron por el hecho de que no se nos proporcionó información el 3 de febrero en relación con la evaluación de impacto», apunta el texto.

Un informe de obligado cumplimiento por parte de las empresas y que está tipificado en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) como sanción grave, con lo que estaría sancionado con un 4% de la facturación anual o 20 millones de euros. El gigante de internet ingresó durante 2019 unos 70.697 millones de dólares (65.255 millones de euros).

«Trabajamos cuidadosamente con la privacidad»

Facebook ha confirmado a ABC que el aplazamiento de esta nueva función, aunque ha asegurado que se va a «tomar más tiempo» para asegurarse de que el producto «está preparado para el mercado europeo». «Es realmente importante que tengamos el lanzamiento correcto de Facebook Dating», añaden fuentes de la empresa estadounidense, al tiempo que deja claro un asunto: «Trabajamos cuidadosamente para crear fuertes salvaguardas de privacidad y completar la evaluación de impacto del procesamiento de datos antes del lanzamiento propuesto en Europa».

Los expertos consideran que es necesario pasar ciertos filtros para poder operar en terrotorio comunitario. «Hay una obligación con el RGPD que, cuando una empresa vaya a realizar un tratamiento de datos en los que se puede ver afectado la privacidad de las personas, antes de hacer ese tratamiento, antes de lanzar el servicio, existe una evaluación de impacto, que es obligatorio para Europa», explica en conversación telefónica Samuel Parra, experto en derecho digital. «Aunque sea Facebook, que tiene la sede en Estados Unidos, está obligado a hacerlo y conlleva una sanción económica», añade.