El “timeline” de Twitter ya se puede modificar y pasar de los más destacados a los más recientes

Twitter ha introducido un cambio que permitirá a los usuarios pasar de una vista de los tuits más destacados a la vista de los tuits más recientes de forma más sencilla con un nuevo botón situado en la línea de tiempo.

El cambio, que llega este martes a la versión para iOS, responde a las demandas realizadas por los usuarios quienes, como explican desde la compañía en un comunicado, «prefieren ver solo los tuits más recientes cuando tienen eventos en directo o noticias de última hora».

De esta forma, desde Twitter han modificado la configuración de la línea de tiempo para que los usuarios puedan «cambiar fácilmente entre los últimos y mejores tuits». Un nuevo botón con el icono de chispa, y ubicado en la parte superior, permitirá cambiar, con un solo clic, de una vista a otra de las publicaciones.

Este nuevo botón presente en la línea de tiempo está disponible desde este martes para la «app» de iOS de la red social. A principios de año llegará a Android y la versión de escritorio Lite para el móvil.

twitter-2-k4mE--620x349@abc

El ojo biónico que podría devolver la vista a los invidentes

Investigadores de la Universidad de Sydney están cada vez más cerca de desarrollar un ojo biónico que podría devolver la vista parcialmente a personas ciegos. Y es que han creado un pequeño microchip con el que esperan devolver la vista a pacientes con discapacidad visual y ceguera.

Gregg Suaning, profesor de Ingeniería Biomédica, ha explicado que Phoenix 99 Bionic Eye, como así se denomina el sistema, consiste en la implantación de un microchip en la parte superior del ojo con una pequeña cámara montada en un par de lentes que entregan las imágenes al microchip de forma inalámbrica para su procesamiento.

«El sistema ha sido diseñado para estimular las células de la retina y ayudar al cerebro a interpretarlas para ofrecer una sensación de visión al usuario», ha explicado el profesor Suaning. «Los usuarios del ojo biónico verían imágenes pixeladas que ofrecen formas y bordes que les permitiría caminar por sus alrededores y les ayudará a realizar actividades de la vida diaria», indica.

El equipo de la Universidad de Sydney está preparando ahora una solicitud de aprobación ética con la esperanza de llevar a cabo un «primer ensayo en humanos» del Phoenix 99 Bionic Eye el próximo año. «Si tenemos éxito, podremos trabajar para avanzar y llevar el dispositivo a un punto donde se puedan obtener aprobaciones regulatorias en el mercado global», recuerda el responsable.

El ministro de Comercio e Industria, Niall Blair, visitó los laboratorios de Sydney para reunirse con investigadores y obtener una actualización sobre el proyecto que traerá nuevas esperanzas a quienes sufren pérdida de visión.

«La idea de la biónica se introdujo por primera vez en la imaginación pública con la serie de televisión ‘El hombre de los seis millones de dólares’ («Six Million Dollar Man»), en la década de los 70’», recordó dijo Blair. «Pero el profesor Gregg Suaning y su equipo están ayudando a llevarlo a la realidad».

Cómo funciona el sistema

El microchip se coloca en la parte superior del ojo y se conecta a un conjunto de electrodos que se interconectan con el tejido nervioso que sobrevive.

Una cámara muy pequeña conectada a las gafas captura la escena visual que se procesa en un teléfono móvil. Entonces, se envía un conjunto de instrucciones de forma inalámbrica a un dispositivo de telemetría implantado detrás de la oreja.

El implante descodifica la señal inalámbrica y envía impulsos eléctricos que el cerebro interpreta como lo que ve.

Todo esto sucede en tiempo real para proporcionar al invidente un sentido de visión que mejore su movilidad, le permita una mayor interacción social y, por tanto, mayor independencia.

 

cq5dam.web.1280.1280-ku8F--620x349@abc

El fundador de Vine, el último juguete roto de Silicon Valley

Toda una vida por delante. Un futuro truncado por, supuestamente, las drogas. Un nuevo juguete roto de Silicon Valley. La muerte de Colin Kroll (Nueva York, 1984) ha sorprendido al mundillo tecnológico. A sus 34 años, había sido el creador de Vine, la extinta red social de microvideos de 6 segundos, en manos de Twitter desde 2012 al pagar, según los mentideros de la industria, unos 30 millones de dólares. Aquella diminuta empresa murió pero logró popularizar un nuevo formato audiovisual.

Ahora estaba enfrascado en otro proyecto, HQ Trivia, uno de los fenómenos del año, como consejero delegado desde 2015. Esta aplicación ha despertado un tremendo furor entre la gente por los concursos en el móvil. La bola creció y creció hasta el punto que, sin comerlo ni beberlo, le surgieron clones por todos los lados, incluso en España. El juego estadounidense surgido de la mente de este genio habría sembrado un germen. Con su fallecimiento, el futuro de la empresa que presidía pende de un hilo.

Todavía se desconocen las causas, pero según los primeros indicios todo apunta a una sobredosis. El medio especializado en prensa rosa «TMZ» fue el primero en informar de que la policía lo había localizado, boca abajo e inconsciente, en un apartamento de la calle Spring del SoHo de Manhattan. Un lugar de ensueño para los amantes del ocio nocturno. «Heroína» ha sido el término más empleado en los rumores de las últimas horas. Una droga cuyo consumo ha vuelto a multiplicarse en una década. Su novia hizo la temible llamada a los servicios de emergencia.

Fue en 2012 cuando conoció a sus compañeros de Vine en donde ejerció de genere hasta 2014. Y como su vida profesional no podía ser tranquila, movió a lo largo de este año sus fichas para hacerse con el control del juego móvil, no sin antes conspirar para deshacerse de Yusupov. Pese al furor inicial, HQ Trivia había perdiendo audiencia a marchas forzadas. En el mismo tiempo en el que recibió otra denuncia, esta vez de un empleado de la compañía, aduciendo tensiones internas por culpa de su agresiva manera de gestionar proyectos empresariales.

colin1-kdGI--620x349@abc

Lucha contra las “fake news” por parte de WhatsApp limitando el reenvío de mensajes.

Las llamadas «noticias falsas» o «fake news» no son únicamente problema de las redes sociales tradicionales. WhatsApp, principal servicio de mensajería instantánea para dispositivos móviles, también se ha empleado para difundir bulos y mentiras, como ha sucedido recientemente en India, Brasil o, incluso, México. Una herramienta que poco a poco ha empezado a utilizarse para fines propagandísticos dada su alta penetración social.

Desde este año WhatsApp permitía reenviar mensajes a otros contactos. Lo único que sucedía, como receptor del contenido, es que aparecía junto al mensaje la palabra «reenviado». Eso no ha sido razón para difundir en muchos casos bulos y mentiras informativas. La solución que prepara la «app» para cerrar el grifo a las «fake news» es limitar a cinco los mensajes reenviados. Salvo en India, el servicio permite reenviar un mensaje a un máximo de 20 contactos o grupos. Es decir, este filtro impedirá seleccionar a más de cinco remitentes.

Esta medida, aireada a través del medio especializado «WABetaInfo», se encuentra todavía en fase de pruebas pero, según las filtraciones, llegará a todos los países próximamente a los principales sistemasoperativos móviles, iOS y Android. Hay indicios, sin embargo, que esta nueva función empieza ya a llegar a la plataforma de Google, pero por el momento es limitado y todo hace creer que se trata de una versión de pruebas de WhatsApp.

48791784-kuZD--620x349@abc

La máquina que copia la voz y roba a cientos de clientes de bancos.

La tecnología también es un arma de doble filo. A lo largo de la historia, los avances técnicos de la época han podido emplearse para hacer el bien o, por el contrario, hacer el mal. El último ejemplo de esta disyuntiva es curioso. La Policía Metropolitana de Londres (Reino Unido) ha detenido a Tony Muldowney-Colston, un genio informático, que había inventado una máquina capaz de «copiar» las voces de las víctimas en un sofisticado fraude bancario telefónico que le ha permitido robar hasta 500.000 libras (557.000 euros).

Los agentes, según informan medios locales como «The Daily Telegraph», descubrieron este extraño dispositivo cuando entraron en el domicilio del delincuente. La máquina, bautizada como «Máquina de teléfono semiautomática del Banco de Ingeniería Social», permitió a Muldowney-Colston, de 53 años y apodado «King of Acid House», modificar su voz para fingir ser un cliente de diversas entidades bancarias. Para ello, era capaz de adaptar varios tipos de edad o género.

El curioso aparato, empleado para estafar a decenas de personas, también reproducía mensajes bancarios pregrabados en un intento por engañar a las víctimas que mostraban, entonces, confianza con su interlocutor para intentar hacerse con información sensible.

Los agentes incautaron un disco duro de un ordenador en donde aparecían detalles de pasaportes, documentos de identidad, así como 32 tarjetas de crédito y una hoja de cálculo con nombres, direcciones, correos electrónicos y números de teléfonos de clientes bancarios. Muldowney-Colston, quien se considera «anarcocapitalista», se declaró culpable de 11 cargos.

Muldowney-Colston construyó su dispositivo casero a partir de un sintetizador de música mientras planeaba cometer un ciberrobo en un banco por valor de 1.25 millón de libras (1.394.556 euros). No es el primer crimen cometido por el delincuente. En 2014 salió de la cárcel después de pasar cinco años y medio por liderar un grupo de ciberdelincuentes que habían instalado un dispositivo de alta tecnología en un banco para vaciar cuentas de clientes.

maruqina-kteH--620x349@abc