Preparados para un 2020 de realidad extendida.

La realidad extendida, que engloba la realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta, ya no son novedad, y aunque fueron tendencia durante unos años, puede que la lentitud con la que han evolucionado haya desilusionado a muchos. Cuando Google lanzó Google Glass en el 2012, el mundo se imaginó con unas gafas de realidad aumentada caminando por la calle, algo que nunca llegó a ocurrir porque la tecnología no se encontraba todavía en ese punto.

Siete años después de Google Glass, la realidad virtual está viviendo un nuevo avance impulsado, tanto por la mejora de la potencia de los procesadores móviles, que cumpliendo la ley de Moore, en siete años son por lo menos 16 veces más potentes, como por el 5G y la computación distribuida.

Vamos a explicar un poco esto de la computación distribuida. Básicamente se trata de un ordenador remoto que hace el procesamiento más pesado de aplicaciones complejas, como videojuegos o entornos de realidad virtual que requieren de ordenadores muy potentes, y emite directamente sólo la imagen a otro dispositivo que actúa prácticamente de pantalla. De esa manera, se abaratan los costes, tamaño y consumo de energía del dispositivo en cuestión, y al mismo tiempo ganamos en calidad de imagen procesada por un ordenador. El 5G habilita que esta computación distribuida se haga realidad al ofrecer una conexión muy rápida y sin latencia entre dispositivo y ordenador.

¿Qué vamos a encontrar en los dispositivos que utilicen la plataforma de Qualcomm Snapdragon XR2 5G en el 2020? Una calidad de imagen en cada ojo de 3k y 120hz de refresco hasta ahora nunca vista, vital en las gafas de realidad extendida para evitar mareos y una mayor inmersión. Reproducción de video 8k, 60 FPS. También la capacidad de equipar 7 cámaras actuando de forma simultánea que actúan como sensores exteriores, dando información tanto del entorno, mapeándolo, como de las manos o los ojos del usuario de las gas. Y por supuesto, conectividad 5G que le otorga la el valor de realidad mixta auténtica, es decir, realidad aumentada en un contexto, y realidad virtual en otro. Snapdragon XR2 5G equipa además un procesador de visión computacional dedicado, y la inteligencia artificial incorporada ayudará al reconocimiento de imagen, y la posterior reconstrucción 3D de una escena.

2020 promete ser muy interesante en cuanto los dispositivos de nueva generación, como las gafas de Nreal que en tan sólo 88 gramos son capaces de crear una experiencia de realidad mixta muy sólida, o la posible propuesta de Niantic con un dispositivo de realidad extendida para Pokemon Go.

 

qualcomm-k8PE--620x349@abc

Calles más seguras para caminar por la noche, la nueva función de Google Maps

Google trabaja en una nueva función para su servicio de mapas que resaltaría las calles que por la noche tienen mejor iluminación, con el fin de ayudar a los usuarios a caminar por lugares más seguros.

Una nueva capa «lighting» (iluminación) está presente en el código de la versión beta de Google Maps v10.31.0, como indican desde el portal XDA-Developers. Se trata de una función en desarrollo, que todavía no se probado en ninguna región determinada. Esta capa se ha desarrollado para incluir información sobre la iluminación que presentan las calles durante la noche. Así, resaltaría en amarillo aquellas con mejor iluminación, con lo que el usuario podría evitar las que están a oscuras y ofrecen menor seguridad.

Además de esta propuesta, Google ha anunciado que la nueva actualización de Google Maps permitirá una «eliminación masiva» del historial de ubicaciones de la función Cronología, para eliminar los datos de una sola vez, y ha extendido el modo incógnito a la aplicación para iOS.

Con esta función se podrán encontrar y eliminar varios lugares al mismo tiempo de la función Cronología y del Historial de ubicaciones, según ha informado la compañía en un comunicado. «Es una herramienta que utiliza tu Historial de ubicación para ayudarte a recordar fácilmente lugares y rutas que has visitado», ha indicado Marlo McGriff, gerente de productos de Google Maps.

Clipboard-kCCG--620x349@abc

Esta será la aportación de las redes 5G a la industria

Más allá de la velocidad y la latencia, las redes móviles de quinta generación, las redes 5G, van a aportar mucho más de lo que se cree: representan una gran ocasión para dar la vuelta al completo al mundo industrial en años venideros. Sus grandes oportunidades pasan por lograr una mayor eficiencia y productividad en el trabajo del futuro. Un desafío al alcance de todos los negocios aunque con importantes matices: en 2019 se ha dado el pistoletazo de salida pero quedan grandes desafíos pendientes que rebajan la euforia inicial.

Las principales operadoras nacionales han empezado a desplegar las nuevas conexiones. Vodafone ha sido la primera en activarlas. En cuestión de meses, la mayoría habrán dado el salto a esta infraestructura orientada a conectar todo tipo de aparatos electrónicos. Se abre una nueva era para la economía. Para sacarle provecho será necesario hacer numerosos ajustes, adaptar nuevas tecnologías en el negocio, cambiar los procesos industriales… Y, por supuesto, desbloquear algunas frecuencias en las que que por ahora viajan los canales de la TDT. La banda de 700 megahercios (MHz) está todavía en el aire. El proceso de licitación por parte del Gobierno, conocido como segundo dividendo digital, dará comienzo el próximo año. Debe de ser antes de verano para atender a las exigencias de la Comisión Europea (CE). Y, con ello, se ha retrasado la inversión de innumerables proyectos empresariales.

En este año se ha puesto la primera piedra, pero todo apunta a que va a tener un gran recorrido: se estima que para 2025 esta tecnología representará el 15% de las conexiones móviles mundiales. Al margen de minucias técnicas, la industria en su conjunto se va a poder beneficiar de esta base tecnológica. Son muchas las oportunidades para transformar digitalmente la manera de fabricar bienes o prestar servicios. De primeras, creen los expertos consultados, va a suponer el final de las conexiones por cable y tener un mayor control de la producción.

Las empresas de telecomunicaciones han empezado a invertir alrededor de 160 mil millones de dólares cada año en la expansión y actualización de sus redes, recoge un informe de la GSMA, organización mundial de operadores móviles. El 5G contribuirá con unos 2,2 billones de dólares a la economía global en los próximos 15 años, con sectores clave como la industria, los servicios públicos, profesionales y financieros, que serán los más beneficiados por esta tecnología aún emergente que ha sido foco de conflicto entre las potencias estadounidense y china. Una lucha por el control tecnológico total en la que Europa se ha quedado rezagada. Para dentro de cuatro años se calcula que haya 1.500 millones de suscriptores.

De aquí a unos años, vaticinan los expertos, se habrán producido grandes avances al respecto introduciendo en las empresas sistemas más avanzados de robotización, más eficiencia en el procesamiento de los datos, la aparición del trabajo en remoto o el desarrollo del vehículo autónomo, ahorrando costes en desplazamientos. La era del 5G va a crear diferentes conexiones con diferentes características dependiendo de la demanda del dispositivo, permitiendo así, que cientos de máquinas se puedan conectar a internet de forma inalámbrica. Otro problema a resolver es la latencia, es decir, la velocidad de la respuesta de la conexión. En 4G no es lo suficientemente rápida como para soportar, por ejemplo, el coche autónomo con total seguridad. Para Luis Abad, director general de la consultora Altran, esta tecnología permitirá a la industria «desacoplar computación que se hacía de forma local en los objetos y máquinas de la misma y llevar la computación al extremo de la red».

«Tiene unos beneficios tremendos, pues permitirá, por ejemplo, que utilicemos gafas de realidad aumentada y de realidad virtual de bajo coste con prestaciones de gafas de alta gama. También permitirá que conduzcamos coches con prestaciones de info-entretenimiento y de seguridad similares a los de una marca Premium con el coste de uno de gama media» apunta. Asimismo, la interconexión de miles de objetos en tiempo casi real extenderá la gestión remota, automatizada o semiautomatizada de delicados procesos productivos y asistenciales.

Obstáculos

Los expertos creen que es necesario impulsar la adopción de estándares, identificar casos de uso, experimentar con las tecnologías y, sobre todo, desarrollar nuevos ecosistemas. Aunque España va en estos momentos en la locomotora; un informe del Observatorio Europeo de 5G lo sitúa como el país europeo donde hay en marcha más cantidad de proyectos piloto.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Enrique Porta, socio responsable de consumo de la consultora KPMG en España, es tajante: «Las empresas todavía no han alcanzado todo el potencial de la IA en la personalización de los servicios, en parte porque no hay inmediatez en la respuesta que dan a sus clientes. Estos procesos todavía necesitan tiempo de ejecución pero con el desarrollo del 5G, el internet de las cosas y otras soluciones tecnológicas que aporten velocidad al análisis de la información en tiempo real, las empresas serán capaces de mejorar su propuesta de valor».

El impacto en la economía va a ser asombroso. «Es preciso generar una nueva economía para paliar los puestos de trabajo que 5G destruirá, con una plan de formación que permita recolocar a todos los sectores afectados. En el pasado ya se han producido situaciones similares, y tenemos que estar preparados para que 5G suponga un gran impulso en España, y no vuelva a ser un tren que hemos perdido como país», añade Arturo Azcorra, director de IMDEA Networks y catedrático de la universidad Carlos III de Madrid.

A su juicio, los mayores obstáculos son la «desconfianza» a la tecnología, los bulos «indicando falsos efectos negativos para la salud», la ausencia de regulación en los sectores de aplicación de 5G como el coche autónomo, la sanidad personalizada o drones que impida su despegue o «la falta de visión de los sectores verticales para entender la amenaza y la oportunidad que supone en su negocio». Otros obstáculos son la lentitud para licenciar suficiente espectro y las dificultades para encontrar ubicaciones para la instalación de estaciones base adicionales.

 

57666244-kFEC--1240x698@abc

«Deep fakes»; la próxima frontera del fraude

Los « deep fakes», esos montajes audiovisuales hiperrealistas que cambian la cara y la voz del protagonista utilizando herramientas de «deep learning», se han multiplicado en los últimos meses y los expertos en ciberseguridad alertan de que 2020 podría ser la fecha en la que esta tecnología sea utilizada de forma masiva para cometer fraude empresarial.

Así lo pone de manifiesto la empresa de ciberseguridad Trend Micro en su informe de predicciones para 2020, en el que también se afirma que las organizaciones se enfrentan a un «riesgo creciente» proveniente desde la nube y de la cadena de suministro, tal y como ha explicado su director general en Iberia, José Battat, en un encuentro con la prensa.

«Las amenazas persistentes y variadas requieren una seguridad multicapa que pueda proporcionar detección y protección en tiempo real. Además de aumentar la concienciación de los empleados sobre las técnicas de ingeniería social, las organizaciones también deberían realizar auditorías periódicas de seguridad», añade la compañía.

Una de las técnicas más novedosa es el «deepfake», que hasta ahora se usa de forma mayoritaria en la industria pornográfica (en el 96 por ciento de los casos) y para realizar chantajes a nivel particular. Sin embargo, advierten de que estas prácticas podrían aumentar significativamente el próximo año y poner el foco en las empresas, tratando de manipularlas en sus transacciones financieras y decisiones críticas.

En este sentido, David Sancho, experto en amenazas web y tecnologías emergentes de Trend Micro, indica que la suplantación de la voz a través de este tipo de herramientas «es relativamente fácil y convincente». Así, explica que puede ser muy efectiva si se utiliza contra una persona con responsabilidad en el área de Administración de una organización, cuando la voz que se ha copiado es la del jefe y se usan canales de comunicación de confianza como el WhatsApp.

Otro caso al que se ha referido Sancho es el de los montajes ‘deepfake’ de directivos, que pueden llegar a viralizarse en Internet y afectar a la reputación de la compañía, causando un importante daño económico, al incidir -por ejemplo- en su cotización en Bolsa. Esta amenaza ha llevado incluso a Twitter a anunciar recientemente que modificará las políticas de la plataforma contra los contenidos manipulados a través de técnicas de «deepfake», enfocándose especialmente en aquellos contenidos que puedan dañar a los usuarios.

Clipboard-k84F--1240x698@abc

Aumenta el número de intentos de estafa de robos y documentos de usuarios

La compañía de ciberseguridad Kaspersky ha alertado sobre el aumento durante el tercer trimestre de este año 2019 de los ataques de «phishing» y fraudes a usuarios relacionados con el robo de documentos y datos personales como «selfies».

Los correos electrónicos de «phishing» identificados, procedentes aparentemente de sistemas de pago y bancos, pedían a los usuarios, con diversos pretextos, que confirmaran su identidad accediendo a una página y subiendo una copia de su documento de identidad junto con una foto.

Estos sitios falsos parecían bastante creíbles y contenían una lista de requisitos sobre el formato de documentos, enlaces a políticas de privacidad y acuerdos de usuario, como ha explicado Kaspersky en un comunicado.

Durante el tercer trimestre de 2019, el sistema anti-phishing de Kaspersky evitó 105.220.094 intentos de dirigir a los usuarios a sitios web fraudulentos, afectando a más de uno de cada diez (11,28 por ciento) de los usuarios.

Aunque se observaron más ataques en busca de selfies y documentos, a nivel general los ataques de phishing descendieron ligeramente con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando afectó al 12,1 por ciento de usuarios de Kaspersky. Los países más afectados son Venezuela (30,96 por ciento), Grecia (22,67 por ciento) y Brasil (19,70 por ciento).

hotmail-mail-kHpE--1240x698@abc