Qué es el 6G; la próxima tecnología que aún no ha nacido pero ya se investiga

Samsung Electronics ha comenzado a investigar el 6G y se suma así a LG Electronics, ambas coreanas, en la carrera mundial por liderar las telecomunicaciones de nueva generación, cuando aún no se ha desplegado la tecnología 5G.

Samsung ha abierto un nuevo centro de investigación con el fin de desarrollar tecnología para redes móviles 6G, ha informado la agencia pública coreana « Yonhap», que cita una fuente de Samsung. El departamento de investigación y desarrollo de la firma, Samsung Research, ha incorporado recientemente un equipo de investigación para acelerar el desarrollo de soluciones y la estandarización de 6G, una tecnología que forma parte del plan de negocio a largo plazo de esta compañía, según las fuentes.

De este modo, Samsung, que lanzó en abril su primer teléfono inteligente 5G, se suma a LG Electronics, que el pasado enero se unió al Instituto de Ciencia y Tecnología Avanzado de Corea (Kaist) para abrir un centro de investigación 6G. El operador de móviles coreano KT firmó la semana pasada un acuerdo con la Universidad Nacional de Seul (SN8U) para colaborar en la investigación 6G, según esta agencia.

De esta forma, estas compañías coreanas comienzan a trabajar en la carrera por el 6G, una tecnología en la que EEUU y China también han dado sus primeros pasos. El vicepresidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingeniería en Informática, Fernando Suárez, ha opinado, en declaraciones a EFE, que las compañías intentan con estas iniciativas sentar las bases en una tecnología, en la que existe una «guerra comercial por ser los primeros y dar patentes» en un mercado en el que Huawei «se lleva la palma».

Posibles ventajas

Ha recordado que el 5G aún está en «fase de despliegue», que, por ejemplo, en España existen dos proyectos piloto, uno en Andalucía y otro en Galicia, y que el 6G tardará «varios años» en estar disponible.

Las ventajas del 6G, con respecto del 5G, se materializarán en una mayor velocidad, un menor tiempo de latencia, mayor capacidad para transmitir datos y menor consumo, ha explicado Suárez, al recordar otras ventajas serán la de requerir un menor número de antenas para un mayor territorio. «Al final, la G, de Generación, es la evolución de las comunicaciones inalámbricas», ha apuntado Suárez, quien ha recordado que «no hace demasiado tiempo estábamos hablando del 3G, que aún es la que funciona en muchas zonas»

Clipboard-kmdE--620x349@abc

El “Valle de los Datos” chino contra Silicon Valley

La nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China ya no es solo comercial, sino tecnológica. El veto de la Casa Blanca a Huawei, líder mundial en equipos de telecomunicaciones y a la vanguardia de la próxima generación de internet 5G, ha puesto de relieve el extraordinario avance de la tecnología china, pero también sus debilidades.

Han bastado las acusaciones de Washington, que sospecha que la compañía podría espiar para el autoritario régimen de Pekín, para sumirla en su peor crisis y amenazar su continuidad en el mercado extranjero, que ya genera más de la mitad de los 721.200 millones de yuanes (95.483 millones de euros) que ingresó el año pasado. La firma insiste en su carácter privado y asegura que pertenece a la mitad de sus 180.000 empleados. Pero el pasado militar de su fundador, Ren Zhengfei, y su pertenencia al Partido Comunista, así como la falta de información verificable al no cotizar en Bolsa, no ayudan a despejar las dudas. Además, como bien sabe cualquiera que haga negocios en China, el poder económico está supeditado al político incluso en el sector privado.

Debido al veto del presidente Trump alegando una supuesta amenaza a la seguridad nacional, las principales empresas tecnológicas estadounidenses, como Google, Intel o Qualcomm, se verán obligadas dentro de tres meses a dejar de suministrarle a Huawei sus microchips y programas, como el sistema operativo Android de sus móviles. Aunque China ha construido una «realidad paralela» en internet con sus propias aplicaciones y redes sociales, que censuran todos los contenidos sensibles para el régimen del Partido Comunista, sigue dependiendo de EE.UU. en ambos campos.

Con más de 400 compañías y decenas de políticos, empresarios y expertos, entre ellos el Nobel de Economía Paul Romer y el Turing de Ingeniería Whitfield Diffie, esta feria ha hecho especial hincapié en la necesidad que tiene la industria nacional de dotarse de tecnologías clave. «Junto a los microchips, China es dependiente de los sistemas operativos estadounidenses, monopolizados por Android y Apple en los móviles y por Microsoft en los ordenadores», admitía un investigador de un laboratorio de 5G, Fu Yong. Para librarse de esa dependencia, Huawei asegura haber desarrollado un sistema operativo propio para móviles y ordenadores, llamado Hongmeng, que quiere lanzar este año. Siempre que cumpla los requisitos básicos, en China no tendrá problemas para ganarse al público, pero le resultará más complicado en Occidente, donde imperan programas y redes sociales, como Gmail, Facebook, Twitter, Youtube o Instagram, bloqueados por Pekín.

Formada a través de los filtros que impone la «Gran Cibermuralla», dicha censura también ralentiza hasta extremos exasperantes el internet en China, sobre todo de portales extranjeros. Pero, por mucho que el 5G acelere diez veces la velocidad del 4G, Fu Yong reconoce que «no va a solucionar ese problema».

Como ha demostrado el veto a Huawei, que perderá el suministro de Intel, Qualcomm y otras grandes firmas internacionales, la industria china necesita fabricar sus propios microchips, vitales para el 5G. «El Gobierno no nos ha ordenado acelerar nuestras investigaciones, pero nos guía. Además, las empresas sabemos cómo funciona el mercado y lo necesitamos», explica el director general de Yaguang, una fábrica de chips y sensores para automóviles que lleva dos años tratando de desarrollar nuevos modelos para el 5G. Para seguir construyendo su «realidad paralela», China necesita sus propios microchips y un sistema operativo que no dependa de EE.UU., su rival en la Guerra Fría del siglo XXI.

¿Se terminarán los pronósticos meteorológicos con la llegada de la red 5G?

El 5G es el mayor protagonista de la industria en estos momentos. La nueva red de telecomunicaciones va a aumentar el acceso móvil y ultrarrápido a internet y conectará innumerables objetos cotidianos. Una mayor velocidad, baja latencia e incremento de la conectividad son las ventajas que traerá consigo la nueva tecnología.

En Corea del Sur, el 5G es ya una realidad. En Europa, sin embargo, se está llevando a cabo la subasta entre las grandes operadoras mientras que el Gobierno chino adjudicará «en breve» licencias 5G para uso comercial.

En EE.UU. ha comenzado también la subasta y ha sido allí donde se ha generado una polémica hasta ahora desconocida: las redes inalámbricas 5G amenazan los pronósticos meteorológicos. Tal y como recoge « Nature», podría interferir con este tipo de observaciones.

«Algunas de estas frecuencias se encuentran cerca de las que utilizan los satélites para las observaciones cruciales de la Tierra, y a los meteorólogos les preocupa que las transmisiones 5G desde teléfonos móviles y otros equipos puedan interferir con su recopilación de datos», recoge la publicación.

El escenario está complicado a no ser que los reguladores o compañías de telecomunicaciones «tomen medidas para reducir el riesgo de interferencia». En caso de no hacerlo, los satélites de observación de la Tierra situados sobre EE.UU. con cobertura inalámbrica 5G «no podrán detectar con precisión las concentraciones de vapor de agua en la atmósfera». Los meteorólogos de Estados Unidos y otros países necesitan de esos datos para elaborar las previsiones meteorológicas en todo el mundo.

«Se trata de un problema global», asegura Jordan Gerth, meteorólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) y la NASA están actualmente comprometidas en una negociación de alto nivel con la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), que supervisa las redes inalámbricas de los Estados Unidos. NOAA y la NASA han pedido a la FCC que trabaje con ellos para proteger las frecuencias utilizadas para las observaciones de la Tierra de las interferencias a medida que se despliega la 5G. Pero la FCC finalizó ya la subasta el pasado 17 de abril de la primera parte del espectro 5G.

Frecuencias compartidas

Tal y como recuerda «Nature», lo que suceda en el mercado estadounidense afectará al resto del mundo: «Es probable que las decisiones que tome el gobierno sobre cómo implementar 5G influyan en las discusiones globales sobre cómo regular la tecnología». Así, los reguladores de todo el mundo se reunirán a partir del 28 de octubre en la ciudad egipcia Sharm el-Sheikh «para elaborar acuerdos internacionales» que establezcan las condiciones en las que las «compañías podrán usar las frecuencias para las transmisiones 5G y qué nivel de interferencia con las frecuencias de observación de la Tierra es aceptable».

Los astrónomos, meteorólogos y otros científicos han trabajado durante mucho tiempo para compartir el espectro con otros usuarios. Pero «esta es la primera vez que vemos una amenaza a lo que yo llamaría las joyas de la corona de nuestras frecuencias, las que absolutamente debemos defender, pase lo que pase», dice Stephen English, meteorólogo del ECMWF (European Centre for Medium-Range Weather Forecasts) de Reino Unido.

Una de las claves es la frecuencia de 23,8 gigahercios, en la que se mueven los medidores de vapor, y con la que los meteorólogos predicen cómo se desarrollarán las tormentas y otros fenómenos climáticos. «Pero una estación 5G que transmite casi a la misma frecuencia producirá una señal que se parece mucho a la del vapor de agua», por lo que los expertos podrían llevar a cabo predicciones erróneas porque los datos se alterarían.

Límite del ruido

La reciente subasta de FCC involucró 2 grupos de frecuencias: una entre 24.25 y 24.45 gigahercios y la otra entre 24.75 y 25.25 gigahercios. Los equipos inalámbricos que transmiten cerca de ese rango podrían interferir con la medición de vapor de agua de 23.8 gigahercios. «La FCC no respondió a la solicitud de ‘Nature’ para tratar este asunto», asegura la publicación.

Los ingenieros de radiofrecuencia miden las emisiones electromagnéticas o ruido en decibelios vatio (dBw). Los reguladores establecen controles que limitan dicho ruido con el objetivo de llevar a cabo un control.

La subasta en la red 5G de la FCC estableció un límite de ruido de -20 dBw. Sin embargo, la Comisión Europea lo ha establecido en -42 dBw mientras que la Organización Mundial de Meteorología Mundial (OMM) está recomendando -55 dBw. Por tanto, el límite de EE.UU. es 150 veces más ruidoso. Por esta razón, muchos esperan que los números de la OMM influyan en la reunión de Egipto

Falta de estudios

«Nature» recuerda que hay poca investigación sobre cómo afectarán exactamente a las condiciones meteorológicas el 5G. La NOAA y la NASA han finalizado un estudio sobre los efectos de los diferentes niveles de interferencia de ruido, pero no se ha hecho público. Además, un informe elaborado en 2010 por parte de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina concluyó que la pérdida de acceso científico a la señal de 23,8 gigahercios eliminaría el 30% de todos los datos útiles, lo que contribuye significativamente a los pronósticos meteorológicos mundiales.

El iPad tendrá a partir de ahora su propio sistema operativo, el iPadOS

La presentación de las últimas novedades de Apple se celebró, como ya es habitual, en el Steve Jobs Theatre del espectacular McEnery Convention Center de San José, en California. Sí, exacto, en ese edificio futurista que parece una gigantesca nave espacial rodeada de espacios verdes y que es el cuartel general de la compañía de la manzana.

Allí, y ante la presencia de cientos de periodistas internacionales, Apple acaba de inaugurar su WWDC 2019, el evento de tres días durante el que dará a conocer cómo serán las nuevas versiones de los sistemas operativos para los Mac, iPhone, Apple Watch, Apple TV y iPad que, gran noticia, estrena su propio sistema operativo, el iPadOS.

Como en anteriores ocasiones, fue Tim Cook, el CEO de la compañía, quien se encargó de estrenar el escenario. Y lo hizo con su tradicional saludo, entre un baño de aplausos y rodeado de los incondicionales de la firma. Pero sus primeras palabras, esta vez, no fueron para los productos más famosos de la compañia, sino para AppleTV, que a partir de ahora contará con soporte multiusuario y, para deleite de los más jugones, con soporte para los mandos de Xbox y PS4.

Llega el turno de Apple Watch, el reloj más vendido del mundo y que, segun Tim Cook, se ha convertido en parte de la vida diaria de millones de personas. El nuevo Watch OS llega con nuevas esferas, pero también con una App Store solo para él y desde la que se podrán descargar directamente en el reloj (sin pasar por el iPhone) las aplicaciones que queramos. Entre ellas las nuevas notas de voz, audiolibros y, por fin, la esperada calculadora específicamente diseñada para este dispositivo.

Más aplicaciones de salud

Y novedades también en las «apps» de Salud y Actividad. La nueva pantalla «Tendencias» podrá medir varios parámetros y ofrecer al usuario un histórico con su actividad y evolución en los distintos ejercicios. Y otra nueva aplicación, «Noise» (ruido), nos avisará cuando alrededor haya sonidos demasiado fuertes que puedan dañar nuestra salud auditiva. La aplicación se pudo a prueba haciendo gritar al auditorio, lo que hizo subir los decibelios.

En el apartado de Salud encontramos también una nueva aplicación para seguir y tener controlado el ciclo menstrual, algo muy demandado por parte de las usuarias del reloj de Apple. Por supuesto, los resultados de las nuevas capacidades del Apple Watch se reflejarán en la «app» Salud del iPhone, desde la que se podrán controlar y compartir, si se quiere, todos los datos.

iOS 13: más rendimiento y nuevo fondo oscuro

Pasamos ahora al iOS, el sistema opertivo de los iPhones, que estrena nueva versión. En palabras de Cook, la última versión del sistema operativo del iPhone ( iOS 12) fue adoptada por el 85% de los usuarios, frente al escaso 10% de los usuarios de Android que han instalado Android 9. El índice de satisfacción de los que utilizan iPhone es, por cierto, del 97%.

El nuevo iOS 13 mejora el rendimiento de Face ID, el sistema de Apple de reconocimiento facial, hasta en un 30%. Las «apps» corren el doble de rápido y, además, ocupan menos espacio, hasta un 60% menos, según Cook. El nuevo software incorpora también un «dark mode» que cambia el fondo del móvil a negro, mucho más cómodo en numerosas situaciones.

La aplicación Maps también se renueva, con más detalles incorporados y la posibilidad de visualizar rápidamente nuestros lugares favoritos en Colecciones. Y llega también una función ya muy conocida por los usuarios de los mapas de Google: Street View, que Apple ha llamado Street Maps y que, por lo menos en la demo, parecía realmente fluida y fácil de usar.

En cuanto a los servicios de localización, Apple ha añadido varias capas de protección para las conexiones Wifi y Bluetooth, que permitirán al usuario conceder o retirar los permisos a voluntad. Además, cuando utilizamos Face ID o Touch ID para compras o autentificaciones, se generará a partir de ahora una dirección aleatoria de mail para que las «apps» no sepan quién está haciendo la operación y no puedan acceder y compartir nuestros datos personales. Si queremos dejar de recibir notificaciones o correos de una «app» especialmente molesta, solo tendremos que borrar esa cuenta aleatoria de correo y los mensajes cesarán de inmediato.

En el campo de la fotogrfaía, iOS 13 incorpora un nuevo sistema deedición rápida que permite corregir a voluntad todos los parámetros de vídeos y fotografías (definición, brillo, contraste, iluminación…). El modo retrato también ha sido mejorado, y ahora incluye nuevos efectos. Y lo que es mejor, a partir de ahora será posible utilizar este modo también en los vídeos.

En la «app» fotos, el uso de un algoritmo de IA generará automáticamente grupos de fotos similares y creará colecciones inteligentes que nos ayuden a no perder la foto que queremos entre otros cientos de imágenes. Por ejemplo, si hoy es el cumpleaños de un familiar, el teléfono nos mostrará en el apartedo «años» fotos de ese día de años anteriores.

Sonido compartido

Se trata de otro importante paquete de novedades. Entre las nuevas funciones, los usuarios de Air Pods, los populares auriculares de Apple, podrán ahora compartir el audio con otro usuario de iOS con solo acercar los móviles. Del mismo modo, si estamos oyendo música en el teléfono y queremos pasar a los Home Pods, los altavoces inteligentes de Apple, solo tendremos que acercar el móvil al altavoz para que siga reproduciendo lo que estuviéramos escuchando. Por cierto, la voz de Siri, por lo menos en inglés, se ha vuelto más fluida y natural que en la anterior versión.

iPad estrena sistema operativo propio

Naturalmente, las novedades de iOS 13 también se podrán disfrutar en los iPad, que estrena su propio sistema operativo, iPadOS, con características exclusivas que le acercan aún más a una experiencia de ordenador. La multitarea resulta ahora más sencilla que nunca, simplemente arrastrando un dedo de abajo arriba sobre la pantalla, o dividiendo su superficie en dos para que en cada mitad corra una «app» diferente, o dos archivos distintos de una misma «app». Los contenidos se pueden arrastrar de una mitad a otra de la pantalla. También se puede abrir un panel derecho para sobreimpresionar una ventana sobre la app principal, e intercambiarlas a voluntad.

En la visualización de archivos, se incorpora una nueva vista tipo ordenador, en columnas con una visualización previa del contenido del archivo. Y para seleccionar un texto ahora bastará con colocar un dedo en el punto exacto para que el cursor aparezca ahí, sin mostrar, como hasta ahora, una ampliación sobre la que debemos localizar la palabra o letra donde queramos situarnos. Por su parte, el Apple Pencil, el lápiz con el que podemos dibujar sobre la pantalla del iPad, tiene en el nuevo iOS 13 una latencia de apenas 9 milisegundos, mucho más rápido que en versiones anteriores. Y el teclado podrá hacerse más pequeño con solo un gesto, para poder escribir con una sola mano cuando sea necesario.

Nuevo Mac Pro: más poderoso que nunca

Pero no solo de software se habló en esta edición del WWDC. Apple, en efecto, ha aprovechado la ocasión para presentar los nuevos Mac Pro, los ordenadores más potentes de la firma, completamente rediseñados. «Es el Mac más potente que hemos creado hasta ahora», dijo Cook. Se trata de un ordenador que por fin es modular, con un impresionante procesador Intel Xeon de 28 núcleos a 2933 MhZ, seis canales de memorias y un disco duro de de 1,5 TB. Su precio es de 5.999 dólares y estará disponible en otoño

Con toda esa potencia, el nuevo Mac Pro se ha convertido en el mejor editor de video que haya existido nunca, según explicó Apple. El nuevo ordenador es capaz de ejecutar, sin inmutarse, hasta 12 «streamings» de video en calidad 4K de forma simultánea. La visualización, además, podrá hacerse en los nuevas pantallas Retina 6K, cuyo precio es de 4.999 dólares. El nuevo Mac Pro puede conectarse al mismo tiempo a seis de estos monitores.

MacOS: se acabó iTunes

Y al final llegó la nueva versión de Mac OS, el sistema operativo de los Mac. Lo explicó Craig Federichi. Su nombre es MacOS Catalina.

Las primeras novedades llegan a lo que hasta ahora se llamaba iTunes, el agregador de todos los contenidos multimedia de Apple. que desaparece. A partir de ahora, esa «app» se divide en tres: Apple Music (que es la que hereda las características de iTunes), Apple Podcasts y Apple TV.

La sincronización de los dispositivos que se conecten al Mac se hará, por lo tanto, con el finder, y no con iTunes como hasta ahora, y aparecerán como una nueva unidad disponible en la barra lateral izquierda. La recién estrenada Apple TV, por su parte, soportará HDR 4K en los nuevos ordenadores de la marca.

Una nueva «app», llamada Sidecar, permitirá una función completamente nueva: conectar un iPad como si fuera una segunda pantalla del Mac. Una función novedosa y que facilitará un gran número de tareas. Cuando estén conectados, podremos utilizar, en el iPad, las aplicaciones del Mac, incluido el Apple Pencil, que podrá usarse en apps en las que hasta ahora no había sido posible.

El nuevo sistema operativo estrena también una nueva capacidad: todas sus funciones se podrán controlar solo con la voz. Hay que reconocer que la demo de esta nueva función fue realmente impresionante. Los desarrolladores, además, podrán ahora crear, gracias al llamado Proyecto Catalyst, nuevas «apps» de Mac basándose en las del iPad. La integración entre ambos dispositivos, pues, será casi total. Con este movimiento, Apple consigue unificar el desarrollo de aplicaciones para móvil, tableta y ordenador, con un único paquete de tecnologías que permitan adaptar muy rápidamente las aplicaciones de uno a otro dispositivo.

Apple presentó también novedades en Swift, su lenguaje de programación, que bajo el nombre de Swift UI se ha vuelto más sencillo, necesita muchas menos líneas de código y permite previsualizar los resultados en la zona derecha de la pantalla. De esta forma, explica Federighi «el código se hace más fácil de escribir y de entender».

IPADOS-1-kZQB--620x349@abc

 

La crisis del smartphone es peor de lo que parecía.

Las ventas de «smartphones» a nivel mundial descenderán previsiblemente un 1,9% en 2019 en comparación con el año anterior, lo que supone su tercer año consecutivo a la baja, según las últimas previsiones de la consultora tecnológica IDC, que añade que los móviles 5G representarán el 0,5% de los dispositivos vendidos este año, pero alcanzaran el 26,3% del total en 2023.

La firma achaca este nuevo descenso a unos mercados «altamente saturados» en los países desarrollados y a una rotación más lenta de dispositivos en algunas economías en desarrollo, aunque añade que el factor más significativo y que mas incertidumbre aporta actualmente es cómo se desarrollará la disputa comercial entre Estados Unidos y China a lo largo del año.

«Incluso sin las crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el mercado de los smartphones tiene algunos retos importantes que resolver antes de volver a crecer de nuevo», incide el vicepresidente del programa «IDC’s Worldwide Quarterly Mobile Phone Tracker», Ryan Reith, quien, sin embargo, afirma que «la luz al final del túnel está cerca» y el crecimiento está de nuevo al alcance.

Repunte en India

Las previsiones de IDC anticipan que las ventas de smartphone descenderán un 5,5% en la primera mitad de 2019 en comparación con los seis primeros meses de 2019, pero en la segunda mitad del año crecerán un 1,4% impulsados por la aceleración del 5G, una mayor oferta de dispositivos «premium» a menor precios y un repunte de mercados como India.

De esta manera, IDC prevé que los envíos de smartphones caigan en el conjunto del año hasta los 1.375,5 millones de unidades, un 1,9% menos que en 2018, mientras que para 2023 esperan que alcancen los 1.520 millones de dispositivos, con una tasa media de crecimiento anual del 1,6% en el periodo 2018-2023.

Por sistema operativo, espera que este año se vendan 1.191,9 millones de dispositivos con Android, un 0,1% menos que en 2018, lo que otorga a Google una cuota de mercado del 86,7%. Por su parte, iOS, el sistema de Apple, se quedará con una cuota de mercado del 13,3% al estar presente en 183,5 millones de dispositivos, un 12,1% menos.

En este contexto, añade que las ventas de smartphones compatibles con la nueva tecnología móvil 5G comiencen en 2019, cuando lograrán capturar el 0,5% de los dispositivos vendidos. Sin embargo, en años posteriores su comercialización empezará a despuntar en todos los mercados hasta suponer en 2023 el 26,3% del total de ventas

IPHONE-k5wE--620x349@abc