¿Podrá usuarse WhatsApp con dos dispositivos a la vez?

Tras meses de rumores y ensayos, WhatsApp ultima la introducción de una de las funciones más esperadas, la posibilidad de utilizarse con varios dispositivos a la vez. Una opción multidispositivo de la que han trascendido las primeras capturas. Todavía se encuentra en fase de pruebas.

Según desvela «WABetaInfo», medio especializado en las novedades de la aplicación, una de las próximas funciones será el soporte multidispositivo. Algo muy demandado entre los usuarios desde hace tiempo. Por ahora se está analizando en una versión de pruebas para el sistema operativo Android pero no se descarta, como ha sucedido en anteriores ocasiones, que llegue a iOS próximamente.

WABetaInfo
WABetaInfo

WhatsApp está probando esta posibilidad con 4 dispositivos al mismo tiempo. ara ello, requerirá de una interfaz de usuario para administrar todos los dispositivos vinculados. Será un menú simplificado para poder realizar algunas acciones. Desde un apartado los usuarios podrán gestionar los permisos y añadir nuevos dispositivos como tabletas y ordenadores (con sistemas operativos MacOS y Windows).

De esta manera, WhatsApp puede mejorar sus características dado que muchos usuarios utilizan sus cuentas para su trabajo. Todo estará, según se desprende de las filtraciones, muy bien sincronizado para no perder información.

 

1426143215-kUrC--620x349@abc

Reconocimiento facial en los conciertos : el plan del gobierno que preocupa por su falta de privacidad

Cibervigilancia o protección frente a los delitos. El Gobierno español, a través del Ministerio de Interior, ha propuesto la utilización de la tecnología de reconocimiento facial en espectáculos de masas para controlar posibles delitos. Para ello, ha firmado un convenio con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para tener acceso a los servicios tecnológicos.

La medida, recogida en el Boletín Oficial del Estado ( PDF) y adelantada por «Voz Populi», propone un sistema de reconocimiento de personas que, estando instalado en el propio punto de control de acceso en la entrada al evento, puede «proporcionar a los agentes que controlan los accesos» alertas para «detener a personas con asuntos pendientes con la justicia». Esta tecnología ha estado cuestionada en los últimos años por sus fallos técnicos y la presencia de sesgos. Recientemente, multinacionales como Microsoft, IBM y Amazon han prohibido la venta de sus soluciones a cuerpos de seguridad estadounidenses a raíz de la muerte de George Floyd a manos de un agente.

Para su funcionamiento, emplea sensores y software de procesamiento de datos para cruzar información procedente de distintas bases de datos. Se prevé que esta solución pueda basarse, de manera general, en un sistema tecnológico formado por elementos de marcado de bajo coste («señuelos») y, a ser posible, reutilizables, instalados en los objetos de valor susceptibles de ser sustraídos (teléfonos móviles, carteras).

Control de accesos

El convenio, firmado por Interior, tiene el objetivo de dotar a los agentes de la Guardia Civil una serie de herramientas tecnológicas en sus labores de vigilancia. «Su propósito es proporcionar a los agentes que controlan los puntos de salida del evento, alertas para detener a personas que porten dichos señuelos cuya sustracción haya sido denunciada durante la celebración del evento», recoge el texto. El documento establece como ejemplo un evento multitudinario real que se celebrará en la Castilla-La Mancha, en particular en la provincia de Albacete, el festival Viña Rock, que reúne anualmente a un centenar de bandas. En la edición del pasado año se registraron más de 240.000 asistentes.

Esta tecnología se ha probado con anterioridad en otros eventos internacionales. En Reino Unido, la Policía Metropolitana lo llegó a poner en marcha en partidos de fútbol. En 2018, la cantante estadounidense Taylor Swift usó un software de reconocimiento facial en un concierto que celebró en Los Ángeles (EE.UU.) para detectar acosadores entre su público. Su descubrimiento generó un torrente de críticas por parte de grupos de defensa de los derechos civiles. La Comisión Europea meditar la posibilidad de prohibir durante cinco años su empleo con fines de identificación en lugares públicos. Sin embargo, Bruselas ha terminado optando por dejar en manos de los estados miembro la posibilidad de adoptarla o restringirla.

 

reconocimiento-facial-kEsF--620x349@abc

El truco que prepara WhastApp para mejorar las videollamadas grupales

WhatsApp es una máquina de sorpresas. Un sinfín de ideas, aunque muchas sean copiadas de otros servicios. Pero a sus usuarios no le importa porque, pese a los fallos, caidas y escándalos, sigue siendo una de las más utilizadas del mundo. Ahora, la empresa propiedad de Facebook prepara algunas mejoras para enriquecer la función de videollamadas.

Según informa «WABetaInfo», medio especializado en las novedades de la aplicación, WhatsApp está trabajando en una nueva función para maximizar las imágenes de la persona que está hablando durante una videollamada en grupo. El vídeo se verá en pantalla completa. Esta idea se está probando en versiones aún en fase embrionaria para iOS y Android. Está tomada de otros servicios de videoconferencia de mayor trayectoria en este segmento que se ha popularizado durante la pandemia de coronavirus Covid-19.

WhatsApp ha venido potenciando las videollamadas en los últimos meses coincidiendo con la crisis sanitaria. Su uso entre los consumidores se ha disparado, lo que ha obligado a esta «app» a ampliar hasta 50 el número de personas que permite a la vez en una conferencia. El problema es que a medida que ingresan más contactos, la rejilla que delimita a cada usuario se va haciendo más pequeña, impidiendo muchas veces llevar un cierto control. Ahora eso se quiere cambiar para darle mayor protagonismo a los usuarios.

Inicialmente, esta función permitía hasta 16 participantes de forma simultánea por videollamada, pero desde el jueves, junto a la distribución global, la compañía está implementando la capacidad de hasta 50 personas. Esta función está disponible en la última versión de las aplicaciones móviles, tanto de iOS como de Android, y de la aplicación web de Messenger para Mac y Windows. Para iniciar una conferencia para muchas personas hay que iniciar un chat y, a través de un menú desplegable desde la pestaña de llamadas de WhatsApp, entrar en «Crear sala como» para mandar el enlace de invitación al grupo en el que estabas anteriormente.

 

whatsapp1-0018-kVRH--620x349@abc

Se abre el debate en Facebook sobre prohibir la publicidad política en la plataforma.

Se abre, por fin, el melón. El tema tabú que no querían tratar. Facebook estudia ya la posibilidad de prohibir la publicidad política en sus plataformas por la presión ejercida por el boicot de anunciantes que reclaman contener los llamados discursos de odio y frenar las noticias falsas.

Según informa «The New York Times», la decisión de Facebook se puede producir antes de las elecciones generales de noviembre. La empresa estadounidense se ha enfrentado en los últimos años a una gran presión por parte de autoridades legislativas y organizaciones de derechos civiles para que florezcan los discursos de odio y la desinformación. Las últimas acciones no han convencido y se pide un mayor esfuerzo en esta materia. De hecho, una auditoría externa ha concluido que la red social ha estado lenta en atajar esta problemática.

La decisión de prohibir la publicidad política, una medida que anunció su rival Twitter en octubre, todavía no se ha tomado de manera oficial, según medios locales. El debate interno se produce en un momento delicado después del boicot publicitario al que se han sumado más de mil marcas comerciales. Hasta ahora, la red social ha defendido sus políticas de uso y su negativa de aplicar su sistema de moderación de comentarios de dirigentes políticos ante el temor de una intervención equiparable a la censura.

El asunto central, desvelan las fuentes citadas, es si prohibir los anuncios políticos puede ayudar o perjudicar la libertad de expresión de los usuarios. Lo que temen es que la medida de detener este tipo de anuncios tenga un efecto pernicioso y, en lugar de mejorar el servicio, provoque un aumento de las «fake News». Recientemente, Facebook anunció que etiquetará las publicaciones de los políticos que violen su normativa.

 

facebook-descarga-U58281046517xgR-620x349@abc

La justicia europea frena el traspaso de datos entre la Unión Europea y Estados Unidos

Golpe a la economía digital. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha invalidado este jueves ( PDF) el sistema de intercambio de datos del llamado «Privacy Shield» («Escudo de privacidad», en español) entre la Unión Europea (UE) y los EE.UU al entender que existe una «excesiva vigilancia» por las autoridades estadounidenses.

Es un acuerdo que permitía a las empresas digitales transferir legalmente los datos personales de los ciudadanos europeos a sus bases en Estados Unidos. Esta disposición se utiliza por las grandes multinacionales de internet como Google, Facebook o Twitter e incluyen detalles como la identidad y su geolocalización, así como sus preferencias en internet. A raíz de esta sentencia anticipa nuevos conflictos entre ambas potencias y pone en una situación difícil a las empresas en Europa.

El tribunal ha tomado esta decisión por el «posible riesgo» que representan los programas de vigilancia estadounidenses para la protección de los datos personales de ciudadanos europeos. Entiende que este acuerdo, firmado en 2016 en sustitución al anterior marco legal conocido como «Safe Harbour» («Puerto seguro»), permite hacer posible interferencias en los derechos fundamentales de las personas cuyos datos se transfieren a servidores alojados en Estados Unidos y que pueden tener acceso las autoridades públicas del país sin que se limite «a lo estrictamente necesario».

La legislación estadounidense es menos estricta

Dado que la legislación norteamericana es menos estricta que la europea, el «Escudo de privacidad» fue creado para permitir una excepción a las leyes comunitarias de protección de datos a cambio de que las compañías norteamericanas cumpliesen algunos requisitos específicos. Los jueces han determinado que esa excepcionalidad no puede saltar los propios límites de la legislación europea sobre protección de datos y que «las personas cuyos datos personales se transfieren a un país tercero deben gozar de un nivel de protección sustancialmente equivalente al garantizado dentro de la Unión».

Los jueces afirman que ante un «posible acceso de las autoridades públicas de un país tercero a los datos personales transferidos de ese modo» también se deben tener en cuenta cuidadosamente «los elementos pertinentes del sistema jurídico de dicho país». «Safe Harbor» quedó también invalidado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en 2015 obligando así Bruselas a negociar con Washington un nuevo marco para garantizar un mejor nivel de protección de los datos personales. Esta situación provocó que la información de los usuarios se encontrara en una situación de inseguridad jurídica.

«Hasta ahora, era muy sencillo transferir datos personales a Estados Unidos», señala en conversación telefónica Sergio Carrasco, experto en derecho digital de Fase Consulting. «Todos los prestadores de servicios, al final, tienen servicios allí [por Estados Unidos], sea en parte o totalmente. Y ahora existía Privacy Shield, que era un acuerdo que ponía de manifiesto que en Estados Unidos tenía un nivel de protección equiparable a Europa, permitiendo así esa transferencia sin contar con la autorización de los reguladores de protección de datos», explica.

«Lo que dice es que el nivel de protección no son equivalentes porque en EE.UU. existen otros asuntos como la Seguridad Nacional»

La resolución del TJUE implica que no existen las mismas garantías entre ambos territorios. El tratamiento de información sensible en la UE se rige por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que pone el acento en el consentimiento expreso de los ciudadanos. Es un marco legal más garantista en comparación con Estados Unidos. «Lo que dice es que el nivel de protección no son equivalentes porque en EE.UU. existen otros asuntos como la Seguridad Nacional. Como no se garantizan los derechos de las personas como en Europa, lo que hace es anular ese acuerdo y, por lo tanto, la transferencia internacional de protección de datos hacia EE.UU. estará sometida al control de las autoridades de protección de datos como cualquier otro país», apunta.

Para Rafael García del Poyo, jurista de Osborne Clarke, las empresas deberán hacer un mayor esfuerzo en el tratamiento de datos. «La historia se repite. Una vez más el TJUE ha establecido altos estándares de protección de datos personales y ni el «Safe Harbor» ni el «Privacy Shield» han sobrevivido a la evaluación de la justicia europea. Esta decisión es un recordatorio de que los esfuerzos por lograr el cumplimiento de la GDPR es un proceso continuo y que, ahora más que nunca, las empresas deben realizar un examen detallado de las circunstancias que rodean cada transferencia internacional de datos y de las partes que los procesan antes de utilizar las cláusulas modelo de la UE o cualquier otra alternativa», apunta.

Para solucionar este escollo, los expertos creen que EE.UU. puede verse obligado a cambiar toda su normativa en materia de Seguridad Nacional porque «no pueden utilizar las amplias competencias en investigación» en el caso de ciudadanos europeos. «Y no lo van a hacer», interpreta Carrasco. Esta decisión anticipa un torrente de reacciones por parte de empresas estadounidenses filiales que operan en Europa como Google, Facebook, Amazon o Microsoft, además de adelantar un nuevo obstáculo en las relaciones entre ambos territorios.

facebook1-knO--620x349@abc