¿Influyen las redes sociales más que las fuentes oficiales sanitarias?

Las comunidades de la red social Facebook que ponen en duda los criterios sanitarios establecidos son más eficaces que las fuentes oficiales a la hora de llegar a grupos de «indecisos» y crear un vínculo con ellos, según un estudio publicado en la revista «Nature».

Investigadores de la Universidad George Washington, situada en la capital de Estados Unidos, señalan que esta desconfianza en los tratamientos habituales podría poner en riesgo los esfuerzos de la salud pública para proteger a los ciudadanos de la Covid-19 y de futuras pandemias mediante las vacunas. El profesor Neil Johnson, cabeza del estudio y asociado al Instituto para Datos, Democracia y Política de la facultad, afirma que existe una «nueva guerra mundial en línea» en torno a la confianza en el sistema sanitario y el conocimiento científico.

Para luchar contra la desinformación a través de internet, el equipo de investigación de Johnson desarrolló un mapa que muestra la interrelación de grupos antivacunas con provacunas e indecisos y que permite identificar clústeres y neutralizar a las comunidades que diseminan este tipo de contenido «tan dañino para la población».

Los datos provienen de las conversaciones sobre vacunas de 100 millones de personas en la red social Facebook durante el brote de sarampión de 2019. Aunque había menos individuos en contra que a favor de este tipo de tratamientos, las comunidades antivacunas triplicaban a las provacunas y tenían una mayor capacidad para relacionarse con los indecisos, quienes, lejos de ser observadores pasivos, participaban activamente en el debate.

Mientras científicos de todo el mundo tratan de desarrollar una vacuna para el coronavirus, las redes sociales juegan un papel clave en la difusión de información -y desinformación-, lo que tiene consecuencias importantes sobre la salud pública. «Creíamos que habría instituciones sanitarias en el centro de esta batalla en la red, pero están combatiendo la desinformación en el lugar equivocado», sentencia Johnson.

 

0JPV4803jpg-k5O--620x349@abc

El «Tribunal Supremo» de Facebook se pone en marcha

Siempre ha declarado que no es un medio de comunicación. Ha creado un imperio publicitario, solo reducido por Google y Amazon. Ha querido también manejar la política a su antojo, aunque tuvo aspiraciones que llegaron a molestar a la izquierda estadounidense hace unos años. Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de Facebook, ha diseñado un plan para limpiarse las manos sobre el contenido que alberga la mayor plataforma social del mundo: ha creado un Consejo Asesor con una veintena de eminencias.

Este comité, una suerte de «tribunal supremo», está formado por periodistas, políticos y jueces de reputación internacional. Entre sus nombres, personalidades conocidas como la exprimera ministra de Dinamarca Helle Thorning-Schmidt, la exrelatora para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Catalina Botero Marino o Alan Rusbridger, director del centro Lady Margaret Hall de la Universidad de Oxford y exeditor del «The Guardian», influyente diario de izquierda británico. Una elección que ha descrito el periódico británico «The Telegraph» como la constatación de un sesgo hacia la izquierda por parte de Facebook.

Todos ellos forman parte de un «Tribunal Supremo» cuya misión será la de moderar los contenidos en Facebook e Instagram, anunció la compañía. La junta desempeñará un papel clave para decidir lo que más de 2.600 millones de personas en todo el mundo pueden y no pueden decir, otorgándole un poder crucial, dándoles poder sobre un grupo que ha protagonizado sonados escándalos en los últimos años. La idea es simple. Thorning-Schmidt y Botero liderarán, junto a dos profesores de derecho estadounidenses, Michael McConnell y Jamal Greene, un equipo que inicialmente está constituido por veinte personas y que será el «juzgado» de última instancia para decidir qué contenidos pueden publicarse y cuáles no en las redes sociales propietarias de la multinacional. Para su funcionamiento, la multinacional destinará unos 130 millones de dólares. Sus miembros recibirán una compensación económica.

La creación de un grupo de supervisión independiente se anunció en 2018 por el propio Zuckerberg para tratar de dar respuesta a las críticas de abuso de poder por parte de la mayor red social del mundo y de arbitrariedad en la moderación de contenidos. Se tratará de un organismo al que acudir cualquier usuario una vez que su caso haya circulado por las distintas instancias anteriores dentro de la red social. Según explican en un comunicado, sus funciones empezarán a entrar en vigor «en los próximos meses» y tendrá un carácter «independiente» cuyas decisiones serán «vinculantes». «Facebook se ha comprometido con el cumplimiento de las decisiones que tomemos y, en caso de que no lo hiciese, como estas serán públicas, tendría un coste reputacional muy alto para la empresa», señaló en un comunicado Botero Marino.

Facebook ha asegurado que los miembros de estos «supervisores» han residido en 27 países y hablan entre todos unos 29 idiomas, aunque una cuarta parte del grupo y dos de los cuatro copresidentes son de los Estados Unidos, donde la compañía tiene su sede. También forman parte el exjuez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, András Sajó, la Directora Ejecutiva de Internet Sans Frontières, Julie Owono, la activista yemení y Premio Nobel de la Paz Tawakkol Karman o el investigador australiano de la gobernanza de internet Nicolas Suzor.

Nick Clegg, responsable de asuntos globales de Facebook y exlíder del Partido Liberal Demócrata, ha asegurado en una conversación con Reuters que la composición de esta junta era importante, pero que su credibilidad se va a obtener con el tiempo. «No espero que la gente diga, ‘Aleluya, son grandes personas, va a ser un gran éxito’. No hay razón por la que alguien deba creer que será un gran éxito hasta que realmente comience a escuchar casos difíciles en los próximos meses», dijo.

La plataforma también se ha criticado en el pasado por regirse por ideas conservadoras y ha manifestado en anteriores ocasiones su oposición a la senadora demócrata Elizabeth Warren, que defendió la necesidad de trocear Facebook para evitar actividades monopolísticas. Las reglas de uso de Facebook, que se aplica a todos sus servicios como Instagram, prohíben, entre otras cosas, publicaciones violentas, discursos extremistas, imágenes sexuales. Cuenta con una combinación de tecnología de revisión automática basada en Inteligencia Artificial y grupos de revisores humanos que determinan si una publicación debe ser eliminada.

Una función que en muchas ocasiones ha despertado el fantasma de la censura y que ha sido acusada de subjetiva. De ahí que florezcan críticas duras por parte de muchos usuarios, que ahora podrán apelar a un «tribunal» que, pese a su vocación independiente, formará parte de la la empresa estadounidense. En el momento de evaluar cada caso y emitir un dictámen, la junta tendrá en cuenta tanto las políticas de uso de la compañía como «las normas internacionales de derechos humanos por lo que respecta a la liberta de expresión», así como al «impacto sobre los usuarios y la sociedad».

 

1412509297-k0pD--620x349@abc

Llegan los primeros rumores de cómo serán los nuevos iPhone 12.

No cabe duda de que, dentro del mundo de la tecnología, la salida al mercado de una nueva familia de dispositivos iPhone despierta un interés especial. Mientras la Covid-19 causa estragos en la industria, Apple sigue trabajando en el desarrollo de sus próximos «smartphones» de gama alta. Aunque todavía quedan unos cuantos meses para que copen las estanterías de las tiendas, durante los últimos meses hemos visto como se han ido filtrando algunas de las características de los siguientes móviles de la firma de la manzana. La más reciente, y espectacular, la ha realizado el popular creador de contenido Jon Prosser a través de su canal de YouTube.

Prosser no ha recogido algunas de las filtraciones publicadas por los medios durante los últimos meses. En su lugar, ha comentado cuáles podrían ser exactamente las características y los precios de cada uno de los cuatro terminales que conformaran la familia iPhone 12. Según afirma, todos contarán con contexión 5G gracias al chip A14, facturado por la propia empresa estadounidense.

El dispositivo más puntero dentro de la terna será el iPhone 12 Pro Max. Según Prosser, contará con pantalla OLED de 6.7 pulgadas Super Retina XDR con ProMotion y gama de 10 bits. Alojará una RAM de 6GB y contará con tres versiones diferentes en función del almacenamiento interno (128, 256 y 512GB. Respecto a la cámara, el creador apunta a que será triple sin ofrecer detralles sobre la potencia de cada una de las lentes. Asimismo, explica que el próximo chip de Apple será el A14. El sucesor del excelente A13 bionic, que montan actualmente los iPhone 11 y los recientes SE, cuenta con tecnología 5G. Respecto a los precios, varirán en función del almacenamiento interno, y estarán fijados en los 1.099, 1.199 y 1.399 dólares.

El siguiente dispositivo de la familia es el iPhone 12 Pro. Según Prosser, el terminal contará con unas prestaciones bastante similares a las de su hermano mayor. Únicamente les diferencia el tamaño de pantalla, que en este caso se reduce hasta la 6.1 pulgadas. Los precios se moverán entre los 999, 1.099 y 1.299 dólares en función del almacenamiento interno.

Tras el 12 Pro encontramos el iPhone 12 Max. En este caso, según el creador de contenido, la RAM se reduce de 6GB a 4GB. A su vez, solo habrán dos versiones en función del almacenamiento interno, una de 128 GB y otra de 256 GB. Asimismo, la cámara trasera será doble en lugar de triple. Respecto a los precios, serían de 749 y 849 dólares en función del modelo.

Por último, encontramos al iPhone 12 a secas. Que ve su pantalla reducida hasta las 5.4 pulgadas de diagonal y comparte las demás características reveladas por Prosser respecto al iPhone 12 Max. Su precio sería de 649 y 749 dólares dependiendo del modelo.

 

iphone-k5nE--620x349@abc

Campaña fraudulenta suplantando al Ministerio de Sanidad

Los criminales siguen explotando el temor que despierta en la sociedad la pandemia de coronavirus. Recientemente, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), ha publicado un informe en el que alerta sobre una campaña fraudulenta en la que los atacantes suplantan al Ministerio de Sanidad y al Instituto de Salud Carlos III para infectar los dispositivos de la víctimas.

La forma de actuar de los delincuentes es similar a la empleada en la mayoría de ataques de este tipo. Todo comienza con un mensaje de texto en el que se invita a la víctima a que pinche en un enlace para realizar una prueba de autoevaluación del coronavirus. «El remitente del SMS viene identificado como COVID-19 y el texto de este insta al usuario a realizar un test de autoevaluación COVID-19. El enlace que contiene es HTTP, por lo que la web no protege sus comunicaciones, lo que resulta sospechoso, dado que dice tratar información sensible como son estos datos de salud», apuntan desde OSI.

Si el usuario «pica» y hace «click» en el hipervínculo lo dirigirá a una página web en la que se suplanta al Ministerio de Sanidad y al Instituto de Salud Carlos III. En apariencia, el dominio está bastante logrado. Incluso cuenta con los logotipos de los dos organismos; por lo que resulta sencillo que pase por original a ojos de la víctima. «También podemos observar que las estadísticas que muestra son de datos bastante actuales, la calidad de los gráficos es buena y algunos enlaces redirigen a web legítimas del Ministerio de Sanidad y del Instituto de Salud Carlos III, pero también hay textos mal escritos», expresan desde la Oficina de Seguridad del Internauta.

Justo en el centro de la página web fraudulenta aparece un botón grande sobre el que, supuestamente, se debe pulsar para comenzar la autoevaluación. Sin embargo, en el momento en que la víctima haga «click» encima verá que se descarga un archivo llamado Covid19.apk. En caso de que lo ejecute, su dispositivo será infectado por un virus informático. «Si no has ejecutado el archivo descargado, tu dispositivo no se habrá infectado. Lo único que debes hacer es eliminar el archivo .apk que encontrarás en tu gestor de archivos, carpeta de descargas. También deberás eliminar el mensaje de tu bandeja de entrada», expresa OSI.

Si ha ejecutado el archivo, se recomienda escanear el dispositivo con un antivirus de calidad para poder eliminar el código malicioso. Asimismo, desde INCIBE recuerdan que para evitar los efectos de este tipo de ataques es fundamental mantener los dispositivos actualizados en su última versión y contar con una solución de seguridad de calidad. También recomienda prestar especial atención a todos los correos y mensajes recibidos durante estos días, ya que los ciberdelincuentes están aprovechándose del estado de alarma para engañar a los usuarios con fraudes que utilizan cualquier pretexto relacionado con la Covid-19.

 

covid-estafa-kLjC--620x349@abc

Xiaomi ya lidera el mercado español por primera vez

Las marcas chinas Xiaomi y Oppo han sido las que más han crecido en ventas a distribuidores en España durante el primer trimestre de 2020, lo que ha permitido que Xiaomi se sitúe a la cabeza de las cinco marcas más vendidas.

Xiaomi ha experimentado un crecimiento interanual del 48 por ciento en las ventas de «smartphones» (entendidas como distribución a los vendedores) en España, un dato que le ha empujado a la primera posición, hasta alcanzar el 28 por ciento del mercado, según los datos de la consultora Canalys, del primer trimestre de 2020, que ha recogido el presidente de la compañía, Zhou Zi Chew.

Por su parte, Oppo ha experimentado el mayor crecimiento de las cinco marcas que se encuentran en el Top 5 del mercado español. En concreto, ha crecido un 1.024 por ciento respecto al año pasado, hasta ocupar un 3 por ciento del mercado, quedando en quinta posición.

Entre ambas compañías se encuentra Huawei, que ocupa la segunda posición con un 24 por ciento del mercado, pero que refleja un descenso de las ventas del 14 por ciento en términos anuales. Le sigue Samsung, que ha experimentado un descenso del 20 por ciento, y Apple, que en su caso ha sido del 8 por ciento. Ambas ocupan la tercera (22%) y cuarta (12%) posición en el ranking.

En el caso de Europa, Xiaomi es, de las cinco primeras marcas, la que más crece en el primer trimestre del año. En concreto, las ventas interanuales ascienden un 79 por ciento, aunque en este caso se queda en el cuarto puesto, con un 10 por ciento del mercado.

A nivel europeo, la primera posición la ocupa Samsung (37%), que un descenso de las ventas del 21 por ciento, seguido de Apple (24%), que las reduce en un 8 por ciento, y Huawei (18%), con 40 por ciento menos de ventas. En quinto lugar se encuentra HMD, con una cuota del 2 por ciento, aunque con una reducción de las ventas del 19 por ciento.

 

1424511105-kytD--620x349@abc