Que nunca más vuelvas a perder nada es uno de los objetivos de iOS13

Apple se encuentra trabajando en una nueva función para iOS 13 que permitiría encontrar objetos a través de su aplicación Find My, que hasta ahora ofrece la opción de buscar personas y dispositivos, y que podría estar integrada en un sistema de rastreo a través de etiquetas. Así lo sostiene el portal MacRumors, que ha encontrado un nuevo botón en la «app» en la que se puede leer «objetos», y que aparece junto al de «personas» y «dispositivos».

Cuando se pulsa sobre este botón, se despliega un mapa en la parte superior de la pantalla donde un punto indica dónde se encuentra el objeto que el usuario está buscando. También se puede ver un menú en la parte inferior donde se aparecen las imágenes de varios ítems (llaves, maleta y bicicleta). Por su parte, el icono de «yo» de la aplicación pasa a la parte superior derecha de la pantalla.

El medio destaca otro botón que aparece cuando se pulsa sobre «objetos» donde se indica «añade B389». Este es el nombre en clave que internamente ha recibido esta posible nueva función en la que Apple está trabajando. Se trata de un servicio similar al que ofrece Tile, una aplicación que pone una etiqueta física al objeto para que el usuario pueda conocer su ubicación en todo momento. Seguidamente, lo añade dentro de la «app» y lo activa juntando ambos dispositivos. Así, si el objeto se pierde, el usuario puede encontrar su lugar exacto a través de la aplicación.

En el caso de Apple, aparece un mensaje que indica «sigue la pista de todos tus objetos diarios», y lo describe como «etiqueta todos tus objetos diarios con B389 y no los pierdas nunca más». Por otra parte, de acuerdo con el medio citado, en la construcción de iOS 13 se señala que el usuario recibirá una notificación cuando se separe del objeto que haya etiquetado. Y que, si fuera necesario, los usuarios pueden pulsar sobre un botón en la Find My, que hará que la etiqueta física del objeto empiece a sonar de manera ruidosa para que sea más fácil encontrar el objeto perdido.

En caso de que no se pueda encontrar el objeto, se puede poner la etiqueta en «modo perdido», de tal forma que si otro usuario de iPhone lo encuentra, podrá acceder al número de teléfono del propietario y contactar con él. Además, en este caso, el afectado recibirá una notificación inmediatamente indicando que su objeto ha sido hallado.

La nueva funcionalidad también permite establecer «localizaciones seguras» para que un usuario no sea notificado en caso de que un objeto se haya dejado en una o varias localizaciones determinadas. Además, estos podrán compartir el lugar donde se encuentran sus objetos con sus amigos y familiares. Para finalizar, el medio ha señalado que la realidad aumentada también tendría un papel en esta nueva función, pudiendo incorporar herramientas de Apple ARKit. Así, la construcción de iOs 13 incluye la figura de un globo rojo en 3D que, afirman, podría ayudar a los usuarios a marcar el punto donde han perdido un objeto tras haber escaneado su habitación con su iPhone. También incluye la imagen de un globo naranja en 2D.

apple-find-my-kNiF--1240x698@abc

Descubren un fallo en WhastApp que permite conservar las fotos aunque las hayas eliminado

WhatsApp, conocida aplicación de mensajería instantánea, introdujo hace dos años una útil función para eliminar los mensajes enviados. Una opción, «Eliminar para todos», que sin embargo no está exenta de problemas. Ahora se ha descubierto un fallo técnico que permite conservar las imágenes «eliminadas» de la galería del servicio.

Dicho de otro modo, el sistema no borra complementamente las fotografías, según una investigación del medio especializado «The Hacker News», que advierte que afecta a las versiones del sistema operativo iOS, para iPhone y con la configuración predeterminada. El archivo Y, de momento, no existe solución.

Se trata de una función que, desde que se puso en marcha, muchos usuarios han confiado. Máxime a los probables malentendidos y confusiones que se puede producir en este tipo de comunicaciones digitales.

La función «Eliminar para todos» de WhatsApp está concebida para borrar los mensajes inapropiados, incluidos texto, fotos y vídeos. La función, sin embargo, deja un tiempo para poder hacerlo (1 hora, 8 minutos). A partir de ese instante los mensajes no se pueden eliminar.

 

51298327-kOqH--1240x698@abc

 

 

Las nuevas funciones y otras novedades del iOS13

Con la llegada de los nuevos dispositivos iPhone 11, la compañía estadounidense Apple libera, tras varios meses de pruebas, la gran actualización de su sistema operativo móvil. Este año, de nuevo, se mantiene la correlación del software con iOS 13, que por primera vez además desdobla sus capacidades tras el desarrollo de iPadOS, diseñado exclusivamente para el formato tableta.

Lo primer, ¿tengo un móvil compatible?

La gran actualización de cara a otoño está lista. Los usuarios pueden descargarla a partir de este jueves en los dispositivos que sean compatibles. No todos los modelos de iPhone son compatibles. Se puede instalar a partir del iPhone 6S, lanzado hace cuatro años, así como el iPhone SE de 2016. El resto de generaciones más actuales se podrán beneficiar de sus novedades como iPhone 7, iPhone 8, iPhone X, iPhone XS o, los más actuales, iPhone 11.

Vale, pero ¿has hecho copia de seguridad antes?

Es recomendable, antes de descargar la nueva versión, preparar el dispositivo para la nueva plataforma. Y, para ello, se aconseja hacer una copia de seguridad antes. Más que nada para evitar posibles pérdidas de información. Esta operación se puede realizar directamente desde el servicio en la «nube» o a través de iTunes, conectando el dispositivo al ordenador. Lo más probable es el móvil informe a través de una notificación que ya se puede descargar la nueva versión, aunque existe la posibilidad de ir directamente a consultarlo a través de «Ajustes/General/Software». A la pregunta de cuándo se podrá descargar, la respuesta es a partir de las 19 horas.

Bueno, ¿qué hay de nuevo?

Con pocos cambios estéticos, la nueva versión de iOS va a apostar por mejorar el rendimiento y añadir algunas herramientas interesantes, así como nuevos «memojis» y mejoras en la función «Recordatorios» para que sea más fácil y útil la información. Y, entre otras cosas nuevas, la posibilidad de bloquear llamadas de desconocidos. Bajo la promesa de ser hasta un 30% más rápido el sistema FaceID -reconocimiento facial-, la actualización añade un nuevo modo oscuro. Es compatible, no obstante, para las aplicaciones nativas de Apple y, además, va a suponer un importante ahorro de batería en los móviles con paneles de tipo OLED como el iPhone 11 Pro.

Otras de las novedades introducidas afecta directamente a Siri, el asistente de voz de Apple, que llega con una voz más natural y permite compartir audio con otros usuarios de una manera más fácil. El software de voz impacta en la función «Atajos», ahora mejor integrado en el resto de aplicaciones. El objetivo es que sean más intuitivos y fáciles de diseñar.

La cámara, también con importantes cambios

Uno de los esfuerzos de Apple en la presente generación tiene que ver con el apartado fotográfico. Y ahí entra también iOS 13, que incorpora algunas herramientas de edición como control de iluminación, el brillo, el contraste o la exposición. La aplicación «Fotos», el lugar donde se almacenan los archivos, cuenta con nuevas categorías y automatismos para encontrar mejores imágenes. Además, se podrán rotar y recortar los vídeos grabados desde la biblioteca sin tener que recurrir a aplicaciones de terceros, así como aplicar mejoras automáticas.

Los «mapas» añaden más datos

La aplicación Apple Maps se han renovado con 4.000 millones de millas adicionales, y se «mapea» Estados Unidos de forma completa. Integra la función de colecciones, en la que se guardan las direcciones favoritas. A esto se añade un nuevo modo similar a Street View que permite ver imágenes en 360 grados de las calles, con transiciones fluidas entre cada imagen.

Desembarco de Apple Arcade y mejoras en Música

En el desafío de lanzarse hacia el floreciente negocio de los servicios, Apple ha traccionado hacia el modelo de suscripción con nuevas plataformas como Apple TV y Apple Arcade. Este último ya se puede probar. Incluye, bajo un modelo de pago mensual, a centenares de juegos compatibles para todos los dispositivos de la marca de la manzana. Otro de sus servicios más importantes, Apple Music, permite por fin consultar las letras de las canciones.

Para poder «loguearte»

Una de las ideas más brillantes de iOS 13 es la función «Sign in with Apple». Una característica que protegerá la privacidad de los usuarios y permitirá ingresar en diferentes servicios digitales sin «logarte» con tu cuenta de Google o Facebook, dos empresas criticadas en materia de privacidad. Este nuevo mecanismo de autenticación se orienta a servicios que requieren ubicación y para los que es necesario validarse con Face ID para conceder permiso. También ocultará las direcciones de correos electrónicos personales de manera automática. De esta manera, las aplicaciones externas no podrán obtener la ubicación a través de Bluetooth o WiFi como sucedía hasta ahora.

ios_13-kXMI--1240x698@abc

Armas autónomas; los grandes peligros de los “robots asesinos”

La tecnología no sólo está cambiando completamente la forma en la que los seres humanos se comunican. Desde hace tiempo, ejércitos de todo el mundo se encuentran volcados en la fabricación de armas que funcionan de forma totalmente autónoma. Sin necesidad de que haya una persona monitorizando su funcionamiento. Sin embargo, ¿qué nos garantiza que estas nuevas armas no van a cometer un error y, en un momento dado, asesinaran a miles de civiles?. Lo cierto es que, según la ingeniera informática irlandesa Laura Dolan, absolutamente nada.

«(Este tipo de armamento) podría provocar accidentes a gran escala al comenzar a actuar de forma inadecuada. Es por ello, que cualquier dispositivo armamentístico debería estar sujeto a control humano. De lo contrario, deberían ser prohibidos, porque resultan demasiado impredecibles y peligrosos», ha apuntado la científica en declaraciones al medio británico « The Guardian».

Dolan habla con conocimiento de causa. La ingeniera pasó varios años trabajando para Google, y desde 2017 lo hizo, según afirma, dentro del Proyecto Maven. Un plan, creado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, con el objetivo de reclutar a empresas expertas en inteligencia artificial para emplear su tecnología de reconocimiento por imagen en zonas de guerra; como Irak, Siria o Afganistán.

Teóricamente, gracias a los avances en Inteligencia Artificial, los dispositivos autónomos del ejército norteamericano serían capaces de reconocer a sus objetivos y atacarlos, por lo que no habría necesidad de que una persona tuviese que estar vigilando su actividad. Algo que, como apunta la ingeniera, supone un grave riesgo, ya que nadie garantiza, por ejemplo, que una máquina no pueda confundir en un momento dado «a un combatiente de 18 años de un joven de 18 años que está cazando».

«Las armas totalmente autónomas podrían decidir quién vive y quién muere sin necesidad de que un ser humano intervenga; algo que supone un gran aprieto moral. Como máquinas, carecen de características humanas, como la compasión, que son necesarias a la hora para tomar decisiones éticas complejas», explican desde el grupo Campaign to Stop Killer Robots, al que pertenece Dolan.

Google da marcha atrás

La participación de la firma de Google en este proyecto levantó ampollas entre sus trabajadores. Tanto, que enviaron una carta al director ejecutivo de la compañía, Sundar Pichai, a modo de queja. Algunos, como Dolan, fueron más allá y tomaron la determinación de abandonar la compañía: «Aunque no participé directamente en acelerar el reconocimiento de video, me di cuenta de que era parte de la cadena de asesinatos; que esto conduciría en última instancia a que más personas fuesen atacadas y asesinadas por el ejército de Estados Unidos en lugares como Afganistán».

«Aunque no participé directamente en acelerar el reconocimiento de video, me di cuenta de que era parte de la cadena de asesinatos; que esto conduciría en última instancia a que más personas fuesen atacadas y asesinadas por el ejército de Estados Unidos en lugares como Afganistán»

Debido a la fuerte oposición de sus empleados, Google terminó optando por dar marcha atrás y dejar que el contrato de colaboración que la ataba al proyecto del ejército estadounidense se extinguiese. «Siempre hemos dicho que esto fue un contrato de 18 meses, por lo que terminará en marzo de 2019. Después de esto, no seguiremos en el Proyecto Maven», recalcó en junio de 2018 Diane Greene, consejera delegada de Google Cloud.

El ejército de Estados Unidos, por su parte, es consciente de la impopularidad del Proyecto Maven. Debido a ello, informó hace pocos días de que está buscando un experto en ética que ayude a utilizar el armamento autónomo de forma correcta. «Estamos pensando profundamente acerca del uso ético, seguro y legal de la inteligencia artificial», afirmó en rueda de prensa Jack Shanahan, director del Centro de Inteligencia Artificial del Departamento de Defensa de EE. UU.

Shanahan, a su vez, llamó la atención acerca de que otros países como China o Rusia no estén mostrando ninguna preocupación sobre los peligros existentes detrás de este tipo de armamento. Sin embargo, se mostró terminantemente en contra de la prohibición: «sería contraproducente prohibir por completo cosas en las que las personas ni siquieran entienden por completo a lo que se refieren cuando dicen “prohíbe esto”». Por el contrario, espera que su adopción se acelere lo máximo posible.

Falta de control

Como ocurre con tantas otras cosas, hasta el momento no existe una legislación que regule, o prohiba, el empleo de armamento militar autónomo. La ONU lleva años tratando de dar solución a este problema. Sin embargo, por el momento los avances son escasos. «(Estas armas) son políticamente inadmisibles, moralmente reprobables y deberían estar prohibidas por el derecho internacional», señaló en un escrito el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, durante la reunión del pasado mes de marzo, en Ginebra, de un grupo de expertos gubernamentales de la organización en el ámbito de los sistemas de armas autónomas.

La ONU ha levantado la voz ya en varias ocasiones acerca de los peligros que esconde este tipo de armamento. Sin embargo, como hemos expresa, países como Estados Unidos, Rusia, Israel, China o Reino Unido, que están trabajando en el desarrollo de este tipo de tecnología, se muestran tremendamente reacias respecto a un posible acuerdo internacional de prohibición. Algo de lo que numerosas asociaciones llevan años quejándose.

«Aún no es tarde para cambiar de rumbo. La prohibición de los sistemas de armas totalmente autónomos podría impedir algunos escenarios realmente distópicos, como una nueva carrera de armas de alta tecnología entre superpotencias mundiales que provocaría que las armas autónomas proliferaran de forma generalizada», señala Rasha Abdul Rahim, investigadora sobre inteligencia artificial y derechos humanos de Amnistía Internacional.

«Hasta que no haya robots matando gente no sabrán cómo reaccionar, porque lo ven como algo etéreo, algo que simplemente podría no suceder»

Desde otros grupos, como «Campaign to Stop Killer Robots», apuntan que es imprescindible que los estados reconozcan los potenciales peligros que esconde este tipo de armamento, el cual, sostienen firmemente, debe ser prohibido. A su vez, hacen un llamamiento para que empresas, como Google, no colaboren en la elaboración de este tipo de sistemas.

Importantes personalidades del mundo de la tecnología, como Elon Musk, también han alzado su voz contra el empleo de este tipo de tecnología. El consejero delegado de Tesla no se ha cortado a la hora de manifestar en varias ocasiones la necesidad de que las armas autónomas sean prohibidas. «Hasta que no haya robots matando gente no sabrán cómo reaccionar, porque lo ven como algo etéreo, algo que simplemente podría no suceder», expresó Musk hace dos años en una conferencia junto a políticos estadounidense.

 

sea-hunter-kATF--1240x698@abc

Los pedófilos de Internet, en el punto de mira de la inteligencia artificial

El Ministerio del Interior de Reino Unido presentó el pasado viernes un plan para combatir la pedofilia en Internet. El objetivo es implementar herramientas de Inteligencia Artificial para analizar el audio y el vídeo de los contenidos para detectar más rápidamente a los pedófilos.

El nuevo proyecto contará con una financiación total de 30 millones de libras, que al cambio equivalen a 33,76 millones de euros, y estará pensado para «equipar a las fuerzas del orden con nuevas tecnologías pioneras y capacidades para localizar más pedófilos operando en línea y proteger a los niños que han sufrido abusos», según ha informado el Ministerio del interior británico en un comunicado.

Las estadísticas de la Agencia Nacional del Crimen de Reino Unido muestran que durante el año pasado se registraron 2,88 millones de cuentas en sitios de la Dark Web (la Internet Oscura) conocidos por albergar contenidos dañinos y pedófilos. Al menos un 5 por ciento de estos contenidos, según recoge la estadística, procede de Reino Unido.

Para abordar esta amenaza, el Ministerio del Interior invertirá en su base de datos de imágenes de abuso de niños (CAID, por sus siglas en inglés). Este recurso fue creado en 2014, e incluye 14 millones de imágenes que utilizan las agencias gubernamentales del país para reducir el tiempo necesario para identificar los contenidos pedófilos y a sus víctimas.

Con los nuevos fondos de 30 millones de libras, Reino Unido «explorará la incorporación de herramientas de Inteligencia Artificial mejoradas al sistema, incluyendo analíticas de voz y estimaciones de edad», como recoge el Ministerio del Interior. Este proyecto empleará, a su vez, herramientas forenses ya existentes utilizadas por el país desde el verano, y que hacen uso de algoritmos de categorización de imágenes y tecnología de comparación de escenas.

El Primer Ministro Británico, Boris Johnson, ha reconocido que «aunque internet puede ser una fuerza desmedida para el bien, también puede utilizarse para proporcionar un espacio seguro para los criminales». Johnson ha puntualizado, a su vez, que piensa dedicar los fondos necesarios para «para capturar a los delincuentes que operan en la Dark Web».

 

ordenador-hombre-kwsF--1240x698@abc