El nuevo objetivo de HP : las impresoras como objeto de diseño

Se llama HP Tango, y es la primera impresora «inteligente» del mercado. Pequeña, silenciosa, elegante, y que en su versión X se comercializa con una funda de lino, se trata de una impresora especialmente diseñada para utilizar con el móvil. De hecho, elsmartphone resulta imprescindible para su instalación y manejo. En la impresora no encontraremos ni pantallas ni botones de ningún tipo (excepto, claro, el de encendido). Con la funda cerrada, su aaspecto recuerda más al de un libro que al de un dispositivo de impresión.

Para empezar a utilizarla, solo habrá que descargar la «app» HP Smart y seguir las instrucciones. La HP Tango es la primera impresora del mercado con una conexión de red bidireccional basada en la nube, que permite imprimir, escanear y copiar desde cualquier dispositivo y lugar. De hecho, la impresora funciona tanto con una conexión WiFi como con los datos móviles del teléfono.

La «app» HP Smart permite, por ejemplo, recibir notificaciones de la impresora, controlar su estado y niveles en cualquier momento o enviar a imprimir desde el teléfono cualquier imagen o documento. La «app» móvil permite también escanear cualquier archivo con la cámara del «smartphone» y enviarlo a imprimir directamente con solo pulsar un botón. Nunca una impresora doméstica había sido tan cómoda y sencilla de utilizar.

La impresora no necesita conectarse a ninguna red de datos para funcionar. Bastará con enlazarla por Bluetooth con nuestro dispositivo móvil. En cuanto a los precios, las nuevas HP Tango Y HP Tango X (la que tiene funda) se comercializan a 145,90 y 199,99 euros. La pequeña Sprocket cuesta 149 euros.

Clipboard-kg4D--620x349@abc

¿Qué aceptamos exactamente cuando usamos WhatsApp?

Cuando los usuarios utilizan un servicio digital es necesario, en la mayoría de ocasiones, aceptar una serie de términos de uso y políticas de uso de la plataforma. Por regla general, la mayoría los acepta sin pestañear, lo que puede derivar en problemas serios. Se paga el pato por estar a la última pero luego llegan los quebraderos de cabeza cuando se quiere reclamar algo. Y con WhatsApp, aunque parezca una aplicación inofensiva, tiene bastante peligro.

Por lo pronto, esta conocida «app» pertenece a Facebook, la multinacional norteamericana. Aunque la firma se ha comprometido ante las autoridades europeas a no transferir datos entre ambos servicios existe una sombra de sospecha acerca de las posibles líneas rojas que atravisean. Aún así, el uso de WhatsApp contempla entre sus términos de uso una letra pequeña que se asume y que, tal vez, no se tiene en cuenta. El asunto está en que se renuncia a ciertas potestades.

Los expertos insisten en la necesidad de revisar con antelación las cláusulas que se aceptan, pero no siempre ocurre. El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entró en vigor en mayo, es una norma más garantista que la anterior y establece la necesidad de que las empresas tecnológicas que tratan datos personales deban informar debidamente a los usuarios qué va a hacer con su información. Aunque hay otros sucesos que pueden derivar, por ejemplo, en un cierre dela cuenta.

Según los expertos, WhatsApp tiene la potestad de cancelarle la cuenta a un usuario si miente o utiliza su perfil para fines propagandísticos. «Estamos acostumbrados a aceptar las condiciones de servicio de las empresas sin ser conscientes de que suscribimos un contrato, del que no solemos guardar copia y que regula nuestras obligaciones y derechos a la hora de usar el servicio o exigir compensaciones», explica en un comunicado Fernando Ruiz-Beato, de RB Ruiz Beato Abogados, firma especializada en derecho. «Los padres no son conscientes de las implicaciones legales de unos términos de servicios que se actualizan de forma regular y que suelen establecer unos límites mínimos de edad para su uso», añade.

Como mínimo 16 años

La «app», que alberga a más de 1.500 millones de usuarios en todo el mundo, recoge en sus políticas de uso -modificadas por cierto con la llegada del RGPD- que los usuarios que residen en un país de Europa, deben tener al menos 16 años de edad para usar los servicios o la mayoría de edad que se requiera en el país para registrarse. Algo que, luego, en la práctica no se produce y muchos usuarios mienten.

Nada de mentir

Tampoco, en teoría, se puede usar el servicio, entre otras muchas formas, de modo que «impliquen la publicación de falsedades, declaraciones erróneas o afirmaciones engañosas» o se hagan pasar por otra persona. «Dicho uso puede ser motivo para la cancelación de la cuenta, así que piénseselo dos veces antes de mentir por WhatsApp», recuerdan los expertos.

«No debes, de manera directa o indirecta, o por medios automatizados o de otro tipo, acceder, usar, copiar, adaptar, modificar, crear obras derivadas de nuestros Servicios, ni distribuir, licenciar, sublicenciar, transferir, mostrar, ejecutar o explotar de otro modo nuestros servicios de maneras inadmisibles o no autorizadas, o de formas que nos afecten, perjudiquen o dañen a nosotros a nuestros sistemas, a nuestros usuarios o a otras personas», informa la compañía.

Nada de ir a juicio

WhatsApp, en sus términos de uso, recoge también que aceptando las cláusulas en teoría no se debería tener derecho a demanda en un juzgado. «Aceptas librar a WhatsApp de toda obligación, daño, indemnización, pérdida y gasto de cualquier tipo», recoge la plataforma.

¿Cargos e impuestos?

La «app» esconde algunas cláusulas para cubrirse las espaldas. Están relacionadas con ciertos pagos y cobros del uso del servicio. «Tú eres responsable por los costes del plan de datos de tu operador de telefonía móvil, planes de datos, así como de las demás tarifas e impuestos asociados con el uso de nuestros servicios», recoge el texto.

Notificaciones cuando quieran

En teoría, los usuarios deben proporcionar ciertos dispositivos, software y conexiones de datos que la compañía promete que no proporciona a nadie. Sí se acepta descargar e instalar las actualizaciones, ya sea de forma manual o automática. Pero, en cambio, se asume que le enviarán notificaciones por medio de WhatsApp cada cierto tiempo «según sea necesario».

48791784-kM4B--620x349@abc

El pago con el móvil ya es posible en la EMT de Madrid.

La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) ha anunciado este martes la puesta en marcha de un proyecto piloto de pago y acceso al autobús con el teléfono móvil en la línea Exprés Aeropuerto, que conecta el centro de Madrid con el Aeropuerto Internacional de Barajas.

Tal y como informa Mastercard en un comunicado, el sistema permitirá a los usuarios descargar una «app» de EMT, disponible tanto en inglés como en español, y comprar billetes que se muestran en la pantalla como un código QR encriptado y dinámico. Estos billetes serán escaneados mediante lectores que se instalarán en los autobuses que cubren este servicio.

El sistema se pondrá en marcha durante el primer trimestre de 2019, y la prueba tendrá una duración inicial de 12 meses antes de ser evaluado. El objetivo es fomentar el cambio hacia una experiencia digitalizada de movilidad y reducir el manejo de efectivo en los autobuses.

«El Ticketing Móvil convierte la compra de billetes en algo rápido y sencillo para los usuarios, y reduce costes y la complejidad de manejar efectivo a bordo de nuestros autobuses», ha asegurado Enrique Diego, director de Tecnología de EMT Madrid.

El sistema utilizará la plataforma Justride de Masabi, conjuntamente con la tecnología de pago de Mastercard, y el Santander, que será el banco que llevaraá a cabo el despliegue. Dicha plataforma es utilizada por más de 40 operadores de transporte público alrededor del mundo en ciudades como Nueva York, Londres, Las Vegas, Los Ángeles, Boston, Sidney y en países como Francia u Holanda.

«Alrededor del mundo vemos más y más ciudades adoptando el ‘ticketing’ móvil, y cosechando los beneficios de la mayor satisfacción de sus usuarios, reducción de costes e innovación continua», ha dicho Brian Zanghi, CEO de Masabi.

Para Paloma Real, directora general de Mastercard España: «La posibilidad de llegar a Madrid y pagar el billete del aeropuerto sin necesidad de preocuparse por cambiar dinero o llevar efectivo encima facilitará viajar en autobús tanto a residentes como turistas, y estamos muy contentos de trabajar con la EMT de Madrid, Banco Santander y Masabi para que esto sea una realidad».

«Este despliegue trae una tecnología revolucionaria al sector del transporte en España», ha dicho, por su parte, Ruben Justel, Director General en Santander España Merchant Services, la filial del Santander que gestiona los pagos electrónicos de la Entidad. «Estamos orgullosos de trabajar en la vanguardia de los pagos digitales en este proyecto insignia en Madrid».

emt-aeropuerto-kOZ--620x349@abc

Alianza entre Amazon y Fintonic para financiar las compras

Los usuarios de la aplicación Fintonic tendrán la posibilidad de financiar sus compras en Amazon por importes de entre 200 y 1.000 euros al 0% TAE en España a partir de la próximo semana, según ha informado en un comunicado, en lo que es la primera colaboración de este tipo entre una entidad europea y el gigante tecnológico.

Este proyecto, puesto en marcha por la fintech española, que en la actualidad cuenta con unos 500.000 usuarios, permite financiar sin intereses las compras de «Cheques Regalo» de Amazon.es en un periodo de hasta cuatro meses.

La solicitud y gestión de la financiación se formaliza en su totalidad a través de la aplicación de Fintonic de manera automática y en tres minutos. Una vez finalizado el proceso, el usuario accede a un «Cheque Regalo» que puede utilizarse para realizar una o varias compras en Amazon hasta agotar el saldo y con un periodo de validez de diez años.

Para otorgar esta financiación, Fintonic toma como referencia el índice FinScore, que determina el perfil crediticio de cada usuario asignándole una puntuación entre 0 y 900 puntos al valorar su historial. Fintonic se compromete a solamente otorgar financiación a los usuarios que alcancen una nota de, al menos 450 puntos.

«Se trata de una colaboración disruptiva porque abre una nueva etapa en el sector fintech y los distribuidores online, y plantea para los usuarios nuevas alternativas de acceso al comercio electrónico en unas condiciones preferentes», ha indicado la fundadora y directora general de Fintonic, Lupina Iturriaga.

amazon-1-kqMG--620x349@abc

La lucha contra la piratería de Google le hizo eliminar 3.000 millones de enlaces en 2017

Google eliminó más de 3.000 millones de enlaces a URL -direcciones únicas a sitios de internet– en 2017 dentro de su campaña contra la piratería, según su informe «How Google fights piracy» (Cómo combate Google la piratería) publicado este miércoles.

El documento especifica que estos enlaces fueron eliminados de su buscador gracias al empleo de herramientas específicas en favor de los propietarios de derechos de autor que «parecen tener efecto», ya que la piratería en red «ha disminuido en todo el mundo».

El informe, que recoge los programas, políticas y tecnologías utilizadas para combatir el uso ilegal de contenidos en internet y garantizar «oportunidades constantes» para los «creadores de todo el mundo», también asegura que los ingresos generados por los titulares de derechos han alcanzado «máximos históricos» y pone como ejemplo los más de 3.000 millones de dólares abonados a los mismos gracias a la gestión de contenidos mediante Content ID.

Este sistema, definido como «una innovadora herramienta de gestión», permite una colaboración del gigante informático con los autores para crear una gran base de datos de material protegido donde se puede comparar cualquier publicación y determinar su posible ilegalidad.

En el caso de Youtube, ha invertido más de 100 millones de dólares para la implantación de Content ID y los resultados se consideran positivos porque los ingresos publicitarios obtenidos en esta red social dedicada específicamente a compartir videos superaron, entre octubre de 2017 y septiembre de 2018, los 1.800 millones de dólares abonados a la industria de la música.

Además, Google retiró de su red publicitaria más de 91.000 dominios que hacían un «uso inadecuado» de material protegido y afirma que «la mayoría de ellos» fue detectada gracias a un proceso de revisión «proactivo» y «antes de que pudieran obtener ingresos de ningún negocio».

El número de anuncios no aprobados ante la sospecha de infringir derechos de autor -o incluir enlaces a sitios infractores- se elevó a 10 millones y, en lo que respecta a Google Play, durante 2017 fueron retiradas hasta 250.000 aplicaciones.

De cara al futuro

El documento recuerda que los propietarios de contenido pueden enviar reclamaciones de infracción de derechos de autor a través de sus formularios web y explica el trabajo de un equipo de ingenieros que «trabajan a tiempo completo para combatir los abusos en Drive», el servicio de almacenamiento en nube, lo que ha contribuido a reducir «sustancialmente» el streaming ilegal.

Para el futuro, esta empresa -que controla la mayor comunidad de usuarios en red del mundo- plantea cinco principios sobre los que basará sus inversiones contra la piratería: crear mejores alternativas legales es el primero de ellos ya que el contenido pirateado «resulta mucho menos interesante cuando es fácil encontrar alternativas legítimas».

«Seguir el dinero» es el segundo punto, pues «la amplia mayoría» de sitios dedicados a la piratería lo hacen para enriquecerse, así que «una forma para combatir este problema es eliminando sus ingresos».

Ser eficientes, efectivos y escalables, proteger contra los abusos y proporcionar transparencia son los otros tres principios.

Internet, recuerda Google, permite «a personas de todo el mundo» crear y distribuir nuevas obras de arte «como nunca habían podido hacerlo antes» y por ello es preciso «preservar esta economía creativa» y evitar «el flujo de capital hacia las personas que piratean esos mismos contenidos».

google-1-kGxB--620x349@abc