Proyecto Roborder; un enjambre de drones para vigilar las fronteras de Europa

Las políticas migratorias no han encontrado salvaguarda en los últimos años en Europa. Las legislaciones locales y las dificultades de controlar la entrada de personas es un cóctel difícil de gestionar. La tecnología puede ser parte de la solución para la Unión Europea, que ha empezado a estudiar un ambicioso proyecto a escala global que pretende desarrollar una flota de vehículos aéreos no tripulados (drones) controlados por inteligencia artificial capaces de patrullar las fronteras.

Este proyecto, bautizado como Roborder, pretende detectar la presencia de migrantes en los accesos a las fronteras de los países de la Unión Europea. Estos robots pueden ser capaces de enviar la información geográfica obtenidas de sus cámaras y sensores a un servidor central gestionado por equipos de seguridad pública fronteriza. La idea es buscar «amenazas» de forma autónoma basadas en información proporcionada por operadores humanos.

Según esta iniciativa a la que ha tenido acceso el medio «The Intercept» concibe enjambres de drones para lograr su cometido, controlar las fronteras europeas. Está contemplado el despliegue de cuadricópteros y, por medio de los últimos avances tecnológicos, pueden avisar a un ser humano. Los datos recopilados, sin embargo, podrán servir a la policía a detectar si puede resultar una amenaza. A su vez, según consta en los documentos, estarán coordinados y pueden corroborar información entre flotas de cuadricópteros, pequeños aviones de ala fija, vehículos terrestres, submarinos y barcos gubernamentales.

El proyecto, sin embargo, presenta varias dudas sobre sus posibles implicaciones en la privacidad de los ciudadanos y preocupaciones éticas. Lo que ha trascendido es que los responsables de Roborder se han propuesto desarrollar prototipos comerciales para mediados de 2020. De hecho, ha recibido fondos del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud del acuerdo de subvención número 740593 obtenido en 2017, aunque no está claro si finalmente se integrará en las políticas sobre migraciones.

Los drones emplearán cámaras ópticas, infrarrojas y térmicas, además de una red de sensores de radiofrecuencia para determinar amenazas a lo largo de las fronteras. Las frecuencias de los teléfonos se usarán para triangular la ubicación de las personas sospechosas de actividades delictivas, mientras que las cámaras se emplearán para identificar a humanos, armas, vehículos y otros objetos.

«El objetivo principal es tener tantos sensores en el campo como sea posible para ayudar a la policía fronteriza», apunta en un comunicado Kostas Ioannidis, gerente técnico de Roborder. «Nuestra intención es implementar un sistema de robot heterogéneo y mejorarlo con capacidades de detección para la identificación temprana de actividades delictivas en las zonas fronterizas y costeras», detallan los creadores del proyecto en su página oficial.

Clipboard-0004-kpZE--620x349@abc

Guerra de asistentes; Microsoft quiere que Cortana sea más coloquial que Alexa

Como cada año Microsoft está celebrando su congreso para desarrolladores en Seattle, también conocido como Build. Aunque hace años que los lanzamientos de nuevos productos de consumo, como los Surface, se producen fuera de la mayor conferencia que celebra Microsoft, todavía muchos anuncios de software, sobre todo entorno a la empresa, se producen durante este evento.

Satya Nadella, director general de Microsoft, nada más empezar la conferencia subrayó la oportunidad que supone vivir en un mundo conectado y cómo el software está impulsando cada vez más ese entorno hiperconectado. Pero esta oportunidad también supone una responsabilidad, que al igual que indicó Mark Zuckerberg durante el F8 la semana pasada, la privacidad, ciberseguridad y la ética en la inteligencia artificial toman unas dimensiones sin precedentes para empresas y usuarios.

La plataforma en la nube de Microsoft utilizada por el 95% de las empresas de Fortune 500, Azure, es el producto que más novedades ha recibido durante la presentación. Ésta incorpora 25 nuevas funcionalidades y casos de uso. El reconocimiento del habla capaz de transcribir las conversaciones de las reuniones ha sido una de esas funcionalidades que se han mejorado considerablemente, incluida la jerga propia de cada profesión y, todo, sin necesidad de un dispositivo específico, sólo con un móvil o un ordenador.

Uno de los casos de uso de Azure que Microsoft ha presentado ha sido el de Starbucks, que lo ha utilizado para crear el primer drive through de la famosa cadena de cafeterías donde la pantalla sugerirá productos a los clientes dependiendo de los gustos locales, la hora y el tiempo. También los nuevos paquetes de café garantizarán su procedencia trazando su recorrido hasta llegar a las manos del cliente, mediante blockchain de Azure.

Por supuesto, las nuevas gafas de realidad mixta Hololens 2 que se presentaron hace unos meses, también han tenido un gran protagonismo, demostrando lo que son capaces de hacer en entornos colaborativos virtuales unidos a Teams, la herramienta de Microsoft de trabajo en grupo de Office 365, utilizando una nueva funcionalidad llamada Spatial.

Microsoft ha demostrado los avances de Cortana, el asistente virtual de Windows, capaz de hablar con Alexa. Ahora será capaz de un diálogo más fluido, con cambios de sentido de la conversación, cambio de tema y multi agente, es decir, que sea abierto y capaz de hablar con más asistentes de otras empresas.

Uno de los productos que se presentarán a lo largo del año y más aplaudidos ha sido «Fluid». Éste permite colaborar en tiempo real con hasta ocho personas, no sólo editando documentos y conversaciones mediante videoconferencia , sino que también con nuevos objetos «fluid», que estén donde estén se podrán editar de forma colaborativa, aunque se encuentren en una presentación o en un email.

Microsoft Edge basado en el programa Chromium ahora tiene compatibilidad con Internet Explorer, todavía utilizado por el 60% de las corporaciones, y además será capaz de bloquear los anuncios en la configuración de privacidad más intensa. Por último, la presentación de Satya trató sobre los videojuegos y los 63 millones de jugadores conectados a Xbox Live, y dejó ver un posible Minecraft con realidad aumentada para jugar en la calle en el móvil, similar a «Pokemon Go».

fotomicrosoft-kjCC--620x349@abc

 

Las claves de internet, 30 años después.

Internet ha cambiado totalmente la vida de las personas. También a la sociedad. Y a la economía. Lo que empezaba a fraguar hace tres décadas se ha impregnado en todos los rincones de las ciudadades más desarrolladas. El futuro conquistará todos los objetos que parecen cotidianos hoy en día. Nada es ya como parece; y nada lo será en los próximos años.

La base tecnológica que ha permitido este avance tuvo un inicio, un 12 de marzo de 1989. El momento proclive para la historia. O, más bien, para la Historia, porque fue entonces cuando el físico británico Tim Berners-Lee sentó las bases de la World Wide Web (WWW) en un informe que se considera como el pistoletazo de salida del internet que hoy todos manejamos en el móvil o en el ordenador. El protocolo necesario para la revolución.

Hay quien, con más o menos razón, empieza a dezlizar cambios fundamentales en su desarrollo; la era «post PC» empieza a dar paso a la era «post pantalla». Un detalle apenas nimio que, sin embargo, muestra el camino hacia un futuro en donde internet estará presente en infinidad de objetos electrónicos en las próximas décadas. De hecho, según diversos estudios consultados, en 2019 se prevé que existan más de 26.000 millones de objetos conectados. Una cifra que ha ido creciendo desde los 15.400 del año 2015 y que todo apunta a que se alcanzará los 75.40 para 2025, según datos de la consultora Deloitte.

El impacto económico será obvio: los productos basados en la filosofía «Internet de las Cosas»n Europa pasarán de los 23.000 millones de dólares a los 38 previstos para este año a los 94.000 que se prevén conseguir en 2023, según la empresa Statista.

«El auge de tecnologías como el control por voz, el abaratamiento de componentes, el desarrollo de la tecnología 5G y las soluciones que reducen el tiempo de comercialización y los costes de desarrollo para las empresas están haciendo que actualmente vivamos la verdadera revolución de los objetos conectados», asegura en un comunicado Ángel Sánchez, cofundador y Manager Director de Geeksme. «El IoT ya es una realidad y veremos cómo se va normalizando y asentando en todas las capas de la sociedad en un futuro inmediato».

La existencia del Día Mundial de Internet, este 17 de mayo, se produce, sin embargo, en un momento de cuestionamiento del propio medio. En este periodo se ha convertido en una herramienta de alcance global para la distribución de la información, la colaboración y la comunicación entre personas independientemente de su ubicación geográfica. Entre algunas de las tendencias que están marcando la evolución de internet a día de hoy, desde la compañía DE-CIX destacan, entre ellos, la futura llegada de las redes de quinta generación, las conocidas como redes 5G, que han abierto una guerra comercial entre Europa, Estados Unidos y China por su control.

De hecho, los expertos coinciden en que la quinta generación de comunicaciones móviles supondrá una revolución. Entre sus ventajas destacan una mayor velocidad, una menor latencia y la capacidad de conectar a un mayor número de dispositivos. «La implantación de esta tecnología de redes móviles supondrá un aumento exponencial del tráfico de internet al hacer posible la industria 4.0», señalan fuentes de la compañía a través de un comunicado.

Los servicios «cloud» también tendrán un gran impacto en la economía digital. Los datos de la consultora Gartner lo constatan: se estima que el negocio alrededor de los servicios en la nube alcanzará a finales de 2019 la cifra de 214.000 millones de dólares, una cifra que seguirá creciendo -aumentado tres veces más rápido que el conjunto de las tecnologías de la información para 2022-. «A medida que las empresas van migrando sus servicios a la a la nube y los usuarios la utilizan cada vez más para almacenar su información personal, los data centers se enfrentan a mayores desafíos de capacidad», añaden lasmismas fuentes.

La neutralidad en la red o el control de los gobiernos también ha agitado la propagación de internet al tiempo que el equilibrio entre la libertad de expresión y los nuevos derechos digitales han visto cómo se usaban para intentar censurar a los ciudadanos. La seguridad informática, a su vez, tmabién representa otro de los grandes desafíos de esta era hipereconectada.

1201787201-kuAI--620x349@abc

Se cumplen cinco años del “derecho al olvido”, ¿ha servido para algo?

El 13 de mayo de hace cinco años el Tribunal de Justicia de la UE reconoció en un fallo pionero que los ciudadanos tienen derecho a ser olvidados en la red y desde entonces España, el quinto país europeo con mayor número de solicitudes, ha remitido a Google 76.893 peticiones sobre 249.359 URL (direcciones).

De estas, el buscador predominante en la red, ha suprimido 81.813 enlaces Mario Costeja, el 37,9%. Esta sentencia, fallada a instancias del español, marcó un antes y un después en la jurisprudencia comunitaria sobre internet, ya que para ser «olvidados» en esta red los ciudadanos pueden reclamar a Google y otros buscadores la supresión de enlaces a informaciones que les son perjudiciales o que ya no son adecuadas.

El derecho fue defendido por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en un litigio que duró años, recuerda a Efe Jesús Rubí, coordinador de la Unidad de Apoyo y Relaciones Institucionales de esta agencia, quien señala que a partir de la sentencia europea se reconoció y se aplica lo que se conoce como «derecho al olvido».

Costeja constató que al introducir su nombre y apellidos en Google aparecía un enlace a las páginas del periódico que incluían esos anuncios, y comenzó su periplo para solicitar su retirada. Todo lo relacionado con el embargo se había solucionado hacía años, así que estos detalles carecían de relevancia, argumentó en su día.

Sin embargo, Costeja, quien inició el proceso en 2009, se encontró con que el buscador no accedió a sus peticiones, por lo que pidió la intervención de la AEPD, que recurrió a la Audiencia Nacional que, a su vez, envió el caso al tribunal europeo. Google perdió en Luxemburgo y la resolución obligó a cambiar el modo de operar a todos los buscadores de internet.

Desde la sentencia del tribunal europeo de 2014, los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo disponen de formularios en línea para pedir la retirada de las informaciones que les afectan. Los solicitantes deben demostrar su identidad y aportar los enlaces que quieren que sean retirados aunque es la compañía la encargada de valorar y decidir si estas direcciones son de interés general y si realmente deben estar en sus archivos.

Si el buscador no accede a la solicitud, se puede acudir a las autoridades competentes para conseguir que se eliminen esos enlaces. De hecho, Jesús Rubí, de la AEPD, asegura que las reclamaciones han crecido y suponen un porcentaje muy importante: por ejemplo, en 2018 la agencia recibió 1.784 reclamaciones sobre el ejercicio de todos los derechos de protección de datos -acceso, rectificación o cancelación- y el 65% eran de derecho al olvido dirigidas a Google.

Desde 2014 y hasta comienzos de mayo de 2019, Google ha recibido 802.259 solicitudes europeas de retirada de datos que afectaban a 3.127.986 URL, de las que ha suprimido 1.199.955 -el 44,5% de las peticiones-. De todas éstas, el 88,6% las habían promovido personas particulares y el resto correspondían a menores de edad, entidades corporativas, políticos y personas con cargo público o famoso.

El derecho al olvido fue además desarrollado en el Reglamento de Protección de Datos de la UE, que entró en vigor el 25 de mayo de 2018. Este texto recoge el «derecho de supresión» o «derecho de olvido» en su artículo 17 que obliga a la supresión de los datos personales en concurrencia con algunas circunstancias, como el que no sean necesarios para el fin con el que fueron recogidos, el interesado retire el consentimiento o se oponga al tratamiento de éstos.

Por contra, no se aplicará este «derecho al olvido» para ejercer la libertad de expresión o información o por interés público. Las multas para los que contravengan este reglamento pueden alcanzar los 20 millones de euros o el 4% del negocio total anual global del ejercicio anterior, en el caso de empresas.

 

Clipboard-0003-kZWB--620x349@abc

Alerta por grave vulnerabilidad en WhastApp; hay que actualizar la aplicación cuanto antes.

La aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, propiedad de Facebook, dijo hoy haber detectado una vulnerabilidad en su sistema que permitió que piratas informáticos instalasen software espía en algunos teléfonos y accediesen así a los datos contenidos en los dispositivos.

La compañía confirmó en un comunicado la información que unas horas antes había publicado en exclusiva el «Financial Times» e instó a los 1.500 millones de usuarios que tiene en todo el mundo a «actualizar la aplicación a su última versión» y a mantener al día su sistema operativo como medida de «protección».

WhatsApp, que fue adquirida por Facebook en 2014, indicó que en estos momentos aún no puede precisar cuántas personas fueron afectadas, pero aseguró que las víctimas fueron elegidas «de forma específica», de manera que en principio no se trataría de un ataque a gran escala.

Los hackers llevaban a cabo una llamada a través de WhatsApp al teléfono a cuyos datos deseaban acceder e incluso en el caso de que la persona receptora no respondiese a la llamada, un programa de «spyware3 se instalaba en los dispositivos. En muchos casos la llamada desaparecía posteriormente del historial del aparato, de manera que, si no había visto la llamada entrar en su momento, el usuario afectado no llegaría a sospechar nada.

WhatsApp aseguró que nada más conocer que se habían producido los ataques avisó a organizaciones de derechos humanos (que se encontraban entre las víctimas del espionaje), a empresas de ciberseguridad y al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Que algunas de las organizaciones afectadas sean plataformas de defensa de los derechos humanos refuerza la hipótesis de la implicación por parte de NSO Group, ya que su software ha sido usado en el pasado para llevar ataques contra este tipo de entidades. NSO Group, que opera de forma opaca y durante muchos años lo hizo en secreto, diseña software espía para sus clientes, entre los que se encuentran Gobiernos de todo el mundo, que lo usan para acceder a dispositivos móviles y obtener información.

 

1201545205-kYbE--620x349@abc