El buscador espía que Google diseña para China

Las relaciones entre China y Google no siempre han sido buenas y normalmente han ido acompañadas de polémica. El gigante tecnológico lleva tiempo buscando la forma de lanzar su buscador en el estricto país asiático. El gobierno chino solo dejará que opere bajo sus normas, algo que no gusta a usuarios ni organizaciones. Ahora, la polémica se reaviva al desvelarse una nueva censura.

Según desvela «The Intercept», los de Mountain View habrían cedido a las exigencias del Gobierno chino con la creación de un motor de búsqueda censurado que además vincularía las búsquedas de los usuarios con sus números de teléfono personales, de tal manera que el gobierno pueda espiar y monitorear las actividades de los usuarios.

Este nuevo buscador ha sido bautizado con el nombre de Dragonfly. Ideado para dispositivos Android, eliminaría todo tipo de contenido considerado «delicado» por el Partido Comunista de China, así como toda información relacionada con disidentes políticos, libertad de expresión, democracia, derechos humanos y protestas pacíficas.

Las reacciones a la creación de Dragonfly no se han hecho esperar. Los principales grupos de derechos humanos han criticado al buscador alegando que «contribuye directamente o puede ser cómplice de las violaciones de los derechos humanos».

Listas negras

Pero más allá de la censura, preocupa el hecho de que las autoridades chinas puedan acceder a los datos de los usuarios, ya que estos se almacenarían. Según la publicación, el prototipo vincula las búsquedas al número de teléfono del usuario, de tal manera que cualquier ciudadanos podría ser rastreado de una manera muy sencilla y «cualquier usuario que busque información prohibida por el gobierno podría estar en riesgo de ser interrogado o detenido si las agencias de seguridad obtuvieran los registros de búsqueda de Google».

Cynthia Wong, investigadora de internet de Human Rights Watch, organización no gubernamental dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos, ha declarado a «The Intercept» que sería «muy problemático desde el punto de vista de la privacidad, ya que permitiría un seguimiento y un perfil mucho más detallados del comportamiento de las personas. Vincular las búsquedas a un número de teléfono dificultaría mucho más que la gente evite la vigilancia gubernamental excesiva, algo que ya está muy generalizado».

Según han desvelado fuentes cercanas al medio, el buscador funcionaría como parte de una sociedad con sede en China, cuyos trabajadores actualizarían las listas negras de los términos de búsqueda.

 

google2-kQ4G--620x349@abc (1)

La tecnología podría amenazar el futuro estado del bienestar.

La tecnología ha vivido hasta ahora su mayor desarrollo. Todos hemos sido testigos de cómo los avances tecnológicos nos han otorgado mejoras que hasta hace no mucho parecían impensables. Pero recientemente se está desarrollando un debate paralelo del que aún queda mucho por escrutar.

El Centro de Investigación Pew Research Center junto a Elon University han llevado a cabo una investigación sobre las ventajas e inconvenientes del futuro tecnológico: «El futuro del bienestar en un mundo saturado de tecnología». Para ello, preguntaron a expertos en tecnología, académicos y especialistas en salud, entre el 11 de diciembre de 2017 y el 15 de enero de 2018, una complicada cuestión: «Durante la próxima década, ¿cómo afectarán física y mentalmente los cambios de la vida digital en el bienestar general de las personas?»

Aunque la mayoría de los encuestados considera que la vida digital continuará superando límites y ofreciendo oportunidades, un tercio de los expertos piensa que la futura vida digital será perjudicial para la salud, la aptitud mental y la felicidad de las personas. Por suerte, apuntan, hay soluciones.

Claves para mitigar los problemas

«Unos 1.150 expertos respondieron en este escrutinio no científico», explica Pew Research Center. De ellos, el 47% asegura que el futuro tecnológico traerá más cosas buenas que malas mientras que el 32% opina todo lo contrario: considera que el bienestar de los individuos se verá más perjudicado que beneficiado. El 21% restante predice que no habrá muchos cambios.

«Muchos de los que argumentan que el bienestar humano se verá perjudicado, también reconocen que las herramientas digitales continuarán mejorando varios aspectos de la vida», explican. «También saben que no hay vuelta atrás» y por ello ofrecen una serie de ideas para que se mitiguen los problemas y se enfaticen los beneficios. «Además, muchos de los encuestados optimistas también están de acuerdo en que surgirán nuevos daños en el futuro, especialmente para aquellos que son vulnerables», añade el estudio.

Amy Webb, profesora de la Universidad de Nueva York, aseguró: «Si nuestros hábitos actuales se mantienen sin cambios, obtendremos escenarios pesimistas y catastróficos», es decir, seguiremos rodeados de información falsa o «los reguladores, con la esperanza de salvaguardar nuestro bienestar, introducirán leyes y estándares que difieren de un país a otro, creando de manera efectiva un internet fragmentada».

La experta recuerda que «nuestro bienestar está directamente relacionado con nuestra sensación de seguridad y protección». Por suerte, hay escenarios catastróficos que, por suerte, no son aún una realidad. «Podemos decidir que queremos un resultado diferente, pero eso requiere hacer cambios serios», avanza la experta, tales como mejorar la calidad de nuestras experiencias digitales , educación digital temprana, vigilar a los distribuidores de contenido, etc.

«Podemos decidir que queremos un resultado diferente, pero eso requiere hacer cambios serios»

Para Ethan Zuckerman, director del Centro de Medios Cívicos del MIT, las consecuencias negativas que ya hemos experimentado de la tecnología ha hecho que nos hallamos vuelto «más conscientes de los peligros y deficiencias de una vida conectada digitalmente. Estamos en un momento de despertar a las desventajas y descubrir cómo abordarlas».

Según Aram Sinnreich, profesor asociado de la American University’s School of Communication, «lo más importante que podemos hacer para mitigar los efectos sociales negativos de internet es recurrir a la investigación social científica y de la comunicación. comprender las funciones multifacéticas que desempeña en las vidas públicas y privadas, y utilizar las medidas reguladoras estatales y de mercado para abordar estas diferentes dimensiones por separado, mientras se mantiene una comprensión holística de su potencial de transformación en general. En la práctica, esto significa: 1) Hacer que los algoritmos, y las empresas responsables de ellos, rindan cuentas de su papel en el cambio y la configuración de la dinámica del poder social y político. 2) Desarrollar una ‘declaración digital de derechos’ que privilegie la dignidad humana sobre el afán de lucro. 3) Involucrar a múltiples partes interesadas a escala global en la gobernanza de internet. 4) Integrar la alfabetización mediática digital más profundamente en nuestros sistemas educativos. 5) Regular las comunicaciones por internet de una manera que privilegie la diversidad de la participación en todos los niveles y exija responsabilidad y transparencia a los consumidores y los ciudadanos».

 

48501731-k2TC--620x349@abc

A prueba por parte de Facebook de un programa para monitorizar ataques a políticos en EEUU

Facebook está apretando el acelerador. La red social no quiere cometer los mismos errores de la campaña presidencial de 2016. En la recta final para las elecciones legislativas de Estados Unidos -las de mitad de mandato- que se celebrarán en noviembre, la multinacional ha venido implementando medidas de cara a proteger a los candidatos, combatir la desinformación y las injerencias extranjeras y, de paso, limpiar su mermada confianza.

La última iniciativa que ha puesto en marcha se enmarca dentro del bloque de seguridad. La plataforma ha iniciado las pruebas de un programa piloto que está diseñado para monitorizar los posibles ciberataques a los candidatos políticos. «Durante el año pasado hemos invertido en nuevas tecnologías y más empleados para estar por delante de los actores malintencionados que están decididos a usar Facebook para interrumpir las elecciones», escribe en un comunicadoNathaniel Gleicher, responsable de ciberseguridad.

Esta herramienta tendrá como objetivo también proteger no solo a los principales candidatos en la contienda política, sino que se extenderá a los empleados y trabajadores relacionados como las campañas de cada partido. Pese a sus intenciones, la multinacional es consciente de las dificultades a las que se enfrenta.

«Debido a la naturaleza a corto plazo de las campañas electorales, no siempre sabemos quiénes son estos usuarios afiliados a una campaña, por lo que es más difícil protegerlos»

Los candidatos y los funcionarios electos, así como su personal, pueden ser atacados por ciberdelincuentes y adversarios políticos en el extranjero desde múltiples plataformas. «Debido a la naturaleza a corto plazo de las campañas electorales, no siempre sabemos quiénes son estos usuarios afiliados a una campaña, por lo que es más difícil protegerlos», añade.

De tal forma que tanto los candidatos para cargos federales o estatales como miembros del personal y representantes de los comités de partidos políticos federales y estatales podrán agregar en sus perfiles protecciones de seguridad adicionales, que facilitará a la empresa tecnológica a agilizar los plazos de revisión de los contenidos afectados.

Entre las medidas que incluye el programa de seguridad informática se encuentra el establecimiento de un sistema de verificación de dos pasos de contraseñas así como un catálogo de buenas prácticas para configurar la privacidad de las cuentas de manera más robusta. Con esta batería de medidas, algo limitada en realidad, Facebook cree que es un paso importante, puesto que las previsiones avanzan a un repunte de ataques como el «phishing» y otras técnicas habituales por grupos de ciberdelincuentes para desestabilizar la campaña.

 

1405487067-kMQG--620x349@abc

El experimento de Twitter : sugerir usuarios a los que dejar de seguir.

Lo que Twitter ha unido, que no lo separe el tuitero. La red de micromensajes, uno de los servicios digitales que han redefinido el consumo de información en los últimos años, ha basado su crecimiento en una premisa lógica: a mayor interactividad, más crecimiento y dinero. Pero estamos en un momento de cambios profundos en las redes sociales. Los usuarios se han caído del guindo y empiezan a ser conscientes de la necesidad de «limpiar» las comunidades de «trolls» y acosadores.

Pero eso es otra batalla que llevan tiempo dirimiendo las compañías tecnológicas. Pero Twitter ha realizado un experimento con el que se desmarca de todas las estrategias convencionales de las redes sociales: en una prueba limitada y sin visos de implantarse, ha probado a sugerir cuentas a las que dejar de seguir. Según descubrió un periodista de «The Next Web», estas sugerencias de «no amigos» se han definido para un propósito, informar a los usuarios de los perfiles con los que se interactúa muy de vez en cuando.

Esta prueba duró solo unos pocos días y, por el momento, se desconoce si finalmente la compañía lo pondrá en práctica en la plataforma, pero desliza las preocupaciones del sector de las rede sociales por mejorar sus comunidades. Una idea que, además, coincide con las polémicas declaraciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trumpque acusó a las firmas tecnológicas de actuar en favor de los partidos de izquierdas y perjudicar al Partido Republicano. «Sabemos que la gente quiere un espacio en Twitter relevante. Una idea para hacer esto es dejar de lado a las personas con las que no se interactúa de manera regular», apuntan fuentes de Twitter en declaraciones al medio especializado «The Verge». «Hicimos una prueba muy limitada para descubrir cuentas con las que las personas no se relacionaban para verificar si les gustaría dejar de seguirlas».

Resulta paradójico que Facebook, la gran red social, piense en hacer todo lo contrario: sugerir amistades de usuarios desconocidos, según desvela «Cnet». Aunque también es una medida extraordinaria y se desconoce si finalmente lo articulará como una opción más dentro del servicio, lo que sí ha trascendido es que se ha estado probando con esta función que consiste en informar de ciertos usuarios que nos únicamente por «cosas en común», ya sea haber pertenecido al mismo centro educativo o la empresa. La compañía defiende que se trata de una mera prueba pero que está dirigida a generar y ampliar conexiones entre los usuarios, aunque podrán ser ignoradas. Se desconoce si finalmente se introducirá en la red social.

55960194-kdBI--620x349@abc

La magia del papel recuperada por Google para sus fotos con el nuevo Photo Book

El papel tiene algo de romántico. De nostálgico si cabe. La fotografía digital es imparable, es cierto. Ha condenado al carrete y, por extensión, a la impresión fotográfica. Hasta hace unos años servía para crear un álbum con las imágenes que uno deseaba conservar. Pero el papel tiene vida, más de la que se cree. Al menos es lo que quiere una empresa, Google, que ha basado toda su actividad en el mundo digital.

El gigante de internet ha añadido a la versión española de Fotos, su servicio de almacenamiento de imágenes, una nueva función por la cual los usuarios pueden crear automáticamente un álbum de fotos y solicitar una copia en papel. Este libro de fotos permite seleccionar hasta cien imágenes que estén previamente guardadas en la herramienta, aunque a partir de las veinte primeras páginas se considera una adicional y se pagan de manera independiente.

Además, es posible elegir el formato (de 18 x 18 centímetros o 23 x 23 centímetros) y persoanlizar el tamaño de las páginas para dotarle de una mayor creatividad, así como introducir campos de texto. La encuadernación se realiza, según la firma norteamericana, en papel reciclado. El proceso de creación, que se hace en unos pocos minutos, es sencillo e implica tan solo ir agregando imágenes, máxime a que Google Fotos ya organiza la colección de imágenes por ubicación y objetos específicos, con lo que el usuario puede generar su propuesta, ya sea para una compra personal o para realizar un regalo, utilizando varios parámetros.

google-photos-k6tH--620x349@abc