¿DE qué viven las grandes empresas tecnológicas?

Existen multitud de modelos de negocio gracias a internet, pero la publicidad digital es, para muchas empresas del sector, su principal medio de subsistencia. Su motor financiero a pesar de hacerlo a espuertas de recabar los datos personales de sus usuarios. El célebre mantra de cuando un servicio es gratuito es porque tú eres el producto se lleva explotando desde hace dos décadas a nivel mundial. El problema: muchos consumidores aún desconocen de qué viven.

Aunque no es una novedad, el primer vagón del tren publicitario lo conducen tres empresas que operan a nivel mundial, Alphabet (Google), Facebook y, cada vez con más fuerza, Amazon. De hecho, el gigante del comercio electrónico estadounidense se ha convertido a su vez en el principal anunciante en internet del mundo. Se reparten el pastel. Entre los tres acumulan el 70% de los ingresos publicitarios en internet, según estadísticas de la consultora eMarketer. Un negocio demasiado suculento: datos recabados por la firma especializada Digiday advierte que de los 333.250 millones de dólares invertidos en publicidad a nivel global en 2019, 144.600 millones fueron a parar al bolsillo de estas empresas.

Aunque es un aumento menos pronunciado que otros años, según el informe de Tendencias de Publicidad Global de Warc, la inversión en publicidad en los motores de búsqueda aumentó un 9,6% el pasado año hasta generar unos 135.900 mil millones de dólares. Un escenario interesante porque, además, en 2019 se produjo el punto de inflexión que auguraban los analistas. Fue el primer año en que la publicidad online superó a la tradicional.

Muchas empresas con servicios digitales, entre ellos, los medios de comunicación, están también llegando a ese punto en sus finanzas internas. La actividad principal de las empresas tecnológicas conocidas como GAFAM -Google, Apple, Facebook, Amazon, Microsoft-, que en su mayoría está relacionada con algunos de los supuestos que recoge el nuevo gravamen europeo conocido como « Tasa Google», se dedica a la publicidad online o las plataformas de intermediación digital.

Facebook, a la sombra de las sanciones

En el caso de Facebook, la mayor red social del mundo, el 98,5% de sus ingresos provienen de los anuncios online. Razón de más para no intentar mediar en una nueva dimensión de su herramienta para evitar los llamados «anuncios falsos» que grupos compran para intentar manipular a los usuarios. A sus más de 2.500 millones de usuarios, que se dice pronto.

La multinacional estadounidense facturó en 2019 unos 70.697 millones en el cuarto trimestre, un 27% más que el año anterior, pero sus resultados cayeron debido a las multas por infracciones sobre la privacidad, su gran desafío desde hace cuatro años desde que saltara el escándalo de Cambridge Analytica. El menor crecimiento en un periodo desde que cotiza en bolsa (2012).

Alphabet, de las búsquedas a la «nube»

Bajo el paraguas de Alphabet se esconden varios tentáculos, uno de ellos, el principal motor de búsqueda del mundo que, para muchos usuarios, es sinónimo de internet. Aunque existen muchas otras alternativas, si de repente no se tuviera acceso a Google es muy posible que tuvieran que «aprender» cómo encontrar los resultados que quieren.

Pero, a su vez, el gigante de internet estadounidense cuenta con otros servicios de impresionante factura. YouTube, un canal de vídeos muy popular que genera por sí solo 15.000 millones de dólares anualmente, una tercera parte de lo que suma todo el sector de la televisión por cable en Estados Unidos. Según los datos recopilados por Statista, el 83,3% de sus ingresos provienen de la publicidad digital. Lo que quiere decir que cuantas más reproducciones y visualizaciones le entregan los usuarios, la máquina de hacer dinero se acelera.

De igual manera que en el último año la empresa ha puesto más el foco en las campañas SEM o publicidad pagada que aprovecha los resultados de búsqueda introducidos por sus usuarios. De ahí sus intenciones de eliminar las «cookies» de terceros porque, de esta manera, podrá controlar aún más el negocio de la publicidad digital. Una medida adoptada teóricamente diseñada para proteger a los usuarios pero que los analistas ya estiman que causar estragos en el reparto de la tarta publicitaria a largo plazo.

Durante 2019 obtuvo un beneficio neto de 34.343 millones de dólares, un 11,7% más que el año anterior, cuando logró 30.736 millones de dólares. En el mismo periodo, sus ingresos ascendieron a 161.857 millones de dólares, un incremento del 18,3 % con respecto a los 136.819 millones facturados en el ejercicio fiscal de 2018. El negocio del «cloud», de los servicios en la nube, logró unas ventas por valor de 8.920 millones.

Amazon, de los libros a la logística

Por su parte, es curiosa la evolución del gigante del comercio electrónico. Empezó vendiendo libros y se ha convertido en el mayor escaparate de productos del mundo. Aunque es el tercer jugador que más se está beneficiando de la publicidad digital, le firma con sede en Seattle tiene un gran músico de las tiendas online, que genera la mitad de sus ingresos anuales.

Su política, a diferencia de sus rivales dentro del sector de la innovación, es diversificar sus negocios y reinvertir parte de sus ganancias en la empresa en búsqueda de nuevos servicios. Así, por ejemplo, Amazon Web Services, su división en la nube, logró unos ingresos de 10.000 millones en el último trimestre de 2019, más de los 7.400 obtenidos en el mismo periodo de 2018. Durante todo el año, según su último balance trimestral, recoge que logró unos beneficios de 11.588 millones de dólares, un 15% más con respecto al año anterior. Su facturación ingresó unos 280.522 millones, un 20,45% más que los 232.887 millones facturados un año antes.

Apple, el rey de los productos

De Apple se ha dicho todo, pero también hay que valorar su apuesta por el negocio en la «nube» y los servicios. Lo que más crece en sus balances. Pero, por supuesto, su principal fuente de ingresos se encuentra en la venta de productos tecnológicos (82,2%), con el iPhone como la estrella del firmamento, que representa el 61% del total. En todo el ejercicio fiscal relativo a 2019, la firma de la manzana acumuló unos 260.174 millones de dólares, que cierra en septiembre, y que en este caso acabó un 7% por debajo del año anterior.

El primer trimestre del año ha sido espectacular. Apple ganó durante los tres primeros meses de su ejercicio fiscal de este año 22.236 millones de dólares, un 11,37% más que en el mismo período del año pasado, aupado por las ventas de teléfonos iPhone que han vuelto a resurgir. La multinacional de Cupertino se impuso a los pronósticos de los analistas y sorprendió con un aumento de ingresos del 7,6% en la categoría de teléfonos inteligentes, justo después de cerrar un año en el que las ventas del iPhone habían ido a la baja y habían surgido dudas sobre su crecimiento futuro.

 

ingresos-k8GI--620x349@abc (1)

 

¿Podrá usuarse WhatsApp con dos dispositivos a la vez?

Tras meses de rumores y ensayos, WhatsApp ultima la introducción de una de las funciones más esperadas, la posibilidad de utilizarse con varios dispositivos a la vez. Una opción multidispositivo de la que han trascendido las primeras capturas. Todavía se encuentra en fase de pruebas.

Según desvela «WABetaInfo», medio especializado en las novedades de la aplicación, una de las próximas funciones será el soporte multidispositivo. Algo muy demandado entre los usuarios desde hace tiempo. Por ahora se está analizando en una versión de pruebas para el sistema operativo Android pero no se descarta, como ha sucedido en anteriores ocasiones, que llegue a iOS próximamente.

WABetaInfo
WABetaInfo

WhatsApp está probando esta posibilidad con 4 dispositivos al mismo tiempo. ara ello, requerirá de una interfaz de usuario para administrar todos los dispositivos vinculados. Será un menú simplificado para poder realizar algunas acciones. Desde un apartado los usuarios podrán gestionar los permisos y añadir nuevos dispositivos como tabletas y ordenadores (con sistemas operativos MacOS y Windows).

De esta manera, WhatsApp puede mejorar sus características dado que muchos usuarios utilizan sus cuentas para su trabajo. Todo estará, según se desprende de las filtraciones, muy bien sincronizado para no perder información.

 

1426143215-kUrC--620x349@abc

Reconocimiento facial en los conciertos : el plan del gobierno que preocupa por su falta de privacidad

Cibervigilancia o protección frente a los delitos. El Gobierno español, a través del Ministerio de Interior, ha propuesto la utilización de la tecnología de reconocimiento facial en espectáculos de masas para controlar posibles delitos. Para ello, ha firmado un convenio con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para tener acceso a los servicios tecnológicos.

La medida, recogida en el Boletín Oficial del Estado ( PDF) y adelantada por «Voz Populi», propone un sistema de reconocimiento de personas que, estando instalado en el propio punto de control de acceso en la entrada al evento, puede «proporcionar a los agentes que controlan los accesos» alertas para «detener a personas con asuntos pendientes con la justicia». Esta tecnología ha estado cuestionada en los últimos años por sus fallos técnicos y la presencia de sesgos. Recientemente, multinacionales como Microsoft, IBM y Amazon han prohibido la venta de sus soluciones a cuerpos de seguridad estadounidenses a raíz de la muerte de George Floyd a manos de un agente.

Para su funcionamiento, emplea sensores y software de procesamiento de datos para cruzar información procedente de distintas bases de datos. Se prevé que esta solución pueda basarse, de manera general, en un sistema tecnológico formado por elementos de marcado de bajo coste («señuelos») y, a ser posible, reutilizables, instalados en los objetos de valor susceptibles de ser sustraídos (teléfonos móviles, carteras).

Control de accesos

El convenio, firmado por Interior, tiene el objetivo de dotar a los agentes de la Guardia Civil una serie de herramientas tecnológicas en sus labores de vigilancia. «Su propósito es proporcionar a los agentes que controlan los puntos de salida del evento, alertas para detener a personas que porten dichos señuelos cuya sustracción haya sido denunciada durante la celebración del evento», recoge el texto. El documento establece como ejemplo un evento multitudinario real que se celebrará en la Castilla-La Mancha, en particular en la provincia de Albacete, el festival Viña Rock, que reúne anualmente a un centenar de bandas. En la edición del pasado año se registraron más de 240.000 asistentes.

Esta tecnología se ha probado con anterioridad en otros eventos internacionales. En Reino Unido, la Policía Metropolitana lo llegó a poner en marcha en partidos de fútbol. En 2018, la cantante estadounidense Taylor Swift usó un software de reconocimiento facial en un concierto que celebró en Los Ángeles (EE.UU.) para detectar acosadores entre su público. Su descubrimiento generó un torrente de críticas por parte de grupos de defensa de los derechos civiles. La Comisión Europea meditar la posibilidad de prohibir durante cinco años su empleo con fines de identificación en lugares públicos. Sin embargo, Bruselas ha terminado optando por dejar en manos de los estados miembro la posibilidad de adoptarla o restringirla.

 

reconocimiento-facial-kEsF--620x349@abc

El truco que prepara WhastApp para mejorar las videollamadas grupales

WhatsApp es una máquina de sorpresas. Un sinfín de ideas, aunque muchas sean copiadas de otros servicios. Pero a sus usuarios no le importa porque, pese a los fallos, caidas y escándalos, sigue siendo una de las más utilizadas del mundo. Ahora, la empresa propiedad de Facebook prepara algunas mejoras para enriquecer la función de videollamadas.

Según informa «WABetaInfo», medio especializado en las novedades de la aplicación, WhatsApp está trabajando en una nueva función para maximizar las imágenes de la persona que está hablando durante una videollamada en grupo. El vídeo se verá en pantalla completa. Esta idea se está probando en versiones aún en fase embrionaria para iOS y Android. Está tomada de otros servicios de videoconferencia de mayor trayectoria en este segmento que se ha popularizado durante la pandemia de coronavirus Covid-19.

WhatsApp ha venido potenciando las videollamadas en los últimos meses coincidiendo con la crisis sanitaria. Su uso entre los consumidores se ha disparado, lo que ha obligado a esta «app» a ampliar hasta 50 el número de personas que permite a la vez en una conferencia. El problema es que a medida que ingresan más contactos, la rejilla que delimita a cada usuario se va haciendo más pequeña, impidiendo muchas veces llevar un cierto control. Ahora eso se quiere cambiar para darle mayor protagonismo a los usuarios.

Inicialmente, esta función permitía hasta 16 participantes de forma simultánea por videollamada, pero desde el jueves, junto a la distribución global, la compañía está implementando la capacidad de hasta 50 personas. Esta función está disponible en la última versión de las aplicaciones móviles, tanto de iOS como de Android, y de la aplicación web de Messenger para Mac y Windows. Para iniciar una conferencia para muchas personas hay que iniciar un chat y, a través de un menú desplegable desde la pestaña de llamadas de WhatsApp, entrar en «Crear sala como» para mandar el enlace de invitación al grupo en el que estabas anteriormente.

 

whatsapp1-0018-kVRH--620x349@abc

Se abre el debate en Facebook sobre prohibir la publicidad política en la plataforma.

Se abre, por fin, el melón. El tema tabú que no querían tratar. Facebook estudia ya la posibilidad de prohibir la publicidad política en sus plataformas por la presión ejercida por el boicot de anunciantes que reclaman contener los llamados discursos de odio y frenar las noticias falsas.

Según informa «The New York Times», la decisión de Facebook se puede producir antes de las elecciones generales de noviembre. La empresa estadounidense se ha enfrentado en los últimos años a una gran presión por parte de autoridades legislativas y organizaciones de derechos civiles para que florezcan los discursos de odio y la desinformación. Las últimas acciones no han convencido y se pide un mayor esfuerzo en esta materia. De hecho, una auditoría externa ha concluido que la red social ha estado lenta en atajar esta problemática.

La decisión de prohibir la publicidad política, una medida que anunció su rival Twitter en octubre, todavía no se ha tomado de manera oficial, según medios locales. El debate interno se produce en un momento delicado después del boicot publicitario al que se han sumado más de mil marcas comerciales. Hasta ahora, la red social ha defendido sus políticas de uso y su negativa de aplicar su sistema de moderación de comentarios de dirigentes políticos ante el temor de una intervención equiparable a la censura.

El asunto central, desvelan las fuentes citadas, es si prohibir los anuncios políticos puede ayudar o perjudicar la libertad de expresión de los usuarios. Lo que temen es que la medida de detener este tipo de anuncios tenga un efecto pernicioso y, en lugar de mejorar el servicio, provoque un aumento de las «fake News». Recientemente, Facebook anunció que etiquetará las publicaciones de los políticos que violen su normativa.

 

facebook-descarga-U58281046517xgR-620x349@abc