Las redes sociales son muy útiles, pero en los últimos años han demostrado ser canales de distribución de bulos y mentiras que, aprovechándose de la capacidad de viralización y de la ingenuidad de muchos usuarios, corren como la pólvora. Y puede provocar estragos y desinformar a muchos niveles. De todos los servicios digitales más populares, uno de los que más se está recurriendo para difundir mentiras es WhatsApp.

Una vez más, se ha demostrado la dificultad de parar los bulos a través de esta plataforma. Ni la implementación hace dos años de limitar los mensajes reenviados ha reducido la eficacia de las «fake news». Esta «app» es un ejemplo de elemento de la tecnología a mano de la mayoría de los ciudadanos por el que más fácil y rápidamente se difunden las mentiras más absurdas e informaciones interesadas mediante capturas o audios imposibles de conocer su origen.

Para Luis Serrano, portavoz de Madrid 112, el servicio hace gala de la teoría del gusto humano por el chismorreo. Durante una reciente intervención en un evento organizado por la Alianza Española de Seguridad y Crisis (AESYC) y la Universidad de Alcalá de Henares, «solo hay que observar el horror que suponen los ya estandarizados grupos de padres del cole o de cuñados». En opinión de Julio Montes, cofundador de Maldita, a WhasApp «le da igual lo que pasa en el mundo» por lo que es un «arma imparable de desinformación». Alrededor de la pandemia de Covid-19, coronavirus de origen chino que ha causado miles de infectados en España y un centenar de países, se han agolpado numerosos bulos.

La cocaína como remedio

Aunque parece descabellado, incluso el gobierno francés ha tenido que emitir una advertencia asegurando lo obvio: el consumo de cocaína, una de las drogas más comunes en la sociedad, no protege de los efectos del coronavirus. “Es una droga adictiva que causa efectos adversos graves y perjudiciales para la salud de las personas”, recuerdan las autoridades galas.

Beber agua caliente «mata» al bicho

La responsabilidad está en manos de todos. En los últimos días, conocidas “influencers” como Paula Gonu, una de las mejores pagadas en España, ha llegado a desinformar a sus millones de seguidores con recomendaciones como que beber agua caliente elimina la infección por coronavirus. No ha sido la única. Eso ha llevado incluso a YouTube, conocida plataforma de vídeos, a analizar los contenidos que hablasen de la pandemia de Covid-19.

Bulos de que se transmite a ocho metros y muere con el secamanos

La psicosis e histeria generalizada sobre la pandemia ha llevado a muchos internautas a recurrir a fuentes poco fiables para conocer un poco más del coronavirus que ha amenazado con paralizar la actividad social y económica de un centenar de países. Una de las ideas peregrinas que se ha hecho viral es un supuesto remedio que ha circulado por aplicaciones de chat y redes sociales en donde se asegura que el secamanos «mata» el virus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desmontado este bulo al igual que otros tantos relacionados; el virus no se propaga por picaduras de mosquitos y no tiene una transmisión de hasta ocho metros.

Mensajes que dicen que muere con el frío

Un mensaje que ha venido recorriendo algunos servicios digitales en los dos últimos días ha estado relacionado con el punto anterior. La OMS también ha insistido en que el virus no se elimina con la nieve y el frío. «La temperatura normal del cuerpo humano se mantiene en torno a 36,5 y 37 grados con independencia de la temperatura exterior o de las condiciones meteorológicas. Por lo tanto, no hay razón para creer que el frío pueda matar el nuevo Coronavirus o acabar con otras enfermedades», avanzan desde el organismo.

Ladrones con trajes que engañan a vecinos

También en los últimos días han circulado por distintos foros de internet y redes sociales una supuesta estafa que lleva a delincuentes a engañar a personas, sobre todo en edad avanzada, diciéndoles que les van a hacer pruebas del Covid-19. Aunque puede ocurrir, la Guardia Civil y la Policía no tiene constancia de este tipo de denuncias por parte de los ciudadanos, aunque es importante mantener la desconfianza ante la llegada de desconocidos a la puerta de su domicilio prometiendo algún servicio que no ha contratado con anterioridad.

 

«Tuits» que suplantan al Ministerio de Sanidad

A través de Twitter, conocida red de micro mensajes, han circulado mensajes que han suplantado al Ministerio de Sanidad en el que se añade una dirección web en la que se emplaza a los usuarios a comprar mascarillas para prevenir la infección. En el texto del mensaje falso se puede leer «Alerta por el coronavirus. Mensaje urgente del Ministerio de Sanidad». El texto aparece con la imagen del perfil que incluyen puede hacer pensar que se trata de un número de un canal oficial.

Pánico en audios en Vitoria

Más preocupante son unos audios cargados de alarmismo procedentes de, supuestamente, personal del Hospital de Txagorritxu (Vitoria), donde se encuentran hospitalizadas personas infectadas vinculadas a un funeral celebrado la semana pasada. En unas notas de audio difundidas por WhatsApp se denuncia la no existencia de material y camas en la UCI, que están “colapsadas” y que una serie de personas de etnia gitana se han dedicado a escupir a los sanitarios. El centro, a través de un comunicado, ha negado esta situación.

Reclutamiento de personal a hospitales

En los dos últimos días ha circulado a través de aplicaciones como WhatsApp, la más popular entre los usuarios españoles, un supuesto mensaje que anima a enfermeros a mandar sus datos para ser reclutados con urgencia. La sanidad madrileña, según ha confirmado la Comunidad de Madrid, ha iniciado el procedimiento para ampliar el plantel de sanitarios para combatir las exigencias médicas pero va a seguir el procedimiento habitual. No se debe enviar datos personales a personas desconocidas a través de servicios digitales.

Audio de un médico por WhatsApp

Otra de las «fake news» o noticias falsas que se han propagado por WhatsApp ha sido una nota de audio en la que un supuesto profesional médico del Hospital Gregorio Marañón en Madrid -que se hace pasar por el jefe de Cardiología- ofrecía una serie de claves para entender la epidemia, dando además consejos varios sobre cómo prevenirla. El centro no tiene constancia de esta persona.

Las clases se van a recuperar en verano

Esto es mentira. Desde el Ministerio de Educación no han apuntado nada en ese sentido. Como esta epidemia evoluciona rápidamente, no se contemplan ningún escenario pero en principio queda descartado alargar unas semanas el curso educativo.

Colapsado el supermercado Aldi

Lo más seguro es que lo han visto en el teléfono móvil. Este vídeo en el que un centenar de personas entrar a un supermercado de la cadena alemana no es un centro español. Y tampoco se ha grabado recientemente. Las imágenes pertenecen 2014 en Alemania. Se trataba de la inauguración de las instalaciones.

 

D14D3B28-9B75-4412-A4FF-A1E46ABDEE04-U60500725044xaL-620x349@abc