No corren buenos tiempos para el público más exigente en informática profesional. En los últimos años, Apple se ha tambaleado en este segmento comercial, incapaz en muchas ocasiones de seguir el ritmo marcado por la demanda. Los usuarios de equipos de altas prestaciones se han sentido en los últimos tiempos algo huérfanos de una marca que le había conquistado en otras épocas. De cara a tranquilizar al graderío, el gigante de la tecnología prepara su nueva línea Mac Pro, su ordenador más potente, para el próximo año.

Se trata de un cambio de planes motivado, en parte, por los problemas de suministro en las actualizaciones de algunos de los componentes principales, en su mayoría proporcionados por la compañía Intel. Un proveedor del que ya habla de un recambio. Apple prepara producir sus propios procesadores para los ordenadores Mac siendo así la estela de los iPhone o iPad.

El objetivo es que la espera valga de verdad la pena. Según desvela el medio especializado «Techcrunch», la firma de la manzana prepara la renovación de su ordenador más potente para el próximo año en lugar de los rumores recientes que apuntaban a que finalmente llegaría a finales de este mismo año. Lleva sin renovar desde 2013. Un tiempo más que razonable.

Esta medida supone un cambio de última hora y de cuyos detalles, sin embargo, no han trascendido. No así algunos aspectos funcionales que hacen prever que el nuevo Mac Pro disponga de un sistema modular, aunque tampoco está claro que se mantenga el diseño cilíndrico como el modelo actual. Todavía no se ha hecho oficial, pero todo apunta a que se está reconstruyendo desde cero.

Precisamente, esa estética radical fue un aspecto controvertido. Pese a que era muy original no cumplía del todo con las exigencias de los usuarios más exigentes que lo emplean como herramienta fundamental para su trabajo. La idea es comprender mejor los flujos de trabajo de los profesionales para adaptar un equipo acorde a sus necesidades, con su respectivo paquete de herramientas y software de diseño, animación y edición. El asunto es que a medida que han pasado los años y ha cambiado el concepto de informática profesional, Apple no se ha podido adaptar a un cambio que espera corregir el paso el próximo año.

mac-pro-k1rE--1240x698@abc