Los ciberdelincuentes llevan tiempo utilizando el coronavirus. Durante los últimos meses, la compañías de ciberseguridad han alertado sobre cómo le sacan partido de varias formas. Desde sitios web maliciosos disfrazados de páginas en las que se ofrece información sobre la pandemia, hasta ciberestafas en las que se piden donaciones para combatir la enfermedad.

Ahora, la empresa de ciberseguridad Kaspersky ha alertado sobre el efecto que está teniendo en España el virus informático Ginp. Un troyano que los atacantes camuflan como la aplicación Coronavirus Finder. Una «app», pensada para dispositivos Android, que -aparentementemente- muestra al usuario las personas cercanas que están contagiadas. Sin embargo, su objetivo real pasa por robarle los datos bancarios a la víctima.

«El «malware» (virus informático) Ginp fue detectado por primera vez el pasado otoño. Al principio, contaba con las habilidades típicas de los troyanos bancarios: enviaba todos los contactos de la víctima a sus creadores, interceptaba los mensajes de texto, robaba los datos de la tarjeta bancaria y cubría las aplicaciones bancarias con ventanas de «phishing». Esto último lo hacía aprovechando las funciones de Accesibilidad, un conjunto de funciones de Android para usuarios con deficiencia visual», explican a este diario fuentes de Kaspersky.

La empresa apunta, a su vez, que, desde su aparición, el «malware» ha ido evolucionando. Hasta llegar al momento actual, en el que está siendo empleado especialmente en la campaña relacionada con el Covid-19. «Ginp permite a los atacantes generar nuevos ataques dirigidos a todas aquellas víctimas cuyos teléfonos están infectados. Así, cuando Ginp recibe un comando específico, abre una página llamada Coronavirus Finder con una interfaz simple que muestra el número de personas infectadas por coronavirus a tu alrededor y que te insta a pagar una pequeña suma (0,75 €) para ver la ubicación de dichas personas», afirman las mismas fuentes.

Asismismo, desde Kaspersky señalan que el hecho de que la suma que se solicita no sea muy elevada provoca que muchos usuarios caigan en la trampa: «Como la cantidad es muy pequeña, muchas víctimas no se lo piensan dos veces. Entonces la página web te invita a introducir los datos de tu tarjeta bancaria para completar la transacción. Una vez que introduzcas todos los datos de tu tarjeta de crédito, estos van a parar directamente a los delincuentes… y luego no sucede nada. Ni siquiera te cobrarán esta pequeña cantidad (¿para qué?, si ya tienen los fondos de tu tarjeta a su disposición). Y, por supuesto, no te muestran información alguna sobre personas infectadas por coronavirus cerca de ti, ya que no disponen de ella».

Hasta el momento, la gran mayoría de las víctimas de esta campaña -el 83%- son residentes en España. Sin embargo, desde la firma de ciberseguridad apuntan que no pasará mucho tiempo antes de que comiencen a crecer las incidencias en otros países.

 

coronavirus-finder-kX8E--620x349@abc