La tecnología lleva décadas evolucionando a un ritmo de vértigo. Si no lo cree, recuerde como era todo hace unos años. Antes de que toda la información estuviese a una distancia de un solo «click» en su «smartphone»; o antes de que un altavoz fuese capaz de decirle las noticias más importantes del día sin que usted necesite decirle nada más que unas palabras mágicas. Como podrá ver, nada es lo que era, y si IFA 2019, la feria tecnológica más importante de Europa, ha dejado algo en claro, es que esos cambios han sido solo el principio. El evento mantendrá sus puertas abiertas hasta el 11 de septiembre, pero las grandes marcas ya han mostrado sus mayores apuestas.

La normalización del 5G

No cabe duda de que el 5G es el futuro. Sin embargo, todavía queda mucho que hacer para que su implantación sea total. Para ello es determinante que las empresas comiéncen a lanzar más dispositivos compatibles con esta red. En IFA 2019 hemos podido ver como Qualcomm presentaba sus procesadores Snapdragon 6 y 7, que llegarán en 2020. Por otra parte, Huawei hizo lo propio con el Kirin 990, que contará con 5G integrado y se podrá encontrar en el próximo gran «smartphone» de la firma: el Mate 30.

Samsung, una de las firmas que más fuerte ha apostado por la nueva red, también anunció en el marco de la feria su nuevo procesador móvil, el Exynos 980. «Con el Exynos 980 integrado con 5G, Samsung está presionando para hacer que 5G sea más accesible para una gama más amplia de usuarios y continúa liderando la innovación en el mercado móvil de 5G», dijo Ben Hur, vicepresidente de marketing de Sistema LSI en Samsung Electronics.

Triple cámara

No habían abierto todavía las puertas de la feria en Berlín, y Samsung ya anunciaba a bombo y platillo que su terminal plegable, el Galaxy Fold, llegará a las tiendas de todo el mundo en los próximos días. Su precio, eso sí, no estará al alcance de todos los usuarios. Y es que la surcoreana lo ha fijado en los 2.000 euros. Culmina así la competición que libraba la firma de la franquicia Galaxy y Note con las chinas Xiaomi y Huawei por ser la primera en lanzar un «smartphone» de estas características al mercado.

LG, por su parte, decidió ahorrarse problemas, como los que tuvo Samsung para fabricar el Fold, y desarrolló un «smartphone» con doble pantalla: el LG G8X ThinQ. El terminal llegará a las tiendas españolas a finales de 2019, cuenta con unas dimensiones 6,4 pulgadas y doble cámara en su trasera.

 

ifa-kfBF--1240x698@abc