¿Cuál es la queja más común en cuanto al la calidad de la conexión a internet en el hogar? La respuesta es muy sencilla: la velocidad del la red wifi. Un elemento que las operadoras no pueden controlar es dónde terminará instalado el router en cada hogar, el tamaño de la casa, el grosor de las paredes, los materiales utilizados o la estática del ambiente, interfieren en la señal, por lo que es muy difícil garantizar la velocidad de descarga contratada independientemente del lugar donde se encuentre el cliente.

Operadoras como Vodafone proveen a los instaladores de aplicaciones móviles para medir la potencia del wifi en cada estancia y, de esa manera, poder comunicar al cliente la calidad real de la conexión en cada lugar, y así impedir el incumplimiento de las expectativas del cliente.

La startup noruega Domos utiliza inteligencia artificial y machine learning para mejorar el wifi en casa. Acaba de aterrizar en España con la promesa de solucionar este problema. Son capaces de mejorar la potencia del wifi entre un 100% y un 400%, sólo utilizando software, es decir, optimizando el código del router. Por ejemplo, NextGenTel, la operadora noruega que ha usado Domos durante los últimos dos años, reportó una significativa caída en las llamadas al servicio al cliente relacionadas con problemas de wifi como resultado de la integración del software en sus routers.

Al preguntar al CEO de Domos, Bent Erik Skaug, sobre el por qué de la falta de calidad y consistencia del wifi en los hogares, las razones que dio fueron tres: la interferencia de las redes wifi competidoras de los vecinos, las perturbaciones de radiofrecuencia de otros aparatos électricos y los problemas de cobertura de wifi en la casa.

La mayoría de las personas lo que hacen para mejorar su cobertura wifi en casa es instalar repetidores. Pero en realidad, Bent asegura que sólo alrededor del 25-30% de los hogares los necesita realmente. En muchas casas, especialmente en áreas densamente pobladas, la instalación de un repetidor solo empeora la situación.

Según Bent, la tecnología de Domos se inspira en el 5G, la futura conectividad móvil que llegará en el 2020, como la división de red, donde la señal se adapta dependiendo de la necesidad del cliente. Por ejemplo, si lo que usamos son videojuegos en línea en casa, la señal se adaptará para bajar la latencia. En cambio, si lo que nos gusta es ver películas 4K, lo hará para optimizar la descarga.

En cuanto a la protección de datos y para nuestra propia tranquilidad, Bent asegura que «nunca miramos el contenido transmitido o recibido por los dispositivos, el router o las direcciones IP que visita el usuario. Esto es importante, todo lo que hacemos es trabajar para mejorar la calidad de la señal. Somos totalmente compatibles con el GDPR».

España es el primer país donde se expande Domos fuera de Noruega, en palabras de su CEO. La razón es por lo avanzadas que se encuentran las operadoras en nuestro país, a un nivel similar al de Noruega, y la gran calidad de los ingenieros con los que cuenta España, ya que su objetivo es abrir oficina de desarrollo aquí.

wifi-hogares-ktbF--620x349@abc