Con la llegada de los nuevos iPhone 11 se han abierto las puertas a un nuevo protocolo de conexiones inalámbricas. El Galaxy S10 de Samsung fue el primero en anticipar la llegada de esta nueva tecnología. La WiFi Alliance, organización que supervisa la implementación del estándar WiFi, ha certificado el nuevo estándar de conexiones inalámbricas (IEEE 802.11ax) que se conocerá como WiFi 6 y que, entre otras cosas, promete mejorar las velocidades de transferencia de información.

La organización ha abierto este martes el programa de certificación de las nuevas conexiones inalámbricas, que permitirán un mejor rendimiento de red WiFi en entornos exigentes como estadios, aeropuertos y parques en donde se acumulan numerosos dispositivos conectados. Esta tecnología proporcionará, de esta mejora, una serie de mejoras en cuanto a la capacidad, el rendimiento y la latencia de las conexiones para el ecosistema WiFi, al tiempo que garantizará que los productos electrónicos compatibles funcionen de manera más operativa.

El resultado más evidente es que permitirá enviar más información en un determinado ancho de banda que los anteriores estándares y aumentará el ancho de banda para ofrecer un mayor rendimiento con baja latencia. En particular, discurrirá entre tres y cuatro veces el rendimiento de la tecnología anterior, logrando, a su vez, una menor lantencia -tiempo de respuesta-.

Entre algunas de sus ventajas, las nuevas conexiones WiFi 6 permitirán a los usuarios personalizar el uso de las redes a la hora de detectar la conexión más eficiente, pero también tendrá un impacto sobre el consumo de la batería de los equipos, la cual será inferior a los estándares actuales. En particular, soportar hasta un máximo de setenta dispositivos electrónicos en un rango de hasta 100 metros.

Otra de las capacidades será la tasa de datos más altas, mayor capacidad, mejor rendimiento en entornos con muchos dispositivos conectados y eficiencia de potencia mejorada, pero intentará prestarle más atención a la seguridad informática. Según está establecido en el protocolo, el sistema avisará al usuario sobre la seguridad de las conexiones inalámbricas.

«WiFi 6 brindará mayores velocidades y más eficiencia a las redes WiFi, ampliando su papel como plataforma de comunicación crítica», apunta en un comunicado Phil Solis, director de investigación de IDC. «Ofrece una experiencia de mayor calidad para todos los casos de uso de WiFi, impulsando aún más el mercado y asegurando que las redes inalámbricas mantengan su sólida posición a medida que evoluciona el panorama de conectividad». Los primeros chips ya se han presentado bajo esta certificación.

 

43284506-kO7B--1240x698@abc (1)