Más de 45.000 personas se han apuntado a un proyecto desarrollado por la empresa Enternime que busca desarrollar un nuevo sistema de inteligencia artificial que recopile la huella de una persona, como las memorias, historias, pensamientos y hasta su voz. El objetivo es crear un avatar digital con el que puedan interactuar sus seres queridos cuando ya hayan fallecido.

Eternime, empresa con sede legal en Rumanía, promete a sus usuarios «volverse virtualmente inmortales» en la forma de avatar virtual, y su objetivo según aseguran en su página web es «preservar la eternidad de las memorias, ideas, creaciones e historias de miles de millones de personas».

Este servicio cuenta ya con una versión en fase beta a la que es posible inscribirse, y a la que hasta el momento se han suscrito más de 45.000 personas con el fin de convertirse en avatares digitales.

La aplicación «recopila los pensamientos, las historias y los recuerdos, los conserva y crea un avatar inteligente» con el aspecto de alguien, de forma que después de su muerte el resto de personas puedan seguir accediendo a sus recuerdos «casi como si estuvieran hablando» con el fallecido.

Chats de voz

Según recoge «The Washington Post», Andrew Kaplan, un hombre de 78 años de California (Estados Unidos), está dispuesto a convertirse en el primer hombre digital gracias a la startup HereAfter, que nació de la mano de James Vlahos, junto a Sonia Talati, cuando, al enterarse que su padre sufría cáncer, decidió crear «Dadbot», un bot de conversación que permitía a Vlahos continuar interactuando con su padre después de muerto.

En la página web de la startup se explica que «crea ‘chatbots’ interactivos, que comparten historias oralmente para que su legado pueda continuar vivo», y que para su herramienta han optado exclusivamente por chats de voz.

El sistema que sigue se basa en grabar a través de la voz la historia de la vida de una persona y guardarla en la nube, para después utilizar la Inteligencia Artificial conversacional y las plataformas de voz computacional de Alexa, de Amazon. Luego es esto sirve «para compartir estas historias con los miembros de la familia y amigos», afirman en la web.

El usuario tendrá que hacer una pregunta, comentario o solicitud al avatar correspondiente y este le contestará con respuestas grabadas extraídas de «sus historias reales, canciones y dichos» con sus voces reales. Además, en el medio citado recogen que la compañía utilizará un sistema de suscripción mensual por el que los usuarios tendrán que pagar una cuota mensual para poder acceder a los ‘bots’ de sus seres queridos. Vhalos ha confirmado al medio que planea lanzar la aplicación de manera pública el año que viene. Los usuarios ya pueden solicitar el acceso a su versión beta desde la página web, para cuando esté disponible.

inteligencia-artificial-k4YC--1240x698@abc