Archivos por Etiqueta: 5g

Por qué IBM se retira del negocio del reconocimiento facial

IBM ha agitado, por sorpresa, una de las tecnologías más «calientes» de la última década por la que han apostado grandes compañías. En pleno debate racial por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un agente de policía, Arvind Krishna, director general de la compañía estadounidense, ha anunciado que la empresa dejará de vender servicios de reconocimiento facial y ha pedido un «diálogo nacional» acerca de si debe utilizarse en absoluto en Estados Unidos.

Es una tecnología emergente que permite identificar el rostro de una persona con gran precisióny que ha desembarcado en los últimos años incluso en dispositivos electrónicos de consumo como los teléfonos móviles. IBM, además, es uno de los pesos pesados de la Inteligencia Artificial aunque no tanta relevancia económica en el reconocimiento facial, con lo que su decisión puede tener un gran impacto en su desarrollo. La decisión de abandonar el negocio de reconocimiento facial se produce en medio de un profundo debate sobre la tecnología, empleada por varias compañías, por mostrar prejuicios raciales y de género.

No es la única gran compañía que ha apostado en los últimos años por esta tecnología que ha despertado numerosas críticas. Un algoritmo de reconocimiento facial implementado en servicios de Google llegó a confundir a personas negras con simios. El uso propio de Amazon de esta tecnología tuvo que someterse a votación entre sus accionistas el pasado año para decidir si seguía vendiendo a agencias gubernamentales. «La Inteligencia Artificial es una herramienta poderosa que puede ayudar a las fuerzas del orden a mantener seguros a los ciudadanos. Pero los vendedores y usuarios de estos sistemas tienen una responsabilidad para garantizar que la Inteligencia Artificial se someta a pruebas de sesgo», escribe Krishna en una carta enviada a los miembros del Congreso.

La empresa cuenta con una importante base de datos faciales que destaca, a diferencia de otras alternativas, por su diversidad. Algo que se ha enmarcado en los principios éticos que la compañía ha enarbolado en los últimos años. «IBM se opone firmemente y no tolerará el uso de ninguna tecnología, incluido el reconocimiento facial ofrecida por otros proveedores, para vigilancia masiva o cometer violaciones de los derechos humanos y las libertades civiles», apunta Krishna.

«Ahora es el momento de iniciar un diálogo nacional sobre si las agencias nacionales deben emplear la tecnología de reconocimiento facial», añade. Algunas ciudades estadounidenses como San Francisco o San Diego ya han prohibido el uso de la tecnología de reconocimiento facial en actividades de seguridad pública, alegando que presenta limitaciones y promueve posibles prejuicios contra las minorías étnicas. incluso desde la Unión Europea se ha considerado una prohibición de hasta cinco años en áreas públicas.

Para Mónica Villas, experta en transformación digital, los avances en el campo de la Inteligencia Artificial son imparables. «La IA está aquí para ayudaros y se va a quedar. El reconocimiento de imagen es una parte más de la IA», apunta en conversación telefónica con ABC, quien considera que los sesgos que se producen en estas tecnologías «pueden estar en los datos o en el diseño de los algoritmos». «Tienes que tener cuidado con las fuentes de entrenamiento porque pueden tener un gran impacto», sostiene.

reconocimiento-facial-kEsF--620x349@abc

Los riesgos inesperados del 5G : nos pueden localizar con más precisión

La era del 5G no es solo un momento crucial para las empresas de telefonía para vender nuevos modelos de móvil. También representa la construcción de unos nuevos cimientos sobre los que se sostendrán, muy posiblemente, la economía digital de los próximos años. Esta tecnología, aún en fase de despliegue, traerá innumerables oportunidades, aunque algunas de sus ventajas pueden darle la vuelta a la tortilla y ser más peligrosas de lo que se pensaba inicialmente. Una de ellas, la mayor precisión de los sistemas de geoposicionamiento.

Un reciente informe (PDF) de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el regulador español en esta materia, advierte de los riesgos de la privacidad de la tecnología 5G, cuyo despliegue se va a acelerar durante este año con el llamado segundo dividendo digital en España y por el cual se propone liberar la banda de 700 megahercios (MHz) del espectro radioeléctrico para las redes de telecomunicaciones de quinta generación. Una medida que tiene que completarse antes del 30 de junio por mandato de la Unión Europea.

Entre los aspectos más controvertidos de esta tecnología se aduce a un aumento de la precisión de la geolocalización de los sistemas informáticos. La tecnología permitirá llegar a un nivel de localización hasta ahora inalcanzable por las redes 4G. «En el 2020, las redes 4G exigen una precisión de 50 metros, pero con 5G se alcanzarán resoluciones inferiores a 1 metro en tres dimensiones», recoge el texto.

El alcance de la señal radioeléctrica será «más reducido en campo abierto» y «muy sensible ante obstáculos como paredes y muros en interior», describe el organismo regulador, al tiempo que avanza que la forma de superar los inconvenientes será la instalación de una red más densa de puntos de acceso en exteriores y un despliegue de puntos de acceso de telefonía móvil sin precedentes en interiores de edificios, especialmente en grandes superficies públicas de elevada concurrencia.

Este hecho no ha pasado por alto por la Agencia, que apunta a que la necesidad de una red de acceso «mucho más compacta», con «muchos puntos de acceso» y «menor distancia entre ellos». El informe señala que esta mayor densidad proporcionará al operador y a otros agentes vinculados a la explotación de los datos de la red la «capacidad de localizar el terminal de usuario con una precisión mucho mayor de la que tiene en la actualidad», alcanzando resoluciones de localización inferiores a un metro y, al contrario que las generaciones previas a 5G, incluyendo posicionamiento en tres dimensiones. El hecho de que las nuevas redes 5G empleen muchas más estaciones base y menos distancia entre ellas hará que la localización geográfica basada en la red sea mucho más precisa.

«La amenaza a la privacidad que suponía en el año 2007 la conservación de información de geolocalización no es comparable a la que puede suponer un escenario en el que se han desplegado redes 5G», advierten desde el regulador. Por esta razón, recomienda la necesidad de «adaptar la normativa para establecer garantías adecuadas al tratamiento de la nueva información de tráfico y, sobre todo, en relación con su conservación».

«Si se respetan los derechos no debería pasar nada, pero la historia nos demuestra que no es así»

La AEPD ahonda en estas recomendaciones instando a los responsables del tratamiento de datos personales a «establecer medidas que garanticen la compartimentación de los datos que eviten el filtrado de información entre procesos en los casos de tratamiento distribuido y en la compartición de funciones de red», así como desarrollar comunicaciones cifradas de extremo a extremo y, además, desarrollar modelos de cifrado que protejan el proceso y transmisión de información en el llamado «edge computing» (ubicación física cercana al usuario o fuente de datos).

Expertos ponen el acento en el posible efecto contrario sobre esta característica del 5G. «El problema no es el 5G; es el uso que se le haga a esa información que ahora sí van a tener», sostiene Samuel Parra, experto en derecho digital en declaraciones a ABC. A su juicio, «si se respetan los derechos no debería pasar nada, pero la historia nos demuestra que no es así, que siempre habrá muchas empresas y personas que se querrán aprovechar de esta información para su propio beneficio sin importarles las leyes que existan que protejan esa información».

 

redes-5g-ka3B--620x349@abc

Llegan los primeros rumores de cómo serán los nuevos iPhone 12.

No cabe duda de que, dentro del mundo de la tecnología, la salida al mercado de una nueva familia de dispositivos iPhone despierta un interés especial. Mientras la Covid-19 causa estragos en la industria, Apple sigue trabajando en el desarrollo de sus próximos «smartphones» de gama alta. Aunque todavía quedan unos cuantos meses para que copen las estanterías de las tiendas, durante los últimos meses hemos visto como se han ido filtrando algunas de las características de los siguientes móviles de la firma de la manzana. La más reciente, y espectacular, la ha realizado el popular creador de contenido Jon Prosser a través de su canal de YouTube.

Prosser no ha recogido algunas de las filtraciones publicadas por los medios durante los últimos meses. En su lugar, ha comentado cuáles podrían ser exactamente las características y los precios de cada uno de los cuatro terminales que conformaran la familia iPhone 12. Según afirma, todos contarán con contexión 5G gracias al chip A14, facturado por la propia empresa estadounidense.

El dispositivo más puntero dentro de la terna será el iPhone 12 Pro Max. Según Prosser, contará con pantalla OLED de 6.7 pulgadas Super Retina XDR con ProMotion y gama de 10 bits. Alojará una RAM de 6GB y contará con tres versiones diferentes en función del almacenamiento interno (128, 256 y 512GB. Respecto a la cámara, el creador apunta a que será triple sin ofrecer detralles sobre la potencia de cada una de las lentes. Asimismo, explica que el próximo chip de Apple será el A14. El sucesor del excelente A13 bionic, que montan actualmente los iPhone 11 y los recientes SE, cuenta con tecnología 5G. Respecto a los precios, varirán en función del almacenamiento interno, y estarán fijados en los 1.099, 1.199 y 1.399 dólares.

El siguiente dispositivo de la familia es el iPhone 12 Pro. Según Prosser, el terminal contará con unas prestaciones bastante similares a las de su hermano mayor. Únicamente les diferencia el tamaño de pantalla, que en este caso se reduce hasta la 6.1 pulgadas. Los precios se moverán entre los 999, 1.099 y 1.299 dólares en función del almacenamiento interno.

Tras el 12 Pro encontramos el iPhone 12 Max. En este caso, según el creador de contenido, la RAM se reduce de 6GB a 4GB. A su vez, solo habrán dos versiones en función del almacenamiento interno, una de 128 GB y otra de 256 GB. Asimismo, la cámara trasera será doble en lugar de triple. Respecto a los precios, serían de 749 y 849 dólares en función del modelo.

Por último, encontramos al iPhone 12 a secas. Que ve su pantalla reducida hasta las 5.4 pulgadas de diagonal y comparte las demás características reveladas por Prosser respecto al iPhone 12 Max. Su precio sería de 649 y 749 dólares dependiendo del modelo.

 

iphone-k5nE--620x349@abc

Los iPhone 12 contarán con 5G y un diseño que recuerda a los iPad Pro

A pesar de la pandemia de coronavirus, las tecnológicas no han dejado de trabajar en sus próximos dispositivos. Entre ellas se encuentra Apple que, atendiendo a lo acontecido durante los últimos años, y si el coronavirus lo permite, presentará el presumible iPhone 12 en el mes de septiembre. Según desvela « Bloomberg», la compañía de Cupertino piensa darle un importante lavado de cara a su próximo gran terminal que, en caso de que se cumplan las filtraciones, será el primero con conectividad 5G.

El portal especializado, citando fuentes conocedoras de los planes de la empresa estadounidense, asegura que la familia del iPhone 12 estará conformada por cuatro «smartphones», que, a su vez, vendrán acompañados en el tiempo por dos accesorios nuevos. Asimismo, se espera que, al menos, los dos terminales más competitivos cuenten con pecualiaridades en su diseño como bordes rectos de acero inoxidable, algo parecido a lo que vimos en los iPad Pro. «Bloomberg» expresa a su vez que, según las mismas fuentes, el diseño de los terminales recuerda al propio del iPhone 5.

También afirman que el dispositivo más competente dentro de la familia iPhone 12 contará con una pantalla con más pulgadas que la del iPhone 11 Pro Max, que es de 6.5. A su vez, expresa que en Cupertino se está trabajando en una actualización del procesador destinada a mejorar la Inteligencia Artifical de los dispositivos.

En cuanto a la fecha de presentación de los iPhone 12, desde el medio hacen hincapié en que Apple, en principio, espera que se celebre entre septiembre y octubre. Sin embargo, existe la posibilidad de que los de Cupertino empiecen a comercializar los «smartphones» varias semanas después de que esta tenga lugar.

Respecto a otros dispositivos, el portal destaca que Apple ha estado trabajando en una versión más económica de su altavoz inteligente casero, el HomePod, cuyo lanzamiento se espera también para este año, y de los Apple Tag, que permitirían a los usuarios buscar sus objetos, como su cartera o las llaves.

 

ipad-pro-kHrH--620x349@abc

Control total de los usuarios telefónicos para luchar contra el coronavirus

El ejemplo está en China, el origen del coronavirus Covid-19 que ha paralizado al planeta. Pero también en Singapur o Corea del Sur. Países en donde se han empleado, con óptimos resultados, los datos de movimiento de los ciudadanos para rastrear las infecciones. La detección precoz de los contagios, según los expertos, sigue siendo la primera arma contra el incremento de casos. Aunque se han dado algunos pasos, como un proyecto piloto en la Generalitat valenciana, todavía queda un estadio superior que se empieza a mirar con detenimiento: Europa.

La industria de la telefonía móvil ha empezado a explorar, según informa «The Guardian», la creación de un sistema global de intercambio de datos diseñado para rastrear a las personas en todo el mundo. La decisión está sobre la mesa, aunque la información aclara que las negociaciones se encuentran en una «fase inicial». Se trata, en cualquier caso, de una iniciativa que forma parte del esfuerzo conjunto entre empresas y autoridades sanitarias para frenar la propagación de Covid-19. Pero, también, puede plantear dudas en materia de privacidad y en reducción de derechos civiles. A diferencia de otros países asiáticos, en Europa la transferencia de datos está regida por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que supone un marco legal garantista en favor del ciudadano.

Hasta el momento, la capacidad para rastrear datos anonimizados las redes de telefonía móvil en la lucha contra el Covid-19 se ha limitado a algunos pocos ensayos realizados por algunos países, que monitorizan la geolocalización dentro de sus fronteras para asegurarse de que están manteniendo la distancia social. Esto supondría dar un paso a nivel global. La decisión no se ha hecho oficial, aunque según la agencia Reuters Vodafone, Deutsche Telekom, Orange y otras cinco compañías de telecomunicaciones han acordado compartir datos de ubicación de móviles con la Comisión Europea (CE). En cambio, otras firmas, entre las que se incluyen Telefónica, Telecom Italia, Telenor, Telia, se reunieron con el comisario de industria de la UE, Thierry Breton. Según la información, los datos recopilados se eliminarán una vez que termine la crisis.

Pero ahí queda la duda principal. ¿Se convertirá en la norma? Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) denuncian que la situación de emergencia sanitaria, que ha llevado a desarrollar iniciativas de tratamientos de datos, «no puede suponer una suspensión del derecho fundamental a la protección de datos» y que la normativa «no puede utilizarse para obstaculizar o limitar la efectividad de las medidas que adopten las autoridades competentes, especialmente las sanitarias, en la lucha contra la epidemia».

«En esta situación de emergencia, la GSMA y sus miembros están haciendo todo lo posible para ayudar a la lucha global contra Covid-19», señala en declaraciones a «The Guardian» Mats Granryd, director de la GSMA, organismo que representa a la industria. «Nos estamos involucrando para explorar soluciones viables de Big Data para luchar contra esta pandemia y cumplir con los principios de privacidad y ética». Recientemente trascendió que el gobierno de los Estados Unidos ha citado a Facebook, Google y otras compañías tecnológicas para intentar atajar la propagación de la epidemia utilizando los datos de ubicación de los «smartphones» de ciudadanos estadounidense. La iniciativa recogía que las autoridades sanitarias están interesadas en conocer datos agregados y anónimos que podrían ayudar a mapear la propagación del coronavirus.

 

1423637843-koGC--620x349@abc