Archivos por Etiqueta: amazon

Lo que puede estar preparando Apple para su próxima keynote el 25 de marzo

Cambio de rumbo en la casa de la manzana. Apple tiene previsto desvelar nuevos productos y servicios en un evento que tendrá lugar el próximo 25 de marzo en el Steve Jobs Theatre, un auditorio dentro de su sede oficial en Cupertino (EE.UU.).

Aunque dada su hermética política, los rumores han aireado en las últimas semanas que la firma estadounidense presentará un servicio de televisión y vídeos para contenidos en «streaming» con el que competir con Netflix o HBO. Una apuesta arriesgada, pero que ya tiene allanado el camino gracias a su plataforma iTunes, la conocida tienda de contenidos. Es un cierre de círculo en toda regla porque, a partir de ahora, y en caso de confirmarse, la compañía ampliará sus servicios adaptándolos a las nuevas formas de consumo.

En la invitación enviada a los medios, Apple no ha especificado el enfoque del evento. Tan solo se ha podido leer una pequeña descripción: «Es hora de mostrar». Los analistas han interpretado estas palabras como la llegada de su plataforma «streaming». Un servicio del que se ha asociado a la compañía durante mucho tiempo. En los últimos años la firma ha invertido más de 2.000 millones de euros en la producción de contenidos propios. Fuentes cercanas a la compañía han asegurado a Reuters que este servicio podría revender las suscripciones de CBS, Viacom y Starz, entre otras, así como el contenido original de Apple.

Posible llegada de nuevos AirPods y iPad

Se espera que el servicio se lance a nivel mundial en lo que puede ser un movimiento ambicioso para competir con los servicios de Netflix o Prime Video de Amazon. La AppStore, que puede ser el servicio probable desde donde se distribuyan los contenidos, está actualmente presente en más de 100 países.

El impacto económico de un servicio de televisión bajo la marca de Apple se han convertido en un foco de interés para los analistas después de que la compañía sufriera en enero la primera caída en las ventas de iPhone. Además de esta plataforma, que los analistas dan por hecho, es posible que Apple actualice sus iPads o presente un nuevo dispositivo AppleTV, así como la llegada oficial de los nuevos auriculares inalámbricos AirPods 2.

Clipboard-0006-kgI--620x349@abc

Movimiento estratégico de Amazon para impulsar la expansión de Alexa

Amazon ha anunciado este martes la adquisición de la empresa estadounidense Eero, que fue la primera en sacar al mercado routers que se conectan entre sí para garantizar una señal de internet homogénea en todo el hogar, y que ahora servirán para apoyar la expansión del asistente virtualAlexa.

La compañía que dirige Jeff Bezos ha informado de la operación en un comunicado en el que no se detalla la cuantía por la que se ha cerrado la compra y en el que alaba a Eero por ofrecer un sistema de wifique «se instala en cuestión de minutos y hace llegar a cada una de las habitaciones una señal de internet con garantías».

Eero, fundada en 2014 y con sede en San Francisco (California, EE.UU.), fue la pionera del sistema de routers conectados entre sí en el que posteriormente se adentró Google con un producto equivalente bautizado como Google Wifi.

«Estamos muy impresionados con el equipo de Eero y cómo de rápido inventaron un sistema de wifi que hace que funcionen todos los aparatos conectados a él», indica el vicepresidente de Amazon para dispositivos y servicios, Dave Limp.

«Compartimos la visión de que la experiencia de los hogares inteligentes puede ser en el futuro aún más sencilla y estamos comprometidos a seguir innovando en beneficio de nuestros clientes», añade.

Por su parte, Nick Weaver, cofundador y director ejecutivo de Eero, ha subrayado que la alianza con Amazon permitirá que sus productos y servicios lleguen a más clientes en todo el mundo.

Amazon lleva años apostando por la domótica de la mano de su asistente virtual Alexa y de los dispositivos físicos Echo, que actúan como altavoces y receptores de órdenes de voz, por lo que la adquisición de los routers de Eero completa su control de toda la cadena del servicio.

amazon-1-kbdD--620x349@abc

Un centenar de tecnológicas tuvieron acceso a los mensajes privados de Facebook

Es el segundo año negro de Facebook y no podía acabar la temporada sin otra revelación de importancia. A los sucesivos escándalos hay que sumar otra mancha a su expediente: la red social compartió más datos personales de sus usuarios con empresas tecnológicas como Microsoft, Amazon, Spotify o Netflix de los que se habían dado a conocer hasta ahora, lo que permitió consultar incluso los mensajes privados de los usuarios.

Un hecho que, según ha desvelado «The New York Times» tras analizar documentos internos de la compañía, alcanzó a unas 150 firmas tecnológicas. Lo hizo sin el consentimiento explícito de sus usuarios. Y, para ello, la multinacional presidida por Mark Zuckerberg amplificó aún más su modelo de negocio basado en la publicidad segmentada y personalizada. Lo que realmente pone en duda sus verdaderos esfuerzos en proteger a las personas que dan vida al servicio. Tan solo sus usuarios son un mecanismo para aumentar sus ingresos. No solo vendió sus datos; los regaló.

Facebook, que acumula unos 2.250 millones de usuarios en todo el mundo, autorizó sibilinamente y con el desconocimiento de los usuarios varios modelos de acceso a información: a través de las alianzas con los sistemas operativos móviles, mediante un sistema personalizado en función de los intereres de cada compañía externa y, por último, alianzas temporales para lograr un fin como contribuir al crecimiento de la masa de usuarios de una platafoma. Bing, el conocido buscador de Microsoft, pudiera revisar los nombres de los contactos en la red social. No fue lo único: a los servicios de «streaming» Spotify y Netflix les dejó vía libre a leer los mensajes de los usuarios.

Una medida encaminada a conocer aún más sus gustos y aficiones, que realizó con tres tipos de acuerdos. Un auténtico «Gran Hermano» que viene a echar más leña al fuego. Mientras la red social cerraba el grifo a aplicaciones como las empleadas por Cambridge Analytica, que procesó millones de perfiles para intentar influir en las elecciones presidenciales de 2016, firmaba acuerdos con otras empresas para entrar hasta la «cocina» de su plataforma. Unos acuerdos que han estado vigentes hasta bien entrado 2017 y durante un tiempo en el que ha defendido la privacidad de sus usuarios.

La empresa se defiende

Otro escándalo mayúsculo que vuelve a hacer reflexionar la estructura de monitorización orquestada para conocer todo lo que se pueda de las personas. Este secreto ahora aireado deja entrever que el caso de Cambridge Analytica ha sido pecata minuta en comparación con la cantidad de datos que han tenido los «socios» más importantes de Facebook.

Mediante acuerdos bilaterales secretos, la plataforma permitió, también, que Amazon pudiera consultar sin el permiso de sus usuarios el nombre, información de contacto, entre otras cosas, al igual que dejó a Yahoo. El problema, además, es que estas prácticas sucedieron hace escasamente poco tiempo. La compañía estadounidense ha segurado que no ha encontrado evidencias de abuso por parte de sus socios.

La red social, sin embargo, ha defendido este año que había dejado de permitir a empresas de terceros consultar los datos de sus usuarios después de intentar defenderse de los reiterados escándalos. En respuesta a esta revelación, Steve Satterfield, director de privacidad de Facebook, ha apuntado que ninguno de estos acuerdos «violó los acuerdos de privacidad o los compromisos con los reguladores federales». En la misma línea se ha explicado Konstantinos Papamiltiadis, director de Plataformas y Programas para Desarrolladores de Facebook, que en un comunicado ha insistido en que «ninguna de estas asociaciones o características dio a las compañías acceso a la información sin el permiso de las personas».

Primeras reacciones

Las compañías tecnológicas relacionadas con este caso han empezado a salir al paso de las acusaciones. Una de ellas, Netflix, que ha asegurado a ABC que pese a haber contado con una función (2014) que permitía recomendar programas de televisión y películas a sus amigos de Facebook, en «ningún momento» se accedió a los mensajes privados de la gente en Facebook y «ni pedimos la posibilidad de hacerlo».

Amazon también se ha desmarcado del escándalo al asegurar que solo utiliza los datos proporcionados por esa red social para «habilitar las experiencias de Facebook» en sus productos. «Amazon utiliza las API (interfaces de programación de aplicaciones) proporcionadas por Facebook para habilitar las experiencias de Facebook para nuestros productos. Por ejemplo, dar a los clientes la opción de sincronizar los contactos de Facebook en una tableta de Amazon», ha asegurado la compañía de comercio electrónico en un comunicado. «Utilizamos la información -prosiguió- solo de acuerdo con nuestra política de privacidad».

El Royal Bank of Canada (RBC), también implicado, ha emitido un comunicado en el que señala que «el uso de la plataforma de Facebook fue limitado al desarrollo de un servicio que permitió a los clientes a facilitar pagos a sus amigos en Facebook». La entidad se defiende al explicar: «No tuvimos la capacidad de ver los mensajes de los usuarios. Cancelamos el servicio en 2015 y nuestro acceso limitado, que fue utilizado estrictamente para permitir pagos a nuestros clientes, terminó en ese momento».

«Lo que muchas compañías no se dan cuenta es de que ellos puede que no quieran esos datos más que para “mejorar sus productos y la experiencia de los usuarios”, pero el peligro es que existan y se hayan compartido, hasta que vengan otros no tan bien intencionados, que les den usos mucho peores»

Para Borja Adsuara, jurista experto en derecho digital, esta revelación era vox populi y viene a confirmar la necesidad de considerar si darse de baja en este tipo de redes sociales o, al menos, navegar mediante la función anónima habilitada en algunos navegadores de Google Chrome o Firefox. «Espero que a partir de ahora se empiece a desarrollar otra red, con otras aplicaciones, que respeten la intimidad», apunta a este diario.

«Lo que muchas compañías no se dan cuenta es de que ellos puede que no quieran esos datos más que para “mejorar sus productos y la experiencia de los usuarios”, pero el peligro es que existan y se hayan compartido, hasta que vengan otros no tan bien intencionados, que les den usos mucho peores. Porque poco pasa para lo que podía pasar. Pero es cuestión de tiempo», añade. «enemos el ejemplo del Gobierno chino, con el que están obligadas a colaborar las empresas tecnológicas: chinas y extranjeras, si quieren operar en el apetecible e inmenso mercado chino», sugiere.

35174669-kftE--620x349@abc

El software sanitario de Amazon para recopilar datos de los pacientes, no tendría cabida en Europa

La multinacional estadounidense Amazon anunció este miércoles que ha desarrollado Amazon Comprehend Medicalun software basado en inteligencia artificial que bucea en el historial médico de los pacientespara extraer de forma rápida y organizada la información relevante que necesiten usar los médicos. Su objetivo es permitir a los profesionales de la salud disponer de información de una forma más rápida y con mayor precisión que con el tradicional proceso manual.

El gigante tecnológico asegura que su nuevo servicio procesa «textos médicos desestructurados» e identifica información como «diagnósticos, tratamientos, dosis y síntomas». La herramienta está pensada para que hospitales, aseguradoras, investigadores y empresas farmacéuticas ahorren parte del tiempo y dinero que actualmente se destina a hallar datos puntuales de cada paciente entre los documentos que conforman su historial médico. Los datos se almacenarán en Amazon Web Services.

Aunque de momento se desconoce con exactitud cómo piensa gestionar Amazon todos los datos privados de los pacientes que se almacenarán en la nube, el servicio, en principio, no tiene cabida en Europa porque choca frontalmente con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), aprobado a principios de este año. Y es que todo apunta a que la intención del gigante de internet es almacenar los datos identificados de los pacientes.

La normativa, en este caso, exige el consentimiento del paciente. De hecho, ya existen condenas a médicos por ver los historiales de pacientes ajenos. «El reglamento actual de protección de datos, con respecto a la salud, prohíbe cualquier tratamiento de datos», recuerda el experto.

El negocio de los datos sanitarios

En esta misma línea opina Frederic Llordachs, médico y confundador de Doctoralia: «Evidentemente, con el RGPD va a ser complicado que lo cumplan al menos de entrada, y como dice un amigo mío, el hecho de que el mayor vendedor de lavadoras del mundo tenga tu historial médico da que pensar. Empaquetar servicios medicos y venderlos por internet es sencillo, de hehco lo haemos ya con ClinicPoint, pero la tentacion de publicitárnoslos puede ser tan grande como para intentar burlar la ley».

Según la compañía, Amazon Web Services no podrá ver los datos que procesan sus algoritmos en la búsqueda de información porque estos están encriptados y su desbloqueo está solo permitido a aquellos clientes que dispongan de una clave. Sin embargo, cabe recordar que todo lo que se comparte en internet en susceptible de ser hackeado. De hecho, los datos sanitarios son más caros en el mercado negro que los bancarios.

«Al final se trata de dar una información muy valiosa a una tercera compañía (empresa farmaceútica, hospital) que seguro que tiene por detrás a una aseguradora muy potente que puede llegar a usar todos esos datos para después vender pólizas de seguros a los pacientes», ejemplifica Parra, quien también alerta de otro problema. «Sería muy peligroso que una máquina decida qué pastilla se tiene que tomar un paciente», añade. Y es que si el software va a ofrecer al doctor un informe médico del estado de salud del paciente, una vez recopilados y analizados todos los datos, es de vital importancia que se informe a la persona afectada. «El reglamento dice que si se va a tomar una decisión en base a un procedimiento realizado de forma automatizada por algoritmos matemáticos, se tiene que informar a la persona afectada. El paciente, incluso, puede impugnar esa decisión que ha tomado una máquina y no un humano, es decir, el profesional de la salud», recuerda el jurista.

No es la primera iniciativa con la que Amazon se mete en el negocio de la salud. «Este servicio de explotar los datos relevantes de las historias clínicas mediante ‘machine learning’ se une a lacompra de Pillpack (servicio de prescripción online) y a la ‘joint venture’ con Berkshire Hathaway y JP Morgan para mejorar la salud de sus empleados. Todas las grandes tecnológicas quieren meterse en salud, pero Amazon parece meterse en terrenos mas realistas y menos “moonshots”», dice Llordachs.

 

hospital-1-kINH--620x349@abc

Alianza entre Amazon y Fintonic para financiar las compras

Los usuarios de la aplicación Fintonic tendrán la posibilidad de financiar sus compras en Amazon por importes de entre 200 y 1.000 euros al 0% TAE en España a partir de la próximo semana, según ha informado en un comunicado, en lo que es la primera colaboración de este tipo entre una entidad europea y el gigante tecnológico.

Este proyecto, puesto en marcha por la fintech española, que en la actualidad cuenta con unos 500.000 usuarios, permite financiar sin intereses las compras de «Cheques Regalo» de Amazon.es en un periodo de hasta cuatro meses.

La solicitud y gestión de la financiación se formaliza en su totalidad a través de la aplicación de Fintonic de manera automática y en tres minutos. Una vez finalizado el proceso, el usuario accede a un «Cheque Regalo» que puede utilizarse para realizar una o varias compras en Amazon hasta agotar el saldo y con un periodo de validez de diez años.

Para otorgar esta financiación, Fintonic toma como referencia el índice FinScore, que determina el perfil crediticio de cada usuario asignándole una puntuación entre 0 y 900 puntos al valorar su historial. Fintonic se compromete a solamente otorgar financiación a los usuarios que alcancen una nota de, al menos 450 puntos.

«Se trata de una colaboración disruptiva porque abre una nueva etapa en el sector fintech y los distribuidores online, y plantea para los usuarios nuevas alternativas de acceso al comercio electrónico en unas condiciones preferentes», ha indicado la fundadora y directora general de Fintonic, Lupina Iturriaga.

amazon-1-kqMG--620x349@abc