Archivos por Etiqueta: android

Busca a Wally en Google Maps

«¿Dónde está Wally?» es una serie de libros y dibujos animados creada por el dibujante británico Martin Handford en 1987. Desde entonces, millones de personas han disfrutado y se han entretenido localizando a este simpático personaje de jersey de rayas rojas y blancas por todo el mundo. En su origen en la cultura anglosajona se le conoce como Waldo, pero en España, como somos distintos, nos hemos quedado con Wally. Dado que a los ingenieros de Google les encanta tanto jugar con sus usuarios han decidido crear un minijuego en el servicio Google Maps para encontrarlo.

El gigante de las búsquedas ha asegurado en un comunicado que este minijuego estará disponible durante toda esta semana en el reta a los usuarios a localizar al conocido aventurero que siempre anda «buscando lugares fantásticos para explorar». Su última aventura comenzó en Sun-sational Mountain View (California), pero se ha ido recorriendo algunos otras regiones como Chile, Australia o PyeongChang (Corea del Sur). Además, en este divertimento no solo hay que localizar al personaje que suele pasar desapercibido entre una maraña de personas sino que también hay que encontrar a sus amigos (su hermana Wenda, su perro Woof, el mago Barbablanca y su archienemigo Odlaw).

El minijuego de «¿Dónde está Wally?» está disponible para los navegadores web y para los dispositivos con sistemas iOS y Android. Para comenzar la búsqueda, tan solo hay que tener la última versión de Google Maps o dirigirse a la versión web Google.com/Maps en un navegador de escritorio. Entonces, aparecerá un icono de Wally en la parte izquierda (si se usa un ordenador) o en desplegable de la «app».

Mejora la seguridad de tu cuenta de WhatsApp con estos consejos

Con la creciente inseguridad que reina en el ambiente tras los escándalos del robo de datos personales y su utilización para fines poco lícitos, muchas personas se interesan en añadir un «plus» de seguridad a todas sus acciones en la red. Y si existe una aplicación a la que revelamos muchos de nuestros secretos, esa es WhatsApp, que además recoge muchos datos de nuestra vida diaria, como horas de conexión, estados o nuestra foto de perfil. Aquí hay algunos consejos para reforzar la privacidad del servicio y restringir al máximo todo aquello que no queremos que los demás (o la propia compañía) sepa de nosotros.

Quita la última hora de conexión

Desde hace algunos años, WhatsApp dio la opción de poder ocultar la información relativa a nuestra última hora de conexión, ese dato que creaba tantos enfados y espionajes hasta llegar a ser incómodo. Para desactivar esta función, es necesario dirigirse a Configuración>Cuenta>Privacidad. Una vez ahí, en «Última vez», se puede escoger entre que «Todos», «Mis contactos» o «Nadie» pueda ver la última hora en la que nos conectamos a esta aplicación. Sin embargo, si pulsamos sobre «Nadie», nosotros tampoco podremos ver la última conexión de los demás (aunque tengan activadas las otras dos opciones).

Quita el «tic» azul

Poco después de la hora de conexión, llegó la posibilidad de desactivar también el aspa azul que confirma que hemos leído el mensaje. Para ello, hay que dirigirse a la misma ruta de antes, hasta «Privacidad». En esa misma pantalla se nos ofrece la posibilidad de desactivar la «Confirmación de lectura». En este caso también ocurrirá como en el anterior: no verán cuándo lees el mensaje pero tampoco podrás comprobar cuando tus contactos han revisado tus mensajes.

Privacidad en tu foto de perfil

Cuando eliges una imagen para tu foto de perfil, por defecto, todo el mundo puede verla, incluso aquellos que no son tus contactos (siempre cuando tengan tu número de teléfono, claro). Para aumentar tu privacidad, puedes restringuirlo a que solo las personas que tienes registradas en la agenda accedan a esta fotografía. Para ello, sigue la misma ruta hasta «Privacidad», donde podrás elegir, en el apartado «Foto de perfil» a quién quieres mostrársela. Incluso puedes indicar no enseñársela a nadie, si así lo deseas.

Esconde tu descripción

Al igual que en los anteriores apartados, es posible ocultar la información de tu perfil (la frase que has elegido de descriptor) a quien no quieres que la vea. En esta ocasión también podrás elegir entre «Todos», «Mis contactos» y «Nadie» accedan a estos datos.

Cuidado con tus estados

WhatsApp integraba la opción de sumar estados efímeros, a modo de Snapchat y, después, Instagram y Facebook. Aunque esta función no es obligatoria (es decir, no publicas ningún mensaje si no quieres y no tiene ninguna consecuencia en tu cuenta), puedes restringir a quién le llegan tus historias, en el caso de publicar alguna. En el menú de «Privacidad» existe el apartado «Estados». En éste puedes elegir entre «Mis contactos», «Mis contactos, excepto» y «Solo compartir con». En los dos últimos podrás establecer excepciones que te serán muy útiles si alguna vez decides emplear esta herramienta (es posible que no quieres que tus jefes, por ejemplo, puedan ver qué tal te lo pasas en tus vacaciones).

Actualiza siempre

Las actualizaciones suelen conllevar mejoras para las aplicaciones, y muchas de ellas tienen que ver con seguridad de la herramienta. Por lo tanto, es muy recomendable que cada vez que aparece la alerta de que está disponible una nueva versión, lo mejor es descargarla y ejecutarla, para estar al día con las soluciones a posibles fallos y vulnerabilidades que van surgiendo y que la compañía va «parcheando».

Activa las notificaciones de seguridad

El sistema de cifrado extremo a extremo garantiza la seguridad de las mismas, ya que los mensajes se envían codificados para después ser desencriptados por el dispositivo al que se mandan. Para ello, emisor y receptor tienen un código único, que se mantiene inalterable. Hasta que se borra la aplicación. En ese momento, cambia la clave, una «brecha» que podría significar que se comprometiesen determinados datos. Por ello, WhatsApp ofrece la posibilidad de recibir notificaciones de seguridad. Desde Ajustes>Cuenta>Seguridad se puede activar la opción «Notificaciones de seguridad», lo que significa que, desde ese momento, se recibirá una alerta cuando el usuario haya cambiado la clave.

Doble seguridad: verificación en dos pasos

Para aumentar la seguridad, WhatsApp permite la verificación de dos pasos, una medida extra de seguridad que también está implementada en otros servicios, pero de la que poca gente sabe su existencia. Para habilitar esta opción, hay que dirigirse a «Configuración», acceder a «Cuenta» y activar la llamada «Verificación en dos pasos» de forma que el sistema requerirá un código cuando el usuario vuelva a registrar su número de teléfono en WhatsApp, como por ejemplo, cuando cambia de dispositivo móvil.

Además, puedes asociar una dirección de correo electrónico, que servirá para que WhatsApp te envíe un enlace por email para que pueda deshabilitar la verificación en dos pasos en caso de olvido del código de acceso de seis dígitos.

Controla la descarga automática de fotos, vídeos y audios

En Configuración>Datos y Almacenamiento podrás controlar qué tipo de archivos se descargan de forma automática. Por defecto, las fotos se guardan tanto si estás conectado a Wifi como si tiras de tarifa de datos, y los audios, vídeos y documentos solo cuando estás conectado a una red inalámbrica. En este apartado puedes desactivar todas estas opciones, y que solo se descarguen archivos cuando tú des tu autorización para ello (directamente pinchando encima del archivo que quieres descargar).

Compartir tu ubicación en tiempo real

Hace unos meses, WhatsApp daba la opción de compartir en tiempo real la ubicación con tus contactos. Si eres un fiel usuario de esta carcaterística y la utilizas mucho, es posible que se te olvide terminar la conexión con algunos de tus amigos después de haber cumplido su cometido. Para comprobarlo, puedes ir hasta «Privacidad» y comprobarlo en «Ubicación en tiempo real», que te informará sobre con quién compartes este dato y la posibilidad de cortar la conexión en cualquier momento.

No le tengas miedo al bloqueo

La aplicación da la oportunidad de bloquear a los contactos que no quieres que tengan ningún tipo de información. Es imposible que no vea tu teléfono (pues lo tiene previamente), pero tú puedes cortar todo contacto también acudiendo al panel de «Privacidad». Desde aquí es posible elegir el número de tu agenda que quieres vetar en WhatsApp sin tener que borrarlo del teléfono. Así no verá ni tu estado, ni foto o descripción, además de que no te llegarán sus mensajes.

Asegúrate de que cierras la sesión de WhastApp Web

WhatsApp Web es un recurso muy útil para cuando utilizas el ordenador, pero necesitas alguna información que está en tu aplicación móvil. Pero, al salir, asegúrate de que cierras la aplicación de forma adecuada en la web, ya que, si solo utilizas el aspa para cerrar la sesión, se podría quedar abierta y alguien podría revisar tus conversaciones.

Borra los mensajes y conversaciones

Aunque WhatsApp tiene un cifrado de extremo a extremo que hace que solo tú puedas leer los mensajes que te llegan (y viceversa), hay información sensible, como cuentas, contraseñas o imágenesque es poco recomendable que estén en las conversaciones. Por ello, es bueno que, de vez en cuando, o ante mensajes muy comprometidos, borres esos datos. En Condiguración>Chats puedes gestionar toda esta información.

 

51298327-kqpE--620x349@abc

Cómo convertir los audios de WhatsApp en mensajes de texto.

Los mensajes de voz de WhatsApp son una de las funciones que rápidamente se han hecho hueco en la vida cotidiana de los 1.500 millones de usuarios que utilizan esta aplicación. Ya sea por prisas o por comodidad, la opción del audio es uno de los avances más alabados por los consumidores, aunque puede convertirse en una tarea tediosa escucharlos si el emisor se ha excedido con la duración del mensaje (que lo tiene aún más fácil desde que no tiene que mantener pulsada la pantalla para grabar).

Aunque aún WhatsApp no da la opción de pasar a texto estos mensajes, existe una aplicación que lo puede hacer posible. Se trata de Transcriber para WhatsApp, una herramienta que transcribe los audios, tanto los enviados como los recibidos.

Tras descargar la aplicación, el usuario debe seleccionar el audio que desea pasar a texto y compartirlo. Entre las opciones, aparecerá Transcriber para WhatsApp, que remitirá la grabación a la aplicación. Tras un tiempo, que dependerá del peso del archivo y las características del smartphone, la herramienta «traducirá» el mensaje de voz.

Algunos usuarios han reportado que el programa tiene problemas para reproducir en texto las grabaciones con mala calidad y que pueden existir algunos errores en la transcripción del mensaje. Sin embargo, se trata de un primer paso (por ahora solo disponible para Android) para poder leer en vez de escuchar cinco minutos de grabación.

whatsapp-trucos-kPyB-kul--1240x698@abc

El GPS de una app de fitness desvela la ubicación de bases secretas de EEUU

El auge de los teléfonos móviles inteligentes ha traído consigo importantes cambios en los hábitos de los consumidores. Gracias a ellos, muchos dispositivos electrónicos que antes utilizaban a menudo las personas se han concentrado en un único terminal. Como los servicios basados en su sistema de posicionamiento GPS, cuyos datos individuales desvelan mucha información.

Los datos personales son considerados, a día de hoy, el oro del siglo XXI. Y no es para menos, puesto que si ya de forma individual pueden ser interesantes, si se tratan de manera colectiva y agregada pueden ser tremendamente valiosos. Incluso los ofrecidos por las populares aplicaciones de monitorización del rendimiento físico. La aplicación de ejercicio Strava, una de las más populares, ha sacado a relucir algunos detalles que el Gobierno de EE.UU. querría mantener a salvo de miradas ajenas.

Según desvela «The Guardian», el servicio ha desvelado la ubicación de bases militares secretas del ejército norteamericano. Los detalles fueron publicados por la compañía tecnológica en un mapa de visualización de datos en donde se muestra toda la actividad monitorizada por los usuarios de este servicio que permite a los usuarios almacenar sus ejercicios y compartirlos con otros contactos. El mapa, publicado en noviembre de 2017, muestra todas las actividades que se han subido y se recogen unos 3 mil millones de puntos «calientes» de datos GPS, según la compañía.

Esta «app», al igual que otras similares, se puede utilizar en varios dispositivos electrónicos como «smartphones» o las pulseras de fitness como Fitbit. Está concebida, además, para analizar y visualizar rutas de carretas populares de las ciudades principales . Sin embargo, durante este fin de semana, analistas militares observaron que este mapa también era lo suficientemente detallado como para proporcionar información extremadamente confidencial sobre un conjunto de usuarios, el personal militar en servicio activo.

En un artículo personal, Nathan Ruser, analista del Instituto de Analistas de Conflictos Unidos (IUCA, por sus siglas en inglés), ha sido uno de los primeros en darse cuenta. «El mapa de calor se ve muy bonito, pero no es sorprendente para las operaciones secretas». A su juicio, las bases estadounidenses están «claramente identificables y son mapeables». La razón de esto se debe en que los soldados, según se da por hecho, usan esta aplicación al igual que las personas digamos «normales», de tal forma que al activar el sistema de posicionamiento a la hora de hacer ejercicio desvela detalles confidenciales. «Podría ser especialmente peligroso», apunta.

«El problema es cuando vamos a países en guerra donde la proliferación de estos sistemas es casi nula. Lugares en los que hay soldados desplazados de países en los que sí que son utilizadas estas tecnologías de tracking deportivo. Es el caso de Irak, o Somalia, con los militares norteamericanos», escribe por su parte Chema Alonso, jefe de datos de Telefónica.

 

MAPA-BASES-MILITARES-k9JH--620x349@abc

Reglas más duras para que los «yuotubers» puedan ganar dinero con la plataforma.

Convertirse en un multimillonario haciendo videos en YouTube no está al alcance de cualquiera. El fenómeno «youtuber» ha encendido la bombilla a muchos jóvenes que han visto un filón a explotar. Niños en edades muy tempranas han dejado de soñar con ser futbolistas o ingenieros para desear ser un creador multimedia como DulceidaEl Rubius (en España) o PewdiepieLogan Paul Dan TDM (a nivel internacional). Los más valientes han empezado a crear contenido en YouTube y lanzarse al ruedo.

Emular su éxito es cada vez más difícil. Miles de jugadores se quedan a las puertas. Algunos ni siquiera llegan a ser profesionales y vivir de esto. Porque, en efecto, ser el nuevo Messi o Cristiano Ronaldo es casi imposible. Cada vez son más creadores, más saturación informativa, más difícil detectar los videos de YouTube interesantes. En realidad, la mayor parte de los «youtubers» no monetizan siquiera sus videos.

YouTube, la conocida plataforma de videos, ha estado en los últimos meses en la picota por mirar hacia el otro lado ante el fenómeno de los «youtubers». Importaba hacer crecer el negocio, y algunos de estos creadores, que han conquistado la fama y se pasean por ferias y eventos rimbombantes, no han pensado en la responsabilidad que tenían en sus comentarios y, sobre todo, teniendo en cuenta el público al que se dirigían, generalmente, jovenes y adolescentes.

La polémica en torno a Logan Paul, conocido «youtuber» que mostró en uno de sus videos recientemente un cadáver en Japón, ha hecho saltar las alarmas hacia las obligaciones de la plataforma que alberga los videos. El debate está servido. Para evitar que se repitan casos similares, YouTube ha anunciado dos importantes medidas. Por un lado, una mayor vigilancia y revisión de los contenidos publicados por seres humanos y no algoritmos informáticos.

Y, por otro, un nuevo modelo publicitario para monetizar los videos; obligará a los «youtubers» a acumular 4.000 horas de visualización de su canal en los últimos 12 meses y tener al menos 1.000 suscriptores. Un cambio importante teniendo en cuenta que hasta ahora el único requisito era generar al menos 10.000 vistas de por vida, un umbral que se ha quedado corto por lo que ha obligado a la compañía a plantear «un estándar más alto». No obstante, se contará con un período de 30 días a partir de febrero para alcanzar esas cifras, pero a partir de esa fecha los canales con menos de 1.000 subscriptores o 4.000 horas de reproducción «ya no podrán ganar dinero» en YouTube.

«Para proteger mejor a los creadores». Ese es el objetivo de la plataforma a la hora de introducir nuevos requisitos para formar parte del llamado Programa de Socios de YouTube (YPP). En caso adaptarse a estas nuevas exigencias, más duras que anteriormente, cualquier «youtuber» podrá empezar a ganar dinero con sus videos. «Este año nuestro principal reto en YouTube es proteger nuestro ecosistema de creadores y garantizar que sus ingresos sean más estables», prometen en un comunicado Neal Mohan, responsable de producto, y Robert Kyncl, director de negocio de YouTube.

«Estamos realizando cambios para abordar los problemas que afectaron a nuestra comunidad en 2017, de modo que podamos evitar que los malos actores dañen a los creadores originales e inspiradores de todo el mundo que se ganan la vida en YouTube»

«Estamos realizando cambios para abordar los problemas que afectaron a nuestra comunidad en 2017, de modo que podamos evitar que los malos actores dañen a los creadores originales e inspiradores de todo el mundo que se ganan la vida en YouTube. Una gran parte de ese esfuerzo pretenderá reforzar nuestros requisitos de monetización para que los usuarios tóxicos no puedan dañar nuestro ecosistema ni sacar provecho del usuario», insisten las mismas fuentes.

Bajo este nuevo modelo de retribución, la compañía garantiza que «estos estándares más altos también nos ayudarán a evitar la monetización de videos potencialmente inapropiados, lo que puede perjudicar los ingresos del resto». YouTube tiene contabilizado el número de «youtubers» que tienen opciones para seguir formando parte del programa de monetización. En el último año, se calcula que el 99% de los afectados obtuvieron menos de 100 anuales y el 90% obtuvo unos 2.50 dólares mensuales.

La otra medida de YouTube para sanear su plataforma tiene que ver con los revisores del contenido. La plataforma ha prometido que reforzará la vigilancia con personas en lugar de dejarle únicamente esta tarea a algoritmos informáticos y sistemas de detección automáticos, que se han demostrado totalmente ineficaces. «Continuaremos revisando los ataques a la comunidad, el “spam” y otros indicadores de abuso para proteger a nuestra comunidad de creadores de los usuarios tóxicos», reconocen.

47431177-kBNG--620x349@abc