Archivos por Etiqueta: android

Android Q : todo lo necesitas saber de lo nuevo que tendrá tu móvil

Este año vienen importantes cambios en la próxima versión del sistema operativo móvil Android, el de mayor popularidad del mundo. Se conoce, por el momento, Android Q, pero esa «Q» tiene que refererise a algo, a algún dulce como nos tienen acostumbrados. Aunque todavía se encuentra en fase de pruebas, muchas de las características que formarán parte de su arquitectura empiezan a conocerse. Así que los usuarios que se cambien de móvil en meses venideros tienen muchas papeletas de tener algunos aspectos interesantes como un mayor control de privacidad y mejoras en su cámara. ¿Cuándo se lanzará? Estará disponible en otoño.

Preparado para pantallas flexibles

Uno de los aspectos más interesantes y posiblemente cuestionables es que Android Q va a estar preparado para los futuros móviles flexibles. Sí, aquellos que como el Samsung Galaxy Fold aprovechan las capacidades de las pantallas orgánicas para lograr un dispositivo que se puede plegar. Para ello, se introducirá la función «Screen continuity», por la que traslada lo que en ese momento se ve en el modo «smartphone» al modo tableta cuando el dispositivo se despliega. Y lo hace sin que haya interrupción.

Nuevos gestos en pantalla

El software incorporará nuevos gestos de la interfaz, emulando a iOS en los iPhone sin botón de Inicio (iPhone X en adelante). Así, los botones para navegar entre aplicaciones será más intuitivo y cómodo. Por ejemplo, con solo mover el dedo hacia arriba se llegará a la pantalla principal o de izquierda a derecha (o viceversa) para abrir las «apps» ya activadas.

Preparado para las redes 5G

Todavía no se han desplegado de manera oficial las primeras redes comerciales de la quinta generación de redes móviles, pero hay una gran esperanza (e inversión) en la industria para ponerlas en marcha cuanto antes.

Este 2019 es el año cero, el momento en el que se lanzarán los primeros móviles compatibles aunque todavía quedará mucho tiempo para beneficiarse de sus particularidades. Así, para procurar la conectividad 5G, que ofrece mayor velocidad y reduce la latencia, Google se ha asociado con más de 20 operadores para que Android Q lo soporte en los «smartphones» compatibles desde el primer momento.

Subtítulos en los vídeos y respuestas rápidas

Se ha añadido una tecnología bautizada como «on-device machine learning», de aprendizaje automático en el propio dispositivo, que ha permitido desarrollar «Live Caption», una herramienta que introduce subtítulos en los vídeos y archivos de audio que no los tienen, de forma automática y en tiempo real.

De esta manera, un usuario que esté viendo un vídeo guardado en el teléfono, que esté reproduciendo uno en Youtube o que esté escuchando un programa de radio, por ejemplo, podrá activarlo y leer en la pantalla la transcripción de lo que se esté diciendo. Gracias a esto también se ha desarrollado «Smart Reply», que se ha integrado en el sistema de notificaciones, desde donde sugiere respuestas. Ahora, además, es capaz de predecir la siguiente acción del usuario.

Mejoras también en la cámara

Aunque la parte fotográfica depende, en gran parte de cada fabricante (tanto a nivel de software como de hardware), Google quiere introducir algunos aspectos que domina en su propio ecosistema. Así, muchas cámaras pueden simular una profundidad de campo difuminando el primer plano o el fondo en relación con el sujeto. Es el llamado efecto «bokeh», pero a partir de Android Q, las aplicaciones pueden solicitar una imagen de profundidad dinámica que consiste en metadatos JPEG, XMP relacionados con los elementos relacionados con la profundidad y un mapa de profundidad integrado en el mismo archivo. Permitirá ofrecer opciones especializadas de desenfoque.

Mejor control de privacidad

La nueva versión le dotará de mayor control de la privacidad. Una función que se encuentrará en un nuevo control de Localización, que permitirá gestionar los datos sobre la ubicación que el usuario comparte con las aplicaciones, e introducirá una nueva posibilidad: compartir datos solamente mientras el usuario esté usando la «app». Asimismo, enviará notificaciones sobre los servicios que acceden a la localización en segundo plano. Además, Android Q permitirá actualizar los componentes más destacados del sistema mediante actualizaciones en segundo plano.

Funciones para mejorar el bienestar

En los últimos años los usuarios han mostrado mayor interés en las posibles consecuencias del uso excesivo de nuevas tecnologías. Un hecho que ha servido a los fabricantes a incorporar características para controlar, al menos, el tiempo dedicado al móvil. En la próxima versión de Android se añadirán nuevos botones. Así, potenciará las herramientas de bienestar y gestión de uso de móvil. Para ello, introducirá el «Modo Focus», que permitirá seleccionar la aplicaciones que más distraen al usuario y silenciarlas.

Controles parentales

También con Android Q los padres podrán tener más control sobre el uso que sus hijos hacen de los «smartphones» mediante la función «Family Link», que enlaza los dispositivos con la aplicación de Bienestar. Y se introducirá la posibilidad de conceder tiempo extra a los niños para que usen las aplicaciones y de establecer tiempos límites específicos.

Un mejor modo oscuro

La décima versión del sistema operativo de Google incluye también un «tema oscuro» que cambia la interfaz de blanco a negro y está pensado para gastar menos batería y ayudar a prolongar la autonomía del teléfono.

 

Clipboard-khy--620x349@abc

Bloqueo mediante huella dactilar, el nuevo objetivo de WhatsApp

WhatsApp no deja de probar nuevas opciones con las que mejorar la aplicación. Recientemente os hemos contado que planea informar a losusuarios cuántas veces se ha reenviado un mensaje con las opciones de «Información de reenvío» y «Reenvío frecuente». También prepara novedades con nuevos emoticonos, como las banderas transexual y homosexual o el símbolo transgénero así como la búsqueda en Google de imágenes para luchar contra las «fake news». Ahora, la popular «app» de mensajería instantánea quiere dar un paso más en la privacidad del usuario con la puesta en marcha del bloqueo por huella dactilar, como en los «smartphones».

El portal especializado « Wabetainfo» ha comprobado cómo WhatsApp está trabajando en esta nueva función que en un futuro habilitará para todos los usuarios de Android.

Esta característica, que de momento está en desarrollo, se encuentra en la beta 2.19.3. «Hoy, después de lanzar la actualización 2.19.82 (que contiene el Modo Oscuro), WhatsApp ha lanzado una nueva actualización que trae mejoras muy importantes para la función de autenticación (pero no está disponible todavía)», explica «Wabetainfo».

Sea trata de una mejora de la interfaz de usuario que incluye algunas configuraciones nuevas. Cuando la función de autenticación está habilitada, aparece una nueva pantalla cada vez que el usuario quiera acceder a la «app» :

whatsapp-autenticacion-1-kZI-U302214806285p8C-510x600@abc

 

Tal y como puede verse en la imagen, el usuario ya no accederá a sus chats directamente cuando abra WhatsApp, siempre y cuando habilite la nueva opción de autenticación en la siguiente ruta: Configuración – Cuenta – Privacidad.

Si se selecciona «Usar huella digital» para desbloquear, la aplicación siempre solicitará dicho acceso

El usuario, además, una vez habilitada la opción, podrá configurar cuándo quiere que WhatsApp se bloquee con la huella dactilar: inmediatamente, después de 1 minuto, después de 10 minutos o después de 30

Cuando WhatsApp no reconozca la huella o ha habido demasiados intentos fallido, WhatsApp mostrará un error

De momento, WhatsApp está probando la función en la versión beta de Android 2.19.3 y se desconoce, de momento, cuándo se lanzará.

 

WHATSAPP-HUELLA-U30835232952y2B--620x349@abc

 

Software preinstalado; la amenaza silenciosa que acecha al usuario de android

El «smartphone» que tienes ahora mismo a tu lado es como un caramelo. Como sucede con todos los dulces, los ingredientes que lo componen no son los más sanos y en parte lo sabes. De ti no depende decidir qué colorante debe llevar, en qué cantidad o cuánta azúcar. Pero te encanta. Sí puedes elegir consumirlo de uno u otro sabor, en mayor o menor tamaño, con palo o sin palo… Con el «smartphone» pasa lo mismo. Sí eres capaz de decidir si lo quieres más grande o más pequeño, con más o menos prestaciones o instalarle unas u otras aplicaciones («apps»). Pero sus «ingredientes» están fuera de tu alcance. Esto es lo que sucede con el software preinstalado (en inglés, «bloatware»).

«Son programas que trae de serie el dispositivo y no lo puedes evitar», explica Lorenzo Martínez, experto en ciberseguridad de Securizame. «Se supone que este tipo de software aporta un valor añadido al terminal pero en realidad no es así», explica el experto. Una reciente investigación (« An Analysis of Pre-installed Android Software») realizada por el Instituto IMDEA Networks y la Universidad Carlos III de Madridalerta sobre el software preinstalado en dispositivos Android y los riesgos para la privacidad de los usuarios tras analizar más de 82.000 «apps» preinstaladas en más de 1.700 dispositivos fabricados por 214 marcas en más de 200 países. La investigación revela la existencia de un complejo ecosistema de fabricantes, operadores móviles, desarrolladores y proveedores de servicios, además de organizaciones especializadas en la monitorización y rastreo de usuarios y en proporcionar publicidad en internet. Muchas de las aplicaciones preinstaladas facilitan el acceso privilegiado a datos y recursos del sistema sin posibilidad de que el usuario pueda desinstalarlas.

Una industria descomunal

«La escala es abrumadora», apunta Juan Tapiador, uno de los investigadores del estudio. «Te da una idea de lo complejo que puede ser intervenir de alguna manera este mercado porque hay demasiados agentes involucrados y porque cualquier conclusión que saques no es aplicable a todos», explica. La industria tecnológica, a diferencia de otras, es global y descentralizada, se desarrolla a la velocidad de la luz y regularla no es fácil. El problema es la gran cantidad de usuarios afectados.

«Pero el marco regulatorio varía», puntualiza Narseo Vallina Rodríguez, otro de los investigadores. «El usuario no se da cuenta de que muchos servicios a los que tiene acceso en internet son gratuitos. No es nada nuevo que internet vive gracias a los anuncios y a la obtención y procesado de datos personales para fines comerciales», recuerda. Y pone un sencillo ejemplo: «Tú puedes tener un teléfono subsidiado por un operador. Eso cuesta dinero: o lo pagas en tu factura o de otra forma».

Android es el «rey» de los sistemas operativos. Es decir, es el software de mayor penetración en el mercado. En España, el 89,9% de los terminales funcionan con dicho sistema operativo, propiedad de Google. En Europa representa el 75,8% y en EE.UU. el 56%.

El reinado de Android

Su claro dominio tiene una sencilla explicación: se trata de una versión abierta («open source»). Sobre este sistema operativo trabajan los fabricantes de «smartphones» que distribuyen sus propias versiones modificadas de Android con aplicaciones desarrolladas por ellos mismos o por terceros imposibles de desinstalar ni de verificar.

«Es lo que tiene Android: cualquiera puede cogerlo y hacer su propia versión», añade Samuel Parra, jurista experto en protección de datos. «Google -añade- no es responsable de lo que los demás hagan con él».

El software preinstalado es una potente arma de recolección de datosOtro asunto es el potencial uso que tengan esos datos, que son muchos y aunque se intuyen, no se puede señalar el delito ni al culpable. «Ni siquiera está claro por todas las manos por las que pasa el teléfono durante su proceso de fabricación», asegura Juan Tapiador, que señala la «falta de transparencia» que reina en la industria. «Está claro que se meten ‘cosas’ dentro del móvil pero no sabemos por qué», añade Vallina Rodríguez.

En ocasiones, los peritos informáticos, analizan las tripas de los terminales. Y Lorenzo Martínez ha tenido que hacerlo en alguna ocasión. «Yo tuve que analizar el tráfico que generaba un teléfono recién abierto y vi que ese tráfico viajaba a China. ¿Por qué?». Esa es la gran incógnita.

Internet no es gratis

«Lo que está pasando aquí lleva ya pasando en internet muchos años porque los usuarios no quieren pagar», apunta Tapiador. El modelo de negocio de internet es aparentemente gratuito. Pero «lo que no va en dólares va en datos. Esa es la gasolina de internet. Ahora, el valor extraído del procesamiento de los datos es lo nuevo», explica el responsable.

Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) defienden la necesidad de dotar al usuario de «herramientas que permitan gestionar la privacidad en los teléfonos móviles de una forma sencilla» porque está claro que hay «una necesidad que el mercado no está cubriendo de forma efectiva». El organismo también apuesta porque los vendedores y distribuidores de terminales lleven a cabo auditorías.

Pero la legislación no va a la misma velocidad que la industria. «De hecho, surge cuando el fenómeno ya está», añade Tapiador. Y eso sucede porque «Internet es software», explica Vallina Rodríguez. «Evoluciona muy rápido -continua-. Mañana nace otro Mark Zuckerberg con una idea nueva y despliega en dos meses un nuevo modelo de negocio con el que se hace millonario a pesar de que se base en la extracción y procesado de datos personales».

Los investigadores, que usan «smartphones» con sistema operativo Android, abogan a la responsabilidad del usuario. «A mi no se me ocurre instalar ninguna red social en el teléfono. Accedo solo desde el navegador», reseña Vallina Rodríguez. «El banco me dice siempre que instale su aplicación y no lo voy a hacer porque no me hace falta tenerla 24 horas al día conmigo -continua-. No voy a caer en la trampa de que me ofrecen ‘una mejor experiencia’. Los organismos se benefician de la falta de conocimiento del usuario y de la falta de transparencia de la industria».

Protege tu privacidad: toma nota de lo que sí puedes hacer

Aunque el software preinstalado se escapa del radio de acción del usuario, sí existen ciertas prácticas que el usuario puede llevar a cabo para protegerse de los riesgos de internet. Toma nota de los consejos que nos aofrece Ruth García, experta de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) de INCIBE:

1. Patrón, PIN o contraseña en el «smartphone». Configura un código robusto para que la información de tu terminal no sea accesible a cualquiera. Huye de patrones sencillos o fáciles de adivinar.

2. La información de tu teléfono, mejor cifrada. Evitarás que accedan al contenido del teléfono porque no tienen el código para descifrar. Android tiene dicha opción en Ajustes-Privacidad.

3. Precaución con las aplicaciones y los permisos. Descárgalas desde la tienda oficial Google Play y revisa si la funcionalidad de la «app» necesita ciertos permiso. Un juego no precisa acceso a fotos.

4. Borra tu rastro en la web y las «cookies». Las «cookies» almacenan ficheros en los dispositivos que guardan las páginas que visitas o los «Me gusta». De ahí, los anuncios personalizados.

5. «Smartphone» bloqueado de forma remota. Si pierdes el móvil, puedes bloquearlo o borrar sus datos. Configura la opción en android.com/find e inicia sesión en tu cuenta de Google.

6. La ubicación del móvil no se necesita siempre. Para usar el GPS hay que tener activada la geolocalización, pero no es una buena práctica geolocalizar tus publicaciones o fotos.

7. Antivirus como herramienta de protección. Siempre es conveniente. Puede detectar una página web maliciosa, si la «app» que descargas es fiable, los ficheros que te envían, etc.

android-1-kBjF--620x349@abc

Fold, el nuevo Galaxy plegable que ya esta en el mercado.

Parece que fue ayer, pero han pasado ya diez años desde que Samsung presentó su primer Galaxy S, con su pantalla de 4 pulgadas y su cámara de 5 megapíxeles. Todo un bombazo para la época pero lejos, muy lejos, de las especificaciones actuales.

Hoy, y para celebrar el aniversario como se merece, la firma coreana parece haber decidido tirar la casa por la ventana. Cuatro versiones de su nuevo S10 y un impresionante teléfono plegable, el Galaxy Fold, que inaugura toda una nueva categoría de Smartphones. El terminal saldrá en España durante el primer semestre del año.

La estrella de la noche, sin duda, no fue ninguno de los cuatro dispositivos S10, sino el nuevo Galaxy Fold, un teléfono con pantalla plegable que muchos dudaban que llegaría a presentarse. Un dispositivo espectacular para un aniversario tan donado. Con el nuevo Fold cerrado, tenemos en la mano un teléfono normal, con pantalla de 4,6 pulgadas. Abierto, el dispositivo luce una gran pantalla de 7,3 pulgadas. No dos pantallas diferentes que se unen por un borde, como vimos hace ya un par de años en un terminal de ZTE, sino una única pantalla que se dobla y se despliega, abriéndose como un libro.

En la parte trasera, encontramos unas bisagras especialmente diseñadas para que podamos mantener el móvil abierto en cualquier ángulo sin que ceda. De esta forma, en una situación normal, podremos utilizar el teléfono cerrado. Es decir, solo media pantalla. Pero si queremos hacer multitarea, o ver una película, la pantalla desplegada cobra todo el sentido y permite un montón de nuevas posibilidades.

En la demostración se dividió la pantalla hasta en tres partes diferentes, cada una desempeñando una tarea diferente. Tareas, por cierto, que se pueden intercambiar de un sitio a otro simplemente arrastrándolas con un dedo.

Al ser flexible, las cámaras tienen una disposición diferente. En total lleva seis: tres detrás, dos en la parte inferior y una en el frente. De esta forma, podremos hacer fotografías tanto con el móvil abierto como cerrado. Habrá que esperar a un próximo análisis para conocer mejor su funcionamiento y prestaciones.

De lo que no cabe duda es de que no se trata de un teléfono barato. Su precio es de 1980 euros.

FOLD-kAME--620x349@abc

Llega una pesadilla : aumentan los móviles infectados de fábrica

El Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al CNI, advierte en un informe de la tendencia al alza del «malware» preinstalado ya de origen en dispositivos móviles de ciertos fabricantes, del aumento de nuevos virus y del ciberfraude publicitario convertido en uno de los negocios más lucrativos.

Cuando los dispositivos móviles salen ya infectados desde sus centros de producción como ocurre cada vez más entre determinados fabricantes, «el malware» o código malicioso puede formar parte del sistema o ser en sí mismo una aplicación que «no puede ser desinstalada», sino solo deshabilitada o desactivada en ocasiones, según el « Informe Anual 2018. Dispositivos y comunicaciones móviles» del CCN-CERT, recién publicado.

El problema afecta a aplicaciones críticas del sistema y suele tener difícil remedio salvo en los casos en los que la «app» infectada puede sustituirse por una versión legítima, según el informe del CCN con tendencias sobre ciberseguridad y en donde se hace balance de las principales amenazas detectadas el año pasado.

Android, principal perjudicado

Algunas de esas aplicaciones en las que se ha detectado «malware» ya de origen incluyen a Adups, que se preinstalaba en dispositivos de fabricantes como BLU (Bold Like Us) y apenas podía desactivarse desde el interfaz de usuario de Android una vez incorporada. Otro caso es Riskware, descubierta en el modelo THL T9 Pro incorporada o embebida en la aplicación System UI, prioritaria para el correcto uso de Android al implementar el interfaz de usuario.

También Monitor, en el modelo UTOK Q55, un «malware» incorporado en la «app» Settings encargada de la gestión de los ajustes de configuración de Android. Por otra parte, según el documento, el código malicioso móvil se dirige especialmente al sistema operativo Android (de Google), que sigue en constante evolución tras la identificación de «numerosos especímenes»; solo en el tercer trimestre de 2018 estos aumentaron el 40% respecto al año previo, con unas estimaciones que elevan hasta cuatro millones las nuevas aplicaciones maliciosas.

Se advierte del uso de «instant apps» o aplicaciones de ejecución instantánea que permiten al atacante tomar control completo del interfaz de usuario del dispositivo móvil y lanzar, por ejemplo, ataques completos de «phishing» (con los que el atacante obtiene de forma fraudulenta información relevante de la víctima) tras abusar de los gestores de contraseñas.

«La concienciación y adopción de buenas prácticas en la configuración de dispositivos móviles es una de las mejores defensas para prevenir y detectar ese tipo de incidentes y amenazas de seguridad»

«La concienciación y adopción de buenas prácticas en la configuración de dispositivos móviles es una de las mejores defensas para prevenir y detectar ese tipo de incidentes y amenazas de seguridad», explica a EFE el jefe del Departamento de Ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional (CCN), Javier Candau.

En las «Guías prácticas de seguridad en dispositivos móviles» elaboradas y difundidas por el CCN se analizan los mecanismos y la configuración de seguridad recomendados para los distintos sistemas operativos, con el objetivo de reducir la superficie de exposición frente a estos ataques, recuerda Candau. Desde el punto de vista de la seguridad, sigue siendo «crucial» la adopción por parte del usuario de las últimas versiones de los sistemas operativos móviles para mitigar vulnerabilidades públicamente conocidas, destaca el documento.

Lucrativo negocio

En el mismo también se alerta del ciberfraude mediante publicidad, que es actualmente «uno de los negocios más lucrativos» con una distribución que aumenta mediante aplicaciones móviles cuyo papel es «muy relevante». El coste global estimado de anuncios fraudulentos (sobre los que supuestamente el usuario hace clic) es de unos 19.000 millones de dólares al año, según el informe.

La autenticación biométrica (a partir de la identificación de rasgos o características intrínsecas de cada persona) se consolida como el elemento más habitual y demandado para el desbloqueo de dispositivos, y para 2019 se apunta a los dispositivos móviles entre los principales objetivos de las ciberamenazas una vez más.

 

ransomware-k9UC--620x349@abc