En el marco del Covid-19 ha dado comienzo el congreso para desarrolladores de Microsoft, el Build, que se suele celebrar en Seattle pero que este año ha pasado a ser 100% digital. Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, ha comenzado su presentación inaugural relatando cómo la empresa estadounidense ha contribuido a la crisis provocada por la pandemia mundial, desde el «bot» de asesoramiento sobre el Covid-19 para que las organizaciones puedan evaluar a los enfermos, hasta la aplicación que ha usado el gobierno sueco para monitorizar el uso del material sanitario.

Satya ha insistido en que los desarrolladores son ahora más necesarios que nunca, dándoles un gran protagonismo en este momento en el que todas las organizaciones han necesitado pasar a funcionar de forma remota con todos sus empleados en casa, además de automatizar muchos de sus procesos que antes eran manuales, gracias al RPA, automatización de robotización. «Esta crisis sanitaria nos ha dado una oportunidad para demostrar la misión de Microsoft de empoderar a todas las personas y organizaciones del mundo para hacer más», aseguró el directivo durante su intervención.

El trabajo en remoto ha traído grandes consecuencias para muchas empresas, al verse forzadas a vaciar las oficinas y mandar a todos los empleados a casa, ha provocado la aceleración de la transformación digital, en dos meses se han concentrado dos años de digitalización El mundo se ha tenido que adaptar a hacer todo en remoto, siendo al mismo tiempo productivos y comunicativos a distancia en tiempo record.

Github, comprada por Microsoft en el 2018, es ya el hogar de 50 millones de desarrolladores donde publican los repositorios de sus aplicaciones. La comunidad ahora mejora su integración con Azure, por ejemplo, con Static Webs, que con prácticamente dos clics es posible publicar una página web desde Github y alojarla en Azure. Además, ahora Github ha pasado a ser gratuito.

Nadella afirmó que Windows es el mejor entorno para desarrollar, incluso en Linux, ya que ahora integra la consola de comandos de Linux. Curiosamente, Microsoft ha pasado de ser un detractor de Linux con Steve Ballmer, a ser uno de los mayores proveedores del sistema de código abierto del mundo. Además, Visual Studio, el entorno de desarrollo de Microsoft, es ya uno de los sistemas más populares para programar con un crecimiento del 27% sólo este año.

En cuanto a Windows 10, se ha incrementado en un 75% el tiempo que los 75.000 millones de usuarios de Windows pasan el sistema operativo respecto a 2019. Para facilitar el trabajo a los desarrolladores, y poder agilizar la producción de aplicaciones tanto para Win32 como UWP, las aplicaciones de la tienda de Microsoft, la empresa de Seattle ha anunciado «Proyect Reunion», que desacopla la aplicación del sistema operativo y permite crear una sola aplicación que funcione en todos los entornos, con algunos ajustes. Es una forma de atajar el problema que ha tenido Microsoft para llenar de aplicaciones UWP su tienda «Microsoft Store». Si el proceso es sencillo, probablemente más desarrolladores se inclinen a crear aplicaciones UWP.

En ese sentido, unos 3,5 millones de usuarios utilizan ya «Power Platform», tanto desarrolladores profesionales como desarrolladores ciudadanos, creando aplicaciones lowcode o nocode. Como aclaración, un desarrollador ciudadano es un desarrollador no profesional que crea aplicaciones de negocio para otros. «Power Platform» ha tenido un 50% de crecimiento el último año, con más de 70.000 orgranizaciones utilizándolo.

El 95% de las «500 Fortunes» utilizan la infrastructura de Microsoft y sus 61 centros de servidores, ofreciendo la gama más completa de servicios de inteligencia artificial. Uno de ellos anunciado en este congreso son el nuevo servicio de machine learning responsable para que los clientes puedan crear modelos de inteligencia artificial con menos sesgos de datos e interpretaciones. Azure también se actualiza con Synapse Link, uniendo los servicios de bases de datos operativos y la analítica, reduciendo costes y tiempo.

Teams, la plataforma de colaboración de Microsoft ha multiplicado su uso por tres en los últimos dos meses, hasta llegar a los 75 millones de usuarios únicos diarios, y 180.000 instituciones educativas adscritas. Además, ahora es más sencilla la integración de aplicaciones de terceros como Trello y Jira, y de Power Apps y cuadros de mando. Además, junto con Office 365, Teams incorpora a partir de hoy «Fluid Framework», anunciado en el año pasado, ahora cuenta con componentes fluidos, que permiten editar un archivo en cualquier lugar y de forma colaborativa. Por ejemplo, una hoja de Excel se convierte en un objeto independiente y se podrá editar por todo un equipo en Outlook, Teams o el propio Excel, conservando en todos los espacios la misma versión. Es una de las grandes apuestas de Microsoft de este año para unificar sus plataformas de Office 365 y Teams.

 

satya-kdBD--620x349@abc