Archivos por Etiqueta: buscador

¿Es mejor el buscador DuckDuckGo que Google?

El buscador DuckDuckGo ha saltado a la actualidad al ser proclamado como el motor de búsqueda utilizado por defecto por el fundador de Twitter, Jack Dorsey, un buscador que destaca por su apuesta por la privacidad de los usuarios al no recopilar ningún tipo de información sobre la actividad que realizan en la web, como sucede con otros navegadores como el de Google.

El buscador de Google es uno de los más utilizados por los internautas hoy en día, en él los usuarios realizan todo tipo de búsquedas, desde las más sencillas, como el nombre de un actor que no recuerdan, hasta las más complicadas, como recabar información para llevar a cabo un trabajo de investigación.

Sin embargo, la utilización de este servicio por parte de los usuarios conlleva que sus datos sean registrados en la plataforma para mejorar los servicios y productos, como señalan desde la página de seguridad de Google. Así, declaran que cuando se realizan búsquedas en Google, se obtienen indicaciones en Maps o se ve un vídeo en YouTube, la compañía almacena datos sobre la actividad del usuario.

«Las búsquedas que haces, los vídeos que ves, los anuncios que ves o en los que haces clic, tu ubicación, los sitios web que visitas, los dispositivos, navegadores y aplicaciones que usas para acceder a los servicios de Google» son los datos que recoge la compañía, según apuntan en su página de seguridad -y que el usuario puede gestionar desde Mi Cuenta de Google-.

Es por ello por lo que nació DuckDuckGo, un buscador alternativo cuya máxima es no persigue al usuario, no pone anuncios, «solo somos un buscador», como explican en su página oficial. El buscador ya lleva en la red cerca de diez años, y aunque no cuenta con la popularidad de Google, sí que tiene el apoyo de Jack Dorsey. Dorsey ha expresado a través de su cuenta oficial en la plataforma su preferencia por DuckDuckGo con respecto a otros buscadores. «Amo DuckDuckGo. Mi motor de búsqueda por defecto desde hace un tiempo. ¡La ‘app’ es incluso mejor!», ha declarado en su publicación. DuckDuckGo no solo cuenta con versión web, pudiendo ser añadida como extensión de los navegadores Chrome, Firefox y Safari, sino que también está disponible para los dispositivos iOS y Android a través de la App Store y Play Store, respectivamente.

Apuesta por la privacidad

DuckDuckGo se define por su apuesta por la protección de la privacidad de los usuarios cuando hacen uso de su buscador. «Somos el proveedor de herramientas de protección de privacidad líder para ayudarte perfectamente a volver a tomar el control de tu información personal online», ha asegurado el fundador y CEO de DuckDuckGo, Gabriel Weinberg.

«Buscar en la web con DuckDuckGo es completamente anónimo», ha explicado en su escrito, «simplemente no recopilamos o compartimos nada de tu información personal que pueda atarte a tus búsquedas». De esta forma, no se crean historiales ni ningún tipo de perfil de datos de cada individuo, lo que impide también que el usuario reciba anuncios personalizados.

«No guardamos tu historial de búsqueda. Por lo tanto no tenemos nada que vender a anunciantes que te persiguen por internet», describen en su página oficial. Es habitual que en otros buscadores como Google, los usuarios reciban anuncios personalizados como consecuencia del rastreo que hace la plataforma sobre, por ejemplo, las páginas que visita a través de por ejemplo las «cookies» de las webs.

Además, desde su página puntualizan que no rastrean la información, «ni navegando en modo incógnito ni navegando sin él». El modo incógnito es el que ofrecen los navegadores para que los internautas puedan hacer búsquedas sin que quede registrada su actividad.

Herramientas de búsqueda

Por otra parte, DuckDuckGo también ofrece una serie de herramientas dentro de su buscador para hacer la experiencia de búsqueda en internet «no solo privada, sino más rápida y un poco más divertida», como asegura Weinberg.

Así, cuenta con herramientas de mapas, información del tiempo, respuestas para los negocios locales como direcciones de restaurantes y números de teléfono, noticias, imágenes, vídeos, una sección para compras, definiciones, referencias a Wikipedia, conversiones entre monedas, información sobre vuelos, calculadora, cronómetro, resultados deportivos, y relación pregunta/respuesta.

Además, incluye herramientas adicionales como «bangs», que son atajos que permiten llevar al usuario directamente a una de las cerca de 12.000 páginas web que ofrece DuckDuckGo cuando realiza una búsqueda. Y ofrece también la posibilidad de filtrar los resultados por localización o idioma. Incluso permite cambiar la apariencia del buscador a través de, por ejemplo, aplicar su modo oscuro.

 

google-U30835232952PgD--1240x698@abc

Así afectará al usuario la multa récord impuesta a Google.

La multa récord a Google de Bruselas por imponer su navegador en móviles con sistema operativo Android frente a otras opciones ha levantado fricciones no sólo entre Europa y EE.UU. sino entre los propios expertos europeos cuyas posiciones son divergentes respecto a si la medida favorecerá o no al usuario.

La Comisión Europea impuso esta semana la mayor sanción de la historia por incumplimiento de la normativa de competencia a Google, con una cuantía superior a los 4.300 millones de euros, tras acusar a la empresa de utilizar su sistema operativo Android para reforzar la posición de su buscador.

La sanción, que será recurrida por Google ante los tribunales, ha levantado heridas a nivel internacional. El propio presidente de EE.UU., Donald Trump, salió a la palestra para advertir de que la Unión Europea (UE) se aprovecha de su país «pero no por mucho tiempo». Sin embargo, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, considera que Google ha usado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda, con unas prácticas que han negado a sus rivales la oportunidad de innovar y competir por sus méritos.

Google defiende la «democratización» móvil

Google, por su parte, alega que su tecnología ha creado «más elección para todos, no menos» al hacer disponibles 24.000 dispositivos de todo tipo de precios, de más de 1.300 marcas diferentes. Los expertos tecnológicos difieren sobre lo justificado o no de la decisión de penalizar a Google y de sus posibles efectos sobre el usuario. El director de Análisis de la consultora IDC Research España, José Antonio Cano, explica a Efe que la multa a Google era «previsible» por saltarse la ley antimonopolio europea.

Más opciones de búsqueda

Con esa penalización a Google quien se verá especialmente favorecido es el usuario, no tanto por el impacto en el sistema operativo Android,que seguirá igual, sino por la posibilidad de disponer ahora de mayores opciones de búsqueda y libertad para retirar aplicaciones del móvil que no le gustan, explica el responsable de IDC. Google «no puede obligar a los fabricantes de móviles a usar sus servicios de forma unidireccional, ni exigir la instalación de sus aplicaciones prefijadas que no se puedan desinstalarse», añade el experto.

Ventajas a los fabricantes

Por el contrario, el profesor del IE Business School y experto digital Enrique Dans se pregunta en su blog «¿Dónde está el daño por parte de Google?», y explica que los usuarios sin duda están contentos con Android y lo adoptan hasta el punto de convertirlo en líder absoluto del mercado europeo y mundial. Los desarrolladores tienen una plataforma sobre la que ofrecer sus aplicaciones y más de dos millones de ellos trabajan en Europa sistemáticamente sobre ella, continúa Dans. Añade este experto que los fabricantes trabajan con un acuerdo con Google cuyas cláusulas pueden ignorar, y si deciden cumplirlas es porque suponen en general ventajas para aproximarse al mercado.

A la pregunta de si la multa a Google supone «matar a la gallina de los huevos de oro» en temas de innovación en Europa, el responsable de IDC contesta con un no rotundo. Al contrario, continúa, tras explicar que dicha acción podría convertirse «en un aliciente» para redefinir el marco de relaciones de la tecnológica con el resto de proveedores de móviles, como ocurrió con la multa también histórica contra Microsoft hace más de una década por exigir la instalación de Explorer junto a su sistema operativo Windows.

Elegir qué «apps» mantener o desinstalar

Es una «buena noticia» que los fabricantes de móviles con sistema operativo Android puedan decidir a partir de ahora si llevan el navegador de Google u otro, añade. Continúa que el usuario seguirá utilizando Android y los servicios de Google, aunque se verá beneficiado porque podrá elegir qué aplicaciones desea mantener o desinstalar de todas las «apps» de dicha tecnológica prefijadas, que ahora no puede eliminar por ir incorporadas al terminal por defecto, y así podrá personalizar aún más su móvil y mejorar su experiencia de usuario.

Frente a ese optimismo, Enrique Dans advierte de que «estamos sin duda ante una de esas medidas políticas que deciden ignorar completamente las bases de toda legislación antimonopolio, es decir que exista un daño al mercado o a la libre competencia», que en este caso no existe. Lamenta esta posición de la UE que sigue «el camino mediático, el de la multa récord, el de la sanción arbitraria independientemente de los efectos sobre ese mercado; un camino que no lleva absolutamente a ninguna parte».

Sobre posibles víctimas tecnológicas por temas de competencia en la UE, Apple podría ser la siguiente según se especula en el mercado, aunque sus peculiaridades son muy distintas a las de Google, al tratarse de un ecosistema cerrado, donde desde el terminal, hasta el sistema operativo y las aplicaciones propietarias pertenecen a dicha compañía, recuerda Cano.

 

1408502355-kNMI--620x349@abc

Así determina Google lo que estas intentando buscar.

Cuando los usuarios hacen una búsqueda desde el buscador Google, el de mayor éxito en la actualidad, el sistema se anticipa a los términos clave introducidos. Es la función «autocompletar», que facilita la tarea de recibir los resultados más apropiados. Está diseñada para acelerar las búsquedas que está comenzando a escribir.

Por inercia, siempre se ha asociado las sugerencias de búsqueda a las peticiones recurrentes. Por ejemplo, cuando uno escribe «San Francisco» la caja de texto añade otros términos como «tiempo», «Giants», «valley» u «hoteles». Según las estimaciones de la compañía, esta característica -que también está presente en la barra de direcciones del navegador Chrome- permite ahorrar hasta un 25% la escritura.

«Las llamamos predicciones en lugar de sugerencias, y hay una buena razón para eso. La función de autocompletado está diseñada para ayudar a las personas a completar una búsqueda que tenían la intención de hacer, no para sugerir nuevos tipos de búsquedas», asegura en un comunicado  Danny Sullivan, miembro del equipo de búsquedas de la compañía.

Acceso a la ubicación y el historial

En su opinión, el sistema analiza las búsquedas reales que suceden en Google mostrando así «las tendencias más comunes» y «relevantes» y también aprovechando la ubicación y el historial de búsquedas realizado por el usuario. «Las predicciones cambian en función de los nuevos caracteres que se ingresan en el cuadro de búsquedas», relata. Por ejemplo, si en lugar de escribir «san f» se pasa a «san fe» desaparecen las sugerencias relacionadas con San Francisco de manera automática.

Lo que elimina de la función

Desde Google destacan, además, que se eliminan aquellas sugerencias que infringen sus políticas de uso, entre las que se encuentra la imposibilidad de recibir esta función en caso de realizar búsquedas relacionadas con contenidos sexuales o pornográficos, con mensajes de odio hacia diferentes etnias o religiones, las consideradas violentas y otras que, durante la observación, se califican de «spam».

En ese sentido, la actual política de la compañía establece que no aparecerán en esas «predicciones» mensajes de odio hacia determinadas razas, etnias, religiones, discapacidad, sexo, edad, nacionalidad, orientación sexual o identidad de género. Aunque dependerá -argumenta- de si se trata por ejemplo de letras de canciones o títulos de libros que pueden ser algo controvertidos pero que no atentan contra un colectivo.

Resultados inapropiados

Para que una predicción desaparezca de la función autocompletar, la compañía emplea sistemas informáticos para detectar las búsquedas inapropiadas. «Procesamos miles de millones de búsquedas por día», reconoce Sullivan, pero reconoce que estos mecanismos de detección no son perfectos con lo que, en ocasiones, se pueden «colar» sugerencias que atenten contra su política. Para ello, desde el pasado año, Google permite que los usuarios denuncien ciertos resultados.

Pese a que en ocasiones se muestran resultados algo extraños, la empresa subraya que estas predicciones «no reflejan necesariamente las opiniones deleznables que algunos puedan tener», sino que pueden venir de aquellos usuarios que solicitan al buscador contenido específico. En ocasiones, sin embargo, producen resultados inesperados que pueden derivar en la propagación de contenidos cargados de desinformación.

 

Autocomplete_1.max-1000x1000-kZm--1240x698@abc (1)

El algoritmo de Google priorizará entre sus resultados, los de aquellos medios a los que estés suscrito

Google es el mayor (y principal) buscador de contenidos en internet. Para muchos internautas es, incluso, su principal puerta de entrada al mundo virtual y al conocimiento. Su hegemonía es indiscutible a pesar de los esfuerzos de otros servicios como Bing o Yahoo. Una situación que le permite manejar a su antojo el algoritmo informático que se encarga de organizar los resultados de búsqueda.

Esa fórmula matemática que permite posicionar los diferentes resultados en función del criterio de búsqueda introducido por los usuarios sirve de puente a las audiencias. Y el gigante estadounidense, a lo largo de su larga ya existencia, lo ha ido modificando continuamente en función de sus intereses. Uno de los posibles nuevos movimientos puede representar, sin embargo, un punto de inflexión en las técnicas de posicionamiento web diseñadas, sobre todo, por los medios de comunicación.

Según desvela «Bloomberg», el gigante de internet está preparando un importante cambio en su algoritmo de búsqueda para darle mayor prioridad (es decir, que aparezcan antes en las páginas de búsqueda) a los contenidos informativos pertenecientes a medios y periódicos que dispongan de suscriptores. Así, según las primeras filtraciones que se han aireado, los usuarios de Google que están suscritos a determinados periódicos se encontrarán que los artículos de esas publicaciones aparecen más arriba en los resultados de búsqueda.

Un escenario que, según los expertos, forma parte de los esfuerzos de la compañía norteamericana en potenciar a los medios en su estrategia de «localizar y retener lectores de pago». De momento, no ha trascendido si este paso se dará este mismo año y tampoco si se aplicarán a todos los países. Tampoco se sabe si será un cambio unilateral en donde las empresas mediáticas deberán adaptarse o se tratará de una serie de herramientas de cara a lograr una rentabilidad de sus lectores.

Los expertos insisten en la idea que estas posibles medidas de Alphabet, empresa matriz de Google, están enfocadas a reducir el impacto y difusión de las llamadas «fake news» o «noticias falsas», que en el último año han enturbiado la percepción social de las redes sociales después de las polémicas elecciones presidenciales de EE.UU. «Google siempre busca la relevancia de los resultados, y parece que ha asumido que si estás suscrito a ciertos medios no sólo no te importaría que saliesen antes en tus resultados de búsqueda sino que lo agradecerías, de hecho esta medida podría ayudar en la lucha contra las «fake news», porque si un usuario se encuentra suscrito a un medio es porque a priori confía en su criterio editorial», considera en declaraciones a este diario Ismael El-Qudsi, director general de la consultora especializada Internet República.

Además de este posible impacto, con esta medida la compañía «puede ganar un punto con los medios», ya que a juicio de este experto «compartiría datos con ellos sobre qué usuarios estarían más dispuestos a suscribirse» a dichos medios.Aunque también existen otras fórmulas en las que está trabajando. «Google podría estar planteándose ofrecer a los medios nuevas opciones para monetizar sus contenidos, como la posibilidad de hacer micropagos por cada artículo de un medio que los usuarios de Google quieran leer», sugiere.

No es la única que está trabajando sobre su influencia en los contenidos informativos. Facebook, la mayor red social del mundo, también ha introducido recientemente cambios importantes en su algoritmo de News Feed de cara a reducir la visibilidad de las informaciones publicadas por las páginas de empresa y medios de comunicación, aunque ha anunciado un proyecto para darle mayor relevancia a las noticias hiperlocales. El área de las noticias tampoco ha pasado de largo en Apple, la mayor empresa de tecnología de consumo del mundo, que cuenta con su propia aplicación News y, recientemente, ha reforzado esta estrategia con la compra de Texture, un servicio de revistas digitales considerado como el «Netflix de las revistas».

32794692-kwgC--1240x698@abc

Tras 20 años, Google cambiará su portada para ser más que un buscador

La portada de Google es, una y otra vez, el ejemplo más constante de sencillez en el diseño. Un logo, una caja de texto y dos botones: “Buscar” y “Voy a tener suerte”. Eso es todo. O eso era hasta dentro de pocos días, cuando Google, más de 20 años después, cambie su portada. Nada es para siempre.

Google va a añadir contenido muy similar al que ya ofrece en los móviles Android que utilizan Google Now, un programa que muestra resultados del equipo preferido de fútbol, baloncesto o los deportes escogidos, recetas, noticias sugeridas basadas en intereses, o incluso frases en el idioma local cuando se está de viaje.

En 2012, cuando lanzaron el Nexus, un móvil potente para aquel momento con Android limpio que quería servir de patrón para la industria, se estrenó esta fórmula. Desde entonces, todos los móviles y tabletas con el sistema operativo limpio lo incluyen. Forma parte de la visión de futuro de Google para servir contenido a medida. En diciembre añadieron una capa adicional de inteligencia artificial para aprender mejor de los patrones de uso de los usuarios.

“Se verán tarjetas [como llaman a cada una de las fichas con información] con destacados de deportes, las noticias más relevantes, vídeos que han despertado interés, música que podría gustarte y temas para leer más y más. El listado no se basará solo en tus interacciones con Google, sino que también tendrá en cuenta qué está despertando interés en tu zona y el resto del mundo”, sostiene a través de un mensaje Shashi Thakur, vicepresidente del buscador a cargo del proyecto.

Otra novedad está en que los usuarios podrán seguir temas a partir de una búsqueda, algo así como una suscripción a un tema, pero no a una publicación. Una opción que parece heredada de Google+, su último intento por asaltar las redes sociales, por ahora sin éxito, pero con interesantes avances técnicos.

Según Google los cambios se harán primero en Estados Unidos y paulatinamente al resto de países en las próximas semanas. Mientras que los usuarios de móviles y tabletas parecen acostumbrados a esta forma de ofrecer contenido, queda la incógnita de cómo reaccionar cuando el cambio se dé también en el escritorio, el soporte que, por otro lado, es la forma de navegación que más decrece frente al móvil. El paso más previsible tras este cambio sería la inclusión del asistente de voz.

Una de las lecturas de este cambio es que quieren que el usuario entre en su servicio identificándose, que sepa quién es el que entra para servir resultados a medida, más certeros, pero también más parciales. Algo que ya promueven en la actualidad, cuando se navega con la cuenta de correo activada, por ejemplo, y que sirve para tener mejor seguimiento de la sesión de navegación, sobre todo si se hace con Chrome, también hecho por ellos y dominante en el sector. Así consiguen que los resultados de búsquedas sean distintos para cada perfil. Algo que ya sucede, pero no se evidencia con tanto acento y que en lo sucesivo afectará también al posicionamiento de las páginas.

Google será más complejo, menos limpio, con una portada más cercana a Yahoo, MSN o Bing de Microsoft, pero ganará más poder en distribución de contenido, conocimiento del usuario y podrá negociar el precio de las palabras con más datos para definir el valor de cada perfil.

1500960018_140521_1501001639_noticia_fotograma