Archivos por Etiqueta: camara

Los rumores apunta a una nueva revolución de Apple con su nuevo iPhone

La tibia acogida de los últimos modelos de iPhone ha situado a Apple en una encrucijada; reducir precios de su producto estrella para incrementar las ventas o cambiar la estrategia empresarial. Todos su productos, sobre todo, la línea de servicios que es la que más ha crecido, tienen buenos rendimientos en los diferentes mercados, pero la inestabilidad de China, al igual que a otros fabricantes, le ha pasado factura.

Este curso se espera que el gigante de la tecnología vuelva a renovar el dispositivo en otoño. Si se cumplen los pronósticos, continuará con un diseño muy similar a los modelos anteriores, pero las primeras imágenes conceptuales difundidas por algunos analistas del sector como OnLeaks y DigitIn sitúan a un avance en su apartado fotográfico. Un logro que, sin embargo, y en base a las primeras fotografías diseñadas presumiblemente de manera artificial, puede hacer que la firma sacrifique uno de sus pilares básicos en el desarrollo de productos, el diseño industrial.

Así, se cree que el próximo iPhone, cuyo nombre puede ser iPhone XI, puede contar con un módulo en la parte trasera que sirve de espacio para ubicar tres cámaras, dos de ellas alineadas de manera vertical y una tercera debajo del flash. Un concepto que puede derivar en críticas por su diseño en caso de que finalmente Apple opte por esta opción.

De tal manera que el terminal estará preparado para la tecnología 3D dado que esa tercera cámara podría generar imágenes en esta perspectiva y en clara apuesta por la realidad aumentada. También se ha empezado a especular en torno a que la firma estadounidense mejore la tecnología de fotografía computacional como medida para superar a sus rivales del sector.

Aunque todo forma parte del batiburrillo de rumores, lo que ha empezado a trascender es que el próximo iPhone tiene muchas papeletas de repetir el mismo diseño de sus predecesores, incluído el controvertido «notch» o pestaña superior de la pantalla. Tres son los modelos que se han rumoreado por el momento, dándose además por hecho que contarán todos con nuevos procesadores y más memoria RAM.

Clipboard-kVJ--620x349@abc

La última tendencia en los smartphones : la cámara dual.

El Mobile World Congress 2017 ha dejado clara cuáles son las tendencias actuales sobre las que los principales fabricantes de «smartphones» centran su estrategia para sobrevivir en un mercado casi saturado. La doble cámara, junto a la «megapantalla», es sin duda una tendencia cada vez más asentada. Pero no nueva.

Barcelona ha sido testigo de la presentación del nuevo Huawei P10 o del LG G6. Ambos «smartphones» cuentan con un sistema de doble cámara, una opción que atrae al usuario por las capacidades fotográficas que ofrece el terminal. Pero, ¿en qué consiste exactamente la cámara dual? Te adelantamos ya que no es para hacer dos fotos diferentes.

El objetivo que persigue este sistema es muy simple: captar la mejor fotografía. Y, para ello, en vez de un sensor, los móviles con doble cámara funcionan con dos sensores independientes que, a su vez, trabajan juntos para fotografiar la mejor instantánea. La diferencia es que no todos los fabricantes incorporan este sistema con las mismas funcionalidades. Es decir, mientras que un terminal con doble cámara persigue abrir el campo de visión otros otorgan al usuario la posibilidad de hacer fotos perfectas incluso en condiciones con poca luz.

Sin ir más lejos, el sistema de doble cámara del Huawei P10 y del LG G6, los últimos en el mercado, no funcionan de la misma manera. El gigante chino ha vuelto en confiar en Leica para su doble cámara, como ya hizo con el P9. Pero esta vez ha incorporado un modo retrato especial, a través de un software específico.

Con un sensor monocromático de 20 Mpx, uno RGB de 12 Mpx, algoritmos de fusión mejorados y apertura f/1.8, la nueva serie P ofrece unas prestaciones fotográficas artísticas y técnicas de calidad excepcional. Al igual que con el P9, mientras que un sensor capta la información monocromática de la imagen, el otro captura la información RGB para combinarlas y ofrecer la fotografía final.

Estas lentes ofrecen versatilidad y capturan los detalles más nítidos, logran un enfoque veloz y la mejor luminosidad en condiciones de escasa luz. Además, el nuevo algoritmo de profundidad de campo permite utilizar el efecto «bokeh» para crear imágenes más definidas y claras, con colores más vivos en el primer plano y un elegante difuminado en el segundo. Dicho efecto natural está disponible en los modos RGB y monocromo y se puede revertir después de tomar la foto.

En el Mate 9, Huawei instaló una cámara Leica dual con sensor RGB (de color) de 12Mpx y un sensor monocromo (blanco y negro) de 20Mpx. El sensor RGB se centraba en captar los colores vivos para poder combinarlos en la imagen final con el monocromo, que se encargaba de reproducir los detalles más sutiles. Incluso en condiciones de baja luminosidad. Así, este «smartphone» superpone la fotografía a color con la de blanco y negro, dando como resultado una muy buena combinación.

El Honor 5 también cuenta con una cámara dual con dos sensores de 12 Mpx; un sensor RGB para capturar colores y un sensor monocromático para el detalle.

Con el G5, predecesor del recién presentado G6, LG también incorporó el sistema de doble cámara trasera (una de 16 Mpx y otra de 8 Mpx) que, combinadas, podían hacer fotografías en modo gran angular de hasta 135 grados, algo impensable con un «smartphone» normal, cuyo campo de visión es casi dos veces menor.

El LG G6 incorpora un gran angular de 125 grados. La diferencia con el G5 es que la doble cámara trasera, es decir, los dos sensores, tienen 13 Mpx, de tal manera que se pueden hacer fotos panorámicas sin perder calidad, algo que las cámaras de teléfonos convencionales no pueden.

Dos tipos de zoom

Fue con el iPhone 7 Plus cuando el sistema de doble cámara se hizo también muy popular. El último terminal de los de Cupertino, presentado en septiembre de 2016, lleva una doble cámara de 12 Mpx con gran angular y teleobjetivo además de zoom de dos aumentos sin perder ni pizca de nitidez. Sin embargo, la capacidad de acercar el foco para fotografiar lo que queremos es especial en este terminal.

Las cámaras tienen dos tipos de zoom: el óptico, el que realiza la misma cámara, y el digital, que depende del software del terminal. En este caso, Apple lo mejoró de tal manera que el zoom digital permite al usuario hacer fotografías con hasta diez aumentos en fotos y seis en vídeo.

Cabe recordar que, en la actualidad, lo máximo que se consigue es un zoom de dos aumentos. Por esta razón, Oppo ha presentado en el MWC 2017 el sistema «5x Dual Camera Zoom» que permite hacer fotografías con hasta cinco aumentos sin perder calidad.

Xiaomi lanzó en verano el Redmi Pro, un terminal con doble cámara trasera centrado en la profundidad de campo. Mientras que el sensor de 13 Mpx de Sony captura las imágenes fijas, el segundo de Samsung, y 5Mpx, capta información de profundidad.

En 2014, HTC lanzó el One M, un «smartphone» con cámara principal de 4 Mpx con tecnología Ultrapixel y sistema Duo Camera Flash LED, que incluía una cámara secundaria de 5 Mpx y angular. Lo que permitía era captar imágenes jugando con la profundidad.

En definitiva, la doble cámara, en función del modelo, permite obtener mejores fotos en condiciones de baja luminosidad, hacer zoom sin perder calidad y capturar imágenes con gran angular.

lg-g6-kaSB--620x349@abc

Xiaomi se lanza a por la gama alta y presenta el futuro de los móviles

“Esto que os voy a mostrar parece ciencia ficción, pero no lo es”. Lei Jun, consejero delegado de Xiaomi, sabía que tenía un as en la manga. Cuando todos daban por hecho que la presentación del nuevo buque insignia del fabricante chino estaba acabando, Lei ha mostrado la estrella que tenía escondida: el Xiaomi Mi Mix, un espectacular teléfono móvil diseñado por Philippe Starck. “Es el smartphone del futuro”, ha asegurado Lei esta tarde frente a un sorprendido público que ya comenzaba a abandonar el estadio de la prestigiosa Universidad de Pekín. “Hace diez años este móvil cambió el mundo”, ha dicho mientras mostraba una fotografía del primer iPhone. “Desde entonces, todos se han parecido. En los próximos diez años, el smartphone seguirá siendo indispensable en nuestras vidas, pero cada vez se parecerá más al Mix”.

Se trata de un terminal en el que lo más llamativo es que la pantalla de 6,4 pulgadas cubre nada menos que un 91,3% del tamaño total del cuerpo, que está hecho completamente de cerámica. Eso supone un 23% más que en el iPhone 7. De esta forma, parece como si casi todo el móvil fuese un cristal, con una estrecha banda negra en su extremo inferior. “Teníamos en mente que el móvil del futuro sería un simple cristal transparente. Obviamente, ese es un concepto que puede que nunca se materialice. Pero nos sirvió de guía para investigar. Cuando empezamos a trabajar en el Mix no pensamos en la posibilidad de fabricarlo en masa. Pero, al final, ha sido posible gracias a nuestro joven equipo, que no tiene miedo y que ha logrado el rápido desarrollo de nuevas tecnologías que van a cambiar la industria”, ha apuntado Lei.

Entre las curiosidades del terminal está, por ejemplo, la cámara de los selfis que se ubica en la parte inferior y toma fotografías inversas que se rotan automáticamente. Y también la extraña ubicación del auricular, cuyo funcionamiento bajo el cristal no ha detallado Lei. “El costo de producción es extremadamente elevado, pero no lo hemos querido pasar a los consumidores”. Así, la versión tope de gama, con 6GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento interno, cuesta 3.999 yuanes (540 euros), la mitad de lo que hay que pagar por el iPhone más caro de Apple. Y la más barata, con 4GB de RAM y 128GB de ROM, se puede adquirir por 3.499 (475 euros).

“La cerámica es un material muy antiguo, pero a la vez muy vanguardista. Sobre todo porque es extremadamente fuerte, cuatro veces más que el acero. Y proporciona una estética que no muere”, ha explicado el diseñador francés durante su aparición estelar sobre el escenario. Pero también es material muy delicado y difícil de manejar. “Cada cien cuerpos que fabricamos, sólo unos pocos pasan los tests de calidad, porque es difícil lograr que el borde quede perfecto”, ha añadido Lei. En cualquier caso, el móvil destaca también por muchos otros elementos: incorpora el nuevo chip Qualcomm Snapdragon 821, y lo hace a una frecuencia superior a la del Pixel de Google -2,35 Ghz.-, cuenta con una generosa batería de 4.400 mAh. con carga rápida 3.0, y destaca en fotografía y audio gracias a una cámara con un sensor de 16 megapíxeles y sonido de alta definición.

Lógicamente, el inesperado bloque cerámico negro del Mix, que incluye un toque de oro de 18 kilates en el borde de la cámara, ha eclipsado al otro móvil que, en realidad, es el que el público había ido a conocer. Y había mucha expectación, porque han pasado ya casi dos años desde que Xiaomi decidió romper la barrera psicológica de los 3.000 yuanes (400 euros) con un smartphone. Es un período de tiempo extremadamente largo para un país y un sector caracterizados por la gran velocidad a la que evolucionan. Así, aunque el Mi Note continúa siendo un gran smartphone, con un procesador Qualcomm Snapdragon 810 y 4GB de memoria RAM, carece de elementos tan básicos ya como el sensor de huellas dactilares, que Xiaomi incorpora incluso en los aparatos de gama baja, o el estabilizador óptico que mejora sustancialmente la calidad de fotografías y vídeos en móviles más económicos.

Pero parece que la espera ha valido la pena. El Mi Note 2 que hoy ha presentado la marca china es un poderoso terminal que nace con la vocación de convertirse en un misil dirigido a la línea de flotación de competidores como Samsung o Apple. No en vano, a pesar del fiasco que ha sufrido la empresa surcoreana con elexplosivo Galaxy Note 7, Xiaomi ha optado por copiar su estrategia y ha decidido sumarse al selecto grupo de fabricantes que hacen suya la pantalla curvada por ambos extremos. Es un elemento cuya utilidad puede resultar cuestionable, pero que otorga al nuevo buque insignia de Xiaomi un toque distintivo y un aire premium que se completa con un diseño muy cuidado, inteligentemente heredado de su predecesor. Eso sí, debido al uso de cristal en la tapa trasera, el color negro es un imán para huellas dactilares cuando las manos no están perfectamente limpias. El ‘plata glaciar’, sin embargo, resulta espectacular.

Como no podía ser de otra forma, si la apariencia ya es impactante, el cerebrotampoco decepciona. El Mi Note 2 esconde el chip Qualcomm Snapdragon 821, 6GB de memoria RAM en su versión más cara, y una cámara con un sensor Sony de 22,3 megapíxeles. También adopta la tecnología ultrasónica que Xiaomi estrenó con sus dos últimos terminales –el Mi5s y el Mi5s Plus– en el sensor de huellas dactilares, que promete ser el más rápido y fiable del mercado, y el estabilizador electrónico que se echa de menos en la gama media de la marca. Las únicas pegas están en la falta de un estabilizador óptico que ayude al electrónico y en la luminosidad del objetivo de la cámara, que se queda en un f 2.0 que sabe a poco, sobre todo cuando rivales como OPPO han lanzado ya móviles con f 1.7. En cualquier caso, Lei no exagera mucho cuando dice que “es el mejor móvil que existe actualmente en el mercado”.

De hecho, los dos aparatos que ha presentado hoy Xiaomi tienen potencial suficiente para ser disruptivos en la industria, de la misma forma que hizo la marca en sus inicios, cuando logró un éxito fulgurante gracias a su excepcional relación calidad-precio. Sin embargo, también es evidente el giro que Xiaomi está dando a su estrategia comercial. Su presidente, Lin Bin, aseguró a EL PAÍS en una entrevista concedida en 2013 que la compañía era capaz de ofrecer una gran relación calidad-precio gracias a su mínimo presupuesto en promoción y al hecho de que únicamente vendía online, un canal que le ofrecía hasta un 30% de ahorro sobre el tradicional.

No obstante, ahora Xiaomi ya tiene tiendas físicas que guardan parecidos más que razonables con las Apple Store, y sus anuncios están por todas partes: marquesinas de paradas de autobús y de metro, televisión, y hasta ascensores de urbanizaciones privadas. Es más, incluso ha logrado que el renombrado actor Tony Leung sea el embajador del Mi Note 2. Sin duda, ha bastado con ver el tumulto que se ha creado cuando ha aparecido en el escenario para certificar que en China su tirón supera al de estrellas como Scarlett Johannson -que fichó por Huawei- o Cristiano Ronaldo -rostro de Nubia-.

Lógicamente, muchos se preguntan si la marca, que también ha diversificado su catálogo de productos para abarcar casi todos los elementos que compondrán el hogar inteligente, no se está convirtiendo en una más. Desde Xiaomi, sin embargo, sostienen que se están adaptando a las necesidades del público, que demanda lugares offlineen los que puedan ver, tocar, y sentir los productos que, luego, posiblemente adquieran por Internet en las locas ventas ‘flash’ que organiza la empresa. En cualquier caso, es evidente que Xiaomi ha perdido parte del aura de start-up joven que le acompañó en sus inicios, cuando derribó a las empresas tradicionales con una estrategia de desenfadada cercanía al usuario. Pero también es obvio que la competencia ha aumentado, y que rivales tradicionales como Huawei o ZTE han contraatacado copiando la estrategia de Xiaomi. Ahora, sin embargo, la empresa de Lei dispara donde más duele: en el ‘tope de gama’.

Finalmente, aunque la empresa no ha dicho nada al respecto, en la presentación del Mi Note 2 ha flotado el escándalo de los móviles extremeños Zetta, cuya historia ha saltado ya a blogs y foros chinos, donde la mayoría de los usuarios no esconden su sorpresa. En tono de guasa, algunos se preguntan si la crisis económica no ha provocado que España se convierta en la China de hace una década. “La innovación es ahora cosa de empresas como Xiaomi, que consiguen ofrecer la última tecnología a precios asequibles para todo el mundo”, comenta uno de los fans que ha asistido al evento.

1477391187_693221_1477394679_noticia_fotograma

La revolución de las “ojos” de nuestros smartphones.

Pasos importantes se han dado en la calidad de los sensores fotográficos de los teléfonos móviles inteligentes. La exigencia de la demanda por tener en sus bolsillos cámaras cada vez potentes han hecho que los fabricantes y desarrolladores de componentes pongan más atención a los nuevos «ojos» de las nuevas tecnologías.

Una investigación de la Universidad de Utah publicada en «Scientific Reports» ha permitido lograr un hito importante, que podría repercutir a nivel comercialen los próximos años. Los científicos han creado una lente totalmente plana que es hasta diez veces más delgada que un cabello humano. Por supuesto, infinitamente más finas que las existentes actualmente en las cámaras digitales o dispositivos móviles. Este avance permitirá en cinco años, a su vez, ayudar en la fabricación terminales aún más ligeros.

Los ingenieros han desarrollado un nuevo método sin que por ello pierda calidad de imagen, ya que en los ensayos este tipo de lentes son capaces de enfocar en un solo punto como funciona el sistema de producción de imagen. Para conseguirlo, los científicos se han basado en el principio de la difracción, en el que la luz se desvía en contacto con una serie de microestructuras en la curvatura de la lente.

Con el fin de capturar una imagen fotográfica desde una cámara los diferentes colores de la luz deben pasar a través de las lentes mientras convergen en un punto en el sensor de la cámara, un comportamiento que se da también en la retina del ojo. Para lograr la refracción, las cámaras suelen utilizar una seriede lentes curvadas superpuestas con el fin de concentrar todos los colores de la luz en un solo punto.

Los investigadores han encontrado una manera de diseñar una lente plana ultra-delgada mediante el uso de la difracción. «En la naturaleza, vemos este comportamiento cuando nos fijamos en ciertas alas de las mariposas. El color de las alas viene de la difracción», señala Rajesh Menon, ingeniero y miembro del equipo que dirigió el estudio, en declaraciones a «The Guardian».

Los investigadores han utilizado algoritmos creados especialmente para calcular la geometría de una lente para conseguir que diferentes colores puedan pasar a través y centrarse en un solo punto. De esta forma, los científicos, sin embargo, han logrado reducir así la curvatura de las ópticas tradicionales para lograr «nuevas oportunidades». El resultado se denomina «lente super-acromática», que puede estar fabricada en cualquier material transparente como vidrio o, incluso, plástico.uath--620x349