Archivos por Etiqueta: economia

China endurece la guerra comercial a los móviles al prohibir el iPhone

La guerra comercial de los teléfonos móviles avanza sin cesar. Y ahora suma un nuevo capítulo con las patentes de dos de las grandes firmas internacionales. Un tribunal chino ha prohibido la venta e importación de varios modelos de teléfonos iPhone, el producto estrella de la empresa Apple al entender que sus dispositivos móviles violan patentes de la compañía suministradora Qualcomm, que proporciona componentes a las principales marcas del sector. La corte popular intermedia de Fuzhou (China) aceptó dos solicitudes preliminares contra cuatro subsidiarias chinas de Apple y les ordenó que dejen de vender estos productos con carácter «inmediato».

Con ello, China ha levantado una nueva muralla: evitar así la comercialización de terminales iPhone, uno de los terminales más vendidos del mundo. No obstante, esta prohibición no afecta por el momento a los nuevos modelos, iPhone XS, iPhone XS Max y iPhone XR, recientemente lanzados. La razón obedece a que en el momento de presentar la demanda contra Apple estos dispositivos todavía no se habían comercializado. Qualcomm exige la paralización de las importaciones de iPhone que no llevasen instalados sus propios microchips.

Las patentes que se reclaman se basan en algunas funciones que permiten a los usuarios editar y cambiar el tamaño de las imágenes y gestionar las aplicaciones mediante la pantalla táctil. Pese a este anuncio, Apple ha asegurado que los iPhones se podrán comprar por los consumidores chinos y que la fabricación, que se lleva a cabo en varias factorías de China, seguirá en los mismos términos como hasta ahora. «Los esfuerzos de Qualcomm para prohibir nuestros productos supone otro movimiento desesperado de una compañía cuyas prácticas ilegales se encuentran sujetas a investigación por parte de diversas agencias en todo el mundo», explican en un comunicado fuentes de la firma de la manzana.

Esta prohibición coincide en medio de una serie de disputas entre Estados Unidos y China en la venta de teléfonos móviles. El Gobierno estadounidense, apoyado por diversas investigaciones del FBI y sus servicios de inteligencia, sospechan que firmas como Huawei, una de las principales del sector, facilita información de los usuarios a través de sus dispositivos. Esta semana Canadá anunció la detención de Sabrina Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei.

Las autoridades, a petición de EE.UU., le acusan de intentar violar las sanciones contra Irán, país en la lista negra del gobierno de Donald Trump. «Nosotros continuaremos haciendo seguimiento de la vista el próximo lunes. Tenemos mucha confianza en que los sistemas legales de Estados Unidos y Canadá lleguen a la conclusión correcta», sostienen en un comunicado fuentes de la firma china. No es la única firma china acusada en estos términos, puesto que este año se vetó la venta de productos de ZTE, firma de telecomunicaciones y fabricante de teléfonos, al entender que proporcionaba componentes al régimen de los ayatolás.

1411829066-kZQC--620x349@abc

Uno de los canales más vistos de Youtube vendido por mas de seis millones de libras.

Youtube es a veces la plataforma perfecta para alcanzar el éxito. Y eso es precisamente lo que le ha sucedido a «Little Baby Bum», un popular canal de vídeos infantiles que acaba de ser comprado por una agencia vinculada a Disney.

«Little Baby Bum» nació hace siete años gracias a un matrimonio británico, Derek y Cannis Holder, harto de no encontrar contenido infantil decente en la Red para entretener a su hija. A día de hoy, es uno de los canales más famosos de Youtube, el noveno más visto de la plataforma. Tiene más de 16 millones de suscriptores y 17,5 millones de visitas, además de canales en otros idiomas, entre ellos, el español. De hecho, uno de sus vídeos –una compilación de 54 minutos de canciones infantiles y dibujos animados– es uno de los 20 más vistos en la historia de YouTube, con más de 2.000 millones de visualizaciones.

Ahora, «Little Baby Bum» ha pasado a manos de Moonbug, una agencia que dirigen tres veteranos de la industria del entretenimiento: Rene Rechtman, exempleado de Disney, Alfred Chubb y John Robson. Moonbug forma parte de DHX, otra compañía del sector conocida por tener entre sus manos a Ben 10, Popeye y los Teletubbies, tal y como explica «Bloomberg».

Lo que no ha trascendido es el precio que han pagado por hacerse con los derechos, aunque los expertos estiman que la creación oscila entre los 6 y los 8,5 millones de libras (entre 6 y 9 millones de euros, aproximadamente).

Ahora, «Little Baby Bum» tendrá una mayor producción de vídeos e incluso apuntan a que dará el salto a la televisión. Mientras tanto, el matrimonio Holder podrán seguir trabajando en su creación pero ahora con el respaldo de una gran empresa del sector. Eso sí, por contrato, tienen prohibido producir otro contenido infantil en el futuro.

 

litte-baby-boom-kuJH--620x349@abc

¿Está preparado el mundo de los eSports para las amenazas de la profesionalización del sector?

Los deportes electrónicos (eSports) siguen con su crecimiento imparable y se preparan para hacer frente a viejas amenazas que resurgen de la mano de la profesionalización del sector: las trampas, los amaños o el dopaje, entre otras. Para ello, la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) une fuerzas con Esports Integrity Coalition (ESIC)con el objetivo de lograr «una reglamentación más garantista y transparente» y se aferra a sus fortalezas respecto a los deportes tradicionales: «Llevamos dos décadas usando el VAR».

Así lo ha explicado Sergi Mesonero, cofundador de la LVP, que detalla que desde hace cerca de veinte años «todas las partidas de competiciones oficiales están grabadas, con la posibilidad de hacer un seguimiento de cada uno de los movimientos». «Tenemos un VAR por naturaleza», ha sentenciado Mesonero (en referencia al árbitro asistente de vídeo que se está implantando en el fútbol) durante una entrevista concedida a Portaltic.

Este veterano del sector insiste en que en fútbol un jugador puede exagerar una caída para intentar forzar algún tipo de penalización, pero asegura que en el caso de los eSports «los controles son enormes» y niega que se hayan producido trampas en competiciones oficiales en los últimos cuatro años. Quedan atrás casos como el de un jugador de Counter Strike que intentó meter un pendrive para instalar un software que le otorgase ventaja en el juego o el de un profesional del Call Of Duty que trató de usar un mando modificado.

Incluso en el caso de las competiciones no presenciales, los jugadores tienen que conectarse a servidores con software especiales, realizar pruebas de identidad con los administradores o someterse a un control exhaustivo de las IP para que no haya trampas durante las partidas.

Pese a ello, el sector sigue dando pasos para velar por la integridad de las competiciones de videojuegos y luchar contra las trampas y otras formas de manipular las competiciones. Entre las aportaciones de la ESIC destaca el ‘código anticorrupción‘, que se pone ahora en marcha y vela por la integridad de la competición, monitorizando las apuestas y evitando la manipulación de resultados para beneficiarse de ellas.

Un mercado de apuestas muy apetecible

Se prevé que las apuestas en eSports crezcan, desde el punto de vista de facturación, a más de 100.000 millones de dólares en los próximos cuatro años, según el documento aportado por la ESIC al que ha tenido acceso Portaltic. Una cifra «aproximada» – precisa Mesonero – que incluye el mercado negro, activo principalmente en países como Rusia o China. «En el caso de España los volúmenes de las apuestas son muy pequeños», añade.

El organismo internacional manifiesta su preocupación por los grupos de crimen organizado y sindicatos de apuestas corruptos, que recurren al soborno y la violencia para el amaño de partidos. «Una situación para la que los eSports no están preparados actualmente», según la ESIC. Por este motivo, además de la reglamentación se busca formar a los profesionales del sector, de manera que entiendan que el simple hecho de «difundir información privilegiada, incluso sin ánimo de lucro, puede constituir un delito».

Hasta ahora los casos de amaño de partidos en las competiciones oficiales son aislados. Uno de ellos lo protagonizó Alexey ‘Solo’ Berezin, que fue suspendido de por vida en 2013 para todos los eventos de ‘Starladder’ al descubrirse que hacía apuestas contra su propio equipo.

De 1.500 euros mensuales a los 60.000

El miedo a este tipo de castigos puede ser motivo suficiente para aplacar esta plaga. «En las competiciones amateur y online las trampas deben estar a la orden del día, como en el caso del mundo del ‘gaming’ en general, pero lo que se juegan los jugadores profesionales es suficientemente importante como para desincentivar estas prácticas», agrega Mesonero, que confía en la atención máxima por parte de los clubs, jugadores y los organizadores de los torneos, quienes cuentan ahora con una línea telefónica confidencial abierta por la ESIC para denunciar posibles intentos de amaño.

En 2017 se repartieron 24,8 millones de dólares en premios en metálico en el conjunto de las competiciones de eSports a nivel mundial, frente a los 15,6 del torneo masculino de Wimbledon o los 12 millones del US Master de golf, por poner dos ejemplos; lo que unido a la formación de clubs a nivel local y estatal ayuda a la profesionalización del sector, que acaba traduciéndose en una mejora de los sueldos.

Según el ‘Libro blanco de los eSports en España‘, publicado por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) para conciencias sobre el impacto de los deportes electrónicos, hay cien jugadores profesionales en el país, que ganan una media de entre 1.500 y 2.000 euros brutos al mes. «Los hay mileuristas y otros que pueden estar cobrando 60.000 euros o incluso algo más», detalla Sergi Mesonero, que eleva la cifra de jugadores a cerca de 200 (actualizando los datos de hace un año presentados en el informe).

El dopaje también llega a los eSports

Muchos ‘gamers’ confiesan entre bromas desayunar Red Bull, pero por suerte para ellos esta bebida no está entre las sustancias prohibidas. Tampoco las organizaciones tienen muy claro cómo actuar con los posibles casos de dopaje en los deportes electrónicos. Al ser preguntado por este tema, Mesonero reconoce que «no hay un conocimiento previo que diga qué sustancias pueden mejorar el rendimiento» en los eSports y, por lo tanto «se actúa un poco a ciegas».

Las organizaciones coreanas se han adherido a la Agencia Mundial Antidopaje y siguen su lista de sustancias, pese a que muchas de ellas no tengan ningún efecto positivo sobre los profesionales de los eSports. La otra política que se ha seguido es simplemente prohibir medicamentos que traten los problemas de atención y que se considera que podrían tener repercusión en el rendimiento.

«Se han realizado centenares de controles antidopaje en los últimos tres años y todos han dado negativo», afirma Mesonero, quien indica que toda esta preocupación «viene de un único caso existente, que además fue reconocido a posteriori por el propio jugador». El cofundador de la LVP no ve en el dopaje un tema por el que preocuparse.

«Los JJOO necesitan más a los eSports que al revés»

El Comité Olímpico Internacional ha dicho por activa y por pasiva que los eSports «ni están ni se les espera» en Tokio 2020 o en París 2024. Los deportes tradicionales y los electrónicos son dos sectores muy diferentes y el principal problema radica en que las competiciones de los eSports están ligadas a un videojuego en concreto, que es un producto comercial de una determinada compañía, lo que no garantiza – entre otras cosas – su continuidad en el tiempo.

«Introducir esta realidad al ámbito del olimpismo tiene muchas dificultades», reconoce Mesonero, que al mismo tiempo defiende que el sector «no necesita ningún espaldarazo». «El interés de los Juegos Olímpicos (JJOO) por los eSports es más bien para intentar compensar la pérdida de atracción que los JJOO están teniendo sobre la población más joven. Los JJOO necesitan a los eSports más que los eSports a los JJOO», ha aseverado.

En este sentido, el sector ve como algo «utópico» la futura presencia de los eSports como disciplina olímpica, aunque no se descarta que puedan realizarse algunas actividades en paralelo a los Juegos Olímpicos de Tokio, la ‘Meca’ del mundo de los videojuegos.

Por último, al ser preguntado por una posible burbuja en el mundo de los deportes electrónicos – como la que se ha vivido en otros sectores -, Mesonero ha reconocido que no se trata de un mercado asentado, pero añade que nadie dentro del sector duda de que vaya a seguir creciendo. «No creo que la industria tenga una burbuja, pero sí que creo que puede haber unos activos que están extremadamente sobrevalorados», ha sentenciado.

1408660736-kidC--620x349@abc

Guía para poder seguir la evolución del mercado de pagos móviles en España.

El de los pagos móviles es un fenómeno aparentemente imparable. Su facilidad de uso, su rapidez, su sistemas de seguridad son sus principales atributos para romper con lo establecido hasta la fecha en lo relativo a las compras. Un comodín que juegan los fabricantes de tecnología de consumo y las entidades bancarias.

Suena perogrullo pero lo tiene todo para triunfar en el futuro. Pero para su adopción masiva se está requiriendo de varios cambios estructurales como la sustitución de los terminales de pago que estén adaptados a esta función, la compatibilidad de la entidad bancaria y la accesibilidad de los servicios para realizar las transferencias. No hay que perder el norte, pero todavía quedan muchos aspectos que resolver.

Aún con esas, los usuarios tienen varias alternativas a seguir para empezar a hacer sus compras en comercios y grandes superficies con el dispositivo que no abandonan ni para ir al baño, el teléfono móvil.Hay tres grandes jugadores, Apple, Samsung y Google. Todos ellos han formalizado en los últimos años sendos acuerdos con las principales entidades bancarias en España a pesar que algunas de ellas también incluyen en sus aplicaciones funciones similares.

 

Apple Pay

Es una alternativas más robustas y que ha ganado poco a poco importancia. Pese a un inicio difuso en el que desembarcó en España con escasos acuerdos, el servicio de Apple cuenta en la actualidad con la posibilidad de agregar los datos de las tarjetas de crédito y débito de las principales compañías bancarias del país.

Una de las que se ha sumado recientemente ha sido BBVA, que dispone de su propia aplicación de pago y que hasta la fecha todo apuntaba a que iba a dar de lado a la firma de la manzana. Pero, finalmente, no ha sido así. Para usar la tarjeta desde el iPhone o, incluso, el Apple Watch hay que abrir una aplicación llamada Wallet que ya viene preinstalada en el dispositivo. Sirve, a su vez, para almacenar billetes y entradas.

Su funcionamiento es simple: para añadir la tarjeta para realizar pagos tan solo hay que escanear a través de la cámara del móvil la tarjeta, aunque también ofrece la posibilidad de introducir los datos de manera manual. Con ello lo que haremos es una especie de copia digital. Es posible que, pese a agregar la información, los usuarios deban activar algún tipo de permiso directamente desde el servicio de su propio banco o recibir la autorización de los mismos. Pero, en principio, si se completa la operación correctamente debería funcionar sin problemas.

¿Cómo se utiliza en el comercio para pagar? Bien, aquí está el quid de la cuestión. Todo este tipo de aplicaciones están concebidas para no sacar la tarjeta de la cartera y agilizar los plazos. Además, por norma general, prometen una alta seguridad dado que exige la autorización por medio de un pin o dato biométrico (generalmente la huella dactilar) para efectuar la compra. Para ello hay que recurrir a un terminal punto de venta (TPV) que tenga conectividad inalámbrica o «contactless». Y, por supuesto, que el móvil sea compatible con esta función gracias a que tiene un chip NFC incluido en muchos dispositivos móviles del mercado, sobre todo, entre los más avanzados.

La pregunta del millón: «¿Con qué bancos lo puedo utilizar?». Bien, pues con la mayoría que operan en España, con muchos servicios bancarios virtuales y en numerosos comercios, tiendas y plataformas de compras.

Móviles baratos; se empieza a abrir en España el mercado de los reacondicionados

Los últimos móviles del mercado de grandes marcas como Samsung Apple son objetos de deseo para muchos. Pero, de este grupo, un gran porcentaje acaba por rechazar la idea de hacerse con el nuevo Galaxy 9 o iPhone X de moda por el precio: invertir más en un móvil que en una televisión es una cuestión que echa a muchos para atrás. Sin embargo, aún queda esperanza para los que quieren la última tecnología a menor precio. Y no se trata de magia, sino de «reacondicionado».

A tenor de las cifras en ventas, que van en aumento, el mercado de los móviles reacondicionados cada vez empieza a ganar más adeptos. Según el último informe de Counterpoint, el mercado de los teléfonos móviles inteligentes reacondicionados creció un 13% en 2017, con un total cercano a los 140 millones de unidades mundiales. Tal es el creciente interés de los usuarios en este tipo de sector que Amazon Fnac han incluido sus propias categorías de reacondicionados e incluso Apple oferta en su página oficial móviles de este tipo.

¿Qué son los móviles reacondicionados?

Pero, ¿qué son los móviles reacondicionados? La principal característica es que no se trata de un producto «a estrenar».Estos equipos ya han sido utilizados previamente, pero han sido reparados para alargar su vida unos años más, aunque se trate de modelos que fueron lanzados hace unos años. Precisamente, su diferencia con los móviles de segunda mano es que las compañías que los ofrecen certifican que los móviles funcionan a la perfección, ya que han pasado por un taller para ser reparados.

Su uso puede variar: hay desde móviles que salen con algún defecto de fábrica, como rayaduras, por lo que son aptos para su venta como producto nuevo. También puede ocurrir que un particular compre un teléfono del que se canse al poco tiempo, pero que no quiera abandonar en un cajón. En ese caso, tiene la opción de acudir a páginas como Certideal, y venderles el dispositivo para que ellos se encarguen de repararlo y volverlo a poner en el mercado.

«Esta persona rellena el formulario de la página. Cuando nos llega, comprobamos que está todo correcto y le abonamos la cantidad indicada. Desde ahí, reparamos los móviles, generalmente por problemas de pantalla o batería, y los ponemos de nuevo a la venta», explica María Berdugo, responsable de la plataforma en España. Certideal nació a finales de 2015 en Francia, donde este mercado está mucho más maduro que en España. La compañía se expandió a nuestro país este mes de marzo, donde han conseguido una media de 6.000 pedidos al mes con un gasto promedio de 380 euros cada uno. «Este tipo de economía circular tiene un potencial enorme, sobre todo en España, donde el mercado es emergente», afirma Berdugo.

Dónde está la «trampa»

La rebaja de este tipo de móviles, que se cifra entre el 30 y el 50% de su precio en un modelo nuevo, depende básicamente de su apariencia estética. «No admitimos móviles que no se puedan utilizar. Solo cambiamos la batería o la pantalla, porque queremos ofrecer teléfonos útiles y certificar que funcionan a la perfección. No porque un modelo sea viejo hay que tirarlo a la basura», critica Berdugo. Si no tiene ningún rasguño, entra en la categoría más alta de Certideal.

Pero si presenta algún defecto estético, la rebaja será mayor. Existe una tercera categoría en la que la compra puede ser aún más provechosa: «Hay terminales que tienen rotas funciones secundarias, como podría ser el flash de la cámara o el reconocimiento de huella, pero que aún pueden ser utilizados. En estos casos, son aún más baratos, aunque siempre están separados y se dice claramente qué es lo que falla», explica la responsable de la compañía en España.

Asimismo, desde Certideal aseguran que su modelo de negocio es pionero: compran directamente (ya sea a un particular o a vendedores profesionales como tiendas, a los que adquieren los productos de exposición), reparan ellos mismos los móviles y venden de nuevo a terceros haciéndose responsables de la transacción, no siendo una plataforma de intercambio sin más. «Vendedor y comprador nunca se ven las caras», señala Berdugo.

El «recelo» español

A pesar de que todos los productos de este mercado tienen una garantía de, al menos un año (en el caso de Certideal, de 15 meses), hay quien desconfía de este tipo de productos. «Existe un cierto recelo en una parte de los consumidores, pero es una cuestión de tiempo y de concienciación que esto cambie. Nuestra idea es la de “educar” y demostrar a los consumidores que un smartphone reacondicionado ofrece las mismas garantías que uno nuevo y el precio es sustancialmente inferior. Y no debemos olvidar la aportación ecológica de este modo de consumir porque estamos ahorrando una gran cantidad de desechos electrónicos que perjudican al planeta», explica Thibaud de Larauze, CEO y socio fundador de Back Market, otra de las plataformas de referencia del mercado en España.

Esta compañía, de origen también francés y que data de 2014, tiene una filosofía diferente: es el intermediario entre vendedores profesionales que reacondicionan los móviles – y que también los compran a particulares que quieren deshacerse de ellos– y los clientes particulares que compran estos productos reacondicionados a través de su web. En el caso de Back Market, aseguran que siguen el principio de «arreglar todos los dispositivos para darles una segunda o tercera vida». «Todas la averías tienen solución gracias al análisis exhaustivo realizado en cada aparato y a las piezas de recambio de las que disponen los talleres de reacondicionamiento», afirma el CEO de la compañía.

Y no parece que les vaya mal el negocio: en 2017 cerraron el año con una facturación de 95,5 millones de euros y trabajan con más de 300 talleres profesionales. «El año pasado registramos un crecimiento del 380% respecto al 2016, siendo el país donde más rápido ha crecido nuestra marca a nivel global», afirma De Larauze. El secreto: móviles hasta el 70% respecto al precio del mismo terminal en una tienda. «Por ejemplo actualmente se puede conseguir un iPhone 6S por 189 euros, mientras que en tienda y nuevo costaría 395 euros», ejemplifica.

Por todo ello, cada vez son más los consumidores que deciden confiar en este emergente mercado que promete dar mucho que hablar en un futuro cercano.

3827599-knwH--620x349@abc