Archivos por Etiqueta: economia

la Copa Mundial de Fortnite, reparte mejores premios que Roland Garros

Burbuja o fenómeno imparable, las competiciones profesionales de videojuegos se están convirtiendo en una deseada joya. Están implicadas importantes empresas del sector, los patrocinadores se han lanzado en tromba y poco a poco se van creando equipos profesionales con las estructuras más definidas.

Aunque quedan flecos por resolver, como en materia legal y laboral, es un negocio potente que aspira este año a romper récords: según la consultora especializada Newzoo, los ingresos durante este año aumentarán un 26,7% con respecto a 2018. Un dato que se situará por encima de los 1.000 millones de dólares. Tanto las audiencias como los premios repartidos se han multiplicado.

Es un caramelo al que no quieren renunciar las empresas desarrolladoras de un juego potente. Existen numerosas competiciones pero el de «Fortnite», uno de los fenómenos actuales de los videojuegos, se lleva la palma. La Copa del Mundo de Fortnite, que se celebrará entre el 26 y el 28 de julio en Nueva York, repartirá unos tres millones de dólares estadounidenses (más de 2,7 millones de euros) al ganador.

Una elevada cantidad que supera a la de muchas otras competiciones de deportes reales en la categoría individual como Wimbledon, cuya recompensa asciende a 2,9 millones de dólares (2,5 millones de euros) o Roland Garros (2,3 millones de euros). En total se repartirán unos 30 millones en concepto de premios solamente en la final porque sumando todo el campeonato y las fases clasificatorias Epic Games, empresa desarrolladora del videojuego de supervivencia y acción, entregará unos 100 millones de dólares. Según estimaciones de SuperData Research, «Fortnite» cuenta con unos 250 millones de usuarios registrados.

Es una muestra de la ingente cantidad monetaria que empieza a mover el sector al que se han implicado importantes empresas de telecomunicaciones como Movistar. El evento ha colgado incluso el cartel de entradas agotadas, con lo que en estos momentos el aforo estará físico, aunque es importante tener en cuenta que este tipo de competiciones tienen un impacto mucho mayor en internet gracias a audiencias millonarias.

La Copa del Mundo de Fortnite es una competición abierta a todo el mundo que incluye torneos puntuables en modo individual y en equipo de dos usuarios. Todos los videojugadores que hayan acumulado una cantidad de puntos concreta se ganaban el derecho a participar en las primeras fases clasificatorias. Los mejores jugadores al término del clasificatorio semanal consiguieron una plaza en la fase final.

La fase de clasificación a la Fortnite World Cup arrancó a mediados de abril y dos jugadores españoles obtuvieron su billete para disputar la gran final de Nueva York. Se trata de Ramón «Prisi0n3ro» Mateu, que pertenece a Team Queso, uno de los clubes de referencia a nivel nacional en lo que a «Fortnite» se refiere; y de Diego «DiegoGB» Gómez, integrante de S2V Esports. Ambos clubes de la Superliga Orange en otras disciplinas.

1416319656-kmtC--620x349@abc

Por qué las redes 5G van a cambiar el mundo.

Futuro y presente se están uniendo gracias a internet. Es el pilar de todo en estos momentos, creador de valor. Como ha estado ocurriendo en los últimos años en la feria Mobile World Congress, las redes 5G fueron indiscutibles protagonistas del evento de tecnología móvil más importante del mundo. Pero su importancia trasciende de la mera movilidad, ya que anticipa la llegada de un nuevo modelo productivo gracias a la hiperconectividad.

Y su impacto, se cree, será importante. Nuevos trabajos, nuevos procesos, nuevos modelos de negocios se implantarán en el momento en el que se hayan desplegado. Y, con ello, se inauguará –según los expertos– un mundo donde no solo las velocidades de conexión serán más altas, sino que se podrá conducir, por ejemplo, un coche a distancia, ahorrando con ello costes en desplazamientos. Lo ha demostrrado un proyecto de coche conectado de Telefónica en colaboración con Ericsson.

Han conseguido que sea posible conducir remotamente un vehículo de pequeñas dimensiones situado a 50 kilómetros de distancia y bajo una latencia de 30 milisegundos, inferior a lo que son capaces de captar los sentidos de un ser humano. De esa manera, la respuesta del volante, la imagen y el cart, estaban perfectamente sincronizadas en tiempo real, transfiriendo la friolera de 32 GB por segundo, entre imagen, y datos del vehículo.

Primeras pruebas en laboratorio

La idea es que para 2020 ya estén disponibles las primeras conexiones comerciales, pero el trasvase hacia un nuevo tipo de red requiere inversión, infraestructuras nuevas, apoyo de diferentes sectores, desarrollo de sistemas compatibles como para pensar que de la noche a la mañana tendremos todo listo. No obstante, los resultados obtenidos por diferentes marcas implicadas en este momento da pie a considerar que se cumplirán los plazos y que la tecnología avanza más rápido.

El 5G va a cambiar la economía y la sociedad hasta un punto que no nos podemos llegar a imaginar. Los objetos y máquinas conectadas, nos llevarán a una nueva era de automatismo y eficiencia, que algunos podrían denominar como la tercera revolución industrial. Realmente no sabemos qué aplicación tendrá el 5G en el futuro. La tecnología puede ser a veces predecible; los seres humanos, no. Parece una frase hecha, pero no tenemos más que remitirnos a, por ejemplo, el despliegue de las conexiones 3G, que no estaban pensada en un principio para los «smartphones», que llegaron después.

Con el 4G y la alta velocidad móvil se ha dado un importante paso en los últimos años y es de esperar que con el nuevo 5G, que las empresas implicadas (telecomunicaciones, operadoras, tecnológicas) están creando actualmente el protocolo y estandarización, también ocurra igual. La idea es alcanzarlo durante este año, pero eso quiere decir que a día de hoy no existe prácticamente el modelo de nuevas conexiones. «El 5G es mucho más que la comunicación en sí, va a traer cambios en la sociedad y la economía. Sectores que no estaban digitalizados, como la agricultura, se transformarán creando nuevos modelos y oportunidades de negocio», apunta a este diario Sara Mazur, vicepresidente y directora de investigación de Ericsson.

La importancia del 5G radica en que posibilitará el desarrollo del «Internet de las cosas» y la comunicación e inteligencia entre máquinas, lo que nos llevará a la próxima revolución industrial. El 5G -según se cree- solventará dos problemas de nuestro actual 4G. El primero es que éste no optimiza las conexiones, siendo la misma para una persona que está viendo video en alta resolución que un termostato que envía la temperatura a un teléfono, lo que termina saturando las redes.

Huawei ha apostado este año por la nube total. Al fin y al cabo, la evolución al 5G nos va a llevar a un mundo donde toda la inteligencia del sistema se producirá en la nube, con millones de fuentes de datos que administrar y gestionar. Algo que requerirá de todo una nueva generación de servicios en la nube, y que superan la capacidad de procesamiento actual. Junto a Audi y Vodafone se han lanzado a por un coche conectado que utiliza una tecnología intermedia entre el 4G y 5G, lo que permite conectar a los vehículos entre sí, mejorando la seguridad y la gestión del tráfico.

Resolver varios problemas

La era del 5G creará diferentes conexiones con diferentes características dependiendo de la demanda del dispositivo, permitiendo así, que cientos de máquinas se puedan conectar a internet de forma inalámbrica. El segundo problema a resolver es la latencia, es decir, la velocidad de la respuesta de la conexión. En 4G no es lo suficientemente rápida como para soportar, por ejemplo, el coche autónomo con total seguridad.

Técnicamente, el 5G ya es una realidad (al menos en pruebas de laboratorio y ensayos públicos a menor escala) a pesar que faltan flecos por resolver. Es la primera vez que hemos podido ver prototipos reales de 5G. Desde antenas a coches autónomos o teléfonos móviles como el de ZTE, el Gigaset, que ya está preparado para ser compatibles con este tipo de conexiones, aunque a día de hoy su propietario no pueda aprovecharlo.

Colaboración entre empresas

La clave de esta nueva era tecnológica pasa por la colaboración entre empresas. Ninguna va conseguir salir adelante por sí sola. Por eso nos encontramos con productos fruto de la colaboración de varias o muchas empresas, como es el caso del coche conectado de Intel, entre Ericsson y BMW. Un hecho sin precedentes, que ha llevado a toda la industria y a antiguos competidores a enterrar el hacha de guerra. Y a trabajar codo con codo.

Otro detalle a tener en cuenta es que el 5G llegará primero a la industria, donde más se notará su impacto unido al «Internet de las cosas». Donde las máquinas serán capaces de «hablar» entre ellas en tiempo real gracias a la baja latencia del 5G. Entraremos de lleno en la tercera revolución industrial, produciendo con una eficiencia nunca vista hasta ahora. No estamos hablando de una revolución tecnológica, sino más bien de una evolución, como comentan a ABC diversas fuentes de empresas del sector.

5g-economia-sociedad-kiT--620x349@abc

Ya se pueden comprar móviles Xiaomi en una máquina expendedora.

Xiaomi no deja de sorprender a los usuarios. Pero también a la competencia, a la que «trae de cabeza» por ser una firma «revienta precios». Y es que la compañía china ofrece terminales muy competitivos a precios muy ajustados. Así, con el objetivo de seguir ofreciendo a los usuarios lo mejor al menor coste posible, ha decidido dar un paso más:vender sus «smartphones» y complementos en máquinas expendedoras.

No se trata de una broma. Xiaomi ha inaugurado recientemente en La India «Mi Express Kiosk», como así se conocen estas máquinas de vending, con el objetivo de conquistar a este mercado asiático. De hecho, India es un país con unas previsiones de crecimiento muy grandes en telefonía móvil, por lo que la firma no quiere dejar pasar la oportunidad de conquistarlo.

Este nuevo modelo de distribución de sus «smartphones» persigue dos objetivos. Por un lado, Xiaomi se ahorra costes no abriendo nuevas tiendas y, por otro, hace más accesibles sus productos. Toda una estrategia por explotar y que la compañía parece tener muy bien estudiada porque, tras la inauguración de la primera «Mi Express Kiosk» a principios del mes de mayo, la firma asegura que instalará 50 máquinas más en el país.

El Parque tecnológico Manyata Embassy, en Bangalore, ha tenido el lujo de acoger la primera máquina que vende los terminales de Xiaomi, aunque han instalado otra en las oficinas de la compañía.

Auriculares, la Mi Band, el Pocophone, el Redmi Note 7 o el Xiaomi Mi A2 son solo algunos de los productos que los ciudadanos pueden comprar en estas máquinas, que funcionan de manera muy similar al resto de instalaciones de vending: basta con seleccionar el artículo en la pantalla táctil de la máquina y pagar, ya sea en efectivo, con tarjeta o por el móvil.

xiaomi-india-1-kTxB--620x349@abc

El futuro de Twitter pasa por centrarse en los usuarios monetizables.

No ha sido fácil para una red social con perfil marcado como Twitter sacudirse muchos de sus problemas comunes, los «bots» y «trolls» que inundan su plataforma. Tampoco es que lo haya saneado al completo, pero todos sus pasos recientes han sido hacia esa dirección, la supervivencia de su comunidad. El servicio, como una versión alternativa de «Fornite», se ha adentrado en una senda de crecimiento lenta pero progresiva: ahora cuenta con 330 millones de usuarios activos de media.

Un dato que, sin embargo, supone un descenso del 1,78% anual, por encima de los 321 millones a cierre de 2018. La red de micromensajes ha sumado unos 9 millones de usuarios activos mensuales en comparación con el trimestre anterior, según losresultados económicos presentados este martes relativos al primer trimestre del año.

Es cierto, en efecto, que la compañía venía de sufrir un tropezón -perdió 5 millones de usuarios el trimestre anterior como consecuencia de una «limpieza», pero vuelve a manifestar un interés creciente en acceder a su comunidad. Todavía, sin embargo, se queda lejos de los 336 millones de usuarios obtenidos a principio de año.

En un cambio de guión, Twitter ha decidido modificar la comunicación de sus resultados: a partir de ahora solo expondrá públicamente los usuarios diarios que considera «monetizables». Un nuevo referente frente a los usuarios «planos» y «paracaídistas», es decir, aquellos que solo estaban registrados en su base de datos.

Con la nueva estrategia, la compañía se centrará en los usuarios que «se registran y acceden cualquier día a través de la página web o las aplicaciones de Twitter que permiten mostrar anuncios». Esta cifra fue de 134 millones en el primer trimestreun 11,6% más frente a los 120 millones del año pasado. Esta es la clave de su negocio a partir de ahora.

El objetivo, ahora, es apostar por el usuario recurrente. Pero, para ello, necesita acometer una serie de reformas. Su prioridad es «reducir el abuso y sus efectos», según las intenciones del consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, que en un comunicado aseguró que la red social está reduciendo «más del doble» los mensajes que comparten información personal.

Las redes sociales están sometidas a una gran presión de cara a «vigilar» el contenido con mayor relevancia. Unas reclamaciones que vienen después de los continuos escándalos sobre privacidad, los discursos de odio, la benevolencia en las campañas electorales y los comentarios tóxicos. Con todo, Twitter estima que en el segundo trimestre, cuyos datos se publicarán en julio, la facturación se situará en una horquilla de entre 770 y 830 millones de dólares, con un beneficio operativo de entre 35 y 70 millones.

 

20190424_Twitter_ABC-U30835232952PHG--620x349@abc

El movimiento estratégico que prepara Zuckerber; unir Facebook, WhatsApp e Instagram

El consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, planea integrar los tres servicios de mensajería principales de la empresa, Facebook, Instagram y WhatsApp, en una misma estructura unificada, según ha informado ‘The New York Times’ (NYT).

Los cambios que planea implementar la compañía suponen la unificación de la estructura de mensajería de las tres aplicaciones, si bien Facebook, Instagram y WhatsApp mantendría su uso como aplicaciones independientes.

La reconfiguración de las aplicaciones, según cuatro fuentes implicadas en este cambio citadas por NYT, requiere de miles de trabajadores y todavía se encuentra en una fase temprana. Se espera que la unificación se haya completado a principios de 2020.

La compañía, además, planea introducir en todas las aplicaciones la encriptación de extremo a extremo, que impide el acceso no autorizado a las conversaciones privadas de los usuarios.

Si bien Zuckerberg no ha especificado el tipo de beneficios que reportarán los cambios, dos de las fuentes consultadas han destacado la implicación de los usuarios y nuevas formas de publicidad.

Modelo de negocio

Por otro lado, en una columna publicada en The Wall Street Journal, Zuckerberg se reafirma en su modelo de negocio basado en anuncios dirigidos para que los usuarios de la red social puedan acceder de forma gratuita a la plataforma para estar en contacto con otras personas.

El consejero delegado de Facebook explica una vez más la gestión de los anuncios en Facebook, dado que algunas personas «están preocupadas por la complejidad de este modelo», como él mismo señala. «Si estamos comprometidos con servir a todos, entonces necesitamos un servicio que sea accesible para todos», remarca Zuckerberg, que agrega que «la mejor forma de hacerlo es ofrecer los servicios gratuitos, y los anuncios nos permiten hacerlo».

La red social muestra anuncios dirigidos, que ofrecen a cada usuario contenidos relevantes en función de sus intereses. Y para saber en qué están interesados, la plataforma recoge información en base a «las páginas que gustan a la ente, dónde hacen clic y otras señales».

El consejero delegado de Facebook asegura que la gente tiene control sobre la información que usa la compañía para mostrar anuncios, y que puede bloquear cualquier a anunciante. Para ello, dice, los usuarios pueden cambiar las preferencias y hacer uso de las herramientas de transparencia de la plataforma. «No vendemos los datos de la gente», asegura Zuckerberg, y añade que «vender la información de la gente a los anunciantes seria contrario a nuestros intereses de negocio, porque reduciría el único valor de nuestros servicio para los anunciantes».

En su columna, Zuckerberg también refiere el tipo de contenido que la gente comparte en la red social, y explica que el contenido dañino permanece en la plataforma, es porque «la gente y los sistemas de inteligencia artificial que usamos para revisarlo no son perfectos, no porque tengamos un incentivo para ignorarlo».

Por último, y respecto a la seguridad y la acumulación de datos, la compañía indica que «no hay duda de que recolectamos información para los anuncios», pero explica que «esa información es importante generalmente para la seguridad y el funcionamiento de nuestros servicios».

De nuevo, Zuckerberg reitera que ponen en manos de los usuarios «el control completo sobre si usamos esa información para los anuncios», pero advierte que no dejan a la gente «controlar cómo la usan para la seguridad o el funcionamiento de los servicios». Asimismo, recuerda que solicitan el permiso a los usuarios en conformidad con el reglamento general de protección de datos de la Unión Europea.

«Es importante entender esto», señala, «porque hay claros beneficios en este modelo de negocio», sentencia el directivo de Facebook.

whatsapp-kWtC--620x349@abc