Archivos por Etiqueta: EEUU

Hacer la compra solo pulsando un botón.

¿Cuántas veces has tenido que hacer una lista de la compra? ¿Cuántas veces no la has hecho y al llegar a casa te has dado cuenta de que falta algo en la cesta? Imagina que no tuvieras que recordar los productos que tienes que adquirir. Que pulsar un simple botón te permitiera reponer el detergente, las cuchillas de afeitar o la loción corporal que usas a diario. No, no se trata de la trama de un nuevo episodio de «Black Mirror», sino de un servicio de Amazon que lleva meses operando en países como Estados Unidos o Reino Unido y que, a partir de este martes, está disponible en España: «Dash Button».

El mecanismo es simple. Basta con ser cliente premium de Amazon, comprar uno de estos botones (que vienen catalogados por las marcas a las que están asociados) y, una vez recibido, configurarlo con tu smartphone para asociarle un producto concreto, así como la cantidad que deseas adquirir cada vez que utilices el servicio. Para encargar esta compra solo hace falta pulsar este futurista botón.

«Dash Button» tiene wifi, por lo se conecta automáticamente a nuestra red inalámbrica para realizar el pedido en Amazon. Cuando confirma el encargo su luz se vuelve verde. El usuario recibe un mensaje en su móvil informándole de su compra, si lo acepta la recibe en su propio domicilio en 24 horas. Esta particular cesta incluirá las adquisiciones que haya realizado en las últimas horas, por lo que puede incluir varios productos. Sin supermercados, sin listas, sin colas, sin pago en metálico o efectivo… sin salir de casa.

 La última evolución del consumismo está vigente en Estados Unidos desde principios de 2015. También está disponible en Alemania, Austria y Reino Unido, país en el que la compañía asegura que está teniendo un crecimiento exponencial. De media, según Amazon, se reparten cuatro botones por cliente en mercados como el Reino Unido. En Estados Unidos, por otra parte, las compras realizadas mediante este sistema se han multiplicado por cincoen el último año.

«Dash» llega ahora a España, aunque los pedidos se empezarán a enviar a partir del próximo 15 de noviembre. «La intención de Amazon es hacer desaparecer la idea de compra, con este servicio el proceso se reduce a dos pasos», ha afirmado Daniel Rausch, director de Amazon Dash, en un encuentro con los medios de comunicación. Cada uno de estos botones cuesta en la web de Amazon 4,99 euros, pero François Nuyts, director general del gigante de internet en España, ha explicado en dicho encuentro que es «esencialmente gratuito», ya que te devuelve el importe al realizar la primera compra. Además, la cancelación y devolución son gratuitas «para fomentar una relación con el cliente a largo plazo», según Nuyts. Eso sí, cada consumidor deberá estar atento a si suben o bajan los precios para cambiar el producto asociado a su botón.

La compañía referencia en el comercio electrónico ensalza de esta forma el mercado español. Por el momento 23 marcas y «cientos de productos» estarán disponibles a través de ‘Dash Button’ en nuestro país, un lanzamiento que recoge más firmas que las que incluyó la empresa al poner en marcha este servicio en Estados Unidos. «Tenemos una dinámica de inversión muy rápida en España y la respuesta del público está siendo fantástica», destaca el director general de Amazon en nuestro país.

La importancia de España

Algunas marcas adheridas a «Dash Button» ya han querido destacar la importancia de su alianza con el gigante de internet. «El botón Dash de Amazon nos permitirá estar más cerca del consumidor y alcanzar nuestro objetivo, haciendo que su experiencia a la hora de adquirir nuestros productos sea más fácil, rápida y placentera. Con Dash Button conseguimos unir lo mejor de la tecnología con los productos más naturales», ha asegurado en una nota de prensa Sergio Elizalde, director general del sur de Europa de Hero. «Pompadour es líder del mercado de infusiones gracias a su apuesta por la innovación en los productos y en la relación con los consumidores. El proyecto ‘Dash Button’ de Amazon reúne ambas cosa», añade el director general de Pompadour, Javier Giménez.

Después de acortar los plazos de entrega a domicilio con la puesta en marcha de «Prime Now», Amazon lanza un nuevo órdago a la gran distribución española. Pone en marcha un producto innovador que pretende revolucionar la experiencia de compra del cliente, al tiempo que advierte de que el número de clientes premium en España «ha crecido más de un 100% en el último año».

Esta es la lista completas de marcas presentes en «Dash Button» España: Air Wick, Ariel Brabantia, BSN Dodot, Durex, Fairy, Finish, Garnier, SkinActive, Gillette, Hero, Kleenex, Maybelline, Men Expert, Nerf Optimum, Nutrition, Play-Doh, Pompadour, Revitalift, Rexel, Scottex y Skip Vileda

Impresoras que se reponen solas

Amazon también ha anunciado este martes el lanzamiento en Europa de Dash Replenishment. Este servicio, ligado íntimamente a Dash, se apoya en la nube para permitir a los fabricantes integrar dispositivos en sus electrodomésticos para que estos encarguen automáticamente productos a través de Amazon. Es decir, la lavadora puede pedir detergente para la ropa cuando se esté acabando y la impresora, tinta. Beko, Bosch, Siemens, Grundig, KYOCERA, Samsung o Whirpool son algunas de las firmas que están empezando a integrar este servicio en sus productos. «Dash Button ofrece la comodidad de comprar pulsando un botón desde cualquier lugar de la casa y hace más fácil que nunca realizar tu pedido cuando notas que se está acabando algún producto. Por otro lado, Dash Replenishment lleva esto al siguiente nivel, permitiendo configurar nuestros electrodomésticos para hacer pedidos automatizados y reponer productos de forma que nunca te quedes sin lo que necesitas», sostiene Rausch

amazon-boton-kxif-620x349abc

El FBI investiga quién esta detrás del mayor ciberataque sufrido por EEUU en años.

No ha sido un ataque más. La creciente sofisticación de los hackers en sus asaltos al sistema ha disparado la alarma entre los investigadores y las compañías afectadas. El FBI intenta determinar quién está detrás de uno de los ciberataques más complejos y efectivos de la corta pero intensa historia de internet, con la mente puesta en las actividades criminales y en un jaque a la seguridad nacional. La sistemática arremetida de los piratas se produce después de que el presidente Obama anunciara una respuesta de Estados Unidos a los últimos ataques de Rusia, que han acaparado parte de la campaña electoral bajo la sombra de un supuesto intento del Vladímir Putin de influir en el resultado, con ayuda de WikiLeaks.

En las redes se apuntaba ayer a un grupo de ciberdelincuentes de origen ruso y chino como responsables del último ataque masivo, pero no hay ninguna confirmación oficial. La única constatación hoy es el creciente temor de las autoridades y las grandes compañías estadounidenses a la creciente fragilidad a un sistema digital del que depende buena parte de su economía y su seguridad.

Colapso de los servicios

A las siete de la mañana del pasado viernes en Nueva York (las cuatro en la costa oeste estadounidense), un ejército de «decenas de millones de IPs(direcciones de ordenador) infectados» lograban colapsar los servidores centrales de Dynamic Network Services Inc., conocida como Dyn, esencial proveedor de webs de compañías tecnológicas. No fue la única oleada. Después de que la compañía hubiera defendido sus posiciones con todas las armas a su alcance en las primeras dos horas y media, otras dos ofensivas, aparentemente calculadas en tiempo y forma, se cebaron con la compañía que opera los sistemas DNS, esenciales en su labor de redirigir el tráfico en internet.

El resultado de la operación de asalto informático empezó a contarse por webs de grandes compañías afectadas, PayPal, Airbnb, Spotify, Twitter, Kayak, GitHub, eBay.., entre otras muchas, junto a los grandes periódicos, The New York Times, The Wall Street, The Financial Times, inaccesibles para millones de usuarios, primero en Estados Unidos, después en Europa y en Asia. Para entender la efectividad del ciberataque, es necesario radiografiar la interconexión digital y situarla en el mapa. La compañía Dyn tiene su base en New Hampshire, en el este de Estados Unidos. Los sistemas DNS (Sistemas de Nombre de Dominio, en sus siglas en inglés), se centralizan en California, en el oeste. Dyn gestiona los DNS, que a su vez funcionan como una centralita para el tráfico de internet. La relevancia de los DNS es tal que, por ejemplo, convierte de manera amistosa direcciones de web como la del FBI, fbi.gov, en direcciones numéricas que permiten a los ordenadores hablarse entre ellos. Sin esa operación de colaboración mutua, internet no podría funcionar. Así ocurrió el viernes, cuando los piratas informáticos regaron los servidores de IP con virus, como si de una manguera se tratara, y provocaron lo que en la jerga es conocido como DDoS (Denegaciones de Servicio Distribuidas), en sus siglas en inglés

Aunque la capacidad tecnológica de las grandes compañías determina también su dependencia y su capacidad de autonomía. A pesar del salto de calidad de los hackers, que llevó ayer a los responsables de Dyn a calificar el ataque de «inteligente», la gigante Amazon fue capaz de resolver el problema en pocos minutos.

Aparatos conectados a internet

Según los especialistas, el salto de calidad de los hackers estriba en haber utilizado cientos de miles de aparatos conectados a internet, como cámaras, monitores para bebés, grabadores y enrutadores caseros, infectados sin el conocimiento de sus propietarios, con software que les permitían el control suficiente para después llevar a cabo el lanzamiento masivo de los virus. Kyle York, jefe de estrategia de Dyn, además de alertar sobre la dimensión de lo sucedido, advirtió de que el futuro puede ser aún peor: «El número y los tipos de ataques, su duración y su complejidad van en aumento». Por ello, llamó la atención sobre el peligro de que las grandes compañías tecnológicas «puedan sufrir una caída total del servicio. Esto es totalmente salvaje. Es el salvaje Oeste el que está ahí fuera».

Otros expertos incidieron en resaltar la dimensión sin precedentes del ciberataque: «Nunca habíamos visto algo como esto, diseñado para impactar en tantos y tan importantes sitios web», aseguraba ayer a la cadena de televisión CNN el director de ingeniería de ventas de la compañía Dynatrace, David Jones. Y para justificar su afirmación, explicaba: «Habitualmente, estos ataques de denegación de servicio se centran en sitios individuales. A diferencia de eso, ahora hablamos de un ataque a las direcciones DNS, que son como un listín telefónico: cuando quemas una, quemas todas a la vez».

Dudas sobre la fiabilidad de DNS

La dimensión del colapso informático y los perjuicios que supone para las compañías dependientes de internet, que son ya la gran mayoría en Estados Unidos, provocó ayer también las críticas hacia las DNS y su fiabilidad:«Han sido a menudo negligentes en términos de seguridad. Si en el futuro siguen ocurriendo cosas como ésta, el agua va a terminar rebosando el vaso», afirmaba en términos no muy amistosos el vicepresidente para tecnología de Nsfocus, Richard Meeus.

La ciberguerra informática ha sido uno de los dolores de cabeza para el presidente Obama durante los ocho años de mandato, en los que ha intentado sin éxito reconducir la amenaza en forma de acuerdos amistosos tanto con China como con Rusia. En su última visita a la Casa Blanca, hace pocos meses, el presidente Xi Jinping aportó sólo buenas palabras, a pesar de las duras palabras que en su presencia lanzó Obama, en defensa de las grandes corporaciones tecnológicas, habitualmente amenazadas por los ataques chinos.

En el caso de Rusia, la guerra informática estalló de forma descarnada a pocos meses de las elecciones. Las recientes amenazas de Obama de lanzarse a un cuerpo a cuerpo cibernético se produjeron después de que los servicios secretos se mostraran seguros de la autoría del Gobierno de Putin del robo de correos electrónicos de los servidores del Partido Demócrata. Su difusión por WikiLeaks sirvió en primer lugar para forzar la dimisión de la presidenta del Comité Nacional, Debbie Wasserman Schultz, al trascender que había ayudado a Hillary Clinton, en perjuicio del senador Bernie Sanders, durante las primarias del partido.

Su dosificada puesta en común posterior para dañar a la candidata, además de enervar a la Administración Obama, ha asentado la creencia de que existe un frente para intentar aupar a Donald Trump a la Casa Blanca. El magnate ha alimentado la sospecha con sus crecientes alabanzas hacia el presidente ruso, que combinaba con sus afirmaciones de que no conoce al mandatario ruso.

«Preparados para responder»

Hace apenas unos días, fue el vicepresidente Biden el encargado de salir al paso de los ataques informáticos y lanzar una advertencia: «Estamos preparados para responder al intento ruso de condicionar nuestras elecciones. Estamos enviando un mensaje. Tenemos la capacidad de hacerlo». Aunque advirtió de que el momento nunca se anuncia. En recientes entrevistas con medios de información internacionales, el presidente Putin ha negado cualquier vinculación de su Gobierno con los ataques informáticos a Estados Unidos.

claves-contrasenas-2015--620x349

El bolígrafo capaz de leer en voz alta cualquier texto.

El misterioso dispositivo que se ve en la imagen vendría a ser al mundo escrito, lo que es Siri al mundo oral. Se trata de un asistente para la lectura de todo tipo de textos sobre los que se deslice y su nombre es Read ‘n Style Pen. El funcionamiento es tan sencillo como intuitivo: tan solo hay que pulsar el botón superior de esta especie de bolígrafo, para accionar un sistema de escaneo en el que una cámara de barrido lineal va capturando y procesando las imágenes del texto, a medida que las reproduce por voz al usuario mediante un pequeño auricular inalámbrico.

El artilugio, que se lanzó el pasado 1 de octubre, ha sido desarrollado por la empresa Hidden Abilities a través de un exitoso crowfunding en la que ha conseguido recolectar, con creces, los 40.000 dólares que requería inicialmente el proyecto. La conexión inalámbrica entre el bolígrafo y los auriculares se realiza mediante bluetooth y cuenta también con un puerto micro USB para la carga de batería, cuya duración estimada es de unas ocho horas. Ya es posible reservarlo a través de la web de la campaña de financiación colectiva en diferentes modalidades de precio que parten de los 279 dólares (unos 250 euros). De momento, está solo disponible en inglés pero la vocación es internacional en los próximos meses

ero, ¿para qué necesitaríamos un dispositivo así? Para responder a esta pregunta, conviene conocer la historia que hay tras su creadora, Jamee Miller. Esta californiana con dislexia cuenta en la web del proyecto que cuando era pequeña era ayudada por su madre a la hora de leer cada libro al que se enfrentaba. Sin embargo, ya en 2013 cuando accedió a la universidad, Miller tuvo que afrontar su trastorno sin ayuda materna y fue entonces cuando comenzó a gestar su idea con la que pretende fomentar el aprendizaje entre las personas que presentan alguna dificultad con la lectura: «Está demostrado que ver las palabras escritas a medida que los estudiantes las escuchan les ayuda a construir su vocabulario, mejorar su ortografía y no sufrir la ansiedad producida por su propia lentitud».

boli-foto_xoptimizadax-u1011085027785d-620x349abc

El incendio de un Note 7 provoca la evacuación de un vuelo en EEUU

Un vuelo de la compañía Southwest Airlines que se disponía a partir del aeropuerto de Louisville (EE.UU.) en torno a las 9.30horas de la mañana (hora local) tuvo que ser evacuado después de que se detectase humo en la cabina del pasaje a consecuencia de la ignición de un dispositivo móvil de Samsung.

Según informa la cadena «NBC», el incidente habría sido causado por un dispositivo Samsung Galaxy Note 7 que tenía un pasajero, pero a diferencia de otras situaciones, se trata de un modelo de reemplazo que, supuestamente, debería funcionar perfectamente. La compañía surcoreana tuvo que suspender temporalmente la comercialización de este terminal después de que se detectaran casos de ignición a consecuencia de una partida de baterías defectuosas. Inmediatamente se puso en marcha un proceso de sustitución.

 El suceso tuvo lugar en mitad de la demostración de protocolos de seguridad, minutos antes del despegue. En el avión se encontraban un total de 75 pasajeros, cuyo destino era la ciudad de Baltimore. El propietario del teléfono, identificado como Brian Green asegura que el smartphone, un Galaxy Note 7, estaba completamente apagado cuando emitió un ruido extraño y comenzó a calentarse en exceso. El incendio fue sofocado con rapidez y solo se registraron desperfectos en la moqueta de la aeronave.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) yaemitió una advertencia contra el uso de teléfonos móviles, en concreto con los Samsung Galaxy Note 7, en los aviones. Estos dispositivos, que ya han tenido varios accidentes al explotar sus baterías, ha llevado a tres aerolíneas australianas y una alemana (Lufthansa) a prohibir su uso a bordo.

Problemas con las baterías

Sin embargo, la amenaza de incendio en los aviones no está limitada a los citados dispositivos de Samsung; sino que el peligro según la FAA es mayor, según recoge el diario «The New York Times». El problema estaría en las baterías de litio -que se encuentran en teléfonos móviles, tablets y ordenadores portátiles- debido a la cantidad de energía que pueden contener a pesar del pequeño tamaño, lo que las hace extremadamente volátiles, asegura la FAA.

Este suceso no es el primero. Una aerolínea australiana ya experimentó este año un incendio a bordo durante un vuelo oceánico cuando el teléfono móvilde un pasajero fue aplastado por el mecanismo de un asiento y la batería de iones de litio se incendió. Además, en un vuelo de Delta Air Lines , que cubría la ruta de Minneapolis a Atlanta, los miembros de la tripulación descubrieron al aterrizar que dos ordenadores portátiles que iban dentro de un equipaje de mano se habían incendiado. El humo hizo que algunos pasajeros tuvieran que utilizar las salidas de emergencia y esperan hasta que llegaron los equipos de auxilio.

 

55580729-ko5h-u20798000500qj-620x200abc

El gobierno de EEUU se vuelca con el coche autónomo.

El coche sin conductor está más cerca de las carreteras. Son comunes en Mountain View, en los aledaños del campus de Google. Desde la semana pasada los modelos de Uber en Pittsburg han comenzado a recoger pasajeros. Y a partir de hoy dejarán de ser una rareza para ser una de las formas de transporte que quiere apoyar la administración de Barack Obama en EE UU. Las autoridades federales consideran que las autopistas serán más seguras si los coches están manejados por máquinas en lugar de por humanos.

“Al tiempo que la era digital profundiza cada vez más su influencia en el sector del transporte, nuestra tarea no es solo seguirle el ritmo, sino garantizar la seguridad de los ciudadanos al mismo tiempo que establecemos una base sólida de reglas que puedan ser conocidas, entendidas y aplicadas por la industria y por el público”, declaró este martes el secretario de Transporte de Estados Unidos, Anthony Foxx.

Foxx desveló las líneas maestras del plan que adelantó la Casa Blanca el lunes por la noche y en el que se detalla cómo deben reaccionar estos vehículos en caso de que falle la tecnología, o fórmulas para mantener a salvo la privacidad de los pasajeros. La Administración estadounidense exigirá que los fabricantes se sometan a un plan de seguridad con 15 requisitos clave para garantizar que el diseño, el nivel de las pruebas y el desarrollo de estos vehículos esté preparado para garantizar su circulación segura en las carreteras.

Entre estas condiciones se encuentra el establecimiento de las circunstancias en las que puede operar el coche y dónde, cómo responderá en el caso de fallo técnico o accidente y si sus dueños deberán hacer algún tipo de práctica con el vehículo antes de utilizarlo en carretera. El plan también presta especial atención a la privacidad de los usuarios, que deberá ser tenida en cuenta por los fabricantes, o su protección ante pirateos informáticos, y regula cómo podrán comunicarse los coches con sus pasajeros y con otras personas presentes en la carretera.

El anuncio del mayor compromiso de la Administración estadounidense con los avances de la industria del automóvil coincidió con artículo del presidente Obama en el diario Pittsburgh Post-Gazette. La ciudad de Pennsylvania se ha convertido en el epicentro de la innovación en los últimos meses, ya que sus autoridades han dado permiso a Uber para probar su servicio de coches sin conductor, que pueden ser contratados a través de una aplicación del móvil.

“Ahora mismo muchísima gente muere en nuestras carreteras. Solo el año pasado fueron 35.200 las víctimas. De las mismas, el 94% lo hicieron a causa de un error humano o una mala decisión. Los vehículos autónomos tienen el potencial para salvar decenas de miles de vidas cada año”, escribe el presidente en el artículo.

El mandatario lo ve como un signo de los tiempos. Como ejemplo pone que en su primer año en la Casa Blanca no podía hacer fotos desde el móvil y ahora puede actualizar su Instagram desde Alaska. Obama insiste en que no es una cuestión de moda: “La tecnología no es tener el último cacharrito o aplicación. La tecnología es hacer que la vida de la gente sea mejor”.

“Imaginamos un futuro en el que puedas quitar las manos del volante, en el que tu trayecto de casa al trabajo sea relajado o productivo, en lugar de cansado y frustrante. Esto va a salvar tiempo y dinero”, adelantó Jeffrey Zient, director del Concilio Económico Nacional.

El gobierno estadounidense acaba de convertirse así en el gran aliado del incipiente sector, a pesar de las consecuencias que puede tener para la industria del automóvil, que acaba de sobrevivir a una de las peores crisis económicas de la historia. Obama ya propuso este mismo año la inversión de 4.000 millones de dólares en el desarrollo de vehículos no tripulados. El Departamento de Transporte anunció también un programa de 40 millones de dólares para convertir a Columbus (Ohio) en la primera ciudad que integre estos vehículos en su servicio público de transporte.

Alianzas y estrategias

El sector, una mezcla ya entre empresas tecnológicas, nuevos actores y los gigantes del automóvil, se mueve a toda velocidad. En el caso de Google, optaron inicialmente por Lexus para después hacer su propio biplaza. Uber, en cambio, se alió con Volvo. Tesla, por su parte, es pionera en poner al alcance del consumidor un autopiloto, un modelos todavía híbrido en el que se requiere la atención del humano. Se conduce solo pero es necesario que las manos estén en el volante.

Desde hace más de un año se rumorea que Apple también podría sumarse a esta ola de innovación. No solo contrató a varios ingenieros de Tesla, también de Mercedes, BMW, Tesla y Toyota. Sin embargo, en el último mes han sido notables los despidos en dicha división, por lo que podría estar replanteando su postura.

Ford, el fabricante centenario y esencia de la clase media, también impulsa esta innovación. Según sus cálculos, en 2021 tendrán su modelo en las carreteras. Mark Fields, su máximo responsable, ha triplicado su sede en Palo Alto para conseguirlo a tiempo. También sostiene que no solo son un fabricante de coches, sino también una empresa de movilidad. Este hecho se apoya en la compra hace dos semanas de Chariot, una startup de furgonetas que lleva y trae a los trabajadores de San Francisco por tres dólares diarios.

LOS EJES DEL PLAN

Tanto la Casa Blanca como el Departamento de Transporte han insistido en la presentación del proyecto en las garantías de seguridad como uno de los cuatro ejes de su plan “para llevar tecnologías que salvan vidas a las carreteras” al tiempo que crea un espacio para que “los innovadores puedan desarrollar nuevas soluciones”. El programa anunciado por Obama se aplicará únicamente a los vehículos “altamente automatizados”, aquellos en los que el vehículo puede tomar el control absoluto de la conducción, y se basa en estos cuatro apartados:

  • La implementación de un protocolo para los fabricantes y desarrolladores con 15 requisitos de seguridad para garantizar la adecuación del diseño, el desarrollo y las pruebas a las que se deberán someter los vehículos antes de salir a la carretera.
  • La creación de un modelo de políticas para regular la fabricación y venta de estos vehículos de manera que encajen en las normativas federales ya existentes.
  • implementar las herramientas reguladoras que permitan tanto adaptar los protocolos de seguridad actuales para el desarrollo de nuevos vehículos como crear unas normativas nuevas que ayuden a acelerar el proceso desde que se inventa un vehículo hasta que puede circular.
  • Identificar cuáles son las autoridades competentes para contribuir al desarrollo de tecnologías seguras y eficientes que puedan ayudar a salvar vidas.

1466610816_591801_1466675694_noticia_fotograma