Archivos por Etiqueta: empresa

Tienda virtual de Facebook para ayudar a las empresas.

Facebook está trabajando en el desarrollo de una herramienta para que las empresas puedan crear sus propias tiendas online y publicitar sus comercios y productos a través de la red social. Así lo ha reconocido la tecnológica estadounidense a través de un comunicado remitido a ABC. El servicio, conocido como Facebook Shops, será gratuito, estará disponible en otras «apps» propiedad de Mark Zuckerberg, como Instagram, y será lanzado en los próximos meses.

«Facebook Shops facilita a las empresas la creación de una única tienda online a la que los clientes pueden acceder tanto en Facebook como en Instagram. Crear una tienda de Facebook es gratis y sencillo. Las empresas pueden elegir los productos que quieren presentar de su catálogo y luego personalizar el aspecto de su tienda con una imagen de portada y con los colores que mejor representen su marca», prometen desde la red social.

Facebook afirma que es consciente de que, debido a la crisis sanitaria actual, muchas empresas, especialmente las pequeñas y medianas, se encuentran en apuros económicos; por lo que la nueva plataforma pretende convertirse en un apoyo para que puedan continuar con su negocio desde un entorno digital. Esto no implica, no obstante, que la herramienta esté pensada únicamente para pymes, como reconoce la red social: «Nuestro objetivo es hacer que la compra sea perfecta y permitir que cualquier persona, desde el propietario de una pyme hasta una marca global, utilice nuestras aplicaciones para conectarse con sus clientes. Por eso lanzamos Facebook Shops y estamos invirtiendo en nuevas funcionalidades de nuestras aplicaciones que inspiren a la gente a la hora de comprar y faciliten los procesos de compra y venta online».

Desde la red social afirman, a su vez, que la gente podrá acceder al Facebook Shop de un comercio a través de la propia página de la empresa dentro de Facebook o de la cuenta de Instagram. Allí podrán consultar los productos y guardar los que interesen para, después, realizar un pedido en el sitio web del negocio. Asimismo, la plataforma contará con una función para que el consumidor pueda consultar cualquier duda con el propietario a través de WhatsApp, Messenger o Instagram Direct.

Una vez Facebook Shops esté disponible, la red social promete ir mejorando la experiencia de las empresas que lo utilicen. En este sentido, la compañía de Mark Zuckerberg está trabajando en el diseño de una función que permita realizar compras en vivo. «La gente ha estado usando vídeos en directo en nuestras aplicaciones para mostrar productos durante años, desde zapaterías que anuncian nuevas zapatillas hasta influencers de belleza que se prueban diferentes lápices labiales. Ahora, estamos facilitando la compra de productos en tiempo real. Pronto, los vendedores, las marcas y los creadores podrán etiquetar los productos de su tienda o catálogo de Facebook antes de publicarlos y esos productos se mostrarán en la parte inferior del vídeo para que la gente pueda tocar fácilmente para obtener más información y comprar», apuntan desde Facebook.

 

facebook-kjnD--620x349@abc

El concepto de «low code» y su importancia para las empresas.

Está claro que hoy día el software y las aplicaciones, sobre todo las móviles, dominan nuestra vida. ¿Cuántas aplicaciones utilizamos al día en nuestro teléfono? Sólo en la Play Store de Google hay más de 3,5 millones.

Pero este efecto de software y aplicación no sólo afecta al consumidor final, sino también lo hace a las empresas que necesitan producir más y más aplicaciones para sus empleados. Pero lo que termina ocurriendo realmente en casi todas las organizaciones es que las «apps» corporativas necesitan mucho tiempo para desarrollarse y quedan obsoletas muy rápido. Todavía hay organizaciones que tienen que trabajar con Windows XP, un sistema operativo con 18 años a sus espaldas porque sus aplicaciones corporativas sólo funcionan ahí.

Una nueva modalidad de desarrollo de «apps» para agilizar su creación es el llamado «low code», es decir, código bajo, donde no es necesario programar todo desde cero sino más bien se trata de unir componentes y servicios existentes para poder crear software de forma ágil y sencilla. Es algo parecido a unir piezas de un puzzle y luego aplicar pegamento para unirlas. De momento sólo el 11% de las aplicaciones de empresa se crean con este sistema, el 59% son aplicaciones sin adaptar y el otro 30% están hechas a medida.

Matt Calkins, CEO de Appian: «Si quieres integrar Salesforce, una de las aplicaciones más usadas en Appian, no necesitas entenderlo, simplemente añadirlo a tu proyecto».

El líder en esta nueva tendencia es Appian que ya atiende a la mayoría de las empresas del Ibex 35 en España, como Banco Santander o Pirelli, el cuál ha construido ya 65 aplicaciones para 2.500 usuarios en 12 países. Una de las claves de su éxito reside en su garantía de ocho semanas para tener cualquier aplicación lista y funcionando con un coste de 150.000 euros. Una reducción considerable sobre el tiempo de producción de una aplicación tradicional, tanto en capital como en tiempo, sin olvidar la seguridad capaz de cumplir con las exigencias del ejército estadounidense.

Miguel Gonzalez, responsable de Appian en España: «En nuestro país trabajamos con grandes integradores como KPMG y PWC, y tenemos un servicio técnico que da soporte las consultoras»

La empresa americana, que cumple 20 años, tiene ya 5,4 millones de usuarios y miles de empresas lo utilizan en todo el mundo. «Nosotros aportamos simplicidad y potencia, algo de lo que la competencia está muy lejos», apunta Calkins.

Durante el reciente congreso anual celebrado en San Diego, la empresa de «low code» anunció el acuerdo con Google para utilizar su inteligencia artificial, capaz de generar traducciones automatizadas y reconocer objetos y escritura perfecta, por ejemplo, para digitalizar documentos mediante una imagen.

Otro de los grandes campos donde Appian se actualiza es en los RPAs, o «robotic process automation», una tecnología que, aunque no es nueva, en el último año ha tomado una gran relevancia. Es la que ayuda a automatizar procesos de software repetitivos, tales como enviar facturas una vez firmadas o conectar dos plataformas. Con el acuerdo con Blue Prism, las capacidades de RPA y la monitorización de los mismos se multiplican considerablemente.

Mike Beckley, responsable de RPA: «La automatización afectará a los trabajadores cualificados, les llegará más tarde que temprano. Automatizar no significa echar a tus trabajadores, sino una manera de seguir creciendo de forma eficiente».

El «low code» viene para quedarse. No es sólo una tendencia, sino una nueva manera de crear aplicaciones de forma mucho más eficiente.

Matt Calkins apunta: «Nuestro objetivo es que cada vez se use menos código. Lo más importante para un desarrollador es pensar en sistemas lógicos y no escribir código».

La mayor eficacia en el suministro de productos entre empresas, nuevo objetivo de la inteligencia artificial

La vida conectada empieza a articularse en los hábitos de los consumidores. Los servicios conectados han venido a ampliar las funciones domésticas, permitiendo que diversas tareas cotidianas sean más fáciles de ejecutar. O, al menos, más cómodas. Gracias a los servicios basados en Inteligencia Artificial (IA), una tecnología en boga en la actualidad a pesar de estar fraguándose desde los años cincuenta, el mundo de la empresa también ha encontrado una manera de agilizar procesos, mejorar resultados y, en definitiva, optimizar recursos en un entorno cada vez más competitivo.

La robotización de la industria es un hecho incuestionable. Desde hace cien años, las empresas que han buscado la modernidad han centrado sus esfuerzos en adaptar las nuevas tecnologías de la época. La cara menos amable ha sido, sin embargo, la eliminación de miles de trabajos rutintarios en favor de las máquinas, aunque por fortuna han creado otras nuevas tareas en las que poner la mano humana. Y esos avances en materia de «inteligencias» también empiezan a ver la luz en una de las patas del mundo empresarial como es la gestión de los proveedores.

Gosupply, una «startup» española, ha encontrado, así, un espacio de crecimiento de esta tecnología. Fundada en 2017 por el emprendedor Jaime Velasco, la firma apuesta por la creación de una «plataforma de análitica avanzada» diseñada a filtrar la «información agregada» de cada empresa, notificándoles a estas, en tiempo real, «los posibles riesgos, especialmente para las áreas de compras de sus clientes».

La IA se ha posicionado, en ese sentido, como una de las áreas de mayor crecimiento tanto a nivel empresarial como del mundo del consumo. El presente año 2019 ha abierto las puertas de par en par a esta tecnología, así como los servicios en la «nube», el «blockchain» o el llamado «Internet de las Cosas». Varios escenarios que las diferentes industrias llevan tiempo experimentando. De hecho, un reciente estudio de la firma GP Bullhound considera que una tercera parte de las emrpesas incorporarán la inteligencia artificial en sus procesos a lo largo del año.

«La IA es un elemento estratégico para la transformación de los negocios y ofrece enormes beneficios empresariales»

Y no solo eso; diversos estudios apuntan a que la IA tendrá un gran impacto en, por ejemplo, los procesos de selección de personal en el departamento de Recursos Humanos y en otros espacios de la logística de las compañías de todo tipo. Ejemplo son las empresas, ya sean de fabricación de textiles o un «e-commerce», que recurren cada vez más a la IA para avanzar todo lo posible frente a sus competidores. Sin embargo, para muchas empresas la complejidad de adoptar plenamente la IA puede llegar a ser una tarea muy compleja e, incluso, «casi inaccesible», según diversos expertos consultados por este diario. De ahí a que las grandes empreas tecnológicas como Google, Microsoft o Apple no deseen ceder más terreno a sus rivales en esta materia.

«Conseguir que más empresas puedan utilizar Inteligencia Artificial significa que sea más fácil para ellas el descubrir, compartir y utilizar las herramientas y el trabajo ya existentes», sostienen fuentes del gigante de internet estadounidense, que recientemente anunció una plataforma llamada AIHub destinada a las empresas y que pone el foco en simplificar la consulta y análisis de grandes datos.

La IA ha supuesto una irrupción en muchos ámbitos y sectores laborales. En el día a día, basta con navegar en internet para conocer alguna de sus aplicaciones. Los motores de búsqueda estudian los hábitos y comportamientos, se utilizan algoritmos de autoaprendizaje que analizan lo que se compra, e incluso el horario en el que se hace. Sin embargo, tiene mucho más recorrido que su actual ámbito de aplicación.

«La IA es un elemento estratégico para la transformación de los negocios y ofrece enormes beneficios empresariales. Además de mejorar la productividad, la tecnología podría también mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, puesto que la IA se encargará de las tareas rutinarias posibilitando que los profesionales se especialicen en tareas que aporten más valor a la compañía», señala en un comunicado Gema Ruiz-Díaz, experta en IA en Vector ITC Group.

47073209-kHtG--620x349@abc

Se inicia la transición : Apple planea abandonar a Intel como proveedor de chips para sus Mac en 2020

Transición sin dilación. Un punto de inflexión dentro de su estrategia para poder controlar una parte más de su proceso de fabricación. Apple planea emplear sus propios procesadores en los futuros ordenadores que comercialicen a partir de 2020. Una decisión que le llevará a romper definitivamente con uno de sus principales componentes hasta la fecha, Intel.

Según desvela «Bloomberg», el gigante de la tecnología ha tomado una decisión importante en su trayectoria empresarial. Reemplazar a Intel como principal proveedor de chips, uno de los componentes esenciales para el funcionamiento de los productos electrónicos. Como ya sucede en los dispositivos iPad o iPhone, Apple pretende diseñar y fabricar internamente sus procesadores. Este golpe sobre la mesa le permitirá, al menos, controlar todo el proceso de creación desde cero.

El proyecto, conocido por su nombre en clave Kalamata, aún se encuentra en los primeros compases de desarrollo, pero según los expertos permitirá a la compañía lograr que todos sus dispositivos funcionen de similar manera. Esta decisión, sin embargo, puede colocar en una posición delicada a Intel, que no tiene prácticamente presencia en el mundo móvil. En medio de los rumores originados este lunes, las acciones de Intel se desplomaron un 9.2%. Con su alianza con Apple, no solo aupó al éxito a la línea de ordenadores Mac (proporciona el 5% de los ingresos anuales, según los expertos), sino que también le situó como líder de la fabricación de componentes en el sector.

La utilización de sus propios procesadores en los Mac converitiría a Apple en el único fabricante de ordenadores en optar por esta estrategia en comparación con otros fabricantes como Dell, Lenovo, HP o Asus, que siguen dependiendo de Intel, cuestionada en los últimos meses por la crisis producida por los agujeros de seguridad Meltdown y Spectre. Los expertos, además, destacan que controlar el hardware y software producido en los Mac, como ya se produce en los iPhone o iPad, se traduciría en un mayor rendimiento e, incluso, extender la duración de la batería al permitirle a la compañía optimizar los recursos informáticos. Como parte de esta iniciativa, la compañía también está trabajando en un sistema llamado internamnete Marzipan para lograr que los Mac funcionen como los iPhones y, por tanto, ejecutar aplicaciones procedentes de un entorno móvil directamente en el ordenador.

Todo ello coincide con el anuncio de Intel de que su nuevo modelo de procesador, Intel Core i9, llegará también a dispositivos móviles. La 8ª generación de chips i9 forma parte de la nueva gama de productos móviles de «alto rendimiento», según la compañía, diseñados para proporcionar una mejor experiencia en juegos y creación de contenidos cuando el usuario se encuentra en desplazamiento.

 

4189852-kBIG-U302168551274pH-620x360@abc

Los «criptojackers» se convierten en la nueva amenaza del mundo empresarial

El 23% de las organizaciones a nivel mundial se ha visto afectada por «criptojackers» -una nueva tendencia en «malware»- en su variante Coinhive durante enero de 2018.

Según recoge el último el último Índice de Impacto Global de Amenazas de Check Point, se descubrieron tres variantes diferentes de «malware» de «criptojacking» en su ranking de las diez amenazas que han afectado a más empresas, con Coinhive a la cabeza. Este virus, que ha afectado al 23% de las compañías, mina la divisa virtual Monero sin el consentimiento del usuario cuando éste visita una página web.

Contiene un JavaScript que utiliza los recursos del ordenador de la víctima para minar monedas, lo que repercute en el rendimiento del sistema. En segunda posición se encuentra el «malware» Fireball, que ha afectado al 21% de las organizaciones. Se trata de un instalador de «malware» capaz de ejecutar cualquier código en los equipos de las víctimas.

Fue descubierto por primera vez en mayo de 2017, y afectó gravemente a las organizaciones durante el verano pasado. El tercer «malware» más común en enero ha sido el «exploit» kit Rig, que ha impactado al 17% de las organizaciones. Este «malware» distribuye «exploits» para Flash, Java, Silverlight e Internet Explorer.

El Índice de Impacto Global de Amenazas de Check Point y su Mapa Mundial de Ciberamenazas ThreatCloud recogen la información de Check Point ThreatCloud, la red colaborativa de lucha contra el cibercrimen que ofrece información y tendencias sobre ciberataques a través de una red global de sensores de amenazas. La base de datos incluye 250 millones de direcciones que se analizan para descubrir «bots», alrededor de 11 millones de firmas y 5,5 millones de webs infectadas. Además, identifica millones de tipos de «malware» cada día.

CoinHive-kBIC--1240x698@abc