Archivos por Etiqueta: Europa

El software sanitario de Amazon para recopilar datos de los pacientes, no tendría cabida en Europa

La multinacional estadounidense Amazon anunció este miércoles que ha desarrollado Amazon Comprehend Medicalun software basado en inteligencia artificial que bucea en el historial médico de los pacientespara extraer de forma rápida y organizada la información relevante que necesiten usar los médicos. Su objetivo es permitir a los profesionales de la salud disponer de información de una forma más rápida y con mayor precisión que con el tradicional proceso manual.

El gigante tecnológico asegura que su nuevo servicio procesa «textos médicos desestructurados» e identifica información como «diagnósticos, tratamientos, dosis y síntomas». La herramienta está pensada para que hospitales, aseguradoras, investigadores y empresas farmacéuticas ahorren parte del tiempo y dinero que actualmente se destina a hallar datos puntuales de cada paciente entre los documentos que conforman su historial médico. Los datos se almacenarán en Amazon Web Services.

Aunque de momento se desconoce con exactitud cómo piensa gestionar Amazon todos los datos privados de los pacientes que se almacenarán en la nube, el servicio, en principio, no tiene cabida en Europa porque choca frontalmente con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), aprobado a principios de este año. Y es que todo apunta a que la intención del gigante de internet es almacenar los datos identificados de los pacientes.

La normativa, en este caso, exige el consentimiento del paciente. De hecho, ya existen condenas a médicos por ver los historiales de pacientes ajenos. «El reglamento actual de protección de datos, con respecto a la salud, prohíbe cualquier tratamiento de datos», recuerda el experto.

El negocio de los datos sanitarios

En esta misma línea opina Frederic Llordachs, médico y confundador de Doctoralia: «Evidentemente, con el RGPD va a ser complicado que lo cumplan al menos de entrada, y como dice un amigo mío, el hecho de que el mayor vendedor de lavadoras del mundo tenga tu historial médico da que pensar. Empaquetar servicios medicos y venderlos por internet es sencillo, de hehco lo haemos ya con ClinicPoint, pero la tentacion de publicitárnoslos puede ser tan grande como para intentar burlar la ley».

Según la compañía, Amazon Web Services no podrá ver los datos que procesan sus algoritmos en la búsqueda de información porque estos están encriptados y su desbloqueo está solo permitido a aquellos clientes que dispongan de una clave. Sin embargo, cabe recordar que todo lo que se comparte en internet en susceptible de ser hackeado. De hecho, los datos sanitarios son más caros en el mercado negro que los bancarios.

«Al final se trata de dar una información muy valiosa a una tercera compañía (empresa farmaceútica, hospital) que seguro que tiene por detrás a una aseguradora muy potente que puede llegar a usar todos esos datos para después vender pólizas de seguros a los pacientes», ejemplifica Parra, quien también alerta de otro problema. «Sería muy peligroso que una máquina decida qué pastilla se tiene que tomar un paciente», añade. Y es que si el software va a ofrecer al doctor un informe médico del estado de salud del paciente, una vez recopilados y analizados todos los datos, es de vital importancia que se informe a la persona afectada. «El reglamento dice que si se va a tomar una decisión en base a un procedimiento realizado de forma automatizada por algoritmos matemáticos, se tiene que informar a la persona afectada. El paciente, incluso, puede impugnar esa decisión que ha tomado una máquina y no un humano, es decir, el profesional de la salud», recuerda el jurista.

No es la primera iniciativa con la que Amazon se mete en el negocio de la salud. «Este servicio de explotar los datos relevantes de las historias clínicas mediante ‘machine learning’ se une a lacompra de Pillpack (servicio de prescripción online) y a la ‘joint venture’ con Berkshire Hathaway y JP Morgan para mejorar la salud de sus empleados. Todas las grandes tecnológicas quieren meterse en salud, pero Amazon parece meterse en terrenos mas realistas y menos “moonshots”», dice Llordachs.

 

hospital-1-kINH--620x349@abc

Nuevas herramientas para los usuarios de Google de cara a las próximas elecciones en Europa

Google ha anunciado tres nuevas herramientas para proveer a los usuarios de la Unión Europea de información para votar en las próximas elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2019, entre las que destaca la introducción de sistemas que garanticen la transparencia de la publicidad integrada en su red de anuncios.

A través del blog oficial de Google, la compañía estadounidense ha adelantado las tres nuevas medidas electorales para la UE, entre las que se encuentran también entrenamientos de seguridad para evitar las suplantaciones de identidad en la Red. El director de política pública de Google en la UE, Lie Junius, ha asegurado que la compañía trabajará con datos obtenidos a partir de las Comisiones Electorales de los países miembros de la Unión Europea (UE). Estos datos se utilizarán para ofrecer «información electoral autorizada» a los ciudadanos, de cara a votar en las elecciones al Parlamento Europeo de 2019.

En este punto, la compañía ha aludido a la información que puso a disposición de los votantes durante las elecciones federales en Alemania del año 2017, en las que ofreció información sobre los distintos candidatos y partidos extraída de fuentes federales, además de ofrecer un espacio en los cuadros de búsqueda de Google para que cada candidato se presentara a sus votantes.

En busca de la transparencia

En lo relativo a la publicidad integrada dentro de la red de anuncios de Google, la empresa ha declarado que obligará a que se indique quién financia los anuncios que hablan de candidatos o partidos políticos. Además, se introducirá un procedimiento para verificar la identidad de los anunciantes que emitan publicidad política.

Google reforzará la transparencia de los anuncios por medio de un informe específico de la Unión Europea sobre transparencia electoral en los anuncios, y también abrirá una biblioteca de anuncios en la cual se podrá buscar información adicional sobre quién compra los anuncios electorales, a quiénes van dirigidos y cuánto dinero se destina.

Refuerzo de la seguridad

Junto a esto, la empresa ha comunicado que ofrecerá formación en persona sobre temas de seguridad con el Programa de Protección Avanzada de Google, destinada a aquellos grupos que se encuentren en riesgo de suplantación de identidad en la Red. El servicio gratuito Project Shield también contribuirá a proteger las sitios web de noticias de los ataques que impidan la libre expresión.

Por último, la compañía ha informado de que el equipo de innovación Google News Lab colaborará con organizaciones de noticias en los 27 países miembros de la UE con el objetivo de apoyar la verificación de los datos que se muestran en internet. Esta iniciativa se llevará a cabo por medio de talleres gratuitos en los que se mostrarán a los periodistas las «últimas herramientas y tecnologías para neutralizar la desinformación». Las elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar en mayo del año que viene y en ellas podrán votar 350 millones de cpersonas dentro de la Unión Europea.

42988267-kBAE--620x349@abc

Los escándalos de Facebook empiezan a pasarle factura

Y de repente Zuckerberg despertó de su sueño: su criatura más adorada, Facebook, está aletargada y no marcha como desearía. Aunque todo su entramado sigue generando importantes ingresos económicos, la red social por antonomasia empiezaa dar muestras de desaceleración. Su éxito no iba a durar para siempre. Tras catorce años de existencia, otros de sus servicios como Instagram ya se vislumbran como su futuro más ambicioso.

Facebook se encuentra sumida en una profunda crisis de confianza, pero todo podía haber pasado de largo si los resultados registrados el anterior trimestre hubiesen sido más oportunos. Por primera vez, la red social ha perdido interés en Europa, uno de sus principales mercados. En los últimos tres meses se han desconectado más de 3 millones de usuarios activos diarios.

Un dato preocupante que coincide con dos momentos: el escándalo de Cambridge Analytica que ha puesto en cuestionamiento su seguridad y, por otro lado, la entrada en vigor de las nuevas leyes europeas de privacidad, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD o GDPR por sus siglas en inglés). Tampoco ha podido sacar pecho en su principal territorio, Estados Unidos, donde el crecimiento plano se ha asentado definitivamente en sus balances.

En cómputos globales, Facebook ha obtenido unos 2.230 millones de usuarios activos mensuales al final del segundo trimestre.Los analistas predijeron unos 2.225 millones de usuarios en este caso, lo que se ha traducido en una caída de la valoración bursátil: ha perdido casi la cuarta parte de su valor tras la presentación de resultados.

Estas cifran muestran, una vez más, signos de desaceleración: los usuarios mensuales crecieron un 1,54% entre el primer y segundo trimestre, pero si lo comparamos con trimestres anteriores el dato era superior, un 3,14%. Sin embargo, y de cara a apoyarse den datos más optimistas, la multinacional norteamericana ha desvelado una serie de cifras que ha mantenido en secreto: asegura que más de 2.500 millones de personas utiliza, al menos, uno de sus servicios, ya sea WhatsApp, Instagram, Messenger o la propia red social.

Todo ello coincide con un cambio de hábito entre los consumidores que buscan, sobre todo los usuarios más jóvenes, servicios adaptados al teléfono móvil y herramientas de comunicación rápidas. Para muchos adolescentes, de hecho, Facebook es algo antiguo, por lo que han empezado a desconectar de esta plataforma que ha venido acumulando un gran poder en los últimos años.

Beneficios al alza

Facebook sigue siendo, pese a todo, una verdadera máquina de hacer dinero: su beneficio, sin embargo, subió un 45 % hasta los 10.093 millones de dólares, pero en el que también dejaron sombras los escándalos que han afectado a la red social en los últimos meses. Los datos semestrales arrojaron señales positivas sobre su fortaleza, ya que, al notable crecimiento del beneficio neto de los últimos seis meses, hay que añadir que los ingresos hasta junio crecieron un 45,2% y alcanzaron los 25.197 millones de dólares. El beneficio operativo de la compañía en los primeros seis meses de 2018 se situó en 11.313 millones de dólares, por encima de los 7.729 millones del mismo periodo del año anterior.

 

1408641811-k0TD--620x349@abc

Las impresoras 3D, en el punto de mira de Europa

La impresión 3D ha sido una de las tecnologías más disruptivas de los últimos años. Un concepto de producción que se ha trasladado a nivel industrial. Una innovación que ha empezado a moldear muchos sectores que la encuentran atractiva como herramianeta para reducir costes. Su impacto es notable y se ha experiemntado en numerosos escenarios que van desde la construcción, el diseño comercial de todo tipo de productos hasta el mundo médico. Todo un entramado de posibilidades que Europa ha empezado a mirar con recelo por la posible infracción en el derecho de propiedad intelectual en la industria en su conjunto.

Una familia en Francia, por ejemplo, ha empezado a vivir en una casa construida en 3D. En un entorno controlado como laboratorios se ensaya cómo se puede emplear para desarrollar órganos con capacidades funcionales, incluso hay quien le ha encontrado un encaje en la gastronomía. En numerosas empresas de todo tipo se ha introducido para lograr piezas de manera más rápida y sostenible. Incluso en el tradicional negocio de la fabricación de calzado se utiliza para el diseño del patronaje. Pero lo que ha empezado a preocupar es por sus posibles implicaciones en las copias industriales.

Ante el temor de un aumento de copias ilegales de productos comerciales, la Unión Europea ha aprobado recientemente una resolución que pretende regular la propiedad intelectual en el áqmbito de la impresión 3D. La propuesta pone de relieve que se ha hecho «accesible al gran público» este tipo de impresoras 3D «destinadas a los particulares» que encuentran a su alcance modelos digitales de todo tipo de productos para su fabricación casera.

Posibles riesgos pero sin un alcance masivo

Por esta razón, «regular el uso de las impresoras 3D ayudará a aumentar el uso de tecnologías y ofrecerá oportunidades de investigación y desarrollo». Un hecho palpable, aunque la UE deja clara su postura: «la democratización de la impresión 3D no parece, hasta la fecha, provocar problemas graves de violación de los derechos de autor». Aunque sí admite un «riesgo de falsificación» que recae principalmente en las obras de artes plásticas.Ventajas competitivas y ahorro de costes.

Europa, con ello, valora la posibilidad de instaurar bases de datos de archivos cifrados y protegidos o registros con el diseño de impresoras conectadas y equipadas con un sistema capaz de gestionar los derechos de propiedad intelectual. También ha instado la cooperación entre los fabricantes y las plataformas para poner a disposición de los profesionales y los consumidores archivos fiables cuya aplicación «no afecte en términos de coste a las actividades ya desarrolladas por los actores del mercado».

Ventajas competitivas

La impresión 3D, por los procedimientos de que se sirve, conlleva lo que el sector ha descrito como una suerte de «desmembramiento del acto de creación», en la medida en que la obra «puede circular en estado digital antes de tener forma física, lo que facilita su copia y complica la lucha contra la falsificación», aduce Europa. «Son numerosas para las compañías de innovación. que, en particular, la impresión 3D les permite reducir sus costes generales cuando se desarrollan, diseñan y prueban nuevos productos o se mejoran los existentes», aducen desde la UE como una de las potencialidades ventajas de esta tecnología.

Pero, sin embargo, argumenta que esta tecnología «debería tener un efecto positivo en la creación de un mayor número de nuevos empleos cualificados, menos exigentes y menos peligrosos en algunos casos», lo que, con la creación de nuevos puestos técnicos, «daría origen a nuevas responsabilidades y requeriría que el sector de la impresión 3D ofreciese la «formación adecuada» con el fin de que los técnicos alcancen el mismo nivel que sus homólogos del sector manufacturero tradicional.

39631472-kTQG--620x349@abc

Avalancha de bloqueos en twitter por registros indebidos

Sergio (prefiere no compartir su nombre completo) tiene 18 años recién cumplidos. Es aficionado a los videojuegos, en especial al fenómeno creciente «Fortnite», pero también, como muchas personas a su edad, es asiduo a las redes sociales. Usuario de varias de ellas, tiene devoción por Twitter porque le permite estar informado y dar su opinión sobre cualquier tema.

Lleva varios años en esta red de micromensajes, pero su sorpresa se ha producido recientemente cuando, de la noche a la mañana, ha visto cómo era incapaz de acceder a su cuenta. La razón, tenía solo 13 años en el momento en el que se registró, aunque de aquello ya ha llovido bastante. Al final, por las trabas que se ha encontrado, ha acabado por crear una nueva pese a los problemas adicionales que ello conlleva; pérdida de los mensajes y de los seguidores (unos 500), principalmente. Twitter, entonces, le solicitó un DNI para conservar su cuenta. Tras claudicar a esa petición, la red social le avisó que también necesitaba una documentación de consentimiento expreso de sus padres para poder verificar su edad.

Al igual que él, muchos otros en similares circunstancias (uno de ellos, su amigo) en una avalancha de bloqueos de cuentas a usuarios que se abrieron su perfil cuando tenían 13 años. Una medida retroactiva que ha iniciado la compañía norteamericana a partir de su adaptación al Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD o GDPR, por sus siglas en inglés) el pasado 25 de mayo, más garantista que la ley anterior y que propone el foco en la protección de los menores. Por lo pronto, el marco legislativo ha subido la edad mínimapara poder registrarse a los servicios digitales, algo a lo que se han ido adaptando en las últimas semanas de manera paulatina.

Twitter ha defendido que se trata de una medida proteccionista dado que sus términos de uso contemplan que la edad mínima es de 13 años, independientemente de la ubicación de la persona. «No tenemos permitido legalmente tener a nadie que sepamos que tenga menos de 13 años en nuestro servicio», reconocen a ABC fuentes de la compañía en España, aunque no han desvelado el número de afectados. El RGPD exige nuevas edades de consentimiento, pero el mínimo aceptado es de 13 años, aunque cada estado miembro tiene libertad para establecer su propio umbral. En el caso de Irlanda son 16 años, pero de media se ha subido hasta los 16 años por defecto.

«No tenemos permitido legalmente tener a nadie que sepamos que tenga menos de 13 años en nuestro servicio»

«Hubo usuarios que no añadieron su fecha de nacimiento cuando se inscribieron cuando eran menores de 13 años. No podemos legalmente mantener el contenido en la plataforma donde sabemos que el usuario tenía menos de esa edad cuando nos proporcionaron sus datos», añaden las mismas fuentes. En ese sentido, la empresa tecnológica ha resaltado las dificultades de «separar» el contenido generado por el usuario en dos bloques, uno para los mensajes publicados en el periodo en el que contaba con menos de 13 años y otro para aquellos que se compartieron por encima. Una situación que la red social ha optado por suspender a los usuarios pese que muchos de ellos están ya en edad adulta.

«Es normal que hayan procedido por defecto a bloquear las cuentas de aquellas personas en las que se puede haber producido un vicio durante el registro»

Los expertos sostienen que esta medida de Twitter se ajusta a la normalidad. «El problema surge en estos casos porque el consentimiento que dieron en su momento, su adhesion a las condiciones de WhatsApp, no eran válidos por la edad de quien suscribía la cuenta», explica a este diario Sergio Carrasco, jurista digital en Fase Consulting. «Sabemos que en la práctica muchos menores contaban con cuentas en esta red social, pese a la imposibilidad de acuerdo con la normativa anterior, pero las nuevas medidas y sanciones del RGPD han provocado que las empresas de prestación de servicios se tomen más en serio este riesgo», añade.

A su juicio, puede que la persona ya tenga la edad mínima para dar su consentimiento, pero el consentimiento inicial debemos entenderlo nulo. «Por lo tanto, es normal que hayan procedido por defecto a bloquear las cuentas de aquellas personas en las que se puede haber producido un vicio durante el registro», valora. En opinión de Borja Adsuara, experto en derecho digital, se trata de un procedimiento que pretende «cubrir el expediente y dar la sensación de que están realizando esfuerzos razonables de verificación de edad», aunque reconoce que si el registro de un perfil en una red social «fue hace menos de tres años, el RGPD recomienda los 16 años como edad para consentir».

0RPA4542jpg-kMlE--620x349@abc (1)