Archivos por Etiqueta: Europa

Alipay, el monedero virtual para que los turistas chinos viajen sin dinero por Europa

Cuando se trata de China, todos los números sobrepasan los seis dígitos. Como el número de turistas chinos, ávidos consumidores y exploradores de las bellezas de Europa que podrán pagar sus viajes por el continente a través del monedero virtual de Alipay, el gigante de pagos que forma parte del grupo de comercio electrónico Alibaba, del carismático empresario Jack Ma.

La compañía anunció que para ello está realizando un masivo esfuerzo por cerrar convenios con los principales comercios de los países europeos, y así tratar de atender la demanda de más de 117 millones de turistas chinos que salieron a explorar el mundo en 2015, dejando cerca de 229.000 millones de dólares, según el análisis de la consultora GfK.

Pese a que Asia sigue siendo un destino popular para los chinos, Europa es el viaje preferido. El número de visitas provenientes del país asiático se ha incrementado un 97% en los últimos cuatro años. Un fenómeno propiciado por la gran masa demillennials, ambiciosos viajeros jóvenes dispuestos a pagar por lujo y entretenimiento.

La directora para Europa de Alipay, Rita Liu, durante la conferencia Fintech Money 20/20 en Copenhague, explicó que España es uno de los países europeos donde ha aumentado la llegada de turistas chinos, hasta alcanzar los 609.000 el pasado año. “Antes se decantaban por Francia o Italia, ahora la tendencia muestra que será cada vez más España. En parte se debe a su comida, cultura y fascinante arquitectura”, analiza Liu.

No obstante, Alipay podrá dar el servicio solo a través de asociaciones con comerciantes locales. Liu explica que, mientras lanzan la plataforma, posiblemente para este verano, su empresa está trabajando “para realizar asociaciones con la mayor cantidad de comerciantes locales, para que los turistas chinos lleguen a Madrid y sepan qué comprar, dónde comer y qué visitar”. De hecho, hay marcas españolas muy reconocidas en el mercado del país asiático. “Tuvimos mucho éxito con Zara”, cuenta. Y desde la empresa buscan expandir esta asociación hacia el extranjero con Alipay, para mantener la fidelidad de los clientes chinos “Sabemos muy bien dónde buscar en España. Ya tenemos serias conversaciones con comerciantes de allí”, agrega Liu.

Con este motivo, para atraer a los comerciantes europeos para que se asocien con Alipay, la empresa ofrece datos sobre los consumidores chinos, y les da la oportunidad de analizar sus formas de pago y sus preferencias. Y dada la popularidad de la compañía en China, automáticamente sus viajeros deberían utilizar la aplicación mientras viajan por Europa por lo que, allí donde se utilice la aplicación, generará beneficios para Alipay.

Pese a que su expansión internacional viene, de momento, de la mano de sus turistas, ya que no opera para nacionales de otros países, la empresa es el principal inversor dePaytm, una plataforma de comercio electrónico y sistema de pago de la India. De acuerdo con las cifras dadas a conocer durante la conferencia Money 20/20, el mercado global de pagos por el móvil espera alcanzar los 620.000 millones de dólares en 2016. Y Alipay parece estar alcanzando una buena ventaja sobre este enorme crecimiento.

La compañía espera llegar a los 2.000 millones de usuarios en los próximos cinco a diez años en China y el extranjero. Una enorme expansión, que se percibe modesta comparada con los actuales 450 millones usuarios de la plataforma. Según Liu, la penetración bancaria en China es alta y a través de su aplicación evalúan, según sus estadísticas internas, qué cifra pueden dar para un crédito inmediato y conceden los préstamos con un solo clic.

Más allá de ofrecer el servicio de pagos, la aplicación también espera servir de guía turística y aportar información financiera. Así mientras el turista disfruta de las bellezas europeas, la empresa le ofrece información sobre lo que se ha gastado y, si ha solicitado un préstamo de último momento, sobre cuándo deberá devolver el dinero.

1461862743_909974_1461862916_noticia_normal_recorte1

El roaming por Europa empieza a desaparecer a partir de mañana.

El «roaming», el coste que los operadores añaden a las tarifas habituales cuando el usuario se traslada a un país distinto y utiliza la infraestructura de otra compañía, tiene ya fecha de caducidad. El 15 de junio de 2017, las operadoras ya no podrán imponer costes adicionales a los ciudadanos europeos que utilicen sus «smartphones» cuando viajen al extranjero, en concreto a los países pertenecientes a la UE. Así lo ordenó ayer la Comisión Europea.

Mientras tanto, los usuarios sí podrán disfrutar de ciertas rebajas. Este sábado, 30 de abril, el «roaming» o itinerancia será limitado a sobrecargos en determinados servicios, aunque algunas operadoras, como Vodafone o Movistar, han decidido poner fin ya a estos costes adicionales aunque solo a los usuarios con contrato.

Hace ya varios años que la Comisión Europea trata de acabar con dichos costes adicionales. En octubre de 2015, Bruselas decidió la eliminación paulatina del «roaming». La primera fase se cumplirá mañana sábado y supondrá una limitación a cinco céntimos adicionales por minuto en llamada y MB extra en un país extranjero dentro de Europa. El plus por sms adicional se situará en torno a los dos céntimos, mientras que recibir una llamada costará alrededor de 1,5 céntimos el minuto. Cada uno de estos añadidos se suma a la tarifa que cada ciudadanos europeo tenga contratada con su operador.

Una batalla desde 2013

La eliminación de una tasa que choca con el principio de libre circulación de ciudadanos dentro de los países que forman la Unión Europea no ha sido fácil. Los países con un alto índice de turistas, así como las propias operadoras, siempre han sido reacios a una medida que trató por primera vez la Comisión Europea en 2013. El objetivo, entonces, era acabar con el «roaming» a partir de diciembre de 2015, una medida que el Parlamento Europeo aprobó en 2014 con 534 votos a favor, 25 en contra y 58 abstenciones.

Sin embargo, el Consejo de la Unión Europea devolvió al Parlamento la propuesta de eliminar totalmente los costes de itinerancia de los teléfonos móviles que ya había sido aprobada por los eurodiputados. Para algunos, fue una victoria para las compañías. Para otros, una concesión para proporcionarles la liquidez que necesitaban para las futuras inversiones de las redes digitales. Al final, el acuerdo entre el Consejo de la UE y el Parlamento llegó en octubre de 2015.

Las españolas, más caras

La puesta en marcha de la medida beneficia, en primer lugar, a los ciudadanos europeos. De hecho, la Unión Europea asegura haber logrado reducir los precios de llamadas, SMS y datos de internet en más de un 80 por ciento desde 2007.

Según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), las operadoras españolas han ofrecido, hasta ahora, las tarifas de «roaming» más caras, superando la eurotarifa regulada. En el caso de las llamadas realizadas, el precio era un 53 por ciento más alto, mientras que el coste de las recibidas se disparaba hasta el 171 por ciento por encima de la tarifa convencional.

Hasta ahora, los españoles han gastado unos 40 céntimos más por minuto al llamar en el extranjero y otros 20 al recibir una llamada. Además, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia aseguró que el servicio de datos en itinerancia, que tenía costes distintos en función de la oferta contratada, se había duplicado tan solo en el último año.

Aunque en 2017 el «roaming» será eliminado por completo, la UE establecerá una serie de normas para delimitar el uso del móvil «gratuito» en el extranjero. Aunque de momento nada se sabe, se supone que se impondrá un límite de uso. En caso de sobrepasarlo, el usuario tendrá que pagar una serie de costes adicionales por llamadas, mensajes y datos consumidos en otros países.

Principales damnificadas

No hay que olvidar que las operadoras serán las principales damnificadas de su supresión. El acuerdo de cada compañía telefónica con la propietaria de la red extranjera se traduce en los costes suplementarios por utilizar el móvil en cualquier región de la Unión Europea, para la que la falta de competencia entre los operadores de los países para generar ofertas a los usuarios ha provocado que el usuario acabe pagando precios excesivos por este servicio.

Europa considera que los precios «son una distorsión del mercado» que no tiene cabida en un mercado único.

roaming5--620x500