Archivos por Etiqueta: facebook

Problemas en Instagram por mostrar imágenes explicitas de suicidio y autolesión

«Todavía no estamos donde debemos estar en los temas de suicidio y autolesión». Así de sincero se muestra Adam Mosseri, CEO de Instagram, en un artículo publicado en « The Telegraph», donde entona el «mea culpa» de la falta de acción de la compañía a la hora de eliminar este tipo de contenido.

Mosseri, que apenas lleva unos meses en el cargo, se ha visto obligado a dar la cara después de las declaraciones del padre de la joven británica, Molly Russell, quien con 14 de años se suicidó en 2017. «Instagram ayudó a matar a mi hija», declaró recientemente Ian Russell en una entrevista con la « BBC», que exige a la red social un cambio en sus algoritmos.

Para Russell, Instagram es en parte responsable del suicidio de su pequeña porque había consultado mucho contenido relacionado con el suicidio y la autolesión. «Si el algoritmo que hay detrás de una plataforma de redes sociales está programado para sugerir más contenido de ese tipo, deben revisarlo seriamente», dijo, sin olvidar que las leyes británicas estipulan que quien alienta el suicidio de una persona es cómplice del crimen.

A Instagram, propiedad de Facebook, no le ha quedado otra salida que la de asumir sus errores y ha anunciado que ha decidido prohibir las imágenes relacionadas con la autolesión y el suicidio con el fin de «garantizar la seguridad de los usuarios de Instagram». Los «hashtags» secretos con los que se siempre se han comunicado los jóvenes que padecen este tipo de trastornos parecen tener, al fin, los días contados.

No todo el contenido será eliminado

«No permitimos publicaciones que promuevan o fomenten el suicidio o la autolesión. Dependemos en gran medida de nuestra comunidad para informar este contenido y eliminarlo tan pronto como se encuentre», explica Mosseri, que aunque reconoce que aún les queda un largo camino por recorrer, ya han empezado a tomar medidas.

Instagram ya ha comenzado a revisar el contenido publicado, así como las políticas de uso de la red social, «invirtiendo en tecnología para identificar mejor las imágenes», explica el responsable. Pero Mosseri advierte que encontrar el equilibrio va a ser «difícil».

De momento, están ya prohibidas las publicaciones que promueven el suicidio o las autolesiones así como «imágenes violentas», como los cortes que los suicidas suelen hacerse. En cuanto a las fotos que son menos duras, pero relacionadas también con autolesiones, como cicatrices, por ejemplo, no aparecerán en los resultados de la búsqueda y no serán recomendadas por los algoritmos. Es decir, este tipo de contenido que no es tan explícito no se eliminará.

El número total de muertes por suicidio ha aumentado un 6,7 por ciento a nivel mundial entre 1990 y 2016 hasta un total de 817.000 muertes en 2016, según un estudio publicado por «’The British Medical Journal’».

instagram-2-kT9F--620x349@abc

El movimiento estratégico que prepara Zuckerber; unir Facebook, WhatsApp e Instagram

El consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, planea integrar los tres servicios de mensajería principales de la empresa, Facebook, Instagram y WhatsApp, en una misma estructura unificada, según ha informado ‘The New York Times’ (NYT).

Los cambios que planea implementar la compañía suponen la unificación de la estructura de mensajería de las tres aplicaciones, si bien Facebook, Instagram y WhatsApp mantendría su uso como aplicaciones independientes.

La reconfiguración de las aplicaciones, según cuatro fuentes implicadas en este cambio citadas por NYT, requiere de miles de trabajadores y todavía se encuentra en una fase temprana. Se espera que la unificación se haya completado a principios de 2020.

La compañía, además, planea introducir en todas las aplicaciones la encriptación de extremo a extremo, que impide el acceso no autorizado a las conversaciones privadas de los usuarios.

Si bien Zuckerberg no ha especificado el tipo de beneficios que reportarán los cambios, dos de las fuentes consultadas han destacado la implicación de los usuarios y nuevas formas de publicidad.

Modelo de negocio

Por otro lado, en una columna publicada en The Wall Street Journal, Zuckerberg se reafirma en su modelo de negocio basado en anuncios dirigidos para que los usuarios de la red social puedan acceder de forma gratuita a la plataforma para estar en contacto con otras personas.

El consejero delegado de Facebook explica una vez más la gestión de los anuncios en Facebook, dado que algunas personas «están preocupadas por la complejidad de este modelo», como él mismo señala. «Si estamos comprometidos con servir a todos, entonces necesitamos un servicio que sea accesible para todos», remarca Zuckerberg, que agrega que «la mejor forma de hacerlo es ofrecer los servicios gratuitos, y los anuncios nos permiten hacerlo».

La red social muestra anuncios dirigidos, que ofrecen a cada usuario contenidos relevantes en función de sus intereses. Y para saber en qué están interesados, la plataforma recoge información en base a «las páginas que gustan a la ente, dónde hacen clic y otras señales».

El consejero delegado de Facebook asegura que la gente tiene control sobre la información que usa la compañía para mostrar anuncios, y que puede bloquear cualquier a anunciante. Para ello, dice, los usuarios pueden cambiar las preferencias y hacer uso de las herramientas de transparencia de la plataforma. «No vendemos los datos de la gente», asegura Zuckerberg, y añade que «vender la información de la gente a los anunciantes seria contrario a nuestros intereses de negocio, porque reduciría el único valor de nuestros servicio para los anunciantes».

En su columna, Zuckerberg también refiere el tipo de contenido que la gente comparte en la red social, y explica que el contenido dañino permanece en la plataforma, es porque «la gente y los sistemas de inteligencia artificial que usamos para revisarlo no son perfectos, no porque tengamos un incentivo para ignorarlo».

Por último, y respecto a la seguridad y la acumulación de datos, la compañía indica que «no hay duda de que recolectamos información para los anuncios», pero explica que «esa información es importante generalmente para la seguridad y el funcionamiento de nuestros servicios».

De nuevo, Zuckerberg reitera que ponen en manos de los usuarios «el control completo sobre si usamos esa información para los anuncios», pero advierte que no dejan a la gente «controlar cómo la usan para la seguridad o el funcionamiento de los servicios». Asimismo, recuerda que solicitan el permiso a los usuarios en conformidad con el reglamento general de protección de datos de la Unión Europea.

«Es importante entender esto», señala, «porque hay claros beneficios en este modelo de negocio», sentencia el directivo de Facebook.

whatsapp-kWtC--620x349@abc

Cientos de páginas vinculadas a Rusia son retiradas por Facebook, por difundir fake news

Facebook ha informado este jueves de que ha retirado cientos de páginas, cuentas y grupos iniciados en Rusia por considerar qeu están implicados en comportamientos que promueven de forma coordinada las noticias falsas y la desinformación.

El jefe de política de ciberseguridad de Facebook, Nathaniel Gleicher, haexplicado en el blog de la red social que la compañía ha descubierto dos operaciones distintas originadas en Rusia, una de ellas activa en varios países del este de Europa y la otra concreta en Ucrania.

La compañía ha indicado que ha inhabilitado 364 páginas y cuentas de Facebook dirigidas por la primera red rusa y que operaba en los países bálticos, en Asia Central, la región del Cáucaso y en el este y centro de Europa. Las páginas estaban relacionadas con empleados de la agencia de noticias Sputnik.

Facebook ha señalado que, gracias a una información revelada por las autoridades estadounidenses, ha podido retirar, además, 107 páginas, grupos y cuentas de Facebook y 41 cuentas de Instagram creadas en Rusia y operadas desde Ucrania. «No hallamos ninguna relación entre estas operaciones, pero usaron tácticas muy similares creando redes de cuentas para engañar a otros sobre quiénes eran y qué estaban haciendo», ha indicado la red social.

1412509297-kuP--620x349@abc

Un centenar de tecnológicas tuvieron acceso a los mensajes privados de Facebook

Es el segundo año negro de Facebook y no podía acabar la temporada sin otra revelación de importancia. A los sucesivos escándalos hay que sumar otra mancha a su expediente: la red social compartió más datos personales de sus usuarios con empresas tecnológicas como Microsoft, Amazon, Spotify o Netflix de los que se habían dado a conocer hasta ahora, lo que permitió consultar incluso los mensajes privados de los usuarios.

Un hecho que, según ha desvelado «The New York Times» tras analizar documentos internos de la compañía, alcanzó a unas 150 firmas tecnológicas. Lo hizo sin el consentimiento explícito de sus usuarios. Y, para ello, la multinacional presidida por Mark Zuckerberg amplificó aún más su modelo de negocio basado en la publicidad segmentada y personalizada. Lo que realmente pone en duda sus verdaderos esfuerzos en proteger a las personas que dan vida al servicio. Tan solo sus usuarios son un mecanismo para aumentar sus ingresos. No solo vendió sus datos; los regaló.

Facebook, que acumula unos 2.250 millones de usuarios en todo el mundo, autorizó sibilinamente y con el desconocimiento de los usuarios varios modelos de acceso a información: a través de las alianzas con los sistemas operativos móviles, mediante un sistema personalizado en función de los intereres de cada compañía externa y, por último, alianzas temporales para lograr un fin como contribuir al crecimiento de la masa de usuarios de una platafoma. Bing, el conocido buscador de Microsoft, pudiera revisar los nombres de los contactos en la red social. No fue lo único: a los servicios de «streaming» Spotify y Netflix les dejó vía libre a leer los mensajes de los usuarios.

Una medida encaminada a conocer aún más sus gustos y aficiones, que realizó con tres tipos de acuerdos. Un auténtico «Gran Hermano» que viene a echar más leña al fuego. Mientras la red social cerraba el grifo a aplicaciones como las empleadas por Cambridge Analytica, que procesó millones de perfiles para intentar influir en las elecciones presidenciales de 2016, firmaba acuerdos con otras empresas para entrar hasta la «cocina» de su plataforma. Unos acuerdos que han estado vigentes hasta bien entrado 2017 y durante un tiempo en el que ha defendido la privacidad de sus usuarios.

La empresa se defiende

Otro escándalo mayúsculo que vuelve a hacer reflexionar la estructura de monitorización orquestada para conocer todo lo que se pueda de las personas. Este secreto ahora aireado deja entrever que el caso de Cambridge Analytica ha sido pecata minuta en comparación con la cantidad de datos que han tenido los «socios» más importantes de Facebook.

Mediante acuerdos bilaterales secretos, la plataforma permitió, también, que Amazon pudiera consultar sin el permiso de sus usuarios el nombre, información de contacto, entre otras cosas, al igual que dejó a Yahoo. El problema, además, es que estas prácticas sucedieron hace escasamente poco tiempo. La compañía estadounidense ha segurado que no ha encontrado evidencias de abuso por parte de sus socios.

La red social, sin embargo, ha defendido este año que había dejado de permitir a empresas de terceros consultar los datos de sus usuarios después de intentar defenderse de los reiterados escándalos. En respuesta a esta revelación, Steve Satterfield, director de privacidad de Facebook, ha apuntado que ninguno de estos acuerdos «violó los acuerdos de privacidad o los compromisos con los reguladores federales». En la misma línea se ha explicado Konstantinos Papamiltiadis, director de Plataformas y Programas para Desarrolladores de Facebook, que en un comunicado ha insistido en que «ninguna de estas asociaciones o características dio a las compañías acceso a la información sin el permiso de las personas».

Primeras reacciones

Las compañías tecnológicas relacionadas con este caso han empezado a salir al paso de las acusaciones. Una de ellas, Netflix, que ha asegurado a ABC que pese a haber contado con una función (2014) que permitía recomendar programas de televisión y películas a sus amigos de Facebook, en «ningún momento» se accedió a los mensajes privados de la gente en Facebook y «ni pedimos la posibilidad de hacerlo».

Amazon también se ha desmarcado del escándalo al asegurar que solo utiliza los datos proporcionados por esa red social para «habilitar las experiencias de Facebook» en sus productos. «Amazon utiliza las API (interfaces de programación de aplicaciones) proporcionadas por Facebook para habilitar las experiencias de Facebook para nuestros productos. Por ejemplo, dar a los clientes la opción de sincronizar los contactos de Facebook en una tableta de Amazon», ha asegurado la compañía de comercio electrónico en un comunicado. «Utilizamos la información -prosiguió- solo de acuerdo con nuestra política de privacidad».

El Royal Bank of Canada (RBC), también implicado, ha emitido un comunicado en el que señala que «el uso de la plataforma de Facebook fue limitado al desarrollo de un servicio que permitió a los clientes a facilitar pagos a sus amigos en Facebook». La entidad se defiende al explicar: «No tuvimos la capacidad de ver los mensajes de los usuarios. Cancelamos el servicio en 2015 y nuestro acceso limitado, que fue utilizado estrictamente para permitir pagos a nuestros clientes, terminó en ese momento».

«Lo que muchas compañías no se dan cuenta es de que ellos puede que no quieran esos datos más que para “mejorar sus productos y la experiencia de los usuarios”, pero el peligro es que existan y se hayan compartido, hasta que vengan otros no tan bien intencionados, que les den usos mucho peores»

Para Borja Adsuara, jurista experto en derecho digital, esta revelación era vox populi y viene a confirmar la necesidad de considerar si darse de baja en este tipo de redes sociales o, al menos, navegar mediante la función anónima habilitada en algunos navegadores de Google Chrome o Firefox. «Espero que a partir de ahora se empiece a desarrollar otra red, con otras aplicaciones, que respeten la intimidad», apunta a este diario.

«Lo que muchas compañías no se dan cuenta es de que ellos puede que no quieran esos datos más que para “mejorar sus productos y la experiencia de los usuarios”, pero el peligro es que existan y se hayan compartido, hasta que vengan otros no tan bien intencionados, que les den usos mucho peores. Porque poco pasa para lo que podía pasar. Pero es cuestión de tiempo», añade. «enemos el ejemplo del Gobierno chino, con el que están obligadas a colaborar las empresas tecnológicas: chinas y extranjeras, si quieren operar en el apetecible e inmenso mercado chino», sugiere.

35174669-kftE--620x349@abc

La moneda digital que Facebook tiene pensado crear para Whatsapp

A medida que las tiendas online se han consolidado, los servicios digitales destinados a la mensajería y las redes sociales han tomado el testigo de la conversación diaria de los ciudadanos. Apenas quedan pocos los usuarios -de cierta edad- que se atreven a mandar mensajes de texto; mandan «wasaps». Integrar estos dos mundos, las compras y los chats, es uno de los desafíos más interesantes de las empresas tecnológicas actuales. Facebook tiene visos de ser la que más: prepara su propia moneda digital para utilizarla con una de sus aplicaciones, WhatsApp.

Por varias razones; la red social que lleva su nombre está condenada. No quedan ahora muchos alicientes para continuar formando parte de su comunidad. Es la moraleja que muchos consumidores han aprendido en otro año cargado de escándalos. Pero la red del «me gusta» debe pasarse a otra cosa. Instagram tiene la próxima palabra. Es su niña bonita y el lugar en el que reposan los intereses de los más jóvenes. De ahí a que haya empezado a experimentar con las compras dentro del servicio de fotografía como una nueva fuente de ingresos.

La maquinaria de hacer dinero no puede pararse. India se ha ungido como el laboratorio de ideas de Mark Zuckerberg. Allí puso en marcha este año una función preparada para poder enviar y recibir dinero a través de la aplicación de mensajes. Y allí, según informa «Bloomberg», está pensando crear una criptomoneda o divisa digital, que estaría diseñada para que los usuarios pudieran, por tanto, realizar estas transferencias de una manera más efectiva.

Esta posible moneda puede estar preparada para que trabajadores indios residentes en el extranjero envíen dinero a casa. Una iniciativa en la que otros proyectos de tecnología financiera ya han estado intentando resolver dadas las dificultades de realizar transferencias internacionales. Facebook, en cualquier caso, está aún muy lejos de un lanzamiento real de una moneda, aunque esto viene a confirmar que está trabajando en la estrategia relacionada con la tecnología «blockchain».

bitocin-kSpF--620x349@abc (1)