Archivos por Etiqueta: futuro

Los nuevos avances en inteligencia artificial hacen que los robots ya puedan “pensar”

«Eso no está en mi programación». A menudo las dudas sobre los avances en materia de inteligencia artificial sirven en bandeja la incapacidad de realizar tareas por las cuales no han sido diseñadas previamente. «Entrenar» sus algoritmos para que sean capaces de «aprender» al tiempo que realizan nuevas tareas implica un gran desafío. En esa pelea se encuentra la industria, que comienza a asumir un nuevo escenario: las máquinas pueden ya dejar de imitar comportamientos prefijados para plantar la semilla de la reflexión.

Una investigación publicada en la revista «Science Robotics» desvela las capacidades para articular el sentido común y desarrollar un proceso cognitivo de los modelos de aprendizaje automático aplicados a los robots. El cerebro humano puede inferir conceptos a partir de imágenes y aplicarlos en el mundo físico en un entorno completamente diferente. Ello le permite, por ejemplo, completar tareas como el ensamblaje de un mueble de IKEA a partir de un simple libro de instrucciones con diagramas y bocetos del producto.

Se trata de un difícil desafío al que se enfrenta el sector de la ingeniería robótica por el cual se deben implementar una especie de reflexión, de proceso cognitivo al alcance de un ser humano. Aplicar esos principios es una tarea difícil, pero empieza a estar cada vez más cerca. En el informe, investigadores de la empresa de inteligencia artificial Vicarious AI, se establece la manera en que los robots pueden aprender, interpretar y reflexionar a partir de observar imágenes de pares de objetos. Una nueva forma por la cual las máquinas pueden mejorar sus interacciones con un entorno real.

«Los conceptos se representan como programas en una arquitectura informática que consiste en un sistema de percepción visual, memoria de trabajo y acción. El conjunto de instrucciones de esta máquina cognitiva tiene comandos para analizar una escena visual, dirigir la mirada y la atención, imaginar objetos y situaciones nuevas, así como intentar manipular el contenido a partir de un trabajo visual para controlar el movimiento del brazo robótico», explican en el artículo los investigadores, entre los que se encuentra un español, Miguel Lázaro-Gredilla.

Los robots actuales no tienen esa capacidad para discernir en tiempo real qué tipo de herramienta es necesaria para un determinado trabajo de montaje. Los expertos creen que la clave para resolver el problema es aplicar la manera en que aprende el ser humano. Un nuevo sistema informático permite, de tal forma, clasificar los objetos por peso, dimensiones y otras formas para que una máquina pueda «interpretar» cuál debe ser el camino correcto.

Los expertos han demostrado cómo un robot puede usar «abstracciones» para interpretar conceptos novedosos presentados como imágenes esquemáticas y luego aplicar esos aprendizajes en situaciones muy diferentes. «Al llevar las ideas de la ciencia cognitiva sobre imágenes mentales, símbolos, percepción visual y representaciones deícticas al ámbito del aprendizaje automático, nuestro trabajo nos acerca al objetivo de construir robots que tengan sentido común», apuntan.

Clipboard-0009-k2AE--620x349@abc

Un coche, un salón…esta parece ser la tendencia en sector tras el CES 2019 en Las Vegas

Un coche ya no es solo una máquina con volante y cuatro ruedas. La industria, en plena búsqueda de parejas de baile, sigue explorando nuevas alianzas con empresas tecnológicas para definir los patrones del coche del futuro. Un transporte que se prepara para su próxima gran revolución, los sistemas de autoconducción.

Un desafío en el que se han embargado numerosas marcas pero que, por ahora, queda todavía lejos en el calendario. Mientras tanto, la feria de electrónica Consumer Electronic Show de las Vegas, conocida por sus siglas CES, se ha encargado de plasmar algunas de las novedades de esta industria. Servicios conectados, tecnología de realidad virtual para pasajeros o coches que son similares a sondas espaciales son algunas de las más importantes que ha dejado esta edición.

Un coche «con patas»

Ante el desafío de encontrar nuevas fórmulas de movilidad, Hyundai presentó el primer coche capaz de «andar». Estará destinado a labores de rescate. Como si se tratase de un vehículo de exploración espacial, este concepto del fabricante surcoreano se basa en cuatro patas y una carrocería similar a un coche convencional. También podrá rodar hasta alcanzar un terreno de difícil acceso. Con sus brazos articulados, podrá escalar un muro de 1,5 metros de alto mientras mantiene a los pasajeros en horizontal.

La primera Harley eléctrica

Mientras se acelera el paso para superar los motores de combustión, el fabricante de Milwaukee, en plena transformación, desveló nuevos detalles de su primera motocicleta eléctrica. El modelo LiveWire llegará en agosto de este año por 33.700 euros. Pese a contar con una autonomía de 175 kilómetros con una sola carga, no está dirigida a grandes distancias. Será capaz de pasar de 0 a 100 kilómetros por hora en solo 3,5 segundos y sin necesidad de realizar ningún cambio manual. Un proyecto interesante pero arriesgado.

Lanzaderas autónomas

Todavía no han despuntado los vehículos sin conductor, pero uno de los caminos más probables para su desarrollo en las próximas décadas serán los taxis autónomos. Una nueva forma de movilidad urbana por la cual Bosch planteó en la feria su concepto de vehículo lanzadera sin conductor, un sector que prevé un volumen de mercado de 140.000 millones de euros en 2022. Para lograrlo, proporcionará componentes y sistemas, así como servicios para la reserva y otras plataformas de conectividad, pero también los puntos de recarga y aparcamiento.

Experiencias inmersivas

La industria del motor no se olvida del pasajero y de los sistemas de entretenimiento. Firmas como Audi presentaron una tecnología que adapta el contenido virtual al movimiento del vehículo en tiempo real, de manera que en las plazas traseras se podrá disfrutar de películas, videojuegos y contenido interactivo empleando gafas de realidad virtual. A través del vehículo E-tron los usuarios podrán visualizar una representación ficticia del espacio exterior. Cada movimiento del coche se reflejará en la experiencia en tiempo real.

Detectar emociones

El habitáculo de los coches empieza a experimentar cambios. La tecnología lo ha dispuesto como el tercer espacio habitable repleto de comodidades tras el hogar y la oficina. Y los avances son cada vez más extravagantes, como la plataforma Real-time Emotion Adaptative (READ) de Kia con la que propone un detector del estado de ánimo de los pasajeros de un vehículo lo que permitirá adaptar a las necesidades la iluminación, la música o la temperatura. Mediante una red de sensores y una inteligencia artificial se logrará una atmósfera en el interior del automóvil distinta en cada viaje.

Ver lo invisible

Como herramienta para el conocimiento del entorno, Nissan desveló un sistema dirigido a «ver lo invisible». Una plataforma bautizada como Invisible-to-Visible podrá fusionar mundos reales y virtuales. Suena a ciencia ficción. Para ello, mediante la combinación de información recogida por sensores internos y externos, y procesados en la nube, informará a los conductores. Permitirá rastrear el entorno inmediato y anticipar lo que está por delante, incluso mostrando lo que hay detrás de un edificio o tras la esquina.

MONTAJE-CESLASVEGAS_xoptimizadax-k0XH--620x349@abc

Se presenta el primer ordenador cuántico comercial.

El CES 2019 de Las Vegas ha sido el escenario de una de las presentaciones más «jugosas» del año: el Q System One de IBM, elprimer ordenador cuántico de uso comercial del mundo. Es decir, la compañía afirma haber podido llevar la tecnología cuántica más allá de los laboratorios, únicos refugios de estos ordenadores que aún están en ciernes. Entonces, ¿es posible tener ya un ordenador «hiperrápido» en mi habitación?

Para empezar, es necesario conocer que la computación cuántica es interesante por la cantidad de información que puede gestionar: en el mundo en el que el Big Data y la inteligencia artificial se nutren de miles de millones de datos, es necesario una tecnología tan potente capaz de procesarlos, encontrar la relación entre ellos y los más importantes. Y, más allá de los científicos e investigadores, las empresas privadas también quieren formar parte de esta «revolución». Sin embargo, el IBM Q System One no estará al alcance de cualquiera y, en ningún caso, sobre ningún escritorio particular (de momento).

El sistema integra la computación cuántica y la «tradicional»: no se trata de un ordenador «al uso», sino un cubo de cristal cerrado de forma hermética con un ancho de casi tres metros que, además, tiene que estar en unas condiciones de temperatura determinadas -273 grados centígrados o cero absoluto- para evitar interferencias externas y que el equipo sea estable. Por ello, el ordenador cuántico solo operará desde el IBM Q Quantum Computation Center, un centro que se inaugurará a finales de 2019 en Nueva York. Así que no será posible que cualquiera tenga un ordenador cuántico en su casa.

Y todo porque este equipo no opera en bits, como los ordenadores tradicionales, sino que lo hace en qubits, la unidad base de información de la computación cuántica. En concreto, tendrá 20 qubits, un sistema más potente que los que usamos habitualmente pero no tanto como otros ideados en laboratorio que se rigen bajo la tecnología cuántica. Por ejemplo, Intel ha creado un ordenador de 49 qubits; la propia IBM tiene otro de 50 qubits; y el gigante Google ha logrado construir uno que llega hasta los 72 qubits.

Por ello, IBM matiza que se trata de un primer acercamiento a los ordenadores cuánticos del futuro y la idea es que con esta tecnología se pueda «afrontar un día los problemas que actualmente se consideran demasiado complejos y exponenciales para que los sistemas clásicos puedan manejarlos». Aquí entran, por ejemplo, «la agrupación de datos financieros y aislar factores de riesgo globales claves para hacer mejores inversiones; o encontrar la ruta óptima a través de sistemas globales para una logística ultra eficiente y optimizar las operaciones de la flota para las entregas», explican desde IBM.

«Este nuevo sistema es fundamental para expandir la computación cuántica más allá de las paredes del laboratorio de investigación mientras trabajamos para desarrollar aplicaciones cuánticas prácticas para empresas y ciencia», señala Arvind Krishna, vicepresidente senior de Hybrid Cloud y director de IBM Research.

sdafcszdfc-k8PI--620x349@abc

Así será el futuro según la feria tecnológica CES 2019.

La mayor feria anual de electrónica del mundo, CES, arrancó este martes en Las Vegas (Nevada, EE.UU.) con la tecnología 5G, llamada a disparar la velocidad de las conexiones inalámbricas a internet y llevarlas a todos los objetos, como gran reclamo de esta edición de 2019. [Gráfico elaborado por Statista]

CES (siglas en inglés de «Muestra de Electrónica de Consumo») abrió hoy sus puertas a los periodistas, pero los grandes eventos para el público general se concentrarán entre el martes y el viernes, días en los que está previsto que acudan a la feria más de 180.000 personas, según informó la organización.

Los asistentes, que vendrán de más de 155 países, podrán observar de primera mano las últimas novedades de 4.500 compañías de la industria electrónica, desde gigantes como Samsung, LG, General Electric, Intel, Huawei, AMD e IBM, hasta pequeñas empresas de distintas partes del mundo y «startups».

Televisores, software para automóviles, artículos sanitarios, electrodomésticos como microondas y neveras y toda clase de objetos que sí desempeñan un papel fundamental en CES están llamados a integrar la red de quinta generación para desatar todo el potencial de su faceta «inteligente» en la interacción con los usuarios.

Además, dos gigantes de las telecomunicaciones en Estados Unidos como Verizon y AT&T tendrán una posición relevante en la feria, y se espera que revelen cuáles son sus planes para este año con respecto a la implementación del 5G en el país norteamericano. En el apartado de televisores, los principales fabricantes mostrarán sus últimos modelos 8K, la mayor resolución existente con 33 millones de píxeles y que llega a 2019 tras haber pisado fuerte el año pasado, cuando Samsung fue la primera empresa en comercializar un aparato con esta calidad de imagen.

Dudas sobre el 8K

Sin embargo, una duda sigue sobrevolando el 8K, puesto que pese a su impresionante resolución, apenas hay en la actualidad contenidos en el mercado que usen esta tecnología. Las grandes marcas de televisores han tratado de solucionar este problema hasta la fecha mediante técnicas basadas en inteligencia artificial que permiten mejorar la calidad de imagen de producciones que no están en 8K, una tendencia que saldrá reforzada o sustituida de estos días en CES.

Uno de los segmentos de mercado que están llamados a tener una presencia estelar en el congreso de este año es el de la tecnología para la salud y el ejercicio físico, después de que los avances en hardware del año pasado (como por ejemplo el Apple Watch Series 4) hayan marcado el camino a multitud de nuevos dispositivos. Algunas de las curiosidades en este campo que se podrán ver en Las Vegas estos díasson monitores de presión sanguínea incrustados en la ropa y complementos, una máscara para dormir que combate el «jet lag» yrelojes inteligentes que se cargan mediante el calor corporal.

En el apartado de motor, y tras unos años en los que la presencia de vehículos ha ido en aumento en la feria, no se esperan grandes novedades, aunque grandes fabricantes como Audi, Mercedes-Benz y Hyundai harán acto de presencia para exponer sus avances en software. En cuanto a las presentaciones, en esta edición tomarán el escenario el presidente y jefe de tecnología de LG, I.P. Park; la presidenta y consejera delegada de IBM, Ginni Rometty; el consejero delegado de Verizon, Hans Vestberg; la presidenta de AMD, Lisa Su; y la secretaria de Transporte de EE.UU., Elaine Chao.

20190108_ProductosTech_2019_ABC-U308352329527e--620x349@abc

El taxi aéreo, una fantasía cada vez más cerca de convertirse en realidad

Salir de casa y montarse en un taxi o un metro aéreo con sensores de última generación es la idea que quiere hacer real la industria de la movilidad aérea urbana en EE.UU., que pretende descongestionar el tráfico de las ciudades mediante autopistas en el cielo.

Para alcanzar este escenario que hasta ahora solo ha salido en las grandes pantallas, la incipiente industria de la movilidad aérea urbana (UAM, en sus siglas en inglés) se ha concentrado estos días en Seattle (Washington, EE.UU.) con el objetivo de trazar las líneas maestras de este nuevo sector. La seguridad, la contaminación acústica y la infraestructura operativa del transporte por aire dentro de las ciudades son los principales retos que tiene por delante esta industria, que pretende que en los próximos años existan ya «carriles» aéreos.

Esos «carriles», como apuntan varios profesionales, serán como una especie de túnel o tobogán imaginarios que unirán un punto de despegue y otro de aterrizaje a través del aire. «El conductor únicamente tendrá que seguir ese carril virtual y, si se sale, el sistema del coche lo detectará y dará un aviso», explica a Efe Felipe Varon, fundador y consejero delegado de la empresa emergente Varon Vehicles.

«Con la financiación apropiada, estaremos operando sistemas piloto en dos o tres años», dice con una sonrisa Varon, mientras muestra imágenes y vídeos de los prototipos V-200 en acción. Otros, no obstante, tendrán una forma más parecida a las actuales avionetas, pero su despegue será en vertical gracias a unas hélices de propulsión en las alas.

El modelo más avanzado y conocido en EE.UU. es el Terrafugia TF-2, un vehículo híbrido entre la avioneta y el coche actuales que cuenta con ocho motores eléctricos y que puede pasar de vehículo terrestre a aéreo desplegando las alas. Todos estos tipos de automóviles tendrán un objetivo en común: mejorar el transporte de personas y mercancías para descongestionar el tráfico que sufren actualmente las urbes.

«Cuando te das cuenta de que puedes ir a un espacio tridimensional justo por encima de la ciudad, un espacio abierto y disponible, te das cuenta de que puedes solucionar ese problema muy fácilmente»

Los gobiernos locales tienen cada vez menos capacidad de proveer la infraestructura adecuada para evitar los atascos urbanos, un problema que impacta en la calidad de vida de las personas. Sin embargo, los profesionales del sector de la movilidad aérea urbana conocen una solución «muy fácil», según Varon. «Cuando te das cuenta de que puedes ir a un espacio tridimensional justo por encima de la ciudad, un espacio abierto y disponible, te das cuenta de que puedes solucionar ese problema muy fácilmente, con un costo relativo y de penetración realmente bajo», apunta.

Actualmente, las entidades reguladoras aeronáuticas, como la Administración Federal de Aviación estadounidense, están trabajando mano a mano con entidades locales, compañías y la NASA para acelerar la llegada de este nuevo modelo de transporte. Precisamente, un estudio de la NASA estima que unos 750 millones de personas usarán el metro aéreo en 2030 en una quincena de áreas metropolitanas de Estados Unidos.

«Será en las ciudades con más población del país», especifica a Efe el investigador de la NASA Davis Hackenberg, durante la primera reunión del sector de la movilidad urbana aérea en EE.UU. La NASA se ha puesto al frente para liderar este embrionario sector y ha organizado ya un encuentro a final de 2020 para que las compañías puedan mostrar sus avances, tanto a nivel tecnológico como de seguridad y operativo.

Asimismo, esta demostración buscará «promover la confianza pública en todo el ecosistema de la movilidad aérea urbana», consideró el director adjunto del programa de aeronáutica de la NASA, Jaiwon Shin, que quiere que las personas puedan moverse por la ciudad en taxi o metro voladores antes de 2030.

Clipboard-0005-kbJF--620x349@abc