Archivos por Etiqueta: inteligencia artificial

AlphaZero, la inteligencia artificial que juega y aprende como un superhombre

Cuentan las leyendas sobre el origen del ajedrez que un rey estaba tan fascinado por su creación, que le ofreció a su inventor, en algunas historias un matemático, el derecho de elegir su recompensa. Este le pidió un premio aparentemente humilde. Debía recibir un grano de trigo por la primera casilla, dos por la segunda y cuatro por la tercera, duplicando la cantidad cada vez, en cada una de las 64 casillas. La cantidad final, que el tesorero del cuento tardó en calcular bastante tiempo, habría sido capaz de llevar a la quiebra a cualquier reino. De hecho, en el mundo real la deuda no se podría haber pagado ni con la producción mundial de trigo acumulada durante toda la historia.

Estas 64 casillas ocupan un espacio pequeño y finito, pero ofrecen tantas posibilidades y combinaciones, que los hombres han necesitado milenios para perfeccionar sus jugadas, y aun así no han llegado nunca a la partida perfecta. Pero allá donde la sabiduría y el ingenio solo pueden acercarse, quizás llegue la inteligencia artificial (IA). Una IA perfeccionada y desarrollada ya durante más de medio siglo, tal como demostró Deep Blue en 1997, cuando derrotó al campeón mundial, Gary Kasparov.

AlphaZero, el campeón que aprende

Han pasado veinte años desde aquello. Hoy, uno de los campeones más implacables de la IA es AlphaZero, un programa de ordenador desarrollado por la compañía DeepMind y que nace de AlphaGo, que fue capaz de derrotar al mejor jugador de go del mundo. AlphaZero es capaz de alcanzar un nivel de maestría sobrehumana en el ajedrez, el go y el shogi, y además lo hace aprendiendo. Puede aprender desde cero, tan solo conociendo las reglas, en solo 24 horas, sencillamente por el hecho de jugar contra sí mismo. Ya no necesita que nadie programe reglas que debe seguir, o hacer infinidad de cálculos antes de cada jugada.

Hace un año, DeepMind publicó un borrador en el que demostraba que AlphaZero, era capaz de derrotar a los programas más avanzados para jugar a los tres juegos comentados: Stockfish, Elmo y el propio AlphaGo Zero. Lo hizo usando circuitos diseñados para permitir el aprendizaje maquinal y basados en redes neurales. Todos ellos le permitían a esta IA no solo alcanzar un rendimiento extraordinario, sino también acomodarse a una gama más amplia de reglas. Estos logros acaban de publicarse en la revista Science.

«Nuestros resultados demuestran que un algoritmo de aprendizaje por refuerzo y de propósito general puede aprender, partiendo de cero –sin necesidad de añadir conocimientos o datos previos, proporcionados por humanos, solo conociendo las reglas– y alcanzar un rendimiento sobrehumano en varios juegos de gran complejidad», han escrito los autores de la investigación, dirigida por David Silver. Por tanto, AlphaZero representa un importante paso adelante en la tarea de crear una avanzada inteligencia artificial capaz de dominar juegos más complejos por su cuenta.

«El objetivo de DeepMind es construir sistemas que puedan solucionar algunos de los problemas más complejos del mundo y crear un programa que puede enseñarse a sí mismo cómo dominar el ajedrez, el shogi y el go desde cero es un importante primer paso en ese camino», ha dicho en un comunicado Demis Hassabis, director y cofundador de DeepMind.

Por su parte, Silver ha dicho que su sueño sería «ver el mismo tipo de sistema aplicado no solo a juegos de mesa, sino a todo tipo de aplicaciones reales, como por ejemplo, el diseño de medicamentos, el diseño de materiales o la biotecnología».

Aprendizaje a partir de refuerzo

Pero, ¿cómo funciona AlphaZero? Según ha escrito Murray Campbell, investigador de IBM, en un artículo de análisis publicado en Science, «AlphaZero está basado en el aprendizaje a partir de refuerzo, un paradigma muy general para aprender a actuar en un medio que recompensa las acciones útiles». En el caso de los juegos de mesa, la IA se entrena jugando un gran número de partidas contra sí misma.

En los últimos años, se ha aplicado las redes neurales y el aprendizaje profundo («deep», en inglés) a este proceso basado en el refuerzo. En esta ocasión, la investigación dirigida por Silver ha mejorado este aprendizaje profundo creando un algoritmo, el árbol de búsqueda de Monte Carlo (MCTS, en inglés), que ya se usaba en go, para aprender nuevos juegos. El sistema parte de parámetros generados aleatoriamente y la red neural los va modificando poco a poco.

Un jugador flexible

Según ha dicho en un comunicado Yoshiharu Habu, el segundo jugador de la historia con más títulos de shogi, este aprendizaje convierte a AlphaZero en «un jugador flexible que prefiere hacer aperturas destinadas a ataques rápidos cuando comienza a jugar, pero que juega a la defensiva cuando empieza en segundo lugar».

Además, resulta creativo: «Algunos de sus movimientos, como mover el rey al centro del tablero, van contra la teoría del shogi y, desde la perspectiva humana, ponen a AlphaZero en la que parece ser una posición peligrosa. Pero, increíblemente, conserva el control del tablero». Tan eficaz es esta IA, que Habu cree que su estilo de juego muestra que existen nuevas posibilidades por explorar en este centenario juego de tablero.

Los próximos juegos que dominar

Sin embargo, Murray Campbell ha destacado que todos estos logros han sido alcanzados en un entorno propicio para las IAs. Fundamentalmente, porque estos juegos permiten al jugador observar todo lo que hace el rival y se cuenta con toda la información necesaria para tomar decisiones, no como en el póquer, donde lo que no se sabe tiene un importante peso. Además, estos juegos de tablero «tienen dos jugadores, son de suma cero, deterministas, estáticos y discretos», lo que hace, según el investigador de IBM, que sea más fácil simular perfectamente la evolución del juego a través de secuencias arbitrarias de jugadas».

Por ello, Campbell ha sugerido que los desarrolladores necesitan ahora buscar una nueva generación de juegos para proporcionarle nuevos retos a las IAs, como pueden ser videojuegos como StarCraft II o Dota, en los que la información solo es parcial y donde hay una gran diversidad de acciones y posibilidades. Tantas que pondrían en apuros a un programa como AlphaZero. ¿Acabará venciendo una IA a los mejores jugadores de videojuegos del mundo?

silver2HR-kxG--620x349@abc

La wifi en España mejorará gracias a una startup noruega.

¿Cuál es la queja más común en cuanto al la calidad de la conexión a internet en el hogar? La respuesta es muy sencilla: la velocidad del la red wifi. Un elemento que las operadoras no pueden controlar es dónde terminará instalado el router en cada hogar, el tamaño de la casa, el grosor de las paredes, los materiales utilizados o la estática del ambiente, interfieren en la señal, por lo que es muy difícil garantizar la velocidad de descarga contratada independientemente del lugar donde se encuentre el cliente.

Operadoras como Vodafone proveen a los instaladores de aplicaciones móviles para medir la potencia del wifi en cada estancia y, de esa manera, poder comunicar al cliente la calidad real de la conexión en cada lugar, y así impedir el incumplimiento de las expectativas del cliente.

La startup noruega Domos utiliza inteligencia artificial y machine learning para mejorar el wifi en casa. Acaba de aterrizar en España con la promesa de solucionar este problema. Son capaces de mejorar la potencia del wifi entre un 100% y un 400%, sólo utilizando software, es decir, optimizando el código del router. Por ejemplo, NextGenTel, la operadora noruega que ha usado Domos durante los últimos dos años, reportó una significativa caída en las llamadas al servicio al cliente relacionadas con problemas de wifi como resultado de la integración del software en sus routers.

Al preguntar al CEO de Domos, Bent Erik Skaug, sobre el por qué de la falta de calidad y consistencia del wifi en los hogares, las razones que dio fueron tres: la interferencia de las redes wifi competidoras de los vecinos, las perturbaciones de radiofrecuencia de otros aparatos électricos y los problemas de cobertura de wifi en la casa.

La mayoría de las personas lo que hacen para mejorar su cobertura wifi en casa es instalar repetidores. Pero en realidad, Bent asegura que sólo alrededor del 25-30% de los hogares los necesita realmente. En muchas casas, especialmente en áreas densamente pobladas, la instalación de un repetidor solo empeora la situación.

Según Bent, la tecnología de Domos se inspira en el 5G, la futura conectividad móvil que llegará en el 2020, como la división de red, donde la señal se adapta dependiendo de la necesidad del cliente. Por ejemplo, si lo que usamos son videojuegos en línea en casa, la señal se adaptará para bajar la latencia. En cambio, si lo que nos gusta es ver películas 4K, lo hará para optimizar la descarga.

En cuanto a la protección de datos y para nuestra propia tranquilidad, Bent asegura que «nunca miramos el contenido transmitido o recibido por los dispositivos, el router o las direcciones IP que visita el usuario. Esto es importante, todo lo que hacemos es trabajar para mejorar la calidad de la señal. Somos totalmente compatibles con el GDPR».

España es el primer país donde se expande Domos fuera de Noruega, en palabras de su CEO. La razón es por lo avanzadas que se encuentran las operadoras en nuestro país, a un nivel similar al de Noruega, y la gran calidad de los ingenieros con los que cuenta España, ya que su objetivo es abrir oficina de desarrollo aquí.

wifi-hogares-ktbF--620x349@abc

Problemas en las lecturas cancelan el proyecto de Google de lentillas inteligentes.

Hay proyectos que nacen; otros que crecen; pero los hay, cómo no, aquellos que fracasan. Que mueren. Google, como una de las grandes compañías de tecnología, está acostumbrada a esto último. Por su capacidad de producción es capaz de poner en marcha alguna iniciativa pero si finalmente tiene que cerrar el grifo lo hace sin remordimientos.

La firma norteamericana ha tenido que poner fin a un proyecto para desarrollar lentes de contactos capaces de detectar los niveles de azúcar en la sangre. La razón: los desafíos tecnológicos que se tenían que superar han sido demasiado elevados y difíciles para superarlos. Las lentillas inteligentes son, por ahora, una quimera. Pero queda como un curioso que tenía como principal público objetivo aquellas personas que padezcan diabetes.

Verily, empresa filial de la compañía tecnológica dedicada a la salud, ha sido la encargada de investigar desde 2014 las potencialidades de este dispositivo. Su objetivo era, a priori, muy interesante y práctico, dado que los diabéticos necesitan por regla generalhacerse análisis de sangre de manera regular para controlar sus niveles de azúcar en sangre. Monitorizar esos datos desde el lagrimal y enviar la información directamente hacia una aplicación móvil era, cuanto menos, un futuro más práctico.

«Hemos desarrollado métodos para integrar la electrónica inalámbrica y los sensores miniaturizados en una lente de contacto y diseñamos miles de lentes»

«Hemos desarrollado métodos para integrar la electrónica inalámbrica y los sensores miniaturizados en una lente de contacto y diseñamos miles de lentes», señala en un comunicado Brian Otis, responsable técnico de la compañía. «Nuestro trabajo clínico en una lentilla para detectar glucosa demostró que no había suficiente consistencia en nuestras mediciones para cumplir con los requisitos de un dispositivo médico», lamenta Otis, al considerar las dificultades para obtener lecturas fiables de la glucosa desde una lágrima. El monitoreo de los niveles de sangre en las lágrimas resultó ser demasiado inexacto, en su opinión.

El proyecto tuvo cierto éxito en las pruebas de laboratorio, pero las lecturas del mundo real fueron más difíciles debido a las interacciones de las moléculas en el ojo. No obsante, la firma ya ha adelantado que investigará otras áreas de interés para una lentilla inteligente.

Clipboard-0011-kvZB--620x349@abc

Pocophone; el intento de Xiaomi para que nos olvidemos de Apple

Decia Groucho Marx que la felicidad se basa en las cosas pequeñas: un pequeño yate, un pequeño palacio, una pequeña fortuna… Con una filosofía similar parece haber llegado a Europa el primer Pocophone, de Xiaomi, llamado F1Poco, pero a tope de especificaciones.

No le bastaba a la firma china haber escalado en apenas unos meses hasta los primeros puestos de ventas de smartphones en Europa. Ni tampoco ser considerada por muchos como el «Apple chino», un indicativo tanto de sus aspiraciones como de su forma de ver este complicado y a menudo cruento negocio de la telefonía móvil.

Por eso, Xiaomi ha decidido no dejar nada para luego, dar el siguiente paso y presentar en Europa su segunda marca, Pocophone, que hasta ahora solo había introducido en el mercado indio con la reciente presentación de su nuevo Pocophone F1 y cuyo desembarco europeo se ha anunciado este lunes en Paris.

En otras palabras, no hay que dejarse engañar por el nombre «Poco», ya que se trata de un terminal de muy altas prestaciones y que cuenta con los componentes más avanzados del momento. Una estrategia que, junto con la auto limitación de sus beneficios a un escueto 5%, es la «firma» de Xiaomi para la comercialización de todos sus productos.

F1, un bólido dentro de la telefonía móvil

Más bien al contrario, tal y como su «apellido» F1 parece indicar, estamos ante todo un bólido dentro de la telefonía móvil. Y a unos precios que solo Xiaomi parece poderse permitir.

El Pocophone F1, en efecto, aterriza con el procesador más poderoso del momento en su interior, el Qualcomm Snapdragon 845, el mismo que equipan la mayoría de los terminales de gama alta de este año. Y ese procesador llega acompañado por 6 u 8 GB de RAM, por un mínimo de 64 GB para almacenamiento, con versiones de 128 y con una generosa batería de 4.000 miliamperios con sistema de carga rápida QuickVhsrge 3.0.

No es un secreto que cuando un teléfono móvil se calienta demasiado, su rendimiento disminuye drásticamente. Por eso, el terminal está equipado con un nuevo sistema de refrigeración líquida, llamadoLiquidCool Tecnology, que promete ser hasta un 300% más eficiente a la hora de disipar el calor que cualquier otro smartphone del mercado. Una característica más que interesante para aquellos que se pasan horas enteras jugando o viendo películas y series en el teléfono, actividades «calientes» y que llevan a cualquier terminal hasta sus límites de resistencia a las altas temperaturas.

La pantalla, por su parte, es de 6,18 pulgadas y alcanza una resolución de 2.246 x 1.080 píxeles (Full HD+). Las dimensiones del terminal son 155,5 x 75,2 x 8,8 milímetros, con un peso de 182g. A diferencia de otros terminales de Xiaomi, este nuevo F1 no incluye cuerpo de metal o cristal, sino de plástico, especialmente tratado y resistente, que evita, según la marca, tener que ponerle una funda como protección. Se añade además una interesante versión Premium, aún no disponible en nuestro país, en la que el Plástico ha sido sustituido por Kevlar, uno de los materiales más resistentes que existen, en un modelo que «lo aguanta todo» y que ha sido bautizado como Armoured Edition.

Con «ceja» removible y reconocimiento facial

El nuevo Pocophone F1 nos llega, además, con notch (la famosa ceja) en la parte superior de la pantalla, pero con la diferencia de que podemos ponerlo o eliminarlo a voluntad con solo deslizar una pestaña, una solución ya vista en otros terminales y que puede presentar ciertas ventajas para los usuarios a la hora de visualizar determinados tipos de contenidos, como por ejemplo los juegos.

Justo debajo del Notch, el terminal incorpora también un sistema avanzado de reconocimiento facial, basado en infrarrojos y no sólo en las cámaras, que capaz de identificar al usuario incluso en una habitación que esté completamente a oscuras. Según Xiaomi, resulta imposible engañar al sistema con máscaras, caretas o fotografías.

En cuanto a las cámaras, se trata de viejas conocidas. De hecho, son las mismas que incorpora el reciente Xiaomi Mi 8: una doble cámara principal con sensores de SONY de 12 megapixeles y de Samsung de 5 megapixeles, y una más que solvente cámara frontal de 20 megapixeles. Las cámaras incluyen tecnología Dual Pixel (con píxeles más grandes, de 1,4 nanómetros), enfoque automático y, por supuesto, un modo retrato que permite desenfocar los fondos. Un sistema de Inteligencia Artificial añade, además, la capacidad automática de la cámara para reconocer escenas y para mejorar los resultados de las tomas nocturnas y el modo retrato.

Pero cuando de Xiaomi se trata, uno de los puntos más interesantes es el precio. Y en este apartado, una vez más, la firma ha dado el campanazo. En su versión de 6 GB de RAM y 64 GB de memoria, en efecto, el nuevo Pocophone F1 se queda en 329 euros. La Versión con 8 GB de RAM y 128 GB para almacenamiento apenas si sube hasta los 399 euros.

pocophoneaghsdgwef-kooE--620x349@abc

IFA 2018, la mayor feria electrónica de Europa traerá importantes novedades en el sector.

Es el último coletazo de final de año.Durante el ciclo natural, las principales marcas de tecnología de consumo inundan las tiendas con sus propuestas. Varias son los eventos internacionales a los que acuden para hacerlo. Todos enclaves estratégicos y propios de postal; Las Vegas, Los Ángeles, Barcelona. Y, ahora, le toca el turno a Berlín (Alemania) desde donde se presentarán otras novedades de varios palos: muchos dispositivos móviles, grandes televisores, renacimiento de los relojes inteligentes y otras muchas cosas.

IFA 2018 comenzará el próximo 31 de agosto y durará hasta el siguiente 5 de septiembre, aunque en las jornadas previas las marcas aprovechan para mostrar sus productos antes de la apertura de puertas. Por capacidad de producción, Samsung siempre tiene algo que ofrecer. Es una máquina de hacer dinero y de lanzar dispositivos. La firma surcoreana, que viene de lanzar el Galaxy Note 9, se apoyará en su catálogo de televisores, una línea que lidera a nivel mundial.

Televisores gigantes

Aunque todavía no se han hecho oficiales, todo apunta a que se mostrará un televisor de grandes proporciones bajo su emergente tecnología microLED de unas 115 pulgadas. Una innovación que le ha permitido producir pantallas cada vez mayores casi sin pérdidas. De cara a adelantarse al futuro estándar de imagen que reinará en los Juegos Olímpicos, el gigante surcoreano ya trabaja para tener a punto nuevos televisores de 8K. Todo ello se conocerá el jueves durante un evento de presentación en donde acudirán medios internacionales, entre ellos, ABC.

Nuevas batallas: la inteligencia artificial

Serán muchos los televisores que aparecerán durante la feria. Si el pasado año ha sido el de la consolidación del 4K y la tecnología de imagen HDR, los grandes fabricantes continúan abrazando nuevos tipos de paneles. Muchas firmas, en ese sentido, lanzarán sus propios televisores OLED, una tecnología controvertida puesto que ofrece buenos contrastes y colores intensos pero para sus detractores vienen con limitaciones como su brillo y su escasa durabilidad. Sony también renovará sus «teles». Pero, también, hay una tecnología que empieza a regir todas las novedades, la Inteligencia Artificial, que poco a poco se va integrando a todo tipo de aparatos.

Philips -empresa que ha invitado a este diario- o LG harán lo propio. En el primer caso, lo más probable es que se conozca su nueva línea de monitores, entre los que se incluirán formatos ultra panorámicos y táctiles, así como su apuesta por el mercado de los televisores, aunque sin demasiados cambios relevantes en comparación con el pasado año. Por su parte, la firma surcoreana, una de las que más ha apostado por los paneles OLED, revelará su estrategia acerca de su plataforma de inteligencia artificial ThinQ que debutó esta temporada.

Teléfonos, relojes y otros

Todo apunta a que LG, además, está ya en condiciones para presentar un teléfono móvil inteligente, el V40, así como un nuevo reloj inteligente, el Watch Timepiece, que dispondrá de una pantalla tipo OLED. Lo que no ha trascendido son sus especificaciones, aunque se han sugerido algunas que puede extrañar a más de uno: sin sistema GPS.

Los «smartwatches» son cosa de Apple, una firma que casi nunca acude a estos saraos tecnológicos porque apuesta por sus propias fiestas. Y la próxima suena para el 12 de septiembre. Estos dispositivos de muñeca, en realidad, no han logrado triunfar en el mercado. El pasado pasado año se presentaron pocos modelos, pero por lo que se ha rumoreado este 2018 puede ser la ocasión para intentar reflotarlos.

De ahí a que a IFA 2018 acudan firmas de renombre como Fossil para presentar su colección de relojes inteligentes y se hable acerca de las posibilidades de Huawei con su nuevo Watch 3. Aunque no se trata de un reloj en cuestión, Fitbit, uno de los líderes en el segmento de la tecnología «wearable», traerá consigo su nuevo Charge 3, con pantalla más grande que su predecesor y botón inductivo.

De móviles Huawei también entiende un rato, y más teniendo en cuenta que ya es el segundo fabricante que más vende a nivel internacional. A Berlín acude de dos maneras, con su marca global y con Honor, una marca que le permite reducir los precios de sus productos. Tampoco se sabe lo que va a presentar la firma asiática, pero en los últimos días se ha rumoreado la llegada de de Note 10, un «phablet» de grandes dimensiones. Sony no quiere seguir perdiendo terreno en este mercado, por lo que presentará lo más seguro el sucesor del XZ3. Y este puede ser el modelo que albergue su nuevo sensor de ¡48 megapíxeles!

Además de esto, otras firmas como Asus, Lenovo o Acer acudirán a presentar su nueva colección de ordenadores de sobremesa y portátiles en un momento en el que la categoría «gaming» está creciendo exponencialmente. No faltará tampoco otra tecnología emergente como la realidad mixta o, incluso, exoesqueletos como el de LG que favorecen a los pacientes con problemas de movilidad.

 

14579259-kGsD--620x349@abc