Archivos por Etiqueta: inteligencia artificial

Reemplazar los ojos cerrados de las fotos por otros abiertos automáticamente, el nuevo hito de la IA de Facebook.

Facebook Research ha desarrollado un sistema que analiza de manera independiente fotografías tradicionales y es capaz de reeemplazar de forma automática los ojos cerrados por unos abiertos con la ayuda de la inteligencia artificial sin que las personas que las ven se den cuenta del cambio.

Los investigadores de Facebook han publicado un documento en el que presenta el sistema Exemplar GANs, basado en Generative Adversarial Network (GAN), una tecnología de aprendizaje automático capaz de reconocer rostros, mientras que por otro lado crea imágenes de manera independiente que mejoran en realismo con respecto a las técnicas anteriores, según informa «Techcrunch».

En este caso, la IA de Facebook reconoce la forma de los ojos, el color y otras características de la fisionomía de cada persona en la fotografía para posteriormente reemplazar sus ojos cerrados por unos abiertos. La tecnología External GAN de Facebook es una variación de la ya existente tecnología GAN que añade características adicionales y consigue reemplazar entornos como el horizonte o un paisaje que para modificar rostros humanos.

El sistema aún comete errores en determinadas situaciones, como cuando el ojo de una persona está cubierto con un mechón de su pelo, mientras que en otras ocasiones no se recrea el color de manera correcta. Facebook Research considera sin embargo que estos problemas son susceptibles de solucionarse en el futuro.

 

techcrucnh-kdrH--620x349@abc

Tecnología predictiva; el nuevo campo de estudio de la inteligencia artificial

La tecnología predictiva no es algo nuevo. Por ejemplo, cuando escribimos un mensaje, la aplicación nos sugiere lo que pondremos a continuación, y aunque a generaciones anteriores esto les pueda parecer «magia», lo cierto es que la mayoría lo percibe como algo normal y sin demasiado misterio. Pero, ¿qué pasaría si tu móvil te dijera qué acción vas a realizar dentro de cinco minutos sin que siquiera tú te lo hayas planteado?

Este es el objetivo del software desarrollado por científicos de la Universidad de Bonn, en Alemania. «Nuestra intención es predecir el momento y la duración de las actividades minutos o incluso horas antes de que sucedan», explica el líder del equipo de investigación Jürgen Gall. Y, para ello, ha comenzado aportando una «ayuda» al programa, basado en inteligencia artificial: al introducir el comienzo de una actividad, se buscaba enumerar una secuencia de acciones futuras en función a esos primeros pasos.

En concreto entrenaron un software para adivinar qué haría un chef a continuación de mostrarle varios videos de personas preparando el desayuno o una ensalada. Después, le mostraron las imágenes de otra persona totalmente diferente cocinando y pudo predecir los siguientes pasos de forma autónoma.

Puede parecer poco espectacular, ya que lo lógico es que si preparas un desayuno y echas cereales en un cuenco, después derrames la leche encima. Sin embargo, este proyecto es un primer paso para abrir los horizontes de la tecnología predictiva y que se puedan hacer modelos futuros de, por ejemplo, el devenir del planeta en años futuros o que tu mayordomo robótico del futuro pueda traerte una tila en ese momento en el que el estrés no te deja seguir trabajando. Por ejemplo.

Estos primeros vaticinios tecnológicos recogieron una precisión superior al 40% en los periodos de pronóstico cortos (los primeros 20 segundos), pero disminuían en eficacia según hacían previsiones más largas. De hecho, si se extendían hasta los tres minutos, los aciertos bajaban al 15%. Aunque no impresione a primera vista, estos podrían ser los primeros pasos para que la inteligencia artificial pronostique las acciones humanas. De hecho, los resultados se presentarán oficialmente en la Conferencia IEEE de este año sobre Visión por Ordenador y Reconocimiento de Patrones en Salt Lake City, donde el software predictivo será una de sus estrellas.

Todavía hay mucho terreno por recorrer, especialmente dado que el objetivo final es que los programas acumulen suficiente experiencia por sí mismos sin necesidad de capacitación. Esto es, que se entrenen por ellos mismos gracias a los casos que van registrando, para que cada vez afinen más en sus «profecías». Pero se trata de un buen comienzo.

58053430-k78F--620x349@abc

Los ascensores suben al nivel de la inteligencia artificial

Subir y bajar. Es la base de una actividad que, mediante la tecnología y la innovación, ha llegado a extremos impensables hace años, con aplicaciones técnicas que contribuyen, además, a mayores índices de eficiencia energética y de seguridad. Adelantos que, con el tiempo, llegan a implantarse, en distintos niveles, en los ascensores de nuestras viviendas gracias a un sector que da empleo a cerca de 20.000 personas.

España es el país europeo con más unidades, debido a una gran implantación de bloques de viviendas en zonas urbanas… cantidad también superlativa en las instalaciones necesitadas de reforma o sustitución: del casi millón de ascensores, la mitad tiene más de 20 años, y tienen que enfrentarse a la revision, a partir de julio, propia del Informe de Evaluación del Edificio (IEE).

José Manuel Rodríguez, presidente de la Comisión de Comunicación y Estadística de Feeda (Federación Empresarial Española de Ascensores), subraya cómo la conectividad es clave en este desarrollo: «Algunos avances de gran importancia ya funcionan, aunque no se perciban por parte de los usuarios, con la digitalización e internet con un papel primordial. Ya hay ascensores conectados a la nube y esta, a su vez, a clientes, usuarios y empleados». Feeda organiza, el 5 de junio la II Jornada Sectorial del Ascensor, en la que se detallarán avances en accesibilidad, seguridad y medio ambiente.

La experiencia cliente, cada vez más cuidada, también lo será en este sector. La biometría, la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas (IoT) harán que esta relación persona-máquina se estreche (y sorprenda) cada vez más: «Las unidades —destaca Rodríguez— reconocen al usuario, dándole acceso tanto a zonas específicas de los edificios como a su propia vivienda en el caso de un residencial. Todo ‘sin manos’».

En el caso de Schindler Iberia, su CEO, Javier Catalina, destaca novedades como «Schindler Ahead, un nuevo concepto de servicios vinculados al ascensor y basado en el ‘IoT’, así como un sistema de mantenimiento con el que, de una manera predictiva, identifica y resuelve posibles incidencias. Nuestro sector se enfocará a ampliar la conectividad entre equipos y usuarios, gracias a plataformas cada vez más avanzadas e inteligentes, y comprometidas con el medioambiente». Schindler Ahead se presentó este mes en la Feria Tecnológica Digital Enterprise Show (DES) 2018, celebrada en Madrid.

Sostenibilidad al alza

Otis, por su parte, ha puesto en marcha el primer ascensor solar de España, y uno de los primeros del mundo, en un hotel de Cambrils, Tarragona. El GeN2 Switch Solar, con capacidad para seis personas, permite, gracias a un sistema de acumuladores, obtener balance energético cero. Y cuenta con el «eView», un sistema de comunicación bidireccional por videoconferencia conectado las 24 horas del día, los 365 días de año, con Otisline, el centro de atención de Otis.

Todo este esfuerzo tecnológico revierte en significativos ahorros, como el de energía. Así lo resalta Isabel Bajo, presidenta del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid: «La energía puede suponer hasta el 80% del consumo eléctrico de la comunidad. Un gasto común importante que se puede reducir con medidas de eficiencia energética». Sistemas regenerativos que devuelven la potencia a la red y los propios de la levitación magnética (imanes permanentes que reducen los puntos de fricción) ayudan en un indispensable proceso para cuidar el planeta y reducir la huella de carbono, en una escalada tecnológica que nos acerca, cada vez más, planta a planta, al futuro.

Planes de ayuda

La rehabilitación de edificios está entre los objetivos del Plan Estatal de Vivienda 2018-21 para que comunidades y ayuntamientos ofrezcan sus alternativas de renovación y rehabilitación en presupuestos compartidos al 50%. En la Comunidad de Madrid, su Plan de Rehabilitación ha destinado, desde 2016, 31,4 millones de euros a la rehabilitación parcial o integral de 890 edificios, y el Ayuntamiento de Madrid aporta, con el Plan MAD-RE (50 millones en 2017), una vía de renovación para las 120 áreas más vulnerables, con subvenciones del 70% del coste de instalación (área preferente) y del 35% para el resto de edificios.

En horizontal y sin cables

El aumento de la población mundial en los próximos años, y que una gran parte de él sea en zonas urbanas, hace que la tecnología aplicada al urbanismo invente nuevas soluciones. Es el caso de la compañía Thyssenkrupp, que ha utilizado, en su modelo MULTI, varias cabinas en un solo eje de ascensor. El sistema permite el cambio a un eje horizontal de las cabinas, producto de la retirada de los cables de suspensión y equipando las cabinas de los ascensores con motores lineales. Así, los sistemas de elevación se transforman en sistemas verticales de transporte masivo (aumentando la capacidad de transporte de cada hueco en un 50% y reduciendo la huella del ascensor en los edificios hasta en un 50%).

Una solución a añadir a otras como MAX (primer sistema de la industria de elevación de mantenimiento predictivo basado en IoT y «machine learning» de Microsoft) o HoloLens (para que los técnicos de mantenimiento visualicen e identificen los problemas del ascensor antes de llegar al mismo). La tecnología de motor lineal (desarrollada para el tren de levitación magnética Transrapid) a cabinas de ascensor, permite que se muevan en un mismo eje (como los trenes), con una seguridad garantizada, entre otros medios, por los sistemas de propulsión y frenado de las cabinas. Y con un control centralizado e inteligente de la energía, una misión imprescindible en un presente marcado por la sobredimensión, como subrayan desde la propia compañía: «En el 2000, la altura media de los 50 edificios más altos del mundo era de 315 metros, mientras que en 2013, alcanzó 390: un aumento del 25% en apenas una década». Todas estas cantidades suponen también un significativo ahorro de tiempo, sobre todo en edificios de oficinas con miles de trabajadores.

ascensor-piso-U30830194367w4--620x349@abc

La «conciencia» que evitará que una IA aprenda a ser malvada.

Hace un par de años, Microsoft tuvo que lidiar con un programa informático que se había corrompido: su criatura se había convertido en un bot xenófobo y homófobo. Tay, que así se llamaba, nació como un experimento de inteligencia artificial que buscaba «aprender» de la interacción con humanos en redes sociales. Se trataba de un chatbot, una de las tendencias tecnológicas en auge, que destaca por tener comportamientos autónomos en servicios digitales.

Con lo que no se contaba era en lo que se convirtió. El resultado fue catastrófico. Después de llamar «mono» a Barack Obama, el sistema «spameó» a los usuarios de la red Twitter e incluso animarles a para fumar marihuana delante de la policía. Un caos virtual que Microsoft no previó que se corrompería por la horda de «trolls» en la conocida plataforma de micromensajes. Los usuarios llevaron al sistema a su límite.

La incapacidad de la inteligencia artificial para discernir lo que estaba bien de lo que estaba mal provocó que Tay aprendiera lo que no debía y publicara tuits más que ofensivos. Al final, la compañía tuvo que eliminar parte de lo que el chatbot había adquirido antes de ponerlo en funcionamiento otra vez. Una situación que reabrió el debate acerca de los posibles peligros de la inteligencia artificial. La pregunta es obvia: ¿se puede enseñar a una máquina a diferenciar el bien del mal? Una empresa española cree que sí. De hecho, ha materializado esta idea en un módulo llamado «Ethyka».

Su proyecto, que aún se encuentra en una ronda de inversión, pretende resolver el problema de la posible corrupción moral de los sistemas de aprendizaje autónomo cuando se encuentran en contacto con humanos. «El inicio de esta idea llegó tras leer un artículo que decía que existían unos procedimientos elaborados por psicólogos para que personas que se habían quedado sin la capacidad de ética en el cerebro por un daño cerebral o porque habían nacido así, adquiriesen esta habilidad», cuenta Cristina Sánchez, cofundadora y directora general de Acuilaeen declaraciones a ABC.

Con esta lectura en mente llegaron a la conclusión que si un profesional de la psicología podía plantear límites en el cerebro, por qué no lo podría hacer de la misma manera un módulo que se integrase en una IA. Una especie de «Pepito Grillo» dentro de un asistente virtual, un robot o un coche autónomo. Una conciencia dentro de la «inteligencia» de las máquinas que logre que no se salgan del redil. «Los asistentes virtuales acaban aprendiendo de las personas que interactúan con él, el modulo lo que hace es que si es bueno lo aprende, pero si es malo (un dilema moral) no lo aprendería», añade.

La plataforma funciona mediante tres niveles para analizar los dilemas que se produzcan. La fase de cerebro en la que se define el proceso de decisión de acuerdo a la ética humana y las funciones mentales morales. El segundo grado «es el diseño del funcionamiento del modulo de forma similar al del funcionamiento del cerebro(el diseño funcional)», explica la directiva. El diseño técnico o la arquitectura del módulo, por último, consta de ficheros, bases de datos y software.

Una gran «memoria»

Para entender cómo puede un software moderar las respuestas de un sistema hay que partir de la base de que todo lo que es inteligencia artificial está basado en unas cantidades ingentes de datos. El sistema de Google es capaz de identificar las fotografías porque ha sido entrenado con muchísimas imágenes. En el caso de diferir lo bueno de lo malo, su modo de entrenamiento son los dilemas éticos. «El prototipo está entrenado con dilemas éticos comunes aplicados a un chatbot, aunque los desarrolladores lo pueden personalizar para distintos ámbitos como la logística, leyes, educación, siempre aplicado a cada ámbito», subraya Sánchez.

El caso de este sistema es otro de los ejemplos de que la IA se halla en uno de los primeros escalafones de un largo camino. Por el contrario, la inexperiencia también supone un horizonte inexplorado de ideas donde las investigaciones dirigidas a las personas igualmente pueden tener cabida en esta área en crecimiento, como puede ser la incorporación de la ética a la robótica y a los dispositivos

inteligencia-artificial-kXCG--620x349@abc

Así será la nueva versión del sistema operativo de Google; el Android P

La gran actualización anual del software para dispositivos móviles de Google traerá consigo numerosos cambios, la mayoría basados en servicios de inteligencia computacional. Google ha presentado de manera oficial este jueves a Android P, nombre en clave con el que se conoce a la próxima versión del sistema operativo móvil, que empezará a estar disponible a partir de verano.

La idea ha sido presentar la colección de funciones en la conferencia Google I/O. Una ocasión en la que se han venido desgranando más novedades. Google ha compartido las novedades que traerá la próxima versión de su sistema operativo móvil, Android P, que tendrá un nuevo diseño, y funciones pensadas para el bienestar el usuario, y ha anunciado la disponibilidad de la beta desde este martes.

La IA toma los mandos de Android

Lo que más llama la atención es la decidida apuesta de Google por incluir servicios y funciones aprovechando las posibilidades de la inteligencia artificial (IA). La IA en el sistema operativo se traduce en la introducción de «Adaptive Battery», una aplicación para gestionar la batería y que se adapte al uso que el usuario hace del «smartphone», pero también en una nueva característica, «Adaptive Brightness», que optimiza el brillo de la pantalla según la luz ambiental.

Que vienen los de la «ceja» del iPhone X

Lo que llama poderosamente la atención, así a priori, es que la compañía estadounidense ya se prepara para la llegada de teléfonos móviles Android con una particularidad, la existencia de una pestaña o «notch» similar a la incluída en los actuales iPhone X en la parte superior de la pantalla. Un espacio destinado a la instalación de los sensores y cámaras frontales que, pese a conferirles una cierta personalidad, fue objeto de críticas hacia Apple.

En cambio, una de las tendencias en movilidad en estos momentos es apostar por ese concepto en los futuros modelos de este año, entre ellos, los Huawei P20, LG G7 o Asus Zenfone 5. La idea en la que se apoya es permitir al usuario beneficiarse del «recorte» de espacio en la pantalla decidiendo así la forma en que se muestra el contenido. Pese a las dudas que despierta esta visualización a la hora de reproducir contenidos en realidad virtual, Android P promete que estas aplicaciones se ajustarán a este formato sin problemas.

Avances en el posicionamiento de interiores

Otra de las novedades que formarán parte de Android P se encuentra en sus sistemas de conexión. La próxima versión de la plataforma incluirá Wifi RTT (Round Trip Time). Una tecnología diseñada para mejorar el posicionamiento en interiores. La idea es obtener información de los puntos de acceso WiFi para lograr una ubicación más precisa. Algo del que podrán hacer uso futuras aplicaciones pensadas para potenciar el «hogar inteligente» dado que permitirá llegar hasta donde no alcanzan los sistemas de geoposicionamiento por GPS. Se podrá calcular la posición del dispositivo con una precisión máxima de entre 1 y 2 metros. Una idea interesante para «penetrar» en el interior de los edificios.

Mejores notificaciones (y desgancharte del móvil)

En cuanto al diseño, Android P busca la simplicidad, e introduce una nueva forma de navegar por la interfaz. Esta versión ha reubicado la barra de búsqueda, que aparecerá en la parte inferior. Al arrastrarla hacia arriba, bajo ella aparecerán las apps que forma parte de la predicción. Entre otras novedades, también han introducido una característica configurable que degrada los colores hasta dejar la pantalla en gris, como una alerta de que es tarde.

En Android P se priorizará la mejora de la visibilidad y las notificaciones. ¿De qué manera? Es cierto que conforme acumulamos aplicaciones también se acumulan alertas por doquier, muchas de ellas innecesarias y prescindibles. En lo que se trabaja es en la idea de poder gestionar de manera más eficiente estos mensajes. Aunque a nivel visual no supondrán importantes cambios, el sistema operativo permitirá mostrar conversaciones, adjuntar imágenes, añadir «stickers» o programar respuestas automáticas de una manera más ágil. Asimismo, cuanta con una aplicación que monitoriza el tiempo que el usuario pasa en el móvil, y una opción para programar tiempos límites en aplicaciones.

Apuesta por cámaras dobles

Si ha quedado algo demostrado en el último año en la industria de la telefonía móvil es el esfuerzo de los fabricantes en apostar por las cámaras duales, de las que se presuponen mejorar considerablemente la calidad de imagen y permiten jugar con la profundidad de campo. Por este hecho evidente, Android P empieza a suministrar ya funciones acordes a los «smartphones» con estas prestaciones, es decir, con dos cámaras.

De tal manera, será el software, mejorado, quien pueda sacarle más partido a sus virtudes, como ejecutar el aplaudido efecto «bokeh», digerir de una forma más solvente el zoom o las capturas panorámicas. Además, desde el momento en el que esté disponible para todos los públicos se podrá obtener mejores funciones de flash o reducir los posibles retrasos en el enfoque de la cámara.

Ahorrar espacio

Una de las nuevas funciones que de Android que pueden gustar mucho es la posibilidad de ahora algo de espacio en el pertrechado móvil que más de uno tendrá. Porque, es cierto, 32 o 64 GB de memoria hoy en día sabe a poco. Para ello, el software incorporará el sistema HEIF (High Efficiency Image Format, EIF son las siglas de High Efficiency Image Format), un formato más comprimido que JPG.

Nuevo menú para gestión de audio

En la futura versión Android los usuarios contarán con un nuevo menú desplazable (aparecerá de izquieda a derecha) y que permitirá tener a mano y más accesible los parámetros de gestión de audio. Así, para bajar el volumen por ejemplo se podrá hacer de manera más rápida desde la propia pantalla.

ANDROID-p-U212431436482ijG-U213528566442FgD-620x400@abc