Archivos por Etiqueta: IoT

Las dos tecnologías que marcarán el futuro de la industria

s muy fácil relacionar el 5G con «smartphones», «Smart TVs», coches y «wearables», precisamente porque son los temas de los que más se habla al ser de interés para una gran variedad de audiencias. A pesar de ello, los mayores avances en el campo del 5G no se han creado para el usuario final, sino para un usuario más industrial.

En Qualcomm calculamos que para 2035 el 5G haya aportado cerca de 5 billones de dólares únicamente en cinco sectores: la manufacturación, el transporte, la construcción, la minería y servicios públicos. Esto será posible gracias a la capacidad del 5G para multiplicar la velocidad de todos los servicios ya existentes, pero donde realmente supondrá una auténtica revolución será en su aplicación al IoT.

Con el 5G es posible aumentar el número de dispositivos conectados al millón por kilómetro cuadrado, una opción que entiendo que al usuario particular de un «smartphone» no le llegue a interesar, pero que al director general de una planta de transporte alimenticio le resulte de lo más atractiva.

La hiperconectividad como ventaja competitiva: cuando hablamos de tantos dispositivos conectados hablamos de hiperconectividad, y algunos expertos estiman que, a finales de esta década, se llegue a los 10 billones de objetos conectados, unos 1.400 objetos «Internet of Things» (IoT) por persona. Esto significa que la adopción del 5G hará posible una reducción de costes en dispositivos de radio para conectar equipos y descenderá la barrera de entrada de dispositivos «IoT», como pueden ser coches conectados, robots, contenedores de embarque, campos agrícolas, sistemas de tráfico, etc.

Para entenderlo pongamos como ejemplo una granja eólica y uno de sus técnicos de mantenimiento. Debido a la baja latencia que ofrece el 5G, el técnico puede obtener información sobre los molinos que tiene asignados en tiempo real. Esta información puede venir tanto de un dron de inspección, como de los sensores de la turbina y las aspas, los sensores ambientales o incluso de todos ellos a la vez. Con esta información el técnico decidirá qué acción realizar con los molinos y que éstos las lleven a cabo en cuestión de un milisegundo.

El 5G agiliza esta era en la que vivimos, la de la información, acercándonos a un volumen cada vez mayor de datos y de manera inmediata. Cualquier experto en su campo sabe que hoy en día para avanzar con pie firme en el mundo de los negocios es necesario tener la última información, por lo que conceptos como ciudades o flotas conectadas no tendrían que ser temas desconocidos. En este contexto, creo firmemente que el acceso a la información que todos estos dispositivos conectados van a empezar a intercambiar de forma masiva puede ser la clave para el éxito de una organización, especialmente para aquellas que lideren el cambio.

El 5G es la generación de la velocidad y la hiperconectividad. Un negocio veloz e hiperconectado está claramente aventajado sobre aquellos que aún confían en los métodos tradicionales que les funcionaban en el pasado. Evolucionar es sobrevivir, y el 5G es el siguiente paso a dar.

 

1413685081-kEb--300x168@abc

Wifi 6; esto es todo lo que debes saber sobre ella

Con la llegada de los nuevos iPhone 11 se han abierto las puertas a un nuevo protocolo de conexiones inalámbricas. El Galaxy S10 de Samsung fue el primero en anticipar la llegada de esta nueva tecnología. La WiFi Alliance, organización que supervisa la implementación del estándar WiFi, ha certificado el nuevo estándar de conexiones inalámbricas (IEEE 802.11ax) que se conocerá como WiFi 6 y que, entre otras cosas, promete mejorar las velocidades de transferencia de información.

La organización ha abierto este martes el programa de certificación de las nuevas conexiones inalámbricas, que permitirán un mejor rendimiento de red WiFi en entornos exigentes como estadios, aeropuertos y parques en donde se acumulan numerosos dispositivos conectados. Esta tecnología proporcionará, de esta mejora, una serie de mejoras en cuanto a la capacidad, el rendimiento y la latencia de las conexiones para el ecosistema WiFi, al tiempo que garantizará que los productos electrónicos compatibles funcionen de manera más operativa.

El resultado más evidente es que permitirá enviar más información en un determinado ancho de banda que los anteriores estándares y aumentará el ancho de banda para ofrecer un mayor rendimiento con baja latencia. En particular, discurrirá entre tres y cuatro veces el rendimiento de la tecnología anterior, logrando, a su vez, una menor lantencia -tiempo de respuesta-.

Entre algunas de sus ventajas, las nuevas conexiones WiFi 6 permitirán a los usuarios personalizar el uso de las redes a la hora de detectar la conexión más eficiente, pero también tendrá un impacto sobre el consumo de la batería de los equipos, la cual será inferior a los estándares actuales. En particular, soportar hasta un máximo de setenta dispositivos electrónicos en un rango de hasta 100 metros.

Otra de las capacidades será la tasa de datos más altas, mayor capacidad, mejor rendimiento en entornos con muchos dispositivos conectados y eficiencia de potencia mejorada, pero intentará prestarle más atención a la seguridad informática. Según está establecido en el protocolo, el sistema avisará al usuario sobre la seguridad de las conexiones inalámbricas.

«WiFi 6 brindará mayores velocidades y más eficiencia a las redes WiFi, ampliando su papel como plataforma de comunicación crítica», apunta en un comunicado Phil Solis, director de investigación de IDC. «Ofrece una experiencia de mayor calidad para todos los casos de uso de WiFi, impulsando aún más el mercado y asegurando que las redes inalámbricas mantengan su sólida posición a medida que evoluciona el panorama de conectividad». Los primeros chips ya se han presentado bajo esta certificación.

43284506-kO7B--1240x698@abc

Por qué la llegada del 5G va a complicar las labores policiales

La relación entre los cuerpos de seguridad del Estado y las empresas tecnológicas suele ser muy tensas. A veces complicada. El puente que conecta entre ambos mundos está muy empedrado y, aunque ha mejorado, la colaboración a la hora de recabar información en una investigación es uno de los principales obstáculos. Agentes de la policía han manifestado en varias ocasiones una queja porque las redes sociales no les facilitan las cosas, aunque ha venido cambiando. La ciberdelincuencia es un fenómeno que mueve más dinero que el narcotráfico y, con el despliegue de la tecnología de redes móviles de quinta generación, el 5G, las labores policiales se van a dificultar.

Así lo considera Catherine de Bolle, directora de Europol, oficina europea de Policía, que en una entrevista con Reuters, ha asegurado que las redes 5G van a provocar que la monitorización de los criminales «sea mucho más difícil» porque »dispersan los datos en muchos elementos del sistema». A su juicio, los organismos de seguridad «aún no cuentan con las regulaciones o la tecnología doméstica para llenar el vacío policial que se abrirá cuando las redes 4G se vuelvan obsoletas».

Hasta ahora, las autoridades policiales europeas pueden escuchar y rastrear a los delincuentes cuando emplean dispositivos de comunicación móviles a través de la red 4G, pero la policía advierte de que se enfrenta a muchos obstáculos cuando se generalicen las nuevas conexiones: «no podemos usarlos en la red 5G». Europol, además, ha mostrado su queja al entender que cuando se debatió la estandarización de las nuevas conexiones -que deben de estar listas para 2020- se eludió la posición de la policía.

Expertos en seguridad informática temen, precisamente, que surja una nueva edad de oro de cibercrímenes. «Habrá que cambiar todos los paradigmas alrededor de la nueva tecnología y habrá una nueva forma de estar conectado y trabajando. También en la policía. Un dispositivo conectado supone problemas y riesgos. Hay muchas bondades pero también muchos riesgos», explica a este diario Hervé Lambert, de la firma de seguridad Panda, quien descuelga un símil para comprenderlo: «Vamos a poner muchas más ventanas a los edificios que tenemos que proteger». Algunas estimaciones consultadas apuntan a que para 2025 habrán más de 50.000 dispositivos conectados.

«Se pueden secuestrar dispositivos, interceptar en las comunicaciones, desviar las tecnología para hacer lo que queramos, pero [con el 5G] tendremos que adaptarnos a las necesidade de este nuevo mundo. Habrá tantos chicos malos o más como ahora. Esos cibercriminales seguirán haciendo sus actividades por otras vías. España es uno de los países donde hay mucha actividad de ciberataques. Hay una cosa clara: cuanto mayor es el uso de la tecnología, mayor es el riesgo de ciberataque», sostiene.

¿Estamos preparados? «No», responde tajantemente este experto. «Las empresas de seguridad nos estamos preparando, estamos montando estructuras de protección, pero tampoco tenemos una varita mágica para saber lo que va a pasar de aquí a cinco años», lamenta. A su juicio, con la llegada del 5G «va a ser más difícil controlar al malo», pero también los cibercriminales van a tener «muchas más formas de llegar a donde quieren llegar».

 

34932325-khSC--1240x698@abc

Por qué las redes 5G van a cambiar el mundo.

Futuro y presente se están uniendo gracias a internet. Es el pilar de todo en estos momentos, creador de valor. Como ha estado ocurriendo en los últimos años en la feria Mobile World Congress, las redes 5G fueron indiscutibles protagonistas del evento de tecnología móvil más importante del mundo. Pero su importancia trasciende de la mera movilidad, ya que anticipa la llegada de un nuevo modelo productivo gracias a la hiperconectividad.

Y su impacto, se cree, será importante. Nuevos trabajos, nuevos procesos, nuevos modelos de negocios se implantarán en el momento en el que se hayan desplegado. Y, con ello, se inauguará –según los expertos– un mundo donde no solo las velocidades de conexión serán más altas, sino que se podrá conducir, por ejemplo, un coche a distancia, ahorrando con ello costes en desplazamientos. Lo ha demostrrado un proyecto de coche conectado de Telefónica en colaboración con Ericsson.

Han conseguido que sea posible conducir remotamente un vehículo de pequeñas dimensiones situado a 50 kilómetros de distancia y bajo una latencia de 30 milisegundos, inferior a lo que son capaces de captar los sentidos de un ser humano. De esa manera, la respuesta del volante, la imagen y el cart, estaban perfectamente sincronizadas en tiempo real, transfiriendo la friolera de 32 GB por segundo, entre imagen, y datos del vehículo.

Primeras pruebas en laboratorio

La idea es que para 2020 ya estén disponibles las primeras conexiones comerciales, pero el trasvase hacia un nuevo tipo de red requiere inversión, infraestructuras nuevas, apoyo de diferentes sectores, desarrollo de sistemas compatibles como para pensar que de la noche a la mañana tendremos todo listo. No obstante, los resultados obtenidos por diferentes marcas implicadas en este momento da pie a considerar que se cumplirán los plazos y que la tecnología avanza más rápido.

El 5G va a cambiar la economía y la sociedad hasta un punto que no nos podemos llegar a imaginar. Los objetos y máquinas conectadas, nos llevarán a una nueva era de automatismo y eficiencia, que algunos podrían denominar como la tercera revolución industrial. Realmente no sabemos qué aplicación tendrá el 5G en el futuro. La tecnología puede ser a veces predecible; los seres humanos, no. Parece una frase hecha, pero no tenemos más que remitirnos a, por ejemplo, el despliegue de las conexiones 3G, que no estaban pensada en un principio para los «smartphones», que llegaron después.

Con el 4G y la alta velocidad móvil se ha dado un importante paso en los últimos años y es de esperar que con el nuevo 5G, que las empresas implicadas (telecomunicaciones, operadoras, tecnológicas) están creando actualmente el protocolo y estandarización, también ocurra igual. La idea es alcanzarlo durante este año, pero eso quiere decir que a día de hoy no existe prácticamente el modelo de nuevas conexiones. «El 5G es mucho más que la comunicación en sí, va a traer cambios en la sociedad y la economía. Sectores que no estaban digitalizados, como la agricultura, se transformarán creando nuevos modelos y oportunidades de negocio», apunta a este diario Sara Mazur, vicepresidente y directora de investigación de Ericsson.

La importancia del 5G radica en que posibilitará el desarrollo del «Internet de las cosas» y la comunicación e inteligencia entre máquinas, lo que nos llevará a la próxima revolución industrial. El 5G -según se cree- solventará dos problemas de nuestro actual 4G. El primero es que éste no optimiza las conexiones, siendo la misma para una persona que está viendo video en alta resolución que un termostato que envía la temperatura a un teléfono, lo que termina saturando las redes.

Huawei ha apostado este año por la nube total. Al fin y al cabo, la evolución al 5G nos va a llevar a un mundo donde toda la inteligencia del sistema se producirá en la nube, con millones de fuentes de datos que administrar y gestionar. Algo que requerirá de todo una nueva generación de servicios en la nube, y que superan la capacidad de procesamiento actual. Junto a Audi y Vodafone se han lanzado a por un coche conectado que utiliza una tecnología intermedia entre el 4G y 5G, lo que permite conectar a los vehículos entre sí, mejorando la seguridad y la gestión del tráfico.

Resolver varios problemas

La era del 5G creará diferentes conexiones con diferentes características dependiendo de la demanda del dispositivo, permitiendo así, que cientos de máquinas se puedan conectar a internet de forma inalámbrica. El segundo problema a resolver es la latencia, es decir, la velocidad de la respuesta de la conexión. En 4G no es lo suficientemente rápida como para soportar, por ejemplo, el coche autónomo con total seguridad.

Técnicamente, el 5G ya es una realidad (al menos en pruebas de laboratorio y ensayos públicos a menor escala) a pesar que faltan flecos por resolver. Es la primera vez que hemos podido ver prototipos reales de 5G. Desde antenas a coches autónomos o teléfonos móviles como el de ZTE, el Gigaset, que ya está preparado para ser compatibles con este tipo de conexiones, aunque a día de hoy su propietario no pueda aprovecharlo.

Colaboración entre empresas

La clave de esta nueva era tecnológica pasa por la colaboración entre empresas. Ninguna va conseguir salir adelante por sí sola. Por eso nos encontramos con productos fruto de la colaboración de varias o muchas empresas, como es el caso del coche conectado de Intel, entre Ericsson y BMW. Un hecho sin precedentes, que ha llevado a toda la industria y a antiguos competidores a enterrar el hacha de guerra. Y a trabajar codo con codo.

Otro detalle a tener en cuenta es que el 5G llegará primero a la industria, donde más se notará su impacto unido al «Internet de las cosas». Donde las máquinas serán capaces de «hablar» entre ellas en tiempo real gracias a la baja latencia del 5G. Entraremos de lleno en la tercera revolución industrial, produciendo con una eficiencia nunca vista hasta ahora. No estamos hablando de una revolución tecnológica, sino más bien de una evolución, como comentan a ABC diversas fuentes de empresas del sector.

5g-economia-sociedad-kiT--620x349@abc

Bixby, el asistente virtual de Samsung llega a España

Bixby, el asistente virtual de Samsung que cumple dos años, acaba de lanzarse en español. La compañía ha aprovechado su presencia en el MWC de Barcelona -una de las ferias tecnológicas más importantes del mundo- para demostrarlo. Actualmente se encuentra ya disponible en cuatro idiomas europeos (italiano, alemá, español, e inglés de Reino Unido), y a diferencia de las estrategias que han seguido Google o Amazon de integrar su asistente en dispositivos de terceros, Samsung ha creado un asistente cerrado, igual que Apple con Siri, es decir, sólo funciona en dispositivos Samsung.

De momento los modelos de teléfono que lo integran son el S8, el S9 y el nuevo Samsung Galaxy 10. Y es que este servicio está disponible de momento en los dispositivos de alta gama de la compañía coreana, pero también trabaja para integrarlo en todo tipo de dispositivos del hogar, creando un ecosistema donde la Inteligencia Artificial (IA) y el «Machine Learning» jueguen un papel fundamental.

Recientemente, la compañía ha anunciado que la inteligencia de Bixby se incluirá en sus televisores QLED 2019 y en televisores premium, así como electrodomésticos inteligentes como lavadoras, aire acondicionado, dispositivos móviles, altavoces y más.

Más de 100 personas se han dedicado durante un año entero a «educar» Bixby en español. Con él puedes hacer lo mismo que con el resto de asistentes: consultar el tiempo, poner una alarma, activar un electrodoméstico, encender las luces de casa, consultar la Wikipedia o jugar a algunos juegos como el Trivial. Además, permite crear comandos que agrupen determinadas acciones, como encender las luces y poner la calefacción con frases como «ya en casa».

Solo apto para dispositivos Samsung

Uno de los aspectos que más ha trabajado el equipo de inteligencia artificial de Bixby ha sido en el lenguaje natural, es decir, que el asistente sea capaz de seguir una conversación sin tener que repetir elementos de la frase. Por ejemplo, si le preguntamos por el tiempo en Barcelona y luego por un restaurante, Bixby entenderá que buscamos un lugar donde comer en la Ciudad Condal.

El valor añadido de Bixby es cómo se integra con el ecosistema de dispositivos de Samsung, como televisiones, lavadoras, frigoríficos y «wearables». Se adapta a los diferentes dispositivos, a su forma física y capacidades, por ejemplo, puedes pedirle al altavoz de Samsung que te muestre el tiempo, y lo hará mostrando una imagen en la televisión. Otra ventaja de la integración es el desbloqueo por voz, ya que es capaz de reconocer el patrón de voz de su propietario y desbloquear así el teléfono móvil.

Samsung ha llegado a acuerdos con varias empresas locales para integrar su información dentro de Bixby, como por ejemplo, La Liga para los resultados deportivos; Canal Cocina, para recetas o Idealista, para buscar piso de alquiler. De esa manera no tienes más que preguntar a Bixby sobre esas temáticas y te responderá contestando con información de esas páginas web.

Un dato curioso: la voz de Bixby la pone el actor que dobla a Christian Grey en la película «50 Sombras de Grey», David Robles.

A01_Escena2-kunE--620x349@abc