Archivos por Etiqueta: iphone

Así esta afectando el Coronavirus a la tecnología

Más de ochenta mil contagiados. Una cifra de muertos en torno a las 2.700 personas. Y una tasa de recuperación bastante alta: más de treinta mil infectados se han recuperado del envite del Covid-19, virus de origen chino que se ha popularizado con el nombre de coronavirus.

El temor a nuevos casos, sumado a los protocolos de actuación para contener la epidemia, ha contagiado a la economía mundial. También en el sector de la tecnología de consumo donde empiezan a notarse sus devastadores efectos en este trimestre. La paralización de parte de la producción amenaza con reducir el número de envíos de nuevos productos electrónicos. Muchos de ellos fabricados en China, epicentro del coronavirus.

Empieza a haber un gran temor a que sea un periodo negro que pase factura a sus finanzas. Se trata de una maquinaria que se ha acostumbrado a no pararse nunca. Cualquier tropiezo puede ser demoledor. Según estimaciones de la consultora TrendForce, los envíos de dispositivos electrónicos más vendidos, los «smartphones», se reducirá entre un 10,5%.

Una de las empresas que más va a notar esa incertidumbre es Apple, ya que muchos de sus productos se ensamblan en fábricas chinas como Foxconn o Pegatron. Ambas tuvieron que paralizar durante varios días su producción pero ahora han vuelto a la normalidad. Allí, de hecho, se está elaborando, según los analistas, un futuro iPhone más accesible que los últimos modelos lanzados en septiembre.

La firma estadounidense ha adelantado recientemente que la crisis del coronavirus va a hacer que no cumpla con las previsiones de ingresos de 67.000 millones de dólares para este trimestre. De igual manera, Microsoft también ha advertido a través de un comunicado no espera cumplir con sus planes de ingresos trimestrales para el segmento que incluye Windows, el sistema operativo para ordenadores más extendido del mundo. «Aunque vemos una fuerte demanda de Windows en línea de nuestras expectativas y la cadena de suministro está volviendo a las operaciones normales, estamos a un ritmo más lento de lo previsto», añaden las mismas fuentes.

En el caso de otros productos, como los relojes inteligentes, las consolas, los televisores y ordenadores, la caída puede estar entre el 4,5% y el 16%. Los diferentes dispositivos tendrán, sin embargo, un impacto muy diverso, pues se espera que los relojes inteligentes reduzcan su producción un 16%, según el informe. Los portátiles, por su parte, verán reducidos los envíos en un 12,3%, mientras que los altavoces inteligentes, una de las categorías que más ha crecido en el último año, caigan un 12,1%.

También ha empezado a causar estragos a la industria del ocio electrónico. Justo en su momento álgido; las principales empresas del sector, como Sony, preparan el salto a la nueva generación de consolas de sobremesa, que hará su debut a finales de año. Esta categoría espera reducir sus envíos en este trimestre en torno al 10,1%. Los televisores también van a experimentar una caída en sus envíos, aunque menos acentuada (4,5%). Es otro momento importante para el sector porque este año están previstos una cita marcada a fuego en el calendario, los Juegos Olímpicos. Tradicionalmente, un momento de holgadas ventas.

 

tech-U30835232952SaB--620x349@abc

Miedo al reconocimiento facila, ¿debería estar prohibida esta tecnología?

De unos años a esta parte, nos hemos acostumbrado a vivir con las cámaras de vigilancia. Tanto, que ni siquiera reparamos en su presencia. Si sale de casa, y pega una vuelta por el centro de su ciudad, seguramente se sorprenda con la cantidad de dispositivos de este tipo anclados a las fachadas. Ahora, gracias al desarrollo de la tecnología, algunos paises han decidido dar una paso más y añadirles un software de reconocimiento facial con fines de vigilancia. Algo que ha generado una importante polémica debido a sus implicaciones éticas y legales.

«Teniendo en cuenta el desarrollo de la tecnología, es normal que se emplee. Pero esto no significa que sea necesariamente bueno. Hay un problema de reflexión. Estamos viendo que el reconocimiento facial se está empleando, en algunos casos, para monitorizar a la población. Especialmente en lugares donde no hay derechos reconocidos», dice a este diario Ofelia Tejerina, abogada y presidenta de la Asociación de Internautas.

«Hay un problema de reflexión. Estamos viendo que el reconocimiento facial se está empleando, en algunos casos, para monitorizar a la población»

Efectivamente, esta tecnología se está asentando con facilidad. «Smartphones», como el iPhone X y 11 o el Samsung Galaxy S20, permiten su empleo para mejorar la seguridad del dispositivo. Lo mismo ocurre con entidades bancarias, comercios o redes sociales como Facebook. Incluso las empresas automovilísticas están trabajando para adoptarla, junto al reconocimiento de voz, en sus futuros vehículos. Hasta aquí, todo correcto. Sin embargo, cuando se emplea en espacios públicos con fines de vigilancia, ¿qué pasa si falla o se le da un uso erroneo?

«Ante un error del software de reconocimiento, que podría ocurrir, el usuario va a tener muy difícil demostrar que él no estaba ahí. También hay que saber quien tiene acceso a esa información y para qué la va a utilizar. Si hubiese una brecha de seguridad, y alguien la emplease para hacer ver que estaba en un sitio, puede resultar también muy difícil demostrar lo contrario. Por otra parte, si esa tecnología cuenta con mecanismos para reconocer las emociones e intenciones de los ciudadanos, nos encontramos ante otro problema. ¿Qué pasaría si se utilizase esa información para realizar propaganda electoral? La manipulación del ciudadano sería mucho más fácil con esos datos», explica Tejerina.

Monitorización social

La preocupación por el uso de esta tecnología no es infundada. Especialmente, si atendemos al empleo que se le está dando en países como China. «Existe un gran riesgo de que el Estado [chino] pueda utilizar estos datos para sus propios fines como la vigilancia, el seguimiento de disidentes políticos, el control de la sociedad y de la información, así como de los perfil étnicos o, como en el caso de los uigures en Xinjiang, incluso para implantar un sistema vigilancia policial predictiva», explicaba hace unos meses en declaraciones a AFP Adam Ni, investigador de China en la Universidad Macquarie de Sydney (Australia).

Más allá del estado asiático, la policía de Londres (Reino Unido) ha avanzado su intención de usar cámaras con reconocimiento facial en sus labores de vigilancia de delincuentes. A su vez, el reciente descubrimiento de un software que empleaba el FBI estadounidense ha vuelto a poner de relieve la falta de una regulación más exhaustiva en esta materia. Desarrollado por una «startup» desconocida llamada Clearview IA, su objetivo es el reconocimiento facial de posibles delincuentes. En este caso, una sola fotografía es más que suficiente para acceder a un banco de 3.000 millones de imágenes.

Falta de regulación

Estos ejemplos han llevado a la Comisión Europea a meditar la posibilidad de prohibir durante cinco años su empleo con fines de identificación en lugares públicos. Sin embargo, según adelantaba hace unos días «Expansión», Bruselas ha terminado optando por dejar en manos de los estados miembro la posibilidad de adoptarla o restringirla. Independientemente de lo que ocurra, los juristas destacan la importancia de que el uso se regule específicamente. Y es que el reconocimiento facial no solo representa un riesgo para el derecho a la privacidad de las personas, sino que también choca contra la libertad de expresión reconocida por las constituciones occidentales.

«Es un dato personal que entra en la regulación de la normativa, pero como tiene una característica especial necesita una regulación igualmente peculiar porque ahora mismo es genérica»

«A diferencia de otros mecanismos de seguimiento, con el reconocimiento facial tú no puedes desconectar tu cara. Si no quiero que me sigan con el GPS, desconecto la función del móvil. Con la red Wifi sucede igual. Pero no puedo apagar mi rostro temporalmente. Y no puedo ir por la calle con un pasamontañas. Además, el reconocimiento facial es invisible para el usuario por lo que tú no te das cuenta de que te están haciendo un reconocimiento», apunta a ABC Samuel Parra, jurista experto en derecho digital.

El abogado destaca, además, que en el marco del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se considera que el rostro es un dato biométrico que identifica a una persona. Algo que implica que es personal, y, por tanto sensible: «Es un dato personal que entra en la regulación de la normativa, pero como tiene una característica especial necesita una regulación igualmente peculiar porque ahora mismo es genérica».

 

reconocimiento-facial-kMDF--620x349@abc

Francia multa a Apple por «ralentizar» sus iPhones

La Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes (DGCCRF) ha multado con 25 millones de euros a Apple por considerar que «ralentiza» deliberadamente sus teléfonos inteligentes iPhones al entender que el gigante de la tecnología «no advirtió a los consumidores» de esta posibilidad.

La sanción ( PDF, en francés), presentada el pasado viernes, se produce después de una serie de denuncias previas en donde se reclamaba que sus dispositivos móviles empezaban a fallar al cabo de un tiempo. En 2017 Apple confirmó que ralentizó algunos iPhones, pero dijo que solo lo hizo para «prolongar la vida útil» de los dispositivos. Una decisión que derivó en nuevas funcionalidades de software para informar al usuario del estado de salud de sus baterías.

El informe especifica que los técnicos han podido demostrar que los propietarios de iPhones no fueron informados de que las actualizaciones del sistema operativo iOS (10.2.1 y 11.2, lanzadas en 2018) «probablemente conduciría a un funcionamiento más lento de su dispositivo». Según la denuncia, varios consumidores presentaron una queja en la que se recogían sus sospechas de que «durante mucho tiempo» Apple desaceleró sus terminales más antiguos para «alentar a las personas a actualizarse» cuando se lanzaba un nuevo producto.

Como parte del acuerdo, el gigante de la tecnología debe mostrar un aviso en su sitio web en francés durante un mes al entender que «cometió el delito de práctica comercial engañosa por omisión». Para contrarrestarlo, la firma estadounidense incorporó un apartado en donde se informa al consumidor de la calidad de las baterías, fabricada a partir de iones de litio. Esta configuración solo se habilita cuando la batería comienza a degradarse y, desde entonces, el software ofrece información más clara sobre cuándo se ha activado la gestión del rendimiento.

«Me parece una multa muy elevada si no se ha probado que actuase de mala fe, para que los usuarios comparan una nueva versión del iPhone, sino sólo se sanciona una falta de información al usuario», apunta en declaraciones a este diario Borja Adsuara, experto en derecho digital. «Pero al mismo tiempo, la noticia habla de práctica comercial engañosa por omisión, y para engañar hay que tener intención de hacerlo», añade.

«No me parece el caso más flagrante de obsolescencia programada en el sector tecnológico y creo que habría que perseguir y prohibir estas prácticas, que son muy negativas no solo para los consumidores sino para el medio ambiente», sostiene este experto, al tiempo que añade que «el modelo de consumismo de “usar y tirar” en el sector electrónico, con cada vez menor plazo de sustitución, es insostenible».

 

1422248769-kyRE--620x349@abc

Descubren un fallo en WhastApp que permite conservar las fotos aunque las hayas eliminado

WhatsApp, conocida aplicación de mensajería instantánea, introdujo hace dos años una útil función para eliminar los mensajes enviados. Una opción, «Eliminar para todos», que sin embargo no está exenta de problemas. Ahora se ha descubierto un fallo técnico que permite conservar las imágenes «eliminadas» de la galería del servicio.

Dicho de otro modo, el sistema no borra complementamente las fotografías, según una investigación del medio especializado «The Hacker News», que advierte que afecta a las versiones del sistema operativo iOS, para iPhone y con la configuración predeterminada. El archivo Y, de momento, no existe solución.

Se trata de una función que, desde que se puso en marcha, muchos usuarios han confiado. Máxime a los probables malentendidos y confusiones que se puede producir en este tipo de comunicaciones digitales.

La función «Eliminar para todos» de WhatsApp está concebida para borrar los mensajes inapropiados, incluidos texto, fotos y vídeos. La función, sin embargo, deja un tiempo para poder hacerlo (1 hora, 8 minutos). A partir de ese instante los mensajes no se pueden eliminar.

 

51298327-kOqH--1240x698@abc

 

 

Triple cámara. mejor batería y tres móviles…todos los rumores del próximo móvil de Apple

La rueda lleva tiempo moviéndose. La maquinaria de los rumores va tomando fuerza para intentar perfila lo que será la próxima generación del producto estrella de Apple, el iPhone. Un terminal que ha sufrido una bofetada en ventas en los últimos trimestres, pero que sigue siendo uno de los de mayor relevancia internacional.

Son pocos los detalles asociados al futuro modelo. Como de costumbre, todo son especulaciones o filtraciones deliberadas para intentar generar un clima de interés. El nombre oficial se desconoce, como en anteriores ocasiones. Los que están en las quinielas varían entre iPhone 11 y iPhone X1. Su presentación puede ser, según vaticinan los analistas, en septiembre, aunque no se ha concretado su fecha: es posible que esté entre el 10 o 17 de septiembre, siguiendo la tradición. Tres serán los modelos que se muestren.

El nuevo terminal debutará con el sistema operativo iOS 13, cuyos detalles ya se han venido desvelando en los últimos meses a través de las diversas versiones de pruebas. Tendrá, según lo que ha trascendido, un modo noche, un lavado de cara sobre la interfaz de usuario, nuevas opciones de fotografía y mejoras en privacidad. Un elenco de novedades que, además, permitirá optimizar los recursos para lograr una mayor velocidad en el desempeño del iPhone.

No obstante, los analistas han arrojado más luz sobre las novedades técnicas del próximo iPhone, aunque todo apunta que las más importantes se retrasarán hasta 2020. Lo que ha trascendido es un supuesto diseño del chasis en el que se puede apreciar un detalle sorprendente, un módulo trasero que albergará una triple cámara con enfoque láser en un diseño cuadrado. Se da por hecho que finalmente tendrá esa configuración. Una idea en la que también ha pensado Google en el próximo Google Pixel 4.

Incluso se ha barajado la posibilidad de integrar el sistema biométrico TouchID en la pantalla siguiendo la estela de otros terminales de Xiaomi, OnePlus o Samsung. Esta medida se ha asociado con anterioridad a Apple, pero por considerar que no existían garantías de buen funcionamiento. Según el medio especializado «9To5MAC», que ha tenido acceso a nuevos detalles, esta generación no cambiará el puerto USB-C, un tipo de conector que ya se ha impuesto en la industria.

Bajo el capó se espera que el iPhone 11 o iPhone X1 sea un bólido. Vendrá más hormonado. Y lo será, teóricamente, por el empuje de sus nuevos procesadores. No soportará, no obstante, la tecnología de red 5G, que este año debutarán. La razón: no se dará el salto hasta el año siguiente. Según predicciones del analista Ming-Chi Kuo, el nuevo terminal, además, permitirá la carga inalámbrica bidireccional y tendrá una mayor batería.

iphone-kNsB--1240x698@abc