Archivos por Etiqueta: multa

Francia multa a Apple por «ralentizar» sus iPhones

La Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes (DGCCRF) ha multado con 25 millones de euros a Apple por considerar que «ralentiza» deliberadamente sus teléfonos inteligentes iPhones al entender que el gigante de la tecnología «no advirtió a los consumidores» de esta posibilidad.

La sanción ( PDF, en francés), presentada el pasado viernes, se produce después de una serie de denuncias previas en donde se reclamaba que sus dispositivos móviles empezaban a fallar al cabo de un tiempo. En 2017 Apple confirmó que ralentizó algunos iPhones, pero dijo que solo lo hizo para «prolongar la vida útil» de los dispositivos. Una decisión que derivó en nuevas funcionalidades de software para informar al usuario del estado de salud de sus baterías.

El informe especifica que los técnicos han podido demostrar que los propietarios de iPhones no fueron informados de que las actualizaciones del sistema operativo iOS (10.2.1 y 11.2, lanzadas en 2018) «probablemente conduciría a un funcionamiento más lento de su dispositivo». Según la denuncia, varios consumidores presentaron una queja en la que se recogían sus sospechas de que «durante mucho tiempo» Apple desaceleró sus terminales más antiguos para «alentar a las personas a actualizarse» cuando se lanzaba un nuevo producto.

Como parte del acuerdo, el gigante de la tecnología debe mostrar un aviso en su sitio web en francés durante un mes al entender que «cometió el delito de práctica comercial engañosa por omisión». Para contrarrestarlo, la firma estadounidense incorporó un apartado en donde se informa al consumidor de la calidad de las baterías, fabricada a partir de iones de litio. Esta configuración solo se habilita cuando la batería comienza a degradarse y, desde entonces, el software ofrece información más clara sobre cuándo se ha activado la gestión del rendimiento.

«Me parece una multa muy elevada si no se ha probado que actuase de mala fe, para que los usuarios comparan una nueva versión del iPhone, sino sólo se sanciona una falta de información al usuario», apunta en declaraciones a este diario Borja Adsuara, experto en derecho digital. «Pero al mismo tiempo, la noticia habla de práctica comercial engañosa por omisión, y para engañar hay que tener intención de hacerlo», añade.

«No me parece el caso más flagrante de obsolescencia programada en el sector tecnológico y creo que habría que perseguir y prohibir estas prácticas, que son muy negativas no solo para los consumidores sino para el medio ambiente», sostiene este experto, al tiempo que añade que «el modelo de consumismo de “usar y tirar” en el sector electrónico, con cada vez menor plazo de sustitución, es insostenible».

 

1422248769-kyRE--620x349@abc

Multa millonaria para Google por recopilar datos de menores a través de Youtube

El Gobierno de Estados Unidos y Google acordaron la semana pasada que el gigante tecnológico pague una multa millonaria por no haber tomado las medidas adecuadas para evitar que menores de edad pudieran tener acceso a imágenes inapropiadas y por recopilar sus datos, informaron medios locales. El compromiso, que contó con el respaldo de los tres miembros republicanos y fue rechazado por los dos demócratas de la Comisión Federal del Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), refleja que la plataforma de vídeos Youtube falló en sus mecanismos de control e infringió las leyes de protección online de los menores, de acuerdo con el diario «The Washington Post».

Las negociaciones fueron llevadas a cabo por la FTC, pero el acuerdo aún debe ser aprobado por el Departamento de Justicia, que por lo general se limita a ratificar este tipo de pactos. Por el momento se desconoce la cuantía exacta de la multa, pero el diario washingtoniano asegura que será de varios millones de dólares.

Este pleito se remonta a abril del año pasado, cuando una coalición formada por 23 grupos de defensa de los derechos de los niños denunció ante la FTC que el gigante tecnológico recopilaba información personal de menores de 13 años, incluyendo la ubicación, identificadores de dispositivo y números de teléfono, y los rastreaba sin su consentimiento. La demanda aseguraba que YouTube usaba estos datos para dirigir anuncios a los menores a través de su plataforma y sacar así rendimiento económico.

En este sentido, hace un mes, el diario «The Wall Street Journal» aseguró que la plataforma de vídeos está considerando quitar todos los contenidos infantiles de su portal principal y traspasarlos a dicha aplicación en respuesta a su polémica gestión de contenidos para niños. La idea sería que todos los contenidos protagonizados por niños o que vayan dirigidos a este público pasen a estar exclusivamente en la aplicación Youtube Kids, con lo que la firma propiedad de Alphabet (matriz de Google) intentaría evitar nuevos enfrentamientos con la FTC.

youtube-logo-U30835232952gaG--1240x698@abc

Así afectará al usuario la multa récord impuesta a Google.

La multa récord a Google de Bruselas por imponer su navegador en móviles con sistema operativo Android frente a otras opciones ha levantado fricciones no sólo entre Europa y EE.UU. sino entre los propios expertos europeos cuyas posiciones son divergentes respecto a si la medida favorecerá o no al usuario.

La Comisión Europea impuso esta semana la mayor sanción de la historia por incumplimiento de la normativa de competencia a Google, con una cuantía superior a los 4.300 millones de euros, tras acusar a la empresa de utilizar su sistema operativo Android para reforzar la posición de su buscador.

La sanción, que será recurrida por Google ante los tribunales, ha levantado heridas a nivel internacional. El propio presidente de EE.UU., Donald Trump, salió a la palestra para advertir de que la Unión Europea (UE) se aprovecha de su país «pero no por mucho tiempo». Sin embargo, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, considera que Google ha usado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda, con unas prácticas que han negado a sus rivales la oportunidad de innovar y competir por sus méritos.

Google defiende la «democratización» móvil

Google, por su parte, alega que su tecnología ha creado «más elección para todos, no menos» al hacer disponibles 24.000 dispositivos de todo tipo de precios, de más de 1.300 marcas diferentes. Los expertos tecnológicos difieren sobre lo justificado o no de la decisión de penalizar a Google y de sus posibles efectos sobre el usuario. El director de Análisis de la consultora IDC Research España, José Antonio Cano, explica a Efe que la multa a Google era «previsible» por saltarse la ley antimonopolio europea.

Más opciones de búsqueda

Con esa penalización a Google quien se verá especialmente favorecido es el usuario, no tanto por el impacto en el sistema operativo Android,que seguirá igual, sino por la posibilidad de disponer ahora de mayores opciones de búsqueda y libertad para retirar aplicaciones del móvil que no le gustan, explica el responsable de IDC. Google «no puede obligar a los fabricantes de móviles a usar sus servicios de forma unidireccional, ni exigir la instalación de sus aplicaciones prefijadas que no se puedan desinstalarse», añade el experto.

Ventajas a los fabricantes

Por el contrario, el profesor del IE Business School y experto digital Enrique Dans se pregunta en su blog «¿Dónde está el daño por parte de Google?», y explica que los usuarios sin duda están contentos con Android y lo adoptan hasta el punto de convertirlo en líder absoluto del mercado europeo y mundial. Los desarrolladores tienen una plataforma sobre la que ofrecer sus aplicaciones y más de dos millones de ellos trabajan en Europa sistemáticamente sobre ella, continúa Dans. Añade este experto que los fabricantes trabajan con un acuerdo con Google cuyas cláusulas pueden ignorar, y si deciden cumplirlas es porque suponen en general ventajas para aproximarse al mercado.

A la pregunta de si la multa a Google supone «matar a la gallina de los huevos de oro» en temas de innovación en Europa, el responsable de IDC contesta con un no rotundo. Al contrario, continúa, tras explicar que dicha acción podría convertirse «en un aliciente» para redefinir el marco de relaciones de la tecnológica con el resto de proveedores de móviles, como ocurrió con la multa también histórica contra Microsoft hace más de una década por exigir la instalación de Explorer junto a su sistema operativo Windows.

Elegir qué «apps» mantener o desinstalar

Es una «buena noticia» que los fabricantes de móviles con sistema operativo Android puedan decidir a partir de ahora si llevan el navegador de Google u otro, añade. Continúa que el usuario seguirá utilizando Android y los servicios de Google, aunque se verá beneficiado porque podrá elegir qué aplicaciones desea mantener o desinstalar de todas las «apps» de dicha tecnológica prefijadas, que ahora no puede eliminar por ir incorporadas al terminal por defecto, y así podrá personalizar aún más su móvil y mejorar su experiencia de usuario.

Frente a ese optimismo, Enrique Dans advierte de que «estamos sin duda ante una de esas medidas políticas que deciden ignorar completamente las bases de toda legislación antimonopolio, es decir que exista un daño al mercado o a la libre competencia», que en este caso no existe. Lamenta esta posición de la UE que sigue «el camino mediático, el de la multa récord, el de la sanción arbitraria independientemente de los efectos sobre ese mercado; un camino que no lleva absolutamente a ninguna parte».

Sobre posibles víctimas tecnológicas por temas de competencia en la UE, Apple podría ser la siguiente según se especula en el mercado, aunque sus peculiaridades son muy distintas a las de Google, al tratarse de un ecosistema cerrado, donde desde el terminal, hasta el sistema operativo y las aplicaciones propietarias pertenecen a dicha compañía, recuerda Cano.

 

1408502355-kNMI--620x349@abc

El por qué de la multa de la Unión Europea a Google

La comisaria de competencia, Margrethe Vestager, ha anunciado el acuerdo de la Comisión Europea para imponer una multa de 4.340 millones de euros a Alphabet, la compañía matriz del gigante Google, por vulnerar las normas antimonopolio de la UE. Bruselas le reprocha un «grave comportamiento ilegal» por haber impuesto restricciones a los fabricantes de dispositivos Android y a los operadores de redes móviles para consolidar su posición dominante en los servicios de búsqueda en internet. Por ello le ha impuesto la multa más alta decretada hasta ahora en la historia de la UE.

A través de un comunicado, Google ha anunciado que recurrirá la decisión de la Comisión ante el Tribunal Europeo de Luxemburgo, porque, como es natural, no comparte el criterio en el que se basa la sanción. «Android ha creado más opciones para todo el mundo, no menos. Un ecosistema pujante, rápidas innovaciones y precios más bajos son distintivos clásicos de una fuerte competencia. Recurriremos la sentencia de la Comisión». Sundar Pichai, CEO de Google, publicó poco después un comentario en el que añade como argumento que «la decisión [de sancionar a su compañía] ignora el hecho que los móviles Android compiten con los teléfonos con iOS» de Apple y no son un monopolio. «Nos preocupa que la decisión va a alterar el cuidadoso equilibrio que habíamos alcanzado con Android, y envía una señal inquietante en favor de los sistemas patentados sobre las plataformas abiertas».

Al anunciar su decisión, la comisaria danesa no ha aclarado si para el objetivo de mejorar la competición en el sector sería mejor finalmente promover la división forzosa del gigante informático, ni ha dado indicaciones de lo que ha de hacer exactamente la compañía para cumplir con la legalidad, aparte de eliminar las restricciones legales que ha impuesto a los fabricantes de teléfonos móviles. El objetivo de la Comisión, según Vestager es defender su obligación legal como encargada de las reglas de competencia es la de hacer que los consumidores tengan la máxica capacidad de elección, los mejores precios e impedir que se cree una situación en la que el dominio de una compañía frene la innovación tecnológica. La decisión de la Comisión da a Google un plazo de 90 días para poner fin a las prácticas ilegales o de lo contrario podría volver a ser multado con hasta el 5 % del volumen de negocios mundial medio diario.

Tres tipos de restricciones

Según Vestager, «el asunto que nos ocupa se refiere a tres tipos de restricciones que ha impuesto Google a los fabricantes de dispositivos Android y a los operadores de redes para asegurarse de que el tráfico en los dispositivos Android se dirige al motor de búsqueda Google. De esta forma, Google ha utilizado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda. Estas prácticas han privado a sus competidores de la posibilidad de innovar y competir en función de sus méritos. Han impedido a los consumidores europeos beneficiarse de una competencia efectiva en un ámbito tan importante como el móvil. Esto es ilegal con arreglo a las normas de defensa de la competencia de la UE.».

El argumentario de la Comisión incluye el hecho de que Google ha obligado a los fabricantes de teléfonos móviles a preinstalar la aplicación Google Search y el navegador Chrome como condición para conceder la licencia para acceder a su tienda de aplicaciones, Play Store. También le reprocha que haya realizado pagos a determinados grandes fabricantes y operadores de redes móviles a condición de que preinstalaran exclusivamente la aplicación Google Search en sus dispositivos. También ha impedido a los fabricantes que deseaban preinstalar aplicaciones de Google vender teléfonos que utilicen otras versiones alternativas de Android no aprobadas por el gigante informático.

La decisión de imponer esta multa a Google se produce pocas horas después de que se haya anunciado que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, viajará a Washington el próximo 25 este mes para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Como se recordará, Trum calificó a la UE como «enemiga» de Estados Unidos en términos comerciales.

Es poco probable que una decisión de este tipo pase inadvertida en este momento de tensiones. La comisaria se ha limitado a decir que comparte los mismos valores con las agencias antimonopolios de Estados Unidos, a pesar de que estos no han llevado a cabo ninguna investigación contra Google y en Europa esta no es ni siquiera la primera y no es la única, ya que hay otra investigación en marcha sobre el motor de búsqueda.

goolge-kyJB--620x349@abc (1)