Archivos por Etiqueta: netflix

¿Será el futuro de los contenidos digitales el “streaming” y las suscripciones?

La suscripción es el nuevo El Dorado. El concepto mercantilista que aspiran a dominar las firmas tecnológicas y las empresas de contenidos. La distribución en «streaming», la forma de llegar al consumidor final. El anuncio de Apple y su plataforma de televisión ( llamada Apple TV+) es una prueba más de cómo la industria del ocio está virando hacia una reorganización estratégica sin parangón. Y, por el camino, el abanico de oferta cultural se dispara, aunque con ello se desplaza el sentimiento de propiedad que ha regido el sistema económico capitalista desde su extensión.

Los contenidos, bajo este modelo, ya no son del usuario. El consumidor da la bendición, por medio de un «alquiler» (mensual, trimestral o anual), a recibir una oferta amplia, variada y ajustada, pero que no controla en absoluto. Es la que es. Son muchos los servicios que han apostado por esta forma de comercializar una oferta cultural casi ilimitada. Desde Spotify, en el caso de la música en «streaming», o Netflix, en la parte cinematográfica y audiovisual, esta estrategia comercial.

Pero, a su vez, ha empezado a desembarcar también en el mundo del ocio electrónico. Porque la batalla por el control de los contenidos no ha hecho más que comenzar. Recientemente,Google desveló Stadia, una plataforma de «streaming» de videojuegos que ejerce de una especie de «Netflix» a todas luces. Por medio de una cuota se recibe una serie de títulos. Es un servicio similar a Xbox Game Pass o PlayStation Now que, como aspecto positivo, logra desterrar el formato físico. Un formato que ocupa espacio en los hogares y que, tal vez solo para los más melómanos, no compensa hoy en día.

No es una idea descabellada. Tampoco original y totalmente novedosa, puesto que desde tiempos inmemoriales, por ejemplo, cualquier persona podía acudir a una biblioteca para leer una novela durante un tiempo. Ese «alquiler» llegó hace tiempo a los servicios digitales como iTunes donde cualquier usuario puede alquilar una película por un precio más o menos accesible. Pero, en estos momentos, lo que se pretende es atrapar al consumidor a una cuota mensual y obtener, por otro lado, una nueva fuente de ingresos para las compañías.

El ocio, por tanto, sale caro, puesto que la acumulación de suscripciones puede dispararse en una familia que pretenda tener acceso a contenidos audiovisuales, musicales, literarias o interactivas. Las alternativas son demasiado amplias. «Los costes se dispararían, y la centralización de títulos en un catálogo se difuminaría», calificaban recientemente en un artículo en el medio especializado Xataka.

Todas las empresas que tienen algo que ofrecer al consumidor lo están explorando. En el medio audiovisual, la oferta es amplia. Incluso Disney o DC Comics están preparando su asalto al mundo «streaming» en los próximos meses, con lo que un consumidor que quiera recibir estos contenidos específicos deberán abonar una cuota. También en el software se ha empezado a extender, como el caso de Adobe, propietaria de programas informáticos potentes como Photoshop, Lightroom o Illustrator se distribuyen a través de este modelo.

En este ámbito los planes temporales son adaptativas y, en el caso de corporaciones y empresas, puede tener sentido. Y más teniendo en cuenta el posible ahorro de costes y la posibilidad de recibir las actualizaciones periódicas del servicio. Para el consumidor medio, sin embargo, puede resultar un problema si solo emplea una determinada herramienta de vez en cuando.

Clipboard-U30835232952fVF--620x349@abc

Lo que puede estar preparando Apple para su próxima keynote el 25 de marzo

Cambio de rumbo en la casa de la manzana. Apple tiene previsto desvelar nuevos productos y servicios en un evento que tendrá lugar el próximo 25 de marzo en el Steve Jobs Theatre, un auditorio dentro de su sede oficial en Cupertino (EE.UU.).

Aunque dada su hermética política, los rumores han aireado en las últimas semanas que la firma estadounidense presentará un servicio de televisión y vídeos para contenidos en «streaming» con el que competir con Netflix o HBO. Una apuesta arriesgada, pero que ya tiene allanado el camino gracias a su plataforma iTunes, la conocida tienda de contenidos. Es un cierre de círculo en toda regla porque, a partir de ahora, y en caso de confirmarse, la compañía ampliará sus servicios adaptándolos a las nuevas formas de consumo.

En la invitación enviada a los medios, Apple no ha especificado el enfoque del evento. Tan solo se ha podido leer una pequeña descripción: «Es hora de mostrar». Los analistas han interpretado estas palabras como la llegada de su plataforma «streaming». Un servicio del que se ha asociado a la compañía durante mucho tiempo. En los últimos años la firma ha invertido más de 2.000 millones de euros en la producción de contenidos propios. Fuentes cercanas a la compañía han asegurado a Reuters que este servicio podría revender las suscripciones de CBS, Viacom y Starz, entre otras, así como el contenido original de Apple.

Posible llegada de nuevos AirPods y iPad

Se espera que el servicio se lance a nivel mundial en lo que puede ser un movimiento ambicioso para competir con los servicios de Netflix o Prime Video de Amazon. La AppStore, que puede ser el servicio probable desde donde se distribuyan los contenidos, está actualmente presente en más de 100 países.

El impacto económico de un servicio de televisión bajo la marca de Apple se han convertido en un foco de interés para los analistas después de que la compañía sufriera en enero la primera caída en las ventas de iPhone. Además de esta plataforma, que los analistas dan por hecho, es posible que Apple actualice sus iPads o presente un nuevo dispositivo AppleTV, así como la llegada oficial de los nuevos auriculares inalámbricos AirPods 2.

Clipboard-0006-kgI--620x349@abc

¿Sorpresas en Apple? Podría presentar un nuevo servicio de vídeo a partir de abril

Ni iPhone, ni Mac, ni iPad… Nada. No habrá «gadget» alguno que presentar. Pero no por ello Apple deja de organizar eventos. Normalmente, sus «keynotes» son muy famosas por el modo en el que se desarrollan y presentan las novedades. Pero por primera vez, los de Cupertino están preparando un evento único el próximo 25 de marzo en el Apple Park (EE.UU.).

Tal y como desvela « Bloomberg», Apple está tirando la casa por la ventana de cara a su próxima cita. Las actrices Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, Jennifer Garner y el director JJ Abrams han sido invitados por Tim Cook a la gran cita en la que los de Cupertino presentarán su propio servicio de vídeo que estará disponible para el mes de abril.

La nueva plataforma presentará ofertas de suscripción de vídeos y noticias. La mala noticia es que Netflix y HBO no formarán parte de este proyecto, según asegura « The Wall Street Journal», a no ser que todos los implicados se pongan de acuerdo entre sí. Y es que los de Cupertino pretenden quedarse con la mitad de los ingresos que obtengan por suscripción, algo que no convence a los implicados.

Nuevos ingresos

De esta manera, Apple da un nuevo e importante salto en su servicios digitales. El servicio de vídeo es similar a lo que ya ofrecen Amazon Prime o Netflix e incluirá programas de televisión y películas adquiridas o financiadas por Apple, según «Bloomberg». La compañía, al parecer, ha creado ya docenas de programas originales pero aún no los ha incluido en una suscripción. Y es que el servicio pagado se lanzará un poco más tarde, hacia verano, según las fuentes consultadas.

Por su parte, el servicio de noticias premium de la compañía se integrará en la aplicación Apple News, lo que permitirá a los usuario suscribirse a un paquete de títulos por una tarifa mensual.

Según «Bloomberg», los detalles finales del proyecto aún están por resolverse, por lo que los planes de Apple podrían cambiar. Pero no su esencia. Y es que con la desaceleración de las ventas de iPhone, la compañía está investigando nuevos mercados con los que seguir aumentando sus ingresos. Y los servicios digitales pueden ser la nueva gallina de los huevos de oro.

Un centenar de tecnológicas tuvieron acceso a los mensajes privados de Facebook

Es el segundo año negro de Facebook y no podía acabar la temporada sin otra revelación de importancia. A los sucesivos escándalos hay que sumar otra mancha a su expediente: la red social compartió más datos personales de sus usuarios con empresas tecnológicas como Microsoft, Amazon, Spotify o Netflix de los que se habían dado a conocer hasta ahora, lo que permitió consultar incluso los mensajes privados de los usuarios.

Un hecho que, según ha desvelado «The New York Times» tras analizar documentos internos de la compañía, alcanzó a unas 150 firmas tecnológicas. Lo hizo sin el consentimiento explícito de sus usuarios. Y, para ello, la multinacional presidida por Mark Zuckerberg amplificó aún más su modelo de negocio basado en la publicidad segmentada y personalizada. Lo que realmente pone en duda sus verdaderos esfuerzos en proteger a las personas que dan vida al servicio. Tan solo sus usuarios son un mecanismo para aumentar sus ingresos. No solo vendió sus datos; los regaló.

Facebook, que acumula unos 2.250 millones de usuarios en todo el mundo, autorizó sibilinamente y con el desconocimiento de los usuarios varios modelos de acceso a información: a través de las alianzas con los sistemas operativos móviles, mediante un sistema personalizado en función de los intereres de cada compañía externa y, por último, alianzas temporales para lograr un fin como contribuir al crecimiento de la masa de usuarios de una platafoma. Bing, el conocido buscador de Microsoft, pudiera revisar los nombres de los contactos en la red social. No fue lo único: a los servicios de «streaming» Spotify y Netflix les dejó vía libre a leer los mensajes de los usuarios.

Una medida encaminada a conocer aún más sus gustos y aficiones, que realizó con tres tipos de acuerdos. Un auténtico «Gran Hermano» que viene a echar más leña al fuego. Mientras la red social cerraba el grifo a aplicaciones como las empleadas por Cambridge Analytica, que procesó millones de perfiles para intentar influir en las elecciones presidenciales de 2016, firmaba acuerdos con otras empresas para entrar hasta la «cocina» de su plataforma. Unos acuerdos que han estado vigentes hasta bien entrado 2017 y durante un tiempo en el que ha defendido la privacidad de sus usuarios.

La empresa se defiende

Otro escándalo mayúsculo que vuelve a hacer reflexionar la estructura de monitorización orquestada para conocer todo lo que se pueda de las personas. Este secreto ahora aireado deja entrever que el caso de Cambridge Analytica ha sido pecata minuta en comparación con la cantidad de datos que han tenido los «socios» más importantes de Facebook.

Mediante acuerdos bilaterales secretos, la plataforma permitió, también, que Amazon pudiera consultar sin el permiso de sus usuarios el nombre, información de contacto, entre otras cosas, al igual que dejó a Yahoo. El problema, además, es que estas prácticas sucedieron hace escasamente poco tiempo. La compañía estadounidense ha segurado que no ha encontrado evidencias de abuso por parte de sus socios.

La red social, sin embargo, ha defendido este año que había dejado de permitir a empresas de terceros consultar los datos de sus usuarios después de intentar defenderse de los reiterados escándalos. En respuesta a esta revelación, Steve Satterfield, director de privacidad de Facebook, ha apuntado que ninguno de estos acuerdos «violó los acuerdos de privacidad o los compromisos con los reguladores federales». En la misma línea se ha explicado Konstantinos Papamiltiadis, director de Plataformas y Programas para Desarrolladores de Facebook, que en un comunicado ha insistido en que «ninguna de estas asociaciones o características dio a las compañías acceso a la información sin el permiso de las personas».

Primeras reacciones

Las compañías tecnológicas relacionadas con este caso han empezado a salir al paso de las acusaciones. Una de ellas, Netflix, que ha asegurado a ABC que pese a haber contado con una función (2014) que permitía recomendar programas de televisión y películas a sus amigos de Facebook, en «ningún momento» se accedió a los mensajes privados de la gente en Facebook y «ni pedimos la posibilidad de hacerlo».

Amazon también se ha desmarcado del escándalo al asegurar que solo utiliza los datos proporcionados por esa red social para «habilitar las experiencias de Facebook» en sus productos. «Amazon utiliza las API (interfaces de programación de aplicaciones) proporcionadas por Facebook para habilitar las experiencias de Facebook para nuestros productos. Por ejemplo, dar a los clientes la opción de sincronizar los contactos de Facebook en una tableta de Amazon», ha asegurado la compañía de comercio electrónico en un comunicado. «Utilizamos la información -prosiguió- solo de acuerdo con nuestra política de privacidad».

El Royal Bank of Canada (RBC), también implicado, ha emitido un comunicado en el que señala que «el uso de la plataforma de Facebook fue limitado al desarrollo de un servicio que permitió a los clientes a facilitar pagos a sus amigos en Facebook». La entidad se defiende al explicar: «No tuvimos la capacidad de ver los mensajes de los usuarios. Cancelamos el servicio en 2015 y nuestro acceso limitado, que fue utilizado estrictamente para permitir pagos a nuestros clientes, terminó en ese momento».

«Lo que muchas compañías no se dan cuenta es de que ellos puede que no quieran esos datos más que para “mejorar sus productos y la experiencia de los usuarios”, pero el peligro es que existan y se hayan compartido, hasta que vengan otros no tan bien intencionados, que les den usos mucho peores»

Para Borja Adsuara, jurista experto en derecho digital, esta revelación era vox populi y viene a confirmar la necesidad de considerar si darse de baja en este tipo de redes sociales o, al menos, navegar mediante la función anónima habilitada en algunos navegadores de Google Chrome o Firefox. «Espero que a partir de ahora se empiece a desarrollar otra red, con otras aplicaciones, que respeten la intimidad», apunta a este diario.

«Lo que muchas compañías no se dan cuenta es de que ellos puede que no quieran esos datos más que para “mejorar sus productos y la experiencia de los usuarios”, pero el peligro es que existan y se hayan compartido, hasta que vengan otros no tan bien intencionados, que les den usos mucho peores. Porque poco pasa para lo que podía pasar. Pero es cuestión de tiempo», añade. «enemos el ejemplo del Gobierno chino, con el que están obligadas a colaborar las empresas tecnológicas: chinas y extranjeras, si quieren operar en el apetecible e inmenso mercado chino», sugiere.

35174669-kftE--620x349@abc

Estos son los códigos secretos de Netflix para ver miles de series y películas

Abrir Netflix y elegir película o serie puede ser una ardua tarea. En el menú de inicio aparecen, aparte de contenido que no has terminado de visualizar, recomendaciones en base al historial de cada usuario con un porcentaje creado por un algoritmo. Sin embargo, hay veces que apetece ver películas de este o aquel actor, de un movimiento determinado, de una época concreta o de un género como «animes románticos». Normalmente, debes buscar un título determinado o navegar dentro de categorías muy generales. Pero, ¿sabías que Netflix tiene más de 27.000 categorías secretas que segmentan mucho más las búsquedas?

Un post en Finder.com  ha recopilado miles de los códigos que te llevarán directamente hacia el tipo de contenido que buscas, desde géneros tan específicos como «documentales religiosos» a «dramas cerebrales», si bien la segmentación puede ser mucho mayor. Para ello, solo hay quehttp://www.netflix.com/browse/genre/xxxxxxx y, en lugar de las «xxxxxxx», poner el código correspondiente.

Pero para que te sea más fácil la búsqueda, aquí tienes algunos de los códigos más buscados. Se recomienda usar con moderación.

 

Acción y Aventuras (1365)

Películas de acción asiáticas (77232)

Clásicas de Acción y Aventuras (46576)

Comedias de Acción (43040)

Thrillers de Acción (43048)

Aventuras (7442)

Sobre Cómics y Superhéroes (10118)

Del Oeste (7700)

Acción y Aventuras de Espías(10702)

Acción y Aventuras Policiacas (9584)

Artes Marciales (8985)

Acción y Aventuras Bélicas (2125)

 

51773247-kQVG--510x287@abc