Archivos por Etiqueta: privacidad

La aplicación de rastreo del COVID se probará a partir de hoy en La Gomera

La hora de la verdad para las «vacunas» digitales. El Gobierno iniciará a partir del 29 de junio y hasta el 13 de julio una prueba piloto para rastrear contagios por coronavirus Covid-19 a través de una aplicación. El proyecto, desarrollado por la empresa Indra durante dos meses, se iniciará en La Gomera (Canarias). El objetivo es alcanzar entre 2.800 y 3.000 descargas en este periodo para comprobar su efectividad. España, de esta manera, sigue los pasos de otros países como Alemania o Francia que han puesto en marcha iniciativas similares para frenar la curva de infectados. De sus resultados dependerá si se extiende a toda España.

El contrato aprobado en Consejo Ministros por el procedimiento de emergencia se ha suscrito con la empresa Indra Soluciones Tecnológicas de la Información por un importe de 330.537 euros. El servicio estará basado en la API -software de creación de aplicaciones- creada por Google y AppleFuncionará por medio de la tecnología inalámbrica de corto alcance Bluetooth, será interoperable entre países y distintos sistemas operativos (iOS y Android) y estará basado en DP3T, el protocolo europeo más extendido. Para garantizar la privacidad de la información personal, será una aplicación completamente descentralizada, es decir, la información se almacenará en el dispositivo móvil del usuario y no en centros de datos gestionados por empresas de terceros.

Su funcionamiento es simple: un código de identificación anonimizado (no permitirá conocer datos personales de los usuarios) de generación aleatoria (cada dos semanas, lo que dura la cuarentena) se podrá intercambiar cuando dos terminales móviles se encuentren en el mismo rango de alcance: a menos de dos metros de distancia y durante un periodo superior a 15 minutos. Su descarga será voluntaria y promete no recabar ninguna información personal. El usuario deberá introducir el código de la prueba PCR realizada por el servicio médico. «Esta es una experiencia europea de alto nivel. Hay una colaboración estrecha con distintos organismos tecnológicos en Europa», apuntan fuentes del Ejecutivo en un encuentro con periodistas al que ha asistido ABC.

Simular una epidemia

Para llevar a cabo esta prueba piloto, las autoridades realizarán una simulación de personas infectadas. El objetivo es recrear un escenario severo de contagios para mejorar la experiencia de usuario y modificar ajustes para un hipotético lanzamiento en el territorio nacional. El objetivo es contar con al menos unas 3.000 descargas de la aplicación en La Gomera para poder analizar los resultados. «Lo que queremos ver es si es suficientemente representativo para que la información epidemiológica sea útil en la gestión de la pandemia», añaden.

La decisión sobre si esta herramienta se extenderá al resto de España se tomará una vez concluida y evaluada la prueba piloto en un escenario real. El Gobierno prevé que en otoño se pueda tener operativa una aplicación de rastreo en toda España ante el temor de nuevos rebrotes después de la reapertura de los colegios. Esta decisión dependerá del visto bueno de las distintas comunidades autónomas, que tienen transferidas las competencias en Sanidad.

«Confiamos que la gente se lo tomará en serio»

«Vamos a hacer un piloto para probar cosas y no descartamos que se efectúen cambios», reconocen las mismas fuentes, al tiempo que la aplicación tenga una respuesta masiva: «Confiamos que la gente se lo tomará en serio». Su objetivo es evaluar los aspectos técnicos de la aplicación y la experiencia de uso del ciudadano con el fin de optimizar su diseño y grado de confianza que ofrece. Además, este ensayo servirá para calibrar el algoritmo de la aplicación con el fin de garantizar la veracidad de las notificaciones.

Estas propuestas vienen inspiradas directamente de las aplicaciones de seguimiento adoptadas por países asiáticos como Corea del Sur o Singapur, donde en algunos territorios se ha tenido acceso a la ubicación de los individuos. Un planteamiento que fue «desde el primer minuto descartado» por considerarse «invasivo», insisten las mismas fuentes, que han aclarado, sin embargo, que este tipo de herramientas funcionarán como complementos a las distintas medidas adoptadas por las autoridades sanitarias en la gestión de la pandemia.

Volantazo de Reino Unido

En este momento, la mayoría de países europeos se encuentran en fases similares del desarrollo de herramientas de alerta de contagios. Francia, Italia o Alemania las han lanzado en las últimas semanas. España se sitúa como cuarto país del mundo en lanzar un piloto bajo el desarrolo de Apple y Google. En Europa, en su mayoría no se han puesto todavía en marcha. Algunas regiones que han ido por libre o bien las han cancelado o bien no han logrado el efecto esperado. El recelo hacia el respecto de la privacidad han limitado su introducción en los países. Estas propuestas han tenido un impacto diverso. Italia ha llevado proyectos pilotos a algunos territorios.

En Singapur, territorio que fue pionero en este tipo de soluciones tecnológicas, ha funcionado razonablemente bien, aunque al igual que en Corea del Sur también han tenido que aplicar medidas de confinamiento para combatir la propagación del virus. Reino Unido, que en un primer momento decidió crear un desarrollo propio y lo probó en la Isla de Wight, ha tenido que parar su proyecto y reconsiderar la iniciativa de las dos tecnológicas. Noruega ha sido uno de los que ha tirado la toalla. La semana pasada el Instituto Noruego de Salud Pública anunció que abandonaba el proyecto de recopilación de datos a través de la «app» de rastreo llamada Smittestopp.

La proliferación de iniciativas público-privadas, las peleas en Europa para decantarse por un modelo u otro y las dudas en privacidad que han despertado han satanizado a las herramientas. Pero también existen otros problemas adicionales: estas herramientas de trazabilidad, por sí solas, no sirven de nada; requieren del respaldo de la ciudadanía. Un estudio de la Universidad de Oxford, de hecho, indica que para que estas «vacunas» digitales tengan efectividad deben utilizarse por un al menos el 60% de la población. También se desconoce si pueden dar falsos positivos como el hecho que se reciba una notificación de un posible infectado que reside en la vivienda colindante y con el que, sin embargo, no ha habido contacto cercano.

 

1424577254-kP2H--620x349@abc

En las llamadas gratuitas de zoom quedará excluido el cifrado, para poder colaborar con el FBI

La popular aplicación de videoconferencias Zoom trabaja en el desarrollo de un sistema de encriptación de extremo a extremo para hacer más seguras las comunicaciones de los usuarios y ahora la plataforma ha anunciado que esta característica solo llegará para los planes de pago.

Así lo ha confirmado el director general de la compañía, Eric Yuan, en la rueda de prensa tras la presentación de los resultados financieros de la empresa en el primer trimestre del año, donde entre otros datos, Zoom ha alcanzado los 300 millones de usuarios diarios.

«Para los usuarios gratuitos, desde luego, no queremos dar esto», ha respondido Yuan a una pregunta sobre la encriptación de extremo a extremo, como recoge el medio especializado «The Next Web». Anteriormente, Zoom había prometido en abril implantar este sistema de comunicaciones protegidas como parte de su plan de 90 días para mejorar sus funciones de seguridad.

Debido a que la encriptación de extremo a extremo solo permite que accedan a los mensajes al emisor y al receptor, Yuan ha explicado que la inclusión de esta función solo para los usuarios de pago se debe a que la compañía colabora con las autoridades, como el FBI en Estados Unidos, «en caso de que algunas personas usen Zoom para malos propósitos».

 

abc-6161348257001-vs--940x529

¿Es mejor el buscador DuckDuckGo que Google?

El buscador DuckDuckGo ha saltado a la actualidad al ser proclamado como el motor de búsqueda utilizado por defecto por el fundador de Twitter, Jack Dorsey, un buscador que destaca por su apuesta por la privacidad de los usuarios al no recopilar ningún tipo de información sobre la actividad que realizan en la web, como sucede con otros navegadores como el de Google.

El buscador de Google es uno de los más utilizados por los internautas hoy en día, en él los usuarios realizan todo tipo de búsquedas, desde las más sencillas, como el nombre de un actor que no recuerdan, hasta las más complicadas, como recabar información para llevar a cabo un trabajo de investigación.

Sin embargo, la utilización de este servicio por parte de los usuarios conlleva que sus datos sean registrados en la plataforma para mejorar los servicios y productos, como señalan desde la página de seguridad de Google. Así, declaran que cuando se realizan búsquedas en Google, se obtienen indicaciones en Maps o se ve un vídeo en YouTube, la compañía almacena datos sobre la actividad del usuario.

«Las búsquedas que haces, los vídeos que ves, los anuncios que ves o en los que haces clic, tu ubicación, los sitios web que visitas, los dispositivos, navegadores y aplicaciones que usas para acceder a los servicios de Google» son los datos que recoge la compañía, según apuntan en su página de seguridad -y que el usuario puede gestionar desde Mi Cuenta de Google-.

Es por ello por lo que nació DuckDuckGo, un buscador alternativo cuya máxima es no persigue al usuario, no pone anuncios, «solo somos un buscador», como explican en su página oficial. El buscador ya lleva en la red cerca de diez años, y aunque no cuenta con la popularidad de Google, sí que tiene el apoyo de Jack Dorsey. Dorsey ha expresado a través de su cuenta oficial en la plataforma su preferencia por DuckDuckGo con respecto a otros buscadores. «Amo DuckDuckGo. Mi motor de búsqueda por defecto desde hace un tiempo. ¡La ‘app’ es incluso mejor!», ha declarado en su publicación. DuckDuckGo no solo cuenta con versión web, pudiendo ser añadida como extensión de los navegadores Chrome, Firefox y Safari, sino que también está disponible para los dispositivos iOS y Android a través de la App Store y Play Store, respectivamente.

Apuesta por la privacidad

DuckDuckGo se define por su apuesta por la protección de la privacidad de los usuarios cuando hacen uso de su buscador. «Somos el proveedor de herramientas de protección de privacidad líder para ayudarte perfectamente a volver a tomar el control de tu información personal online», ha asegurado el fundador y CEO de DuckDuckGo, Gabriel Weinberg.

«Buscar en la web con DuckDuckGo es completamente anónimo», ha explicado en su escrito, «simplemente no recopilamos o compartimos nada de tu información personal que pueda atarte a tus búsquedas». De esta forma, no se crean historiales ni ningún tipo de perfil de datos de cada individuo, lo que impide también que el usuario reciba anuncios personalizados.

«No guardamos tu historial de búsqueda. Por lo tanto no tenemos nada que vender a anunciantes que te persiguen por internet», describen en su página oficial. Es habitual que en otros buscadores como Google, los usuarios reciban anuncios personalizados como consecuencia del rastreo que hace la plataforma sobre, por ejemplo, las páginas que visita a través de por ejemplo las «cookies» de las webs.

Además, desde su página puntualizan que no rastrean la información, «ni navegando en modo incógnito ni navegando sin él». El modo incógnito es el que ofrecen los navegadores para que los internautas puedan hacer búsquedas sin que quede registrada su actividad.

Herramientas de búsqueda

Por otra parte, DuckDuckGo también ofrece una serie de herramientas dentro de su buscador para hacer la experiencia de búsqueda en internet «no solo privada, sino más rápida y un poco más divertida», como asegura Weinberg.

Así, cuenta con herramientas de mapas, información del tiempo, respuestas para los negocios locales como direcciones de restaurantes y números de teléfono, noticias, imágenes, vídeos, una sección para compras, definiciones, referencias a Wikipedia, conversiones entre monedas, información sobre vuelos, calculadora, cronómetro, resultados deportivos, y relación pregunta/respuesta.

Además, incluye herramientas adicionales como «bangs», que son atajos que permiten llevar al usuario directamente a una de las cerca de 12.000 páginas web que ofrece DuckDuckGo cuando realiza una búsqueda. Y ofrece también la posibilidad de filtrar los resultados por localización o idioma. Incluso permite cambiar la apariencia del buscador a través de, por ejemplo, aplicar su modo oscuro.

 

google-U30835232952PgD--1240x698@abc

El INE pagará medio millón a las operadores por rastrear el móvil de los españoles

En la era de la privacidad, cualquier movimiento enfocado a recopilar datos personales suscita una gran inquietud entre los ciudadanos. El seguimiento y vigilancia de las personas preocupa, y buena parte de la culpa lo tiene la falta de claridad de las empresas a la hora de explicar cómo manejan la información que recopilan. Precisamente, ese es el problema que han encontrado juristas y expertos ante la noticia, avanzada por «El País», de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) va a poder rastrear los móviles de todos los españoles durante ocho días, del 18 al 21 de noviembre; el 24 de noviembre; el 25 de diciembre; y el 20 de julio y 15 de agosto. El organismo afirma que ha acordado la cesión de los datos anónimos de los usuarios, de forma que no se expresa a quién pertenecen en concreto, con las tres principales operadoras nacionales (Movistar, Orange y Vodafone) a cambio de un contrato de 498.000 euros, según ha podido saber ABC.

El objetivo es realizar un estudio acerca de los hábitos que tiene la sociedad a la hora de desplazarse. El seguimiento se hará sin obtener el consentimiento expreso de ningún ciudadano. El INE no ha aclarado el procedimiento que se va a seguir para que los datos no se puedan volver asociar con el usuario al que pertenecen. Esta es solo una de las dudas que plantean los expertos consultados por ABC.

Falta de claridad

Ofelia Tejerina, presidenta de la Asociación de Internautas, se muestra muy preocupada por esta iniciativa. «Si los datos no están bien anonimizados» y «si existe la más mínima posibilidad de asociarlos con los usuarios» la responsabilidad «es tremenda» para el INE. «El grave problema de todo esto es que no sabemos lo que van a hacer con los datos asociados», añade.

Para llevar a cabo este estudio, se dividirá el territorio nacional en 3.200 celdas, cada una compuesta por 5.000 residentes. Las operadoras proporcionarán al organismo información sobre el lugar en el que se encuentra cada teléfono en varios momentos del día. Esto se hará, según el Instituto Nacional de Estadística, de acuerdo a la ley. Pero si los internautas tienen dudas, juristas consultados por ABC también muestran reticencias al respecto. Les preocupa, especialmente que la recogida de los datos además de realizarse con fines documentales, tenga también un destino comercial.

«Tengo dudas acerca de cómo se va a proceder a la anonimización de los datos para que no puedan ser reasociados con los usuarios a los que pertenecen, porque en ningún momento se ha explicado. En caso de que el procedimiento sea correcto, como se espera, me gustaría también saber cuál es la base legal para ello», explica a este periódico el abogado Sergio De Juan-Creix. El jurista lamenta, a su vez, la falta de claridad por parte del INE a la hora de informar sobre el objetivo de la iniciativa: «No se ha informado como se debe, y al final uno duda sobre si esto tiene como finalidad un bien común o comercial».

Comercializar los datos

Y es que el hecho de que el instituto haya pagado casi 500.00 euros a las operadoras hace levantar sospechas sobre que se esté comerciando con los datos. «La iniciativa tiene claramente una finalidad comercial. El INE ha pagado dinero a las operadoras por el tratamiento de la información. Una cantidad que no creo que cubra los costes de la operación. Me parece mucho dinero. Parece que se está negociando con los datos de los usuarios», expresa el abogado David Maeztu.

El jurista especializado en protección de datos, Borja Adsuara, se muestra más confiado: «Mientras la recopilación de los datos sea para fines estadísiticos y no comerciales no pasaría nada. Lo que sí ha faltado es más transparencia por parte del INE. Que se hubiese explicado bien cómo se van a utilizar los datos y cuál es el procedimiento que se va a seguir para garantizar que los información disasociada no lleve al usuario» .

 

smartphone-kCV--1240x698@abc

Por qué la llegada del 5G va a complicar las labores policiales

La relación entre los cuerpos de seguridad del Estado y las empresas tecnológicas suele ser muy tensas. A veces complicada. El puente que conecta entre ambos mundos está muy empedrado y, aunque ha mejorado, la colaboración a la hora de recabar información en una investigación es uno de los principales obstáculos. Agentes de la policía han manifestado en varias ocasiones una queja porque las redes sociales no les facilitan las cosas, aunque ha venido cambiando. La ciberdelincuencia es un fenómeno que mueve más dinero que el narcotráfico y, con el despliegue de la tecnología de redes móviles de quinta generación, el 5G, las labores policiales se van a dificultar.

Así lo considera Catherine de Bolle, directora de Europol, oficina europea de Policía, que en una entrevista con Reuters, ha asegurado que las redes 5G van a provocar que la monitorización de los criminales «sea mucho más difícil» porque »dispersan los datos en muchos elementos del sistema». A su juicio, los organismos de seguridad «aún no cuentan con las regulaciones o la tecnología doméstica para llenar el vacío policial que se abrirá cuando las redes 4G se vuelvan obsoletas».

Hasta ahora, las autoridades policiales europeas pueden escuchar y rastrear a los delincuentes cuando emplean dispositivos de comunicación móviles a través de la red 4G, pero la policía advierte de que se enfrenta a muchos obstáculos cuando se generalicen las nuevas conexiones: «no podemos usarlos en la red 5G». Europol, además, ha mostrado su queja al entender que cuando se debatió la estandarización de las nuevas conexiones -que deben de estar listas para 2020- se eludió la posición de la policía.

Expertos en seguridad informática temen, precisamente, que surja una nueva edad de oro de cibercrímenes. «Habrá que cambiar todos los paradigmas alrededor de la nueva tecnología y habrá una nueva forma de estar conectado y trabajando. También en la policía. Un dispositivo conectado supone problemas y riesgos. Hay muchas bondades pero también muchos riesgos», explica a este diario Hervé Lambert, de la firma de seguridad Panda, quien descuelga un símil para comprenderlo: «Vamos a poner muchas más ventanas a los edificios que tenemos que proteger». Algunas estimaciones consultadas apuntan a que para 2025 habrán más de 50.000 dispositivos conectados.

«Se pueden secuestrar dispositivos, interceptar en las comunicaciones, desviar las tecnología para hacer lo que queramos, pero [con el 5G] tendremos que adaptarnos a las necesidade de este nuevo mundo. Habrá tantos chicos malos o más como ahora. Esos cibercriminales seguirán haciendo sus actividades por otras vías. España es uno de los países donde hay mucha actividad de ciberataques. Hay una cosa clara: cuanto mayor es el uso de la tecnología, mayor es el riesgo de ciberataque», sostiene.

¿Estamos preparados? «No», responde tajantemente este experto. «Las empresas de seguridad nos estamos preparando, estamos montando estructuras de protección, pero tampoco tenemos una varita mágica para saber lo que va a pasar de aquí a cinco años», lamenta. A su juicio, con la llegada del 5G «va a ser más difícil controlar al malo», pero también los cibercriminales van a tener «muchas más formas de llegar a donde quieren llegar».

 

34932325-khSC--1240x698@abc