Archivos por Etiqueta: redes

Lo común de sufrir un ciberataque; es más fácil que sufrir una alergia.

Sufrir un ciberataque es más común de lo que pensamos. Al menos el 33% de los españoles ha sido víctima del cibercrimen, dato que nos sitúa como el tercer país que más ataques sufre después de EE.UU. y Reino Unido, según el estudio «Norton Cyber Security Insights Report 2018». Las cifras son reveladoras, pero son aún más alarmantes si las comparamos con el riesgo de padecer una alergia, el 25% de los españoles, según informa la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Así, tenemos más probabilidades de sufrir un ciberataque que una alergia.

Con este contexto se celebra el Black Friday, un día en el que se disparan las ventas online en todo el mundo, pero también este tipo de ataques. Según un estudio realizado por RiskIQ, más de un 5% de las 4.331 «apps» móvil que encontramos al buscar «Black Friday» en están marcadas como maliciosas. Ante esta situación, IMF Business School, escuela con una amplia experiencia en la formación en ciberseguridad, ha detectado 7 errores informáticos que facilitan el hackeo de nuestros equipos y que podrían contribuir a que tengamos un «viernes negro»:

Huir de las actualizaciones. Sabemos que las prisas y los problemas de memoria en el dispositivo son responsables de que pospongamos las actualizaciones del sistema operativo, software de las «apps» o el antivirus de nuestro equipo. Sin embargo, la actualización constante es una buena barrera para frenar a los hackers, por lo que debemos asegurarnos de que todos nuestros datos están seguros y protegidos.

Las futuras redes 5G se encuentran con problemas de implementación

Martes y miércoles ha tenido lugar en Londres el congreso sobre 5G, Global Mobile Broadband Forum, con más de 2.200 asistentes líderes del sector que pretenden a partir de aquí, dar el pistoletazo de salida del 5G que estará comercialmente disponible durante el 2020.

En palabras de Ken Hu, CEO de Huawei, «las redes 5G iniciarán una revolución tecnológica y aportarán un nuevo dominio a todas las tecnologías de la información y la comunicación. Desencadenarán cambios esenciales en las empresas, provocando nuevas oportunidades nunca vistas».

En muchas ocasiones la llegada del 5G lo hemos podido ver comparado con una cuarta revolución industrial. La disrupción de esta nueva tecnología no sólo trae nuevas velocidades de descarga y subida, al nivel de la conexión por fibra, sino que habilitará el Internet de las Cosas (IoT) de forma masiva, y sobre todo, bajará radicalmente la latencia de la señal, o lo que es lo mismo, el tiempo que tarda la señal en recorrer el camino desde nuestro teléfono móvil al servidor y volver, necesario para la conducción autónoma de vehículos y control remoto de maquinaria en tiempo real.

El 5G ya es una realidad como hemos podido ver en Londres durante el Global Mobile Broadband Forum. En febrero fuimos testigos de laprimera llamada 5G del mundo entre Barcelona y Madrid, organizada por Vodafone y Huawei, y este martes se produjo la primera videollamada internacional, entre Londres y Málaga.

Uno de los cinco cambios fundamentales que traerá el 5G será la conversión de la conectividad en una plataforma de servicio. Esta ofrecerá una conexión a medida dependiendo de las necesidades del dispositivo y el cliente.

Otro de los cambios será que todo va a estar conectado a internet. El llamado internet de las cosas masivo hará que todo dispositivo susceptible de ser conectado, lo hará nada más encenderlo por primera vez.

Un tercer efecto será una aceleración de la implementación de la nube en el mercado, ya que el acceso a la información almacenada en internet será prácticamente instantáneo, proporcionando la misma experiencia que tendríamos si los datos estuvieran almacenados en la memoria del teléfono móvil.

Esa nueva masificación del uso de la nube también traerá una nueva evolución de la inteligencia de los datos: entenderán mejor a sus usuarios y les proporcionarán así un mejor servicio. Ya no estaremos hablando de «plug and Play» sino de «Plug and Think». Y lo más importante, el usuario de la red tendrá una experiencia más homogénea, independiente de la situación o el lugar donde se encuentre, o el número de personas que se encuentren en el área entorno a la misma antena.

Convivencia 4G y 5G

El 5G habilitará una serie de nuevos productos donde la latencia y velocidad son indispensables, como la conducción autónoma, revolucionando el sector de la automoción y el transporte; la transmisión de vídeo 4K en tiempo real sin retardo, sobre todo en eventos deportivos; y los videojuegos en la nube, que ya hemos podido probar en NVIDIA GeForce Now a través de fibra, haciendo posible que jugar en la nube sea realmente móvil y capaz de reproducir un juego en cualquier pantalla.

Lo mismo ocurrirá con tecnologías emergentes como la realidad virtual y la realidad aumentada, que por fin serán cien por cien independientes del ordenador y ofrecerán la posibilidad de una retransmisión sin retardo alguno, en un sistema de entretenimiento totalmente inmersivo.

Todavía hay algunos problemas que superar en la implementación del 5G, sobre todo en lo relativo la convergencia entre 4G y 5G, y el tiempo que ambas tecnologías se vean obligadas a convivir. El problema radica en el despliegue de nuevas antenas que no ocupen más espacio que el actual, ya que las zonas urbanas se encuentran saturadas. Además, el consumo de energía de la red 5G es muy superior al del 4G, debido a su complejidad. El 4G lleva años entre nosotros y ya se encuentra optimizado, pero la eficiencia eléctrica del 5G debido a su novedad, está lejos de llegar a su máximo.

El desarrollo e implementación del 5G han transcurrido mucho más rápido de lo esperado por fabricantes y representantes del sector, y en sólo dos años, cuando los primeros teléfonos con capacidades 5G salgan al mercado, esta tecnología estará disponible de forma comercial.

5g-huawei-kqyE--620x349@abc

Los inconvenientes de sincronizar Facebook Messenger e Instagram

Aunque se probó en 2017 y no salió adelante, parece que finalmente Facebook ha aprobado la opción de sincronizar elchat Messenger con los contactos de Instagram. Así es como la aplicación, que nació para ganar privacidad en la red social Facebook, también prestará su «servicio» a su hermana centrada en fotografía.

Para sincronizar ambas cuentas, se debe tener instaladas ambas aplicaciones en el «smartphone» con cuentas activas. Una vez que se cumplen estos dos requisitos, hay que dirigirse a Messenger. En la pestaña «personas» ahora aparece la opción «Conectar a Instagram». Una vez que se da a aceptar, se indica que «las personas que pueden verte en Messenger (que son contactos de Facebook) podrán ver tu nombre de usuario y cuenta en Instagram». Si estás de acuerdo, todos tus contactos se sincronizarán de forma automática.

Precisamente por aquí van algunas de las críticas de los usuarios. De momento, esta opción no permite seleccionar a unos contactos y dejar a otros fuera, sino que todos irán a parar a tu Messenger sin posibilidad de hacer una «criba» previa. Así que queda en tus manos si permites que ambas cuentas compartan esta información.

53139713-kg0E--620x349@abc

¿Se pueden heredar las cuentas de las redes sociales?

Esta semana se conocía la sentencia dictada por el Tribunal Federal de Justicia de Karlsruhe, en Alemania, por la que se otorgaba el derecho a unos padres de acceder a la cuenta de Facebook de su hija fallecida de 15 años. Esta decisión ha abierto el debate sobre la identidad virtual de los usuarios una vez que mueren o hasta qué punto las empresas tecnológicas se pueden encargar de dilucidar su destino. En este caso concreto, la Justicia alemana daba la razón a los padres, que en un principio recibieron la negativa de la red social creada por Mark Zuckerberg porque podría violar el contenido privado de otros usuarios que se comunicaron con ella.

La sentencia dictada este jueves recoge que, al igual que el correo postal o los diarios personales, las cuentas en redes sociales forman parte del patrimonio de la fallecida, cuyos padres querían acceder a su información en Facebook para encontrar pistas sobre si su muerte, que se produjo al caerse la menor a las vías del metro de Berlín en 2012, fue un accidente o un suicidio. El fallo sienta un precedente en Alemania que se podría aplicar no solo en el caso de Facebook, sino de otras redes sociales, obligando a las tecnológicas a facilitar las claves y contraseñas a los herederos, que hasta ahora solo podían pedir que la cuenta se convirtiese en un «perfil conmemorativo» o eliminarla directamente. Pero, ¿qué ocurre al respecto en España?

Todos los expertos consultados por ABC coinciden en que un perfil en redes sociales forma parte del legado de la persona fallecida y estaría recogido dentro del Código Civil español en el apartado de Sucesiones. «La sentencia es bastante lógica, y sigue el criterio señalado desde hace tiempo: no existe una herencia digital que deba separarse de lo que hasta ahora entendíamos como bienes y derechos transmisibles», explica Sergio Carrasco, experto en derecho digital en Fase Consulting. Carrasco señala que, aunque pueda sonar extraño, tener un perfil en redes sociales «es un contrato realizado por el usuario, con una serie de derechos y obligaciones, y que debe poderse controlar en base a la figura de la herencia».

Los intentos de regulación

Sin embargo, en España no existe una regulación específica, aunque se han llevado a cabo «experimentos», como la ley de Voluntades Digitales aprobada por el Gobierno catalán a principios de 2017, que se encuentra paralizada por el Tribunal Constitucional. Esta norma pretendía, por un lado, permitir que cualquiera pudiera manifestar sus últimas voluntades digitales en un registro creado «ex profeso» para tal fin, así como permitir que los padres de los menores pudieran gestionar el perfil de sus hijos en caso de muerte.

«Todo lo que lleve el apellido “digital” suena a novedoso, pero lo cierto es que ya existen leyes que regulan todo lo que pasa en el mundo online», señala Borja Adsuara, experto en Derecho, Estrategia y Comunicación Digital. Adsuara pone como ejemplo si la citada menor alemana hubiese impreso todos sus correos electrónicos y estuvieran en su habitación. «Los padres tendrían derecho a tenerlos porque son sus diarios personales. Lo mismo pasa con Facebook». En cuanto a la tesis en contra que mantiene la red social, que ya ha anunciado que recurrirá la sentencia, el experto responde: «¿Qué ocurre en el caso de que unos nietos hereden unas cartas de un amor secreto de su abuela? El amante podría sentirse ofendido si se hace un uso indiscreto de las mismas y reclamar su derecho al honor, porque ya existen unas leyes específicas que regulan esta situación».

En la misma línea se encuentra Verónica Alarcón, profesora de Derecho Civil en la Universidad de Murcia y socia del bufete 451.legal. «Depende de la interpretación del juez, pero personalmente veo lógico que el perfil en redes sociales de la persona fallecida se encuentre entre los bienes y derechos de una herencia, si bien creo que habría que idear una regulación específica», afirma Alarcón, que señala como posible ejemplo la ley de Autonomía del Paciente, por la que los allegados al fallecido pueden acceder a su historial clínico en busca de afecciones que les puedan dañar, desde alergias a enfermedades de transmisión sexual. «Sería bueno establecer unas limitaciones para garantizar la intimidad del fallecido o de terceros», puntualiza.

No sienta jurisprudencia en España

A la pregunta de si el caso alemán puede sentar ejemplo legal en nuestro país, todos los expertos consultados son rotundos: «Se trata de una decisión que puede servir de fundamento en Alemania, pero en España no sirve como jurisprudencia», afirma Carrasco. Por su parte, Alarcón apostilla: «Se podría alegar jurisprudencia de otros países, pero no sirve como tal aquí».

Adsuara remarca que la potestad para determinar de quién es esa información debe estar en manos de la justicia: «Estamos dejando a las multinacionales decidir sobre derechos básicos. ¿Quién es Facebook para negarme entrar en la cuenta de mi hija menor fallecida?».

Por primera vez el consumo de internet supera al de la televisión

Internet lo ha cambiado prácticamente todo. Ya no se concibe, en la actualidad, comprar entradas sin pasar por una taquilla online. Sin comentar la jugada en Twitter muchos usuarios se quedarían huérfanos, se sentirían fuera de la rueda. Cómo conectarían con una persona sin un correo electrónico o una búsqueda rápida en Facebook o LinkedIn. La televisión ha sufrido ese impacto, transformando silenciosamente su manera de distribuir los contenidos audiovisuales. [Gráfico elaborado por Statista]

Y esto no ha hecho más que empezar. La manera en que las personas acceden a los contenidos multimedia se rige cada vez más por los servicios digitales. La televisión lineal corre el riesgo, si cabe, de quedar condenada a la emisión de eventos en directo, como el deporte o los informativos. Porque la tortilla está a punto de darse la vuelta. Será este próximo año: los analistas estiman que el consumo de internet superará al de televisión por primera vez en la historia.

Según datos recientes de la consultora Zenith Media, a lo largo del presente año se espera que los usuarios visualicen unos 172,7 minutos de contenido diario a través de la pequeña pantalla. Una cifra, no obstante, que se sitúa cerca del consumo de contenidos en internet (159,7 minutos). Pero a partir de 2019 la cosa cambiará, produciéndose un punto de inflexión en el entretenimiento que se esperaba desde hace tiempo: los usuarios, estiman, navegarán unos 170,6 minutos cada día, un tiempo que supondrá un hito; superará por primera vez al de la televisión (de 170,3 minutos).

Los usuarios, a partir de entonces, pasarán más tiempo en internet que mirando la «tele». Dedicarán sus horas más a consumir contenidos online desde servicios como YouTube, compartirán fotos en su perfil de Facebook y comprarán productos en Amazon. «La transición de la televisión hacia internet como el principal medio de entretenimiento ha tardado en llegar, pero también ha sucedido más rápido de lo esperado», recoge el estudio.

La «tele» ha cambiado

El consumo de televisión no ha cambiado prácticamente en nada en la última década. Únicamente la irrupción de internet y los servicios digitales han incentivado a su adecuación hacia un nuevo modelo en donde el consumidor quiere las cosas al momento y desde cualquier lugar. No hay cabida, pues, a quedarse a la espera de un transistor como antaño. El mundo ha cambiado.

Este cambio de paradigma supondrá un refuerzo por parte de las cadenas de televisión de acercarse, si no lo han hecho, al entorno digital. Con el inminente despliegue de las redes móviles de quinta generación (las redes 5G), que introducirán una menor latencia en la respuesta de los contenidos, todo lo referente a la transformación digital será la principal apuesta de las empresas. Pero, pese a todo, la televisión seguirá siendo la reina del salón en un mercado tan potente como EE.UU. en donde no se espera que el uso de internet eclipse a la «tele» hasta por lo menos 2020.

En España, extrapolando los datos de la segunda ola del EGM, queda palpable que esa realidad se extiende también. El acceso a la televisión desde internet se ha duplicado en un año. De los 32 millones de internautas, unos 13 millones de todos ellos acceden periódicamente a contenidos de televisión desde internet (6,4 millones el año anterior).

20180627_TV_vs_Internet_ABC-kr5--620x349@abc