Archivos por Etiqueta: samsung

Xiaomi ya lidera el mercado español por primera vez

Las marcas chinas Xiaomi y Oppo han sido las que más han crecido en ventas a distribuidores en España durante el primer trimestre de 2020, lo que ha permitido que Xiaomi se sitúe a la cabeza de las cinco marcas más vendidas.

Xiaomi ha experimentado un crecimiento interanual del 48 por ciento en las ventas de «smartphones» (entendidas como distribución a los vendedores) en España, un dato que le ha empujado a la primera posición, hasta alcanzar el 28 por ciento del mercado, según los datos de la consultora Canalys, del primer trimestre de 2020, que ha recogido el presidente de la compañía, Zhou Zi Chew.

Por su parte, Oppo ha experimentado el mayor crecimiento de las cinco marcas que se encuentran en el Top 5 del mercado español. En concreto, ha crecido un 1.024 por ciento respecto al año pasado, hasta ocupar un 3 por ciento del mercado, quedando en quinta posición.

Entre ambas compañías se encuentra Huawei, que ocupa la segunda posición con un 24 por ciento del mercado, pero que refleja un descenso de las ventas del 14 por ciento en términos anuales. Le sigue Samsung, que ha experimentado un descenso del 20 por ciento, y Apple, que en su caso ha sido del 8 por ciento. Ambas ocupan la tercera (22%) y cuarta (12%) posición en el ranking.

En el caso de Europa, Xiaomi es, de las cinco primeras marcas, la que más crece en el primer trimestre del año. En concreto, las ventas interanuales ascienden un 79 por ciento, aunque en este caso se queda en el cuarto puesto, con un 10 por ciento del mercado.

A nivel europeo, la primera posición la ocupa Samsung (37%), que un descenso de las ventas del 21 por ciento, seguido de Apple (24%), que las reduce en un 8 por ciento, y Huawei (18%), con 40 por ciento menos de ventas. En quinto lugar se encuentra HMD, con una cuota del 2 por ciento, aunque con una reducción de las ventas del 19 por ciento.

 

1424511105-kytD--620x349@abc

Miedo al reconocimiento facila, ¿debería estar prohibida esta tecnología?

De unos años a esta parte, nos hemos acostumbrado a vivir con las cámaras de vigilancia. Tanto, que ni siquiera reparamos en su presencia. Si sale de casa, y pega una vuelta por el centro de su ciudad, seguramente se sorprenda con la cantidad de dispositivos de este tipo anclados a las fachadas. Ahora, gracias al desarrollo de la tecnología, algunos paises han decidido dar una paso más y añadirles un software de reconocimiento facial con fines de vigilancia. Algo que ha generado una importante polémica debido a sus implicaciones éticas y legales.

«Teniendo en cuenta el desarrollo de la tecnología, es normal que se emplee. Pero esto no significa que sea necesariamente bueno. Hay un problema de reflexión. Estamos viendo que el reconocimiento facial se está empleando, en algunos casos, para monitorizar a la población. Especialmente en lugares donde no hay derechos reconocidos», dice a este diario Ofelia Tejerina, abogada y presidenta de la Asociación de Internautas.

«Hay un problema de reflexión. Estamos viendo que el reconocimiento facial se está empleando, en algunos casos, para monitorizar a la población»

Efectivamente, esta tecnología se está asentando con facilidad. «Smartphones», como el iPhone X y 11 o el Samsung Galaxy S20, permiten su empleo para mejorar la seguridad del dispositivo. Lo mismo ocurre con entidades bancarias, comercios o redes sociales como Facebook. Incluso las empresas automovilísticas están trabajando para adoptarla, junto al reconocimiento de voz, en sus futuros vehículos. Hasta aquí, todo correcto. Sin embargo, cuando se emplea en espacios públicos con fines de vigilancia, ¿qué pasa si falla o se le da un uso erroneo?

«Ante un error del software de reconocimiento, que podría ocurrir, el usuario va a tener muy difícil demostrar que él no estaba ahí. También hay que saber quien tiene acceso a esa información y para qué la va a utilizar. Si hubiese una brecha de seguridad, y alguien la emplease para hacer ver que estaba en un sitio, puede resultar también muy difícil demostrar lo contrario. Por otra parte, si esa tecnología cuenta con mecanismos para reconocer las emociones e intenciones de los ciudadanos, nos encontramos ante otro problema. ¿Qué pasaría si se utilizase esa información para realizar propaganda electoral? La manipulación del ciudadano sería mucho más fácil con esos datos», explica Tejerina.

Monitorización social

La preocupación por el uso de esta tecnología no es infundada. Especialmente, si atendemos al empleo que se le está dando en países como China. «Existe un gran riesgo de que el Estado [chino] pueda utilizar estos datos para sus propios fines como la vigilancia, el seguimiento de disidentes políticos, el control de la sociedad y de la información, así como de los perfil étnicos o, como en el caso de los uigures en Xinjiang, incluso para implantar un sistema vigilancia policial predictiva», explicaba hace unos meses en declaraciones a AFP Adam Ni, investigador de China en la Universidad Macquarie de Sydney (Australia).

Más allá del estado asiático, la policía de Londres (Reino Unido) ha avanzado su intención de usar cámaras con reconocimiento facial en sus labores de vigilancia de delincuentes. A su vez, el reciente descubrimiento de un software que empleaba el FBI estadounidense ha vuelto a poner de relieve la falta de una regulación más exhaustiva en esta materia. Desarrollado por una «startup» desconocida llamada Clearview IA, su objetivo es el reconocimiento facial de posibles delincuentes. En este caso, una sola fotografía es más que suficiente para acceder a un banco de 3.000 millones de imágenes.

Falta de regulación

Estos ejemplos han llevado a la Comisión Europea a meditar la posibilidad de prohibir durante cinco años su empleo con fines de identificación en lugares públicos. Sin embargo, según adelantaba hace unos días «Expansión», Bruselas ha terminado optando por dejar en manos de los estados miembro la posibilidad de adoptarla o restringirla. Independientemente de lo que ocurra, los juristas destacan la importancia de que el uso se regule específicamente. Y es que el reconocimiento facial no solo representa un riesgo para el derecho a la privacidad de las personas, sino que también choca contra la libertad de expresión reconocida por las constituciones occidentales.

«Es un dato personal que entra en la regulación de la normativa, pero como tiene una característica especial necesita una regulación igualmente peculiar porque ahora mismo es genérica»

«A diferencia de otros mecanismos de seguimiento, con el reconocimiento facial tú no puedes desconectar tu cara. Si no quiero que me sigan con el GPS, desconecto la función del móvil. Con la red Wifi sucede igual. Pero no puedo apagar mi rostro temporalmente. Y no puedo ir por la calle con un pasamontañas. Además, el reconocimiento facial es invisible para el usuario por lo que tú no te das cuenta de que te están haciendo un reconocimiento», apunta a ABC Samuel Parra, jurista experto en derecho digital.

El abogado destaca, además, que en el marco del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se considera que el rostro es un dato biométrico que identifica a una persona. Algo que implica que es personal, y, por tanto sensible: «Es un dato personal que entra en la regulación de la normativa, pero como tiene una característica especial necesita una regulación igualmente peculiar porque ahora mismo es genérica».

 

reconocimiento-facial-kMDF--620x349@abc

El móvil plegable de Samsung llegará finalmente en Septiembre

Samsung puede salvar los muebles con el Galaxy Fold, su esperado teléfono móvil plegable, que tuvo que cancelarse por detectarse unos graves fallos técnicos que afectaban a su pantalla. La firma surcoreana ha arreglado, por fin, el dispositivo tras varios meses de idas y venidas: llegará finalmente en septiembre.

Fin al viacrucis de la marca, el dispositivo apuntaba a ser uno de los «gadgets» más revolucionarios del año y el primer modelo, junto con el Mate X de Huawei, que estaba concebido para dar el pistoletazo de salida a la era de los móviles plegables. Pero poco duró el color rosa al cuento; antes de llegar a las tiendas en abril se descubrió que algunas unidades presentaban problemas en su pantalla.

El gigante surcoreano, que en agosto desvelará la nueva generación de Note, ha hecho varias modificaciones en el hardware del Galaxy Fold para corregir los posibles problemas derivados del sistema de plegado de pantalla. Uno de los más importantes ha afectado a la capa protectora de la pantalla, que «se ha extendido más allá del bisel, haciendo evidente que es una parte integral de la estructura de la pantalla y que no se debe retirar».

El terminal incorporará, según confirma la marca a través de un comunicado, una serie de «refuerzos adicionales» diseñados para «una mejor protección» ante partículas externas y «manteniendo intacta su experiencia flexible característica».

Además de estas novedades, el Galaxy Fold ha reforzado algunos aspectoas determinales como la parte superior e inferior de la bisagra, que vendrá con más capas de protección, así como la incorporación de capas metálicas adicionales bajo la propia pantalla. El objetivo: «reforzar la protección de la misma». Por último, el espacio entre la bisagra y el chasis se ha reducido.

La compañía surcoreana se encuentra en estos momento realizando las últimas pruebas para que Galaxy Fold esté disponible a partir de septiembre en algunos mercados, aunque todavía no se conoce la fecha exacta ni otros detalles. El precio, sin embargo, no va a variar a pesar del inexplicable tropiezo de Samsung: unos 1.700 euros.

SM_F900_GalaxyFold_Front115_Silver-kYXD--1240x698@abc

Cómo afecta la llegada del 5G a tu televisor y el TDT

Con el despliegue de las redes móviles de quinta generación los televisores deberán ajustarse a algunas exigencias y, entre otras cosas, resintonizar la TDT. La culpa la tiene la liberación del espectro entre694 y 790 MHz por la que discurrirá el 5G. Una medida que provocará, además, a cambiar receptores y amplificar, así como resintonizar los televisores. Eso sí, con algunas contrapartidas: aquellos que no ofrezcan una calidad de Alta Definición no podrán actualizarse.

Los televisores antiguos, por tanto, deberán retirarse porque se quedarán obsoletos en 2023, fecha prevista para adecuar el parque de televisores al nuevo formato audiovisual. La solución, por tanto, pasa por la resintonización de la central de recepción y antenas que se encuentra en cada edificio y al que se conectan cada vecino desde sus hogares. Para ello, habrá que ponerse en contacto con un técnico especializado y homologado perteneciente a la empresa instaladora con la que se tenga acuerdo.

En caso de que sea necesario realizar cambios en las antenas, el primer paso deberá darlo el presidente de la comunidad de vecinos dado que conlleva un gasto en torno a los 200 euros dependiendo de las condiciones e infraestructuras del edificio. Habrá que hacerlo antes del 31 de diciembre de 2019, aunque en marzo de 2020 es el momento en el que está previsto el apagado de la banda de 700 MHz.

Desde el televisor, y una vez que se requiera, habrá que resintonizar los canales. Es decir, buscarlos de nuevo y ordenarlos como sucediera en el anterior cambio de radiofrecuencias. Dependiendo del modelo que se disponga, lo esperable es que se haga de manera automática. Las teles recientes, sobre todo las que cuentan con sistemas de conectividad SmartTV, son muy fáciles de gestionar. Todo depende, en este sentido, del software que venga instalado. Lo más probable es que este tipo de televisores avisen a sus usuarios de que existe una actualización que instalar. Los receptores externos habrá que comprobar si son o no compatibles: deberán contar con DVB-T2 y emisiones en alta definición.

Por ejemplo, en televisores con sistema operativo WebOS, que emplean los televisores de LG, hay que acceder al menú de «Ajustes». Una vez dentro, pulsar en «Canales» y, u anales». Lo que hay que hacer es sintonizarlo de manera automática. Después, hay que seleccionar la fuente donde buscar, ya sea TDT, cable o satélite. En este caso, solo habrá que marcar «Solo digital para sintonizar sólo canales digitales».

En los televisores de Samsung la operación es similar: es necesario entrar en los «Ajustes», pasar por «Canales» y pulsar en «Ajuste automático” para iniciar la sintonización. Lo más probable es que para la TDT sea necesario seleccionar la opción «Digital y análogo». Desde Android TV, ecosistema que se encuentra disponible en numerosas marcas como Sony, los pasos son prácticamente idénticos: desde el mando a distancia hay que pulsar en el menú «Ajustes», entrar en «Configuración de canales/Configuración digital/Sintonización analógica automática». Cuando en la pantalla aparezca el mensaje «‘¿Desea iniciar la sintonización automática?» hay que aceptar después de elegir entre «Antena» o «cable».

58177134-kPh--1240x698@abc

¿Qué móviles en España, soportan la nueva red 5g?

Primera piedra para las nuevas redes móviles de quinta generación. Las llamadas 5G que, además de traer un notable incremento en la velocidad de los datos, ofrecerá una menor latencia, el tiempo de respuesta. Pero habrá numerosos servicios que se podrán beneficiar. También, como es obvio, los teléfonos móviles inteligentes, aunque por el momento no todos se podrán beneficar de la nueva tecnología.

Los teléfonos que comercializará son de la marca Samsung, LG y Xiaomi, no así Huawei, que, sin embargo, sí estará como proveedor, al igual que Samsung. Los españoles, en esta primera fase, podrán optar a solo tres terminales que soportan estas nuevas redes. Las compañías de telecomunicaciones irán desvelando poco a poco sus planes y tarifas, pero todo apunta a que se irán incrementado paulatinamente.

Una versión remozada del Galaxy S10

Los tres modelos son de la marca Samsung (Samsung Galaxy S10), una versión adaptada a 5G del buque insignia de la firma surcoreana que, en el resto de características, sigue siendo el mismo dispositivo a nivel estético, aunque con ciertas mejoras. Por ejemplo, el dispositivo viene con una memoria RAM. En el resto de especificaciones es muy similar, con cámaras de 12 megapíxeles, almacenamiento con versiones de 512 GB, pantallas de 6.7 pulgadas.

También la cámara es ligeramente diferente a la original dado que incorpora un lector de profundidad 3D diseñado para gestionar mejor la profundidad de las imágenes y, por ende, mejor adaptado a la tecnología de realidad aumentada. Así, en total son cuatro los sensores que incorpora. Está disponible por unos 1.080 euros y, según los planes con Vodafone, la primera compañía de telecomunicaciones en lanzar las redes 5G, es posible financiarlo a treinta y seis meses en cuotas de 29,99 euros al mes.

LG V50 ThinQ

También soporta en esta primera fase el 5G el LG V50 ThingQ, otro de los modelos más actuales de la firma surcoreana. Es un terminal original y distinto que incluye dos pantallas plegables que ofrece un buen rendimiento. Incorpora el último y más poderoso procesador de Qualcomm, el Snapdragon 855, que además de disponer de ocho núcleos e Inteligencia Artificial gracias a una NPU, o Unidad de Procesamiento Neuronal.

Su pantalla es de 6.4 pulgadas QHD+ OLED Full Vision en formato 19:6 y una resolución de 3.120 x 1.440 pulgadas (564 píxeles por pulgada). Sus dimensiones son de 159,2 x 76,1 x 8,3 mm y su peso de 183 gramos. Se trata, pues, de un teléfono muy fino, estilizado y elegante, que encaja perfectamente en la mano. Para conseguirlo es necesario contratar la tarifa que se queda en 24,99 euros mensuales en 36 meses.

Una adaptación del Xiaomi Mi Mix 3

El tercero en discordia -irán viniendo más- es el Xiaomi Mi Mix3, un potente dispositivo de pantalla de 6.39 pulgadas y resolución 2.340 x 1.080 píxeles que destaca especialmente por no tener ningún elemento en la cara frontal. La cámara frontal, de hecho, se oculta en una bandeja deslizable.

A nivel técnico, estamos ante una bestia con el chip Snapdragon 855 y 6 GB de memoria RAM. La cámara trasera, más pulida que otras versiones, incluye una doble lente de 12 megapíxeles cada una. Su precio es de 599 euros libre, aunque en la teleoperadora roja se puede conseugir por 19,99 euros al mes en 36 meses.

Se incluye un terminal de esta marca no así de Huawei, cuyos terminales no han sido certificados aún y que se incluirán una vez que no existan dudas sobre los mismos

Clipboard-0006-kRx--620x349@abc