Archivos por Etiqueta: samsung

Los nuevos relojes y pulseras de Samsung ya son resistentes al agua

Samsung quiere ampliar el público de sus relojes inteligentes. Los runners y, en general, los amantes del ejercicio terrestre se le han quedado pequeños. Por eso la marca coreana ha lanzado los nuevos Gear Sport y Gear Fit2 Pro, un smartwatch y una pulsera, respectivamente, especialmente diseñados para cualquier entrenamiento acuático.

La marca surcoreana ha aprovechado la feria tecnológica IFA de Berlín para presentar estos dos dispositivos, que son una evolución deportiva y mejorada del Gear S3 y de la pulsera Fit2, desmintiendo así a los que daban por hecho que Samsung estrenaría una nueva gama de relojes inteligentes (Gear S4). Los datos de Speedo On también son compatibles con Samsung Health, la plataforma de seguimiento de fitness a través de la que Samsung ofrece información más detallada sobre el estado de salud.
Desarrollada para nadadores que quieran monitorizar su actividad, la plataforma de Speedo On actúa como un asesor de entrenamiento integra, con análisis, rastreo del progreso en relación a las metas marcadas, junto con programas adicionales de entrenamiento y consejos personalizados desarrollados por entrenadores y atletas profesionales. Además, permite seguir a otros nadadores, afrontar retos y compartir logros a través de las redes sociales.

Ambos dispositivos también comparten la monitorización avanzada de las pulsaciones, con una mayor precisión que anteriores modelos; detección automática de la actividad, que puede reconocer actividades como andar, correr, montar en bici o actividades dinámicas como el baile y el baloncesto.

Además de Speedo On, tanto Gear Sport como Fit2 Pro mantienen integradas las apps deportivas de Under Armour (RecordTM, MyFitnessPal, MapMyRun y Endomondo) para las funciones de actividad deportiva, información nutricional y monitorización del sueño. En el menú de las apps también está Spotify, para escuchar música favorita tanto online como offline o incluso sin necesidad de llevar el móvil.

Gear Sport

El Gear Sport se parece bastante por fuera a la versión deportiva del Gear S3, aunque un poco más estilizado y ergonómico, manteniendo el diseño minimalista, el famoso bisel circular marca de la casa, con pantalla Super AMOLED de 1,2 pulgadas y una interfaz de usuario mejorada que facilita ver la información incluso cuando se está en movimiento, e incluye también las clásicas funciones de la familia Gear.

Entre sus funcionalidades están el control de los dispositivos IoT de Samsung a través de Samsung Connect, actúa como mando a distancia, tanto para realizar una presentación con PowerPoint como para utilizar las gafas Samsung Gear VR y permite pagar con un movimiento de muñeca a través de Samsung Pay (solo con NFC)

Gear Sport estará disponible en color azul y negro, Puede personalizarse con una gran variedad de correas estándar de 20 milímetros intercambiables y en distintos colores.

Gear Fit2 Pro

Por su parte, lGear Fit2 Pro integra una avanzada monitorización GPS para capturar las carreras y paseos en bici con un seguimiento preciso de la actividad.

La pantalla curva de 1,5” Super AMOLED de Gear Fit2 Pro y su panel táctil a color en alta resolución hacen que las actualizaciones y notificaciones en tiempo real sean más fáciles de leer. La pulsera ergonómica, está disponible en negro y rojo, su diseño versátil la convierte además en un accesorio de moda, según la marca.

Samsung también ha decidido renovar más por fuera que por dentro su línea de auriculares inalámbricos IconX, especialmente diseñados para escuchar música en movimiento, tanto online como offline, transfiriendo las canciones desde un smartphone o un PC, o accediendo a los temas favoritos a través de una conexión Bluetooth. Los auriculares traen también una nueva conexión a Bixby, el asistente de voz de Samsung y funcionalidades como con un simple movimiento de tocar y mantener apretado el auricular, el usuario puede utilizar su voz para controlar su música o su teléfono, sin ni siquiera tenerlo en la mano.

El nuevo diseño llega en negro, gris y rosa y es más ergonómico y ligero, para que su uso resulte más seguro y cómodo y elegante. Para los deportistas, Gear IconX monitoriza automáticamente las rutinas en carrera, y también incluye la función Running Coach que puede activarse simplemente apretando el auricular para obtener actualizaciones de audio sobre el progreso del ejercicio, en tiempo real y sin necesitar el teléfono.

Mantiene la carga rápida y aumenta la duración de la batería, con hasta cinco horas de reproducción simultánea y siete horas de reproducción independiente de música y con un almacenamiento interno de 4 GB

 

1504099037_001811_1504099214_noticia_normal_recorte1

Nokia 8, el modelo con el que el gigante pretende recuperar su posición en el mercado.

No hace tanto tiempo que los Nokia eran los móviles de referencia, eran los que ocupaban todos los espacios más destacados en marquesinas y webs y hasta protagonizaban apariciones estelares en películas futuristas como Matrix. A finales de los noventa, los terminales de la firma de Espoo apabullaban el mercado. Eran, sin duda, los iPhone del momento, pero fue precisamente el terminal de Apple el que marcó el inicio de su declive.

El especialista en tecnología Evian Blass (autor de sonadas filtraciones) ha publicado las primeras fotos del Nokia 8, un terminal que se dirige claramente al segmento premium del mercado y que aspira a marcar el retorno de la mítica firma a la arena de los grandes. El 8 heredaría el cuidado aspecto estético de sus hermanos menores (Nokias 3, 5 y 6), pero elevando las prestaciones a las exigencias de la gama alta. Según sostiene Blass, el smartphone contaría con una pantalla de 5,3 pulgadas con resolución QHD, a elegir entre 4 y 8 GB de RAM, y un potente procesador Snapdragon 835. Lo llamativo de este móvil se encuentra en la parte trasera del mismo: cuenta con dos ópticas Carl Zeiss (fruto del acuerdo firmado por HMD con el conocido fabricante de lentes) de 13 MP, lo que da buena cuenta de la apuesta por la marca por las prestaciones fotográficas del terminal.
Se prevé que el Nokia 8 sea anunciado el día 31 de este mismo mes, y llegaría al mercado con Android 7.1.1 Nougat, la última versión de la plataforma, y siguiendo la estela de los modelos precedentes: ofrecer al usuario una experiencia de Android pura y sin sucedáneos o añadidos. Los fabricantes siempre completan la interfaz de usuario con capas con la intención de personalizar el terminal, pero estas aventuras no suelen gustar a todos los clientes. Pero sin duda, la gran baza del 8 para lograr dar una buena dentellada en el segmento premium sería el precio: el propio Blass indica que el dispositivo podría comercializarse por 589 euros, una cifra tremendamente competitiva considerando las esperadas prestaciones del terminal y el precio de algunos de los rivales a los que se enfrenta (iPhone 7 y Galaxy S8, entre otros).
1500388405_219612_1500390660_noticia_normal_recorte1

Dex, el dispositivo de Samsung, para convertir el móvil en un PC

La idea puede escribirse como el primer compás de la próxima sinfonía de la llamada era «post-PC». Un pequeño aparato que sirve de punto de acceso al ordenador. Tras explorar Microsoft algunas posibilidades con la función Windows Continuum, Samsung ha tomado prestado ese concepto para transformarlo en un «dock» llamado DeX Station que responde a un juego de palabras entre «desktop» y «experience». Es decir, un aparato que permite conectar el teléfono móvil de la marca a un teclado, monitor y ratón para realizar algunas tareas en pantalla grande.

El objetivo de este «gadget» se ve con rapidez, el trabajo. Y a partir de ahí son pocos los atractivos que se encuentran para satisfacer a un usuario medio que solo consulta cuatro o cinco aplicaciones diarias y reproduce, alguna que otra ocasión, una película o videoclip. El sistema parte con ventaja porque está concebido para aprovechar la potencia del Galaxy S8, que no es poca y que es incluso equiparable a la de un ordenador convencional, incluso superándolo en muchas ocasiones.

Sencilla instalación

El dispositivo, de diseño minimalista y de reducidas dimensiones, tiene forma esférica y es muy discreto. Dispone de un puerto HDMI para conectarlo al monitor y dos puertos USB que sirven para conectar un ratón y teclado. Se enchufa a la red eléctrica mediante una clavija USB-C, que aunque viene incluída puede servir el mismo cable que se utiliza para cargar el «smartphone». Aunque dispone también de conexión Ethernet, lo más rápido y cómodo es conectarse a través del móvil a la red WiFi. En caso de disponer de periféricos inalámbricos, el sistema ofrece la posibilidad de conectarlos via Bluetooth.

Su instalación es rápida al igual que su transferencia. Una pequeña tapa se desliza y deja a la vista la clavija donde anclar el móvil a la base. El proceso es muy intuitivo y práctico. En cuestión de segundos se transfiere la información. El software arranca con relativa facilidad en su modo DeX, por lo que el usuario se encuentra con un modo de escritorio al estilo de Windows con el que utilizar pero bajo el sistema operativo Android, lo que quiere decir que para algunos usuarios le será útil mientras que para otros se quedará algo corto en sus pretensiones.

Ahí aparecen desde una barra de navegación y las aplicaciones básicas como un navegador de internet, la carpeta de imágenes, servicios digitales de Samsung y Google, así como una útil carpeta de archivos para gestionar los documentos fácilmente. Las «apps» nativas de ambas compañías funcionan de manera eficiente. No se puede decir lo mismo de otras de terceros pero de frecuente uso como Facebook, que no están totalmente optimizadas para utilizarlas en pantalla grande. No obstante, al contar con una navegador se puede acceder a ellas por otro camino y el resultado es más satisfactorio. No es lo mismo pero bueno, para el caso…

Dispone de una vista en multipantalla para navegar entre las aplicaciones abiertas. No nos podemos olvidar de que se está trabajando directamente sobre un móvil, con lo cual muchas tareas que requieren estar comunicado y mirar el terminal con asiduidad esta puede ser una solución tirando a cómoda. Pero, indudablemente, para otras actividades como edición de video o foto no está lo suficientemente preparado. La idea transversal es trabajar en la nube, que sea otro de los caminos hacia la informática del futuro. Es posible, también, activar un modo espejo, por lo que la pantalla vertical del terminal aparecerá en el monitor.

El sistema también permite utilizar atajos de teclado para trabajar sobre varios documentos al mismo tiempo, pasar de una «app» a otra fácilmente, deshacer errores, fijar las «apps» frecuentes en la pantalla de inicio o arrastrar y soltar múltiples ficheros al mismo tiempo. El usuario obtiene una alta seguridad para los datos con la plataforma Samsung Knox y la posibilidad de crear una carpeta segura que precisa de contraseña adicional para acceder a ella. Aun con el «smartphone» conectado a DeX se pueden seguir utilizando las funciones principales del teléfono, como llamadas -a través del altavoz del teléfono o los auriculares Bluetooth-, mensajes de texto y ajustes -accesibles desde la barra de tareas del monitor-.

Indudablemente, no es perfecto. Tiene sus limitaciones como la resolución extraída que, aunque ajustable, no está lo suficientemente equilibrada para obtener un resultado excepcional, al igual que la falta de funciones más avanzadas y pensadas para el diseño. Su manejo es sencillo y parte de la idea de ser útil y práctico, que lo es, y más si se trabaja en un entorno en la nube o se realizan tareas sencillas como la toma de anotaciones o se utilizan algunos servicios de ofimática. ¿Quiere decir eso que estamos ante el futuro de los ordenadores? Tal vez es pronto para afirmarlo, pero sin duda es un camino interesante que aprovecha las prestaciones de un aparato que llevamos cada día en el bolsillo y que, por supuesto, son miniordenadores. No nos olvidemos de ello. Precio: 149 euros.

4B8B6D27-BA63-4C17-B141-D4B007C99DDA-kgcH-U21335303028YSC-620x450@abc

Así será el iPhone del aniversario y del cambio.

Si hay algo que queda ya fuera del control de los fabricantes es, desde luego, la filtración del contenido de sus terminales, y esto es así por un motivo evidente: es muy importante que cada nuevo modelo cuente con un nutrido número de accesorios en el momento de su presentación, o al menos a pocas semanas de la misma. Apple, Samsung y el resto de los grandes del mercado se ven obligados a entregar a los fabricantes de accesorios los planos o moldes del nuevo diseño para que éstos vayan pertrechando sus stocks de cara al lanzamiento. Gracias a este adelanto obligatorio hemos conocido, por fin, cómo será el nuevo y esperado iPhone 8, y promete no decepcionar a quienes reclamaban a gritos un cambio estético.

El fabricante de accesorios MobileFun ha listado en su catálogo de productos un protector de pantalla para el iPhone 8. En las redes es conocida la solvencia del citado sitio, que adelantó con precisión milimétrica el aspecto del Galaxy S8 y el propio iPhone 7 semanas antes de su presentación. Curiosamente, el adelanto de la filtración coincide en el tiempo con las semanas previas en las que presuntamente se presentaría el terminal, un patrón que se ha repetido con las filtraciones previas y que da, si cabe, más solvencia al producto listado. ¿Qué ha presentado exactamente MobileFun?

El protector mostrado confirmaría que Apple, en principio, bautizaría al nuevo modelo como ‘iPhone 8’ y no ‘X’ como se había especulado, aunque esto lógicamente puede cambiar en el último momento. Lo que presenta ya pocas posibilidades de cambio es el aspecto estético del nuevo terminal: se confirmarían los grandes cambios de diseño previstos y por fin el dispositivo renovaría su aspecto estético tras diez años en el mercado. Que nadie espere una ruptura absoluta con el pasado, eso no va con Apple, muy fiel a su base de clientes, pero sí importantes novedades que enseguida notará el usuario habitual de un iPhone.

La primera y más importante es la eliminación casi por completo de los marcos laterales, con lo que el usuario verá una gran pantalla en el frontal, tan solo mermada por necesaria ubicación de los sensores de luz y proximidad y la cámara frontal. Apple seguiría de esta manera las tendencias marcadas por otros fabricantes y en especial por Samsung. Con esta eliminación se aumenta notablemente la superficie de pantalla sin que el equipo crezca en dimensiones ni peso. Lo mejor del asunto es que los de Tim Cook no solo han ganado superficie de pantalla en los laterales, sino también en la parte inferior, y esto nos lleva a la otra gran novedad de este lanzamiento: la eliminación del botón ‘home’.

Mucho se había especulado acerca de este importante salto en lo que toca al diseño y hardware del equipo y algunas fuentes incluso avanzaron que Apple no estaría preparada para este gran salto. Pero parece que sí lo está y el iPhone 8 sería el primer iOS de la familia en sustituir el citado botón por una superficie multitáctil que cambiaría en función de la aplicación en ejecución. Esta manera de operar la hemos visto ya con la controvertida TouchBar del MacBook Pro, y Apple lo aplicaría hábilmente en el iPhone no solo ganando superficie en la parte inferior, sino también disparando las posibilidades de los desarrolladores a la hora de ofrecer funciones en sus aplicaciones. Los rumores apuntan a que Apple presentará el nuevo iPhone con toda su batería de novedades en otoño.

1497863250_293976_1497872294_noticia_fotograma

Así es Essential Phone, el nuevo «objeto de deseo» del creador de Android

A estas alturas del año ya sabemos que 2017 será uno de los años más excitantes en lo que respecta al mercado de los móviles; Samsung mostró su poderoso músculo con el flamante Galaxy S8 y el mercado contiene el aliento ante la previsible llegada del iPhone del aniversario. En medio de toda esta tensión mal disimulada, un proyecto aparentemente minúsculo, Essential, puede erigirse como la gran alternativa en este reñido mercado. Sobre el papel, resulta difícil imaginar que una startup de apenas unos meses de vida pueda hacer frente a colosales corporaciones como Samsung o Apple, pero esta empresa tiene como fundador a Andy Rubin, el padre de Android.

A comienzos de año supimos de este apasionante proyecto, en el que ha trabajado un grupo de ingenieros pata negra provenientes de Google y de Apple, pero ha sido ahora cuando The Verge ha logrado conocer los detalles finales del smartphone. Estamos ante un móvil de gama alta que cuenta con una pantalla de 5,71 pulgadas. El apartado de la pantalla es importante puesto que, siguiendo las tendencias actuales del mercado, Rubin y su equipo se ha empeñado en reducir los marcos del equipo a la mínima expresión. Con esta medida se ofrece al usuario una experiencia en la utilización del equipo muy superior, ya que no se pierde el espacio en zonas inútiles que no aportan absolutamente nada. La otra baza en la que se apoya este equipo es en lo que ellos llaman “modularidad”, pero no desde el punto de vista de los componentes, sino de los accesorios.

Essential es la plataforma base que cada usuario puede personalizar con los periféricos que considere oportunos y, para facilitar las cosas, el fabricante ha dispuesto que la conexión de los mismos con el móvil sea magnética. La otra gran baza de este dispositivo es la calidad entendida no únicamente como un móvil premium, sino orientada a la durabilidad del equipo. Rubin se presenta con una suerte de Robin Hood que quiere liberar al usuario del yugo al que se ve sometido por los fabricantes actuales: móviles cargados de componentes y software que no se desean, materiales pobres que obligan a una renovación casi anual, ecosistemas cerrados… Essential llega al mercado con el “buenismo” como sólido argumento de ventas en un segmento un tanto saturado del rodillo de los grandes.

Este smartphone llega con un diseño plano y como destaca The Verge, por no tener, no tiene ni logotipo. Haciendo honor a su nombre, el móvil llega con lo esencial para que pueda ser utilizado nada más abrir la caja y que posteriormente sea cada comprador quien decida qué accesorio o aplicaciones adquirirá para completarlo en función de sus necesidades. Tal vez gracias a esta modularidad y apertura de miras se haya logrado un precio bastante comedido si consideramos que se trata de un terminal de gama alta: 690 dólares. La mala noticia es que en cuanto salga a la venta, lo hará en exclusiva en Estados Unidos, y no han ofrecido fecha sobre cuándo aterrizará en otros mercados.

20170530172258_1496157873_still