Archivos por Etiqueta: samsung

Note 7 hace pasar a Samsung de orgullo a vergüenza nacional.

De ser el orgullo nacional de Corea del Sur, Samsung se ha convertido en su vergüenza nacional por el fiasco del teléfono móvil Galaxy Note 7. Tras suspender la producción y venta de dichos modelos por miedo a que estallen sus baterías, el escándalo minará su imagen y le causará un agujero económico de 17.000 millones de dólares (15.366 millones de euros). A tenor de Reuters, así lo calculan los analistas internacionales que habían previsto unas ventas de 19 millones de estos móviles, que finalmente no se cumplirán.

Solo 70 días después de su lanzamiento a bombo y platillo, Samsung se ha visto obligada a liquidar definitivamente el Galaxy Note 7 después que decenas de aparatos salieran ardiendo. Sin esperar siquiera a saber las causas de este sobrecalentamiento de sus baterías, la compañía ha ordenado retirarlos de las tiendas surcoreanas a partir de mañana jueves y devolverle el dinero a sus clientes. Para quienes elijan cambiarlo por otro modelo de la misma marca, Samsung los obsequiará con un cheque-regalo de 30.000 won (24 euros) en accesorios de móvil, según informa la agencia de noticias Yonhap. En China, uno de sus mayores mercados, la marca retirará los casi 200.000 móviles que ya había vendido.

Aunque las acciones de Samsung se desplomaron ayer un 8,04 por ciento en la Bolsa surcoreana, no parece probable que este fiasco hunda a la compañía porque es la mayor corporación (“chaebol”) de Corea del Sur. Fundada en la ciudad de Daegu en 1938 por el empresario Lee Byung-chu, que exportaba verdura, fruta y pescado a Manchuria y Pekín durante la época colonial japonesa, se pasó a la electrónica a finales de los años 60. Desde entonces, su nombre se ha asociado generalmente a todo tipo de electrodomésticos, como televisores y frigoríficos, pero los negocios de la empresa matriz van de la industria pesada a la química pasando por los seguros, la automoción, el turismo y los servicios médicos.

Con más de medio millón de empleados por todo el mundo, factura unos 600.000 millones de euros al año y se calcula que aglutina una quinta parte de las exportaciones de Corea del Sur y un 17 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB).

Su división de móviles, que vendió el año pasado 325 millones de estos aparatos, es líder mundial al controlar el 22% del mercado y aporta buena parte de los ingresos de la compañía. Ahora, su liderazgo se ve amenazado por este escándalo, que beneficiará a sus más inmediatos rivales, como Apple, Huawei y Lenovo.

Aunque todavía no se sabe por qué algunos de estos teléfonos se sobrecalentaban tanto que salían ardiendo, algunos expertos sospechan que las prisas por ponerlo a la venta antes que el iPhone 7 han llevado a Samsung a relajar las pruebas de seguridad. Un mes antes de que el último móvil de Apple saliera al público, la compañía surcoreana sacaba el Galaxy Note 7 el 19 de agosto. Pero, a principios de septiembre, tenía que retirar los teléfonos de las tiendas después que numerosos usuarios denunciaran los extraños y peligrosos accidentes que sufrían sus aparatos. Agravando aún más esta psicosis global, algunas aerolíneas incluso ordenaban a sus pasajeros que mantuvieran apagados sus terminales y no los recargaran durante el vuelo. Por miedo a que algún cliente se vea dañado, lo que sí sentenciaría a la empresa, Samsung quita de la circulación el Galaxy Note 7.

note7-galaxy-kgrb-420x236abc

El incendio de un Note 7 provoca la evacuación de un vuelo en EEUU

Un vuelo de la compañía Southwest Airlines que se disponía a partir del aeropuerto de Louisville (EE.UU.) en torno a las 9.30horas de la mañana (hora local) tuvo que ser evacuado después de que se detectase humo en la cabina del pasaje a consecuencia de la ignición de un dispositivo móvil de Samsung.

Según informa la cadena «NBC», el incidente habría sido causado por un dispositivo Samsung Galaxy Note 7 que tenía un pasajero, pero a diferencia de otras situaciones, se trata de un modelo de reemplazo que, supuestamente, debería funcionar perfectamente. La compañía surcoreana tuvo que suspender temporalmente la comercialización de este terminal después de que se detectaran casos de ignición a consecuencia de una partida de baterías defectuosas. Inmediatamente se puso en marcha un proceso de sustitución.

 El suceso tuvo lugar en mitad de la demostración de protocolos de seguridad, minutos antes del despegue. En el avión se encontraban un total de 75 pasajeros, cuyo destino era la ciudad de Baltimore. El propietario del teléfono, identificado como Brian Green asegura que el smartphone, un Galaxy Note 7, estaba completamente apagado cuando emitió un ruido extraño y comenzó a calentarse en exceso. El incendio fue sofocado con rapidez y solo se registraron desperfectos en la moqueta de la aeronave.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) yaemitió una advertencia contra el uso de teléfonos móviles, en concreto con los Samsung Galaxy Note 7, en los aviones. Estos dispositivos, que ya han tenido varios accidentes al explotar sus baterías, ha llevado a tres aerolíneas australianas y una alemana (Lufthansa) a prohibir su uso a bordo.

Problemas con las baterías

Sin embargo, la amenaza de incendio en los aviones no está limitada a los citados dispositivos de Samsung; sino que el peligro según la FAA es mayor, según recoge el diario «The New York Times». El problema estaría en las baterías de litio -que se encuentran en teléfonos móviles, tablets y ordenadores portátiles- debido a la cantidad de energía que pueden contener a pesar del pequeño tamaño, lo que las hace extremadamente volátiles, asegura la FAA.

Este suceso no es el primero. Una aerolínea australiana ya experimentó este año un incendio a bordo durante un vuelo oceánico cuando el teléfono móvilde un pasajero fue aplastado por el mecanismo de un asiento y la batería de iones de litio se incendió. Además, en un vuelo de Delta Air Lines , que cubría la ruta de Minneapolis a Atlanta, los miembros de la tripulación descubrieron al aterrizar que dos ordenadores portátiles que iban dentro de un equipaje de mano se habían incendiado. El humo hizo que algunos pasajeros tuvieran que utilizar las salidas de emergencia y esperan hasta que llegaron los equipos de auxilio.

 

55580729-ko5h-u20798000500qj-620x200abc

¿Imprimir braille? Samsung ya trabaja en una tinta especial para hacerlo posible.

Samsung y la Asociación de ciegos de Tailandia, conjuntamente con un profesor de química de la Universidad de Thammasat, trabajan en una tinta tangible para impresoras láser domésticas con el fin de imprimir documentos en braille para ayudar a los invidentes.

Una vez que se desarrolle el proyecto, los usuarios sólo tendrían que reemplazar su cartucho habitual de tinta por uno de tinta tangible y cambiar las opciones del documento para que el braille sea el tipo de fuente. Bastaría conimprimir el documento con la tinta y calentarlo con algún dispositivo como secador de pelo o microondas para que la tinta se dilate y adquiera relieve, permitiendo al invidente leer en braille.

Ya se ha realizado una primera prueba en la Asociación de Ciegos de Tailandia, donde el 90% de los asistentes ha asegurado que el documento es fácil de leer y no es diferente de lo obtenido en una impresora especializada para braille. Una innovación que aseguran, según recoge The Inspiration Room, ayudará a mejorar su calidad de vida y podrán imprimir sus propios documentos sin necesidad de solicitar ayuda.

ep-tinta-braille-kfgb-620x349abc

Crisis en Samsung por los fallos en las baterías del Note 7

Muy mal comienzo ha tenido Samsung con el que, hasta ahora, era su producto estrella. El Galaxy Note 7, cuya máxima novedad es que incorpora un escáner de iris para desbloquear la pantalla, se ha estrenado en el mercado con mal pie. La compañía ha anunciado este viernes en Seúl que ahora tiene que revisar el «phablet» que ya habían puesto a la venta en mercados de todo el mundo, el pasado 19 de agosto, por un problema en la batería.

Esta decisión es el resultado de las denuncias de incidentes provocados por el incendio y explosión de las baterías, según ha confirmado la multinacional, por lo que ha decidido parar provisionalmente las ventas en varios países, entre ellos, España.

El gigante de la electrónica ha anunciado que ofrecerá a quienes ya han adquirido el Note 7 la posibilidad de reemplazar su terminal por otro modelo de forma temporal, según ha explicado Koh Dong-jin, director de la división de telefonía móvil de la empresa, en una rueda de prensa.

Tras una investigación, la compañía ha concluido que las igniciones de los Galaxy Note 7 «fueron causadas por baterías defectuosas», según Koh. El director de la división de telefonía móvil ha asegurado que en la investigación se detectaron 24 de estas baterías en un total de un millón de terminales.

«Es posible que los usuarios del Note 7 estén preocupados. Si se acercan al servicio técnico,tenemos un software para comprobar si hay problemas en el teléfono. Durante la revisión pueden utilizar un terminal de cualquiera de los otros modelos disponibles», ha afirmado el directivo.

«Los terminales serán sustituidos»

España es uno de los países afectados. La venta del Note 7 estaba prevista para el día 9 de septiembre pero la compañía ha decidido posponerla hasta nueva orden. Así lo ha confirmado a ABC Tecnología José Luis Arranz, director de comunicación de la Samsung, aunque el periodo de precompra ya estaba abierto.

«Hemos tomado la decisión de posponer la venta para revisar los terminales y comprobar que no haya problema alguno», ha declarado aABC Tecnología Arranz, que reseña que lo sucedido es una «muestra insignificante». «Son 35 terminales defectuosos a nivel mundial», ha señalado, principalmente en países como EE.UU. y Reino Unido.

En el comunicado remitido por la compañía en esta tarde, explican que han realizado «una investigación pormenorizada» y han detectado, hasta el 1 de septiembre, «un problema en las células/celdas de las baterías». Se trata de 35 incidencias a nivel mundial «y en este momento estamos realizando una inspección minuciosa con nuestros proveedores para identificar posibles baterías afectadas en el mercado».

Sin embargo, el periodo de precompra que, según la compañía, había superado todas las expectativas porque habían alcanzado «unos niveles de precompas sin precedentes», ya se había puesto en marcha en España y demás países europeos. Quienes hayan precomprado el terminal, Arranz lanza un mensaje de tranquilidad a los usuarios: «Los clientes que ya hayan precomprado el terminal o quienes tengan alguna duda en cuanto a su funcionamiento, si no están tranquilos y prefieren cambiarlo, podrán hacerlo sin problemas. Los terminales serán sustituidos».

De hecho, la compañía ha facilitado una dirección de correo electrónico (soporte.note@samsung.com) así como un teléfono de contacto gratuito (900 100 807). «Sustituiremos voluntariamente los terminales actuales de aquellos clientes que ya tengan dispositivos Galaxy Note7 por unidades nuevas en las próximas semanas», insisten.

La llamada a revisión masiva es un caso sin precedentes desde que Samsung comenzó a comercializar dispositivos inteligentes en 2010. Podría asestar un duro golpe a la empresa surcoreana que recientemente había recuperado fuerza en el mercado, tras perder la partida de la gama alta los pasados años en favor de Apple.

De hecho, Samsung se ha vuelto a adelantar a los de Cupertino con el buen papel que ha desempeñado en IFA 2016. La firma ha presentado el Gear 3, el nuevo reloj inteligente de la firma a la espera de que Apple presente, previsiblemente el suyo en unos días.

A pesar de este duro golpe, la compañía recuerda: «En Samsung nos comprometemos a fabricar productos de la máxima calidad y nos tomamos muy en serio todas las comunicaciones de incidencias que recibimos de nuestros apreciados clientes».

samsung-note7-keuB-U20299527335TjE-620x280@abc

 

La astrofotografía ya es posible gracias al avance de las cámaras de los smartphones.

En 2010, un ejecutivo de Nokia vaticinó que las cámaras de los teléfonos lograrían convertir a las réflex profesionales en máquinas obsoletas. Seis años después esa profecía no se ha cumplido, pero no iba desencaminada. Ya es posible lograr con un móvil fotografiar un paisaje con un cielo plagado de estrellas, una de las pruebas más complejas a las que se puede someter a una cámara.

Cualquier teléfono que cuente con esas tres características, y se defienda bien con una sensibilidad de 400 ISO o más, podría ser utilizado para intentar hacer fotos del firmamento nocturno. Los Samsung Galaxy S7 y S6, el LG G4, el Nexus 6P, el OnePlus 3, el HTC 10 o el Lumia 950 son algunos de los teléfonos que podríamos emplear. Los iPhone quedan fuera de la lista debido a que no disparan en RAW, al menos de momento.
El equipo necesario es muy básico: un trípode que tenga cierta firmeza, un adaptador para colocar el móvil en el trípode (sirve el que viene con los palos para selfies) y una linterna para iluminar el terreno y que, llegado el caso, facilite la operación de enfocar. Para rizar el rizo se puede usar Photopills, una aplicación con un gran número de opciones diseñada para la fotografía astronómica. Entre otras cosas permite localizar la Vía Láctea o saber por dónde salen y se ponen el Sol y la Luna. Aunque otras aplicaciones de observación del cielo nocturno pueden también resultar útiles para hacer fotos.

Lo siguiente que debe tenerse en cuenta es buscar un lugar en el que la contaminación luminosa no sea excesiva. Lo ideal es alejarse todo lo lejos que sea posible de cualquier población. Este mapa mundial de contaminación luminosa puede ser un buen punto de partida para escoger un lugar en el que hacer fotos nocturnas.

En cualquier caso, no es necesario estar en una zona oscuridad total para poder lograr buenas fotos. Incluso en las afueras de algunas pequeñas poblaciones se pueden lograr resultados interesantes. De hecho, con una cámara profesional y un hábil procesado es incluso posible captar la Vía Láctea en cielos tan contaminados por la luz como el de Hong Kong.

Otra cosa que debe tenerse en cuenta es que es mejor hacer fotos las noches sin Luna, o al menos en aquellas en las que el satélite no refleje demasiada luz. En el caso de querer hacer fotos en una noche muy iluminada habría que hacer la foto en dirección opuesta a la zona del cielo en la que se encuentre la Luna.

Una vez que tenemos el equipo listo y estamos en el lugar y el momento adecuados hay que montar el móvil en el trípode y encuadrar. Un elemento interesante hacia el que apuntar la cámara es la Vía Láctea. Aunque a simple vista es posible que no la veamos, podemos encontrarla con el teléfono utilizando Photopills. También conviene tener en cuenta los elementos que aparecen en tierra. Una casa, una arboleda o unas montañas pueden ser elementos que aporten interés a la escena.

A la hora de enfocar es conveniente hacer varias fotos de prueba. Esta es la parte complicada de la fotografía nocturna. El enfoque automático aquí no sirve, pues no hay cámara que sea capaz de enfocar a una estrella correctamente. Por lo que hay que enfocar hacia el infinito en modo manual, ajustar una sensibilidad de 1600 ISO y disparar con una velocidad de entre 10 y 20 segundos en función de la luz ambiental.

Es importante no tocar el móvil al activar el disparador para evitar que este vibre, pues eso provocaría que la foto salga movida. Por lo que hay que activar la función de retardo en el disparador con un tiempo de dos o más segundos. Las fotos resultantes servirán para comprobar si estamos enfocando correctamente al revisarlas en la pantalla y ampliarlas a su tamaño real para observar si los detalles se ven enfocados. Una advertencia: en estas imágenes es posible que no se vean apenas estrellas, eso llegará después

Si el enfoque no nos convence tendremos que modificarlo hasta lograr una imagen correcta. También puede ser útil utilizar una linterna de medio o gran alcance con un haz muy focalizado. Con ella se podrá apuntar a un objeto lejano y enfocar manualmente hasta que lo veamos nítido. Estas fotos de prueba también permiten comprobar si estamos encuadrando correctamente. Si la imagen se ve inclinada o aparecen elementos que no aportan nada a la composición es el momento de tomar medidas.

Una vez que se sabe la distancia a la que hay que enfocar es el momento de hacer la foto definitiva. Es entonces cuando se ajusta la sensibilidad ISO máxima que el teléfono capte sin añadir demasiado ruido a la imagen. Por lo general, en los terminales citados anteriormente una cifra de 400 o incluso 800 ISO. Si tenemos dudas al respecto lo mejor es hacer la misma foto con diferentes valores.

La velocidad del disparo dependerá de la oscuridad del entorno, pues si en la imagen aparece alguna zona iluminada esta podría quedar demasiada expuesta a la luz. Pero lo ideal es que la imagen se capte con un tiempo de entre 20 y 30 segundos. Si sobrepasamos los 30 segundos, las estrellas se verán como haces de luz, no como puntos fijos, debido al movimiento de la Tierra. También es importante tener en cuenta que el disparo debe realizarse en formato RAW para luego poder editar correctamente la foto.

Es clave tener en cuenta que una vez que se ha encuadrado y enfocado correctamente se realicen varias fotos jugando con la velocidad de obturación y la sensibilidad ISO. Pues aunque se pueden ver las fotos en la pantalla del teléfono según se van haciendo, lo normal es que la imagen se vea demasiado iluminada. El resultado final dependerá del procesado final de la imagen.

Para editar las imágenes debemos seleccionar una aplicación para el teléfono u ordenador compatible con archivos RAW. Dos de las más interesantes, y además gratuitas, son Snapseed y Lightroom Mobile. Sobre todo esta última, pues dispone de numerosas opciones para procesar la imagen. Adobe Lightroom también está disponible para Windows y Mac, aunque la versión de ordenador no es gratuita. Pero siempre podemos usar cualquier programa de revelado de imágenes RAW que permita editar zonas de la imagen.

En nuestro caso hemos editado las imágenes captadas en el móvil con las dos aplicaciones citadas. Hemos comenzado con Lightroom. Las fotos que hemos realizado han sido hechas apuntando hacia la Vía Láctea en las afueras de una ciudad, por lo que había un alto grado de contaminación luminosa.

Por ello hemos reducido el nivel de exposición de la imagen, hemos realizado un balance automático de blancos, aumentado el contraste, la claridad, el nivel de blancos y el nivel de negros. De esa forma hemos enfatizado las estrellas y hemos oscurecido el cielo. Finalmente, hemos ajustado las curvas de la imagen ligeramente. Aunque esto último solo es necesario si queremos afinar mucho.

Al realizar esas operaciones hemos logrado un cielo en el que se aprecia bien la Vía Láctea y las estrellas, pero como en la zona de tierra había zonas muy iluminadas hemos trabajado la copia obtenida con Lightroom utilizando Snapseed. La ventaja de esta aplicación es que permite realizar ajustes en una zona concreta de la imagen. Por lo que con ella hemos tratado el área del suelo para reducir ligeramente el brillo y la saturación de la imagen.

Aunque todo este proceso puede parecer complejo para los fotógrafos menos experimentados, lo cierto es que no es nada difícil escogiendo un buen lugar y teniendo un poco de paciencia lograr resultados que sorprenderán a más de uno. Casi sobra decir que todo este proceso puede realizarse con una cámara estándar que cumpla los tres requisitos técnicos que enumeramos al principio.

1468855267_243308_1468856117_sumario_normal_recorte1