Archivos por Etiqueta: smartphone

Las cosas que no debes hacer si te conectas a una Wifi pública

Con la desaparición del estado de alarma y la entrada en el verano, los españoles comienzan a pasar menos tiempo en casa o, directamente, la abandonan durante unos días para irse de vacaciones. Como viene siendo habitual, si no quieren arrasar con la tarifa de datos y quedarse, prácticamente, desconectados, tendrán que aprovechar alguna de las redes WiFi publicas a su disposición.

Sin embargo, como en todo en esta vida, es imprescindible tomar una serie de medidas de seguridad antes. Y es que, tanto los dispositivos como las plataformas en la red, almacenan una cantidad ingente de información sobre el usuario. Datos que, además, son siempre del interés de los ciberdelincuentes, por lo que dedican grandes esfuerzos al «hackeo» de WiFis públicas. Aquí recogemos una serie de pasos que debe seguir para navegar de forma segura cuando emplee una conexión de este tipo.

Nada de banca en línea…

Gracias a las aplicaciones bancarias es súmamente sencillo consultar nuestra situación financiera en cualquier momento y lugar. Sin embargo, es fundamental no visitar ninguna plataforma de este tipo cuando se está conectado a un red pública. En caso de que se produjese un robo de datos, este puede no ser detectado hasta pasado un tiempo; por lo que los atacantes podrían acceder a las cuentas bancarias y los datos de las tarjetas de crédito sin que nadie se diese cuenta.

Ni de «apps» de pago

A causa de la pandemia, las «apps» de pago se han convertido en una herramienta cada vez más asentada. Igual que ocurre con las plataformas de banca online, en su interior almacenan información suficiente para suplantar a un usuario y extraerle todo el dinero. Por eso, es importante utilizar datos siempre que se empleen.

«Con la información de una «app» de pago los atacantes podrían hacer de todo; como transacciones a tu nombre. Una de las señales más habituales de que tu cuenta bancaria ha sido «hackeada» es que te encuentres con pequeñas transacciones. Si tienen acceso a tu tarjeta, evidentemente, pueden hacer lo que quieran», explicaba a ABC la semana pasada Eusebio Nieva, director técnico de la empresa de ciberseguridad Check Point.

Tampoco redes sociales ni correo

Las redes sociales son, desde hace tiempo, uno de los medios más empleados para permanecer en contacto con amigos y familia. Por ello, es importante cuidar todo lo posible la información que, día sí y día también, colocamos en su interior. En caso de que nos veamos obligados a conectarnos a una WiFi pública para consultarlas o subir contenido, lo ideal es que cerremos sesión cuando finalicemos y cambiemos las contraseñas de las plataformas empleadas.

Asimismo, en caso de emplear el correo electrónico, se recomienda no utilizar cuentas, como la del trabajo, en las que aparezca información importante. En este caso, lo más seguro que podría hacerse es crear una cuenta de usuario nueva para enviar los mensajes que sean necesarios.

No hacer «click» en cualquier página

Para los cibercriminales que hayan «hackeado» una red pública resulta muy sencillo redirigir el tráfico desde un dispositivo conectado a páginas fraudulentas que imitan la apariencia de webs familiares. Para evitar este riesgo, es importante emplear siempre el protocolo https y estar atento a los posibles mensajes que se nos muestren en pantalla con respecto a la fiabilidad de las páginas.

La importancia del antivirus

A pesar de que el uso de soluciones de seguridad está muy extendido en lo que se refiere a ordenadores; los usuarios aún no son completamente conscientes de la importancia de contar con un antivirus de calidad en sus «smartphones». Y es que cada vez empleamos los móviles para más cosas y, por tanto, almacenan más información sobre nosotros. Por eso es fundamental contar con un software que proteja los accesos y la información.

Xiaomi ya lidera el mercado español por primera vez

Las marcas chinas Xiaomi y Oppo han sido las que más han crecido en ventas a distribuidores en España durante el primer trimestre de 2020, lo que ha permitido que Xiaomi se sitúe a la cabeza de las cinco marcas más vendidas.

Xiaomi ha experimentado un crecimiento interanual del 48 por ciento en las ventas de «smartphones» (entendidas como distribución a los vendedores) en España, un dato que le ha empujado a la primera posición, hasta alcanzar el 28 por ciento del mercado, según los datos de la consultora Canalys, del primer trimestre de 2020, que ha recogido el presidente de la compañía, Zhou Zi Chew.

Por su parte, Oppo ha experimentado el mayor crecimiento de las cinco marcas que se encuentran en el Top 5 del mercado español. En concreto, ha crecido un 1.024 por ciento respecto al año pasado, hasta ocupar un 3 por ciento del mercado, quedando en quinta posición.

Entre ambas compañías se encuentra Huawei, que ocupa la segunda posición con un 24 por ciento del mercado, pero que refleja un descenso de las ventas del 14 por ciento en términos anuales. Le sigue Samsung, que ha experimentado un descenso del 20 por ciento, y Apple, que en su caso ha sido del 8 por ciento. Ambas ocupan la tercera (22%) y cuarta (12%) posición en el ranking.

En el caso de Europa, Xiaomi es, de las cinco primeras marcas, la que más crece en el primer trimestre del año. En concreto, las ventas interanuales ascienden un 79 por ciento, aunque en este caso se queda en el cuarto puesto, con un 10 por ciento del mercado.

A nivel europeo, la primera posición la ocupa Samsung (37%), que un descenso de las ventas del 21 por ciento, seguido de Apple (24%), que las reduce en un 8 por ciento, y Huawei (18%), con 40 por ciento menos de ventas. En quinto lugar se encuentra HMD, con una cuota del 2 por ciento, aunque con una reducción de las ventas del 19 por ciento.

 

1424511105-kytD--620x349@abc

Control total de los usuarios telefónicos para luchar contra el coronavirus

El ejemplo está en China, el origen del coronavirus Covid-19 que ha paralizado al planeta. Pero también en Singapur o Corea del Sur. Países en donde se han empleado, con óptimos resultados, los datos de movimiento de los ciudadanos para rastrear las infecciones. La detección precoz de los contagios, según los expertos, sigue siendo la primera arma contra el incremento de casos. Aunque se han dado algunos pasos, como un proyecto piloto en la Generalitat valenciana, todavía queda un estadio superior que se empieza a mirar con detenimiento: Europa.

La industria de la telefonía móvil ha empezado a explorar, según informa «The Guardian», la creación de un sistema global de intercambio de datos diseñado para rastrear a las personas en todo el mundo. La decisión está sobre la mesa, aunque la información aclara que las negociaciones se encuentran en una «fase inicial». Se trata, en cualquier caso, de una iniciativa que forma parte del esfuerzo conjunto entre empresas y autoridades sanitarias para frenar la propagación de Covid-19. Pero, también, puede plantear dudas en materia de privacidad y en reducción de derechos civiles. A diferencia de otros países asiáticos, en Europa la transferencia de datos está regida por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que supone un marco legal garantista en favor del ciudadano.

Hasta el momento, la capacidad para rastrear datos anonimizados las redes de telefonía móvil en la lucha contra el Covid-19 se ha limitado a algunos pocos ensayos realizados por algunos países, que monitorizan la geolocalización dentro de sus fronteras para asegurarse de que están manteniendo la distancia social. Esto supondría dar un paso a nivel global. La decisión no se ha hecho oficial, aunque según la agencia Reuters Vodafone, Deutsche Telekom, Orange y otras cinco compañías de telecomunicaciones han acordado compartir datos de ubicación de móviles con la Comisión Europea (CE). En cambio, otras firmas, entre las que se incluyen Telefónica, Telecom Italia, Telenor, Telia, se reunieron con el comisario de industria de la UE, Thierry Breton. Según la información, los datos recopilados se eliminarán una vez que termine la crisis.

Pero ahí queda la duda principal. ¿Se convertirá en la norma? Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) denuncian que la situación de emergencia sanitaria, que ha llevado a desarrollar iniciativas de tratamientos de datos, «no puede suponer una suspensión del derecho fundamental a la protección de datos» y que la normativa «no puede utilizarse para obstaculizar o limitar la efectividad de las medidas que adopten las autoridades competentes, especialmente las sanitarias, en la lucha contra la epidemia».

«En esta situación de emergencia, la GSMA y sus miembros están haciendo todo lo posible para ayudar a la lucha global contra Covid-19», señala en declaraciones a «The Guardian» Mats Granryd, director de la GSMA, organismo que representa a la industria. «Nos estamos involucrando para explorar soluciones viables de Big Data para luchar contra esta pandemia y cumplir con los principios de privacidad y ética». Recientemente trascendió que el gobierno de los Estados Unidos ha citado a Facebook, Google y otras compañías tecnológicas para intentar atajar la propagación de la epidemia utilizando los datos de ubicación de los «smartphones» de ciudadanos estadounidense. La iniciativa recogía que las autoridades sanitarias están interesadas en conocer datos agregados y anónimos que podrían ayudar a mapear la propagación del coronavirus.

 

1423637843-koGC--620x349@abc

Así esta afectando el Coronavirus a la tecnología

Más de ochenta mil contagiados. Una cifra de muertos en torno a las 2.700 personas. Y una tasa de recuperación bastante alta: más de treinta mil infectados se han recuperado del envite del Covid-19, virus de origen chino que se ha popularizado con el nombre de coronavirus.

El temor a nuevos casos, sumado a los protocolos de actuación para contener la epidemia, ha contagiado a la economía mundial. También en el sector de la tecnología de consumo donde empiezan a notarse sus devastadores efectos en este trimestre. La paralización de parte de la producción amenaza con reducir el número de envíos de nuevos productos electrónicos. Muchos de ellos fabricados en China, epicentro del coronavirus.

Empieza a haber un gran temor a que sea un periodo negro que pase factura a sus finanzas. Se trata de una maquinaria que se ha acostumbrado a no pararse nunca. Cualquier tropiezo puede ser demoledor. Según estimaciones de la consultora TrendForce, los envíos de dispositivos electrónicos más vendidos, los «smartphones», se reducirá entre un 10,5%.

Una de las empresas que más va a notar esa incertidumbre es Apple, ya que muchos de sus productos se ensamblan en fábricas chinas como Foxconn o Pegatron. Ambas tuvieron que paralizar durante varios días su producción pero ahora han vuelto a la normalidad. Allí, de hecho, se está elaborando, según los analistas, un futuro iPhone más accesible que los últimos modelos lanzados en septiembre.

La firma estadounidense ha adelantado recientemente que la crisis del coronavirus va a hacer que no cumpla con las previsiones de ingresos de 67.000 millones de dólares para este trimestre. De igual manera, Microsoft también ha advertido a través de un comunicado no espera cumplir con sus planes de ingresos trimestrales para el segmento que incluye Windows, el sistema operativo para ordenadores más extendido del mundo. «Aunque vemos una fuerte demanda de Windows en línea de nuestras expectativas y la cadena de suministro está volviendo a las operaciones normales, estamos a un ritmo más lento de lo previsto», añaden las mismas fuentes.

En el caso de otros productos, como los relojes inteligentes, las consolas, los televisores y ordenadores, la caída puede estar entre el 4,5% y el 16%. Los diferentes dispositivos tendrán, sin embargo, un impacto muy diverso, pues se espera que los relojes inteligentes reduzcan su producción un 16%, según el informe. Los portátiles, por su parte, verán reducidos los envíos en un 12,3%, mientras que los altavoces inteligentes, una de las categorías que más ha crecido en el último año, caigan un 12,1%.

También ha empezado a causar estragos a la industria del ocio electrónico. Justo en su momento álgido; las principales empresas del sector, como Sony, preparan el salto a la nueva generación de consolas de sobremesa, que hará su debut a finales de año. Esta categoría espera reducir sus envíos en este trimestre en torno al 10,1%. Los televisores también van a experimentar una caída en sus envíos, aunque menos acentuada (4,5%). Es otro momento importante para el sector porque este año están previstos una cita marcada a fuego en el calendario, los Juegos Olímpicos. Tradicionalmente, un momento de holgadas ventas.

 

tech-U30835232952SaB--620x349@abc

Pagar desde WhatsApp, la función que prepara su llegada a España

Los pagos móviles ya son un hábito creciente entre los usuarios de teléfonos móviles inteligentes. Mediante nuevos servicios digitales, terminales de pago adaptados a la tecnología «contactless» -sin contacto- y componentes como los chips NFC, utilizar el «smartphone» como monedero es ya algo habitual. Pero realizar transferencias desde una aplicación tan utilizada como WhatsApp, popular servicio de chat, todavía no es posible.

No es posible desde España, porque WhatsApp Pay, el sistema de pagos móviles de la compañía propiedad de Facebook, ha experimentado algunas pruebas en mercados emergentes como La India, el segundo mayor mercado de «»smartphones». Según avanza WABetaInfo, medio especializado en el servicio de mensajería, esta función llegará «pronto a España», aunque todavía no está confirmado por parte de la empresa. Se trata de un servicio similar a Bizum, que utilizan ya varias entidades financieras en España para mandar dinero.

Es una opción que, sin embargo, requiere de ciertos controles previos por parte del regulador local. De momento, está activo en países como Brasil o México. La firma estadounidense Facebook se ha mostrado un gran interés en los últimos años sobre las nuevas formas de pago. De hecho, a finales del pasado año se anunció Facebook Pay, una función para realizar pago entre los distintos servicios asociados (WhatsApp, Instagram y Facebook).

Para hacer uso de la funcionalidad, los usuarios de cualquiera de las aplicaciones de Facebook tendrán que introducir los datos de una cuenta de PayPal válida o de una tarjeta de débito o crédito. El lanzamiento de Facebook Pay se produce en un momento en el que Libra, el proyecto de criptodivisa estable liderado por Facebook, se encuentra bajo escrutinio por parte de los reguladores en varios países, como Estados Unidos o la Unión Europea.

 

1201545205-kuWC--620x349@abc