Archivos por Etiqueta: smartphone

La crisis del smartphone es peor de lo que parecía.

Las ventas de «smartphones» a nivel mundial descenderán previsiblemente un 1,9% en 2019 en comparación con el año anterior, lo que supone su tercer año consecutivo a la baja, según las últimas previsiones de la consultora tecnológica IDC, que añade que los móviles 5G representarán el 0,5% de los dispositivos vendidos este año, pero alcanzaran el 26,3% del total en 2023.

La firma achaca este nuevo descenso a unos mercados «altamente saturados» en los países desarrollados y a una rotación más lenta de dispositivos en algunas economías en desarrollo, aunque añade que el factor más significativo y que mas incertidumbre aporta actualmente es cómo se desarrollará la disputa comercial entre Estados Unidos y China a lo largo del año.

«Incluso sin las crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el mercado de los smartphones tiene algunos retos importantes que resolver antes de volver a crecer de nuevo», incide el vicepresidente del programa «IDC’s Worldwide Quarterly Mobile Phone Tracker», Ryan Reith, quien, sin embargo, afirma que «la luz al final del túnel está cerca» y el crecimiento está de nuevo al alcance.

Repunte en India

Las previsiones de IDC anticipan que las ventas de smartphone descenderán un 5,5% en la primera mitad de 2019 en comparación con los seis primeros meses de 2019, pero en la segunda mitad del año crecerán un 1,4% impulsados por la aceleración del 5G, una mayor oferta de dispositivos «premium» a menor precios y un repunte de mercados como India.

De esta manera, IDC prevé que los envíos de smartphones caigan en el conjunto del año hasta los 1.375,5 millones de unidades, un 1,9% menos que en 2018, mientras que para 2023 esperan que alcancen los 1.520 millones de dispositivos, con una tasa media de crecimiento anual del 1,6% en el periodo 2018-2023.

Por sistema operativo, espera que este año se vendan 1.191,9 millones de dispositivos con Android, un 0,1% menos que en 2018, lo que otorga a Google una cuota de mercado del 86,7%. Por su parte, iOS, el sistema de Apple, se quedará con una cuota de mercado del 13,3% al estar presente en 183,5 millones de dispositivos, un 12,1% menos.

En este contexto, añade que las ventas de smartphones compatibles con la nueva tecnología móvil 5G comiencen en 2019, cuando lograrán capturar el 0,5% de los dispositivos vendidos. Sin embargo, en años posteriores su comercialización empezará a despuntar en todos los mercados hasta suponer en 2023 el 26,3% del total de ventas

IPHONE-k5wE--620x349@abc

El modo nocturno; la codiciada función que persigue la industria tecnológica

La salud ha entrado en los planes de contingencia de las empresas tecnológicas. En su inventario se han añadido otros elementos «silenciosos» que buscan incentivar al usuario a llevar buenas prácticas con sus productos electrónicos. La nueva camada de smartphones ha puesto el foco en el modo noche que, aunque no es una opción novedosa, acelera los pasos para ser un estándar dentro de la industria. El desafío: contribuir a una mejora del sueño del usuario y, de paso, intentar cuidar de sus ojos.

A medida que las pantallas digitales se han adentrado en lo más profundo de nuestras vidas, el miedo a los posibles efectos en la salud ha ido a mayores. Se trata ya como trastornos. incluso, el uso compulsivo de las plataformas digitales. Los oftalmólogos advierten, aunque puedan llegar a beneficiarse en un futuro,de un aumento en edades más prematuras de la miopía.

Todas estas preocupaciones han contribuido a que la industria, en general, decida cotizar al alza algunas funciones aparentemente secundarias como el «modo noche». Una función que servicios tan populares como WhatsApp han empezado a desarrollar para lanzarlo próximamente entre sus usuarios.

En un afán por proteger la vista de los usuarios, muchos servicios digitales disponen de funciones específicas para reducir la proyección de luz artificial procedentes de las pantallas de los móviles. Algunos terminales, incluso, cuentan con modos noche para atenuarlas. El objetivo es forzar menos a los ojos cuando se pasan tiempos prolongados. Y eso a pesar de que no existen evidencias científicas acerca de los riesgos de la luz azul que emiten las pantallas.

Plataformas como YouTube lo tienen desde hace tiempo implementado aunque su denominación es «modo oscuro». Para los angloparlantes, «dark modo». Pero tiene otras denominaciones también como «modo noche», como en el caso de Twitter, la red de micromensajes. Ese modo oscuro consiste en invertir las tonalidades de la interfaz de usuario. Es decir, cambiar el fondo blanco por uno negro. Y, con ello, evitar fatigas visuales. Esta función gana mucho peso en el caso de las pantallas de tipo OLED, que ofrecen unos negros más profundos, con lo que el resultado es más efectivo.

Hay sistemas operativos, como en el caso de iOS, que disponen incluso de funciones muy interesantes como «Night Shift» que permite al usuario seleccionar un periodo de tiempo en donde la pantalla se puede regular de manera más cálida, por ejemplo, en la tarde o bien entrado en la noche. Es una idea que favorece el bienestar al igual que el «brillo automático», que permite regular la intensidad del brillo en función de las condiciones de la habitación. Así uno evita el espasmo visual, el golpe nada más abrir el ojo nada más levantarse o consultar el móvil a media noche.

Además de estas indudables ventajas, el modo noche, a su vez, tiene otra: los dispositivos consumen menos energía. De hecho, Google descubrió hace varios años esta particularidad, con lo que ha venido extendiendo la opción a todos sus servicios. Por regla general, la pantalla es el elemento que más recursos consume de batería. Reduciendo su intensidad y las tonalidades más oscuras lo que se genera es un menor gasto energético que repercute en todos los aspectos del uso cotidiano de la tecnología.

En algunas plataformas también se puede reducir lo que se llama “punto blanco”, es decir, la intensidad de los colores vivos, aunque afecta a todas las aplicaciones dado que sus efectos se extiende a toda la interfaz de usuario. En Android 10, la próxima gran actualización del sistema operativo de Google, contará con un “modo noche” mejor integrado: se activará automáticamente cuando se encienda el ahorro de energía.

Clipboard-0006-k5qB--300x168@abc

Los usuarios españoles entre los más afectados por la crisis de Huawei

Malos tiempos para Huawei. Pero también para los consumidores. « ¿Qué pasa ahora con mi teléfono móvil?», se preguntan millones de usuarios. Y no es para menos: Huawei abarca una gran cuota de mercado no solo mundial, sino también en España y Europa.

Según datos de la consultora IDC,Huawei es el segundo mayor fabricante de «smartphones» en el mundo, solo superado por Samsung. Esta medalla de plata le sabe, sin duda, como si fuera de oro porque la realidad es que la compañía fundada por Ren Zhengfei ha superado ya a Apple tras aumentar sus ventas un 50% en el primer trimestre de 2019. El objetivo para 2020 es ocupar el trono pero es muy probable que la batalla con EE.UU. le pase factura.

Solo en el primer trimestre de 2019, Huawei vendió 59 millones de «smartphones», conquistando ya el 19% de cuota de mercado. Samsung logra el 23% y Apple, en tercer lugar, se queda en un 11,7%.

En España, la firma china es, además, una de las más queridas. Según una macroencuesta realizada a través de Internet Statista Global Consumer Survey, el 19% de los españoles cuenta con un teléfono de esta marca, aunque es Italia donde la firma china tiene al mayor número de adeptos en Europa.

Cabe recordar que Huawei vendió el año pasado solo en nuestros país 3 millones de «smartphones», copando una cuota de mercado del 24,2% durante el primer trimestre de 2019. Es decir, es el segundo mayor fabricante.

Aun así, no son las mejores cifras ni de Huawei ni de ningún fabricante ya que la industria, en total, vendió 310,8 millones de unidades de terminales en el primer trimestre de 2019, un 6,6% menos que en el mismo periodo del 2018. Es la sexta bajada trimestral consecutiva de un mercado más que saturado.

ABC_Huawei_europa-k4BE--620x349@abc

Ya se pueden comprar móviles Xiaomi en una máquina expendedora.

Xiaomi no deja de sorprender a los usuarios. Pero también a la competencia, a la que «trae de cabeza» por ser una firma «revienta precios». Y es que la compañía china ofrece terminales muy competitivos a precios muy ajustados. Así, con el objetivo de seguir ofreciendo a los usuarios lo mejor al menor coste posible, ha decidido dar un paso más:vender sus «smartphones» y complementos en máquinas expendedoras.

No se trata de una broma. Xiaomi ha inaugurado recientemente en La India «Mi Express Kiosk», como así se conocen estas máquinas de vending, con el objetivo de conquistar a este mercado asiático. De hecho, India es un país con unas previsiones de crecimiento muy grandes en telefonía móvil, por lo que la firma no quiere dejar pasar la oportunidad de conquistarlo.

Este nuevo modelo de distribución de sus «smartphones» persigue dos objetivos. Por un lado, Xiaomi se ahorra costes no abriendo nuevas tiendas y, por otro, hace más accesibles sus productos. Toda una estrategia por explotar y que la compañía parece tener muy bien estudiada porque, tras la inauguración de la primera «Mi Express Kiosk» a principios del mes de mayo, la firma asegura que instalará 50 máquinas más en el país.

El Parque tecnológico Manyata Embassy, en Bangalore, ha tenido el lujo de acoger la primera máquina que vende los terminales de Xiaomi, aunque han instalado otra en las oficinas de la compañía.

Auriculares, la Mi Band, el Pocophone, el Redmi Note 7 o el Xiaomi Mi A2 son solo algunos de los productos que los ciudadanos pueden comprar en estas máquinas, que funcionan de manera muy similar al resto de instalaciones de vending: basta con seleccionar el artículo en la pantalla táctil de la máquina y pagar, ya sea en efectivo, con tarjeta o por el móvil.

xiaomi-india-1-kTxB--620x349@abc

El desafío de Huawei : desarrollar su propio sistema operativo y no depender de Android

Hace tiempo que Huawei está en el «ojo del huracán» por parte de EE.UU. Por eso, la compañía china no ha estado precisamente cruzada de brazos todos estos meses, que se guarda un valioso «as» en la manga.

El hecho de que este domingo saltara la noticia de que Google rompía relaciones con el gigante chino, tal y como ordenó el presidente de EE.UU.,Donald Trump, es un nuevo capítulo en la ya tradicional guerra comercial que protagonizan ambos países. De momento, la administración norteamericana ha dado una tregua a Huawei. Hasta agosto, todo seguirá desarrollándose con normalidad.

Después de verano, se supone que las actualizaciones de Android en los teléfonos de Huawei, que incluyen también a Honor, llegarán a su fin. Y puede que entonces veamos el nacimiento de un nuevo sistema operativo.

Según ha desvelado en exclusiva « The Information», Huawei lleva años trabajando en su propio software. HongMeng OS, como así se llama, es el «as» que Huawei esconde en su manga para saltarse el veto de EE.UU.

La compañía tecnológica está dispuesta a ofrecer su propio sistema operativo, compitiendo con Google y Apple. Sin duda, un gran reto de cara a los desarrolladores pero también frente a los usuarios, a quienes tendrán que «seducir».

Huawei es el segundo fabricante mundial de teléfonos inteligentes, que, tras las restricciones impuestas por la administración de Trump, no está dispuesto a darse por vencido. Sus terminales usan, de momento, Android, el sistema operativo de código abierto de Google.

Ahora, bajo una enorme presión, el gigante de Shenzhen (sur de China) podría acelerar el desarrollo de su propio sistema operativo, que ya está funcionando desde 2012, según algunos medios internacionales, aunque solo de forma interna.

Sin duda, HongMeng OS sería la mejor alternativa ya que si Google deja de dar soporte a los «smartphones» de Huawei, los usuarios dejarán de recibir actualizaciones de seguridad, convirtiéndose en víctimas potenciales por la falta de seguridad. Pero también, sus «smartphones» llevarían consigo otro gran inconveniente, la obsolescencia, ya que no podrían usar las últimas versiones de aplicaciones tan populares como Gmail o Google Maps.

Una apuesta arriesgada

Huawei había admitido ya que estaba trabajando en un sistema operativo alternativo: «Nos estamos preparando, y si no tenemos que usar estos sistemas (como Android), tendremos que estar bien armados», dijo Richard Yu, director ejecutivo de la grupo, en una entrevista en marzo con el diario alemán « Die Welt». «Es nuestro plan B. Pero preferimos trabajar con los ecosistemas de Google y Microsoft», dijo.

HongMeng OS estaría, en estos momentos, desarrollado en forma beta y «reemplazará gradualmente a Android», aseguró el lunes el periódico oficial chino «Global Times», citando a la prensa local.

La última compañía que decidió ofrecer su propio sistema operativo fue Microsoft, cuya aventura terminó mal. La compañía lanzó en 2010 Windows Phone en sus propios terminales, un «software» que no tuvo éxito y que Microsoft abandonó en 2017.

En opinión de los expertos, el desafío al que se enfrenta Huawei no es solo tecnológico: lleva años ganándose la confianza de los fabricantes de teléfonos inteligentes y los desarrolladores de aplicaciones, pero sus rivales en el mercado continuarán usando Android.

Huawei-sistema-operativo-khJC--620x349@abc