Archivos por Etiqueta: twitter

Los grandes de internet se unen para facilitar la portabilidad de los datos.

Un grupo de empresas de internet encabezado por Facebook, Google, Microsoft y Twitter ha creado una iniciativa para desarrollar una plataforma de código abierto que facilita la portabilidad de datos de los usuarios, como contactos y otros contenidos, entre aplicaciones de diferentes proveedores.

El proyecto, conocido como Data Transfer Project (DTP) y formado en 2017, busca desarrollar un marco común para la transferencia de datos entre servicios evitando que el usuario tenga que descargarlos directamente, como se ha explicado a través del libro blanco publicado este viernes.

La herramienta del proyecto, que por el momento no está operativa y que se encuentra en desarrollo, es de código abierto y de libre acceso para desarrolladores. Dispone de una versión de prueba para probadores de software, aunque por el momento no se usa en ningún servicio online. DTP contempla el uso de modelos de datos, adaptadores y bibliotecas de gestión de tareas

Entre otros objetivos, aspira a que las compañías de internet utilicen los mismos modelos de datos para la portabilidad de datos. DTP utiliza un ecosistema de adaptadores que convierten los datos almacenados por cada servicio en un modelo de datos común. El sistema requiere de autorización y permite a las empresas mantener control sobre los datos y su seguridad, según aseguran desde el proyecto.

Las potenciales aplicaciones de DTP se enfocan a situaciones como el registro en nuevos servicios de Internet o aplicaciones, el cierre de cuentas como las de redes sociales, o la realización de copias de seguridad contra la pérdida de datos. Mediante la aplicación de medidas técnicas entre las que se incluyen varias API externas y mecanismos de autorización, DTP pretende lograr que portabilidad de datos sea «continua y directa» y que la pueda realizar el propio usuario, según la web del proyecto.

EMPRESAS-kUWG--620x349@abc (1)

Avalancha de bloqueos en twitter por registros indebidos

Sergio (prefiere no compartir su nombre completo) tiene 18 años recién cumplidos. Es aficionado a los videojuegos, en especial al fenómeno creciente «Fortnite», pero también, como muchas personas a su edad, es asiduo a las redes sociales. Usuario de varias de ellas, tiene devoción por Twitter porque le permite estar informado y dar su opinión sobre cualquier tema.

Lleva varios años en esta red de micromensajes, pero su sorpresa se ha producido recientemente cuando, de la noche a la mañana, ha visto cómo era incapaz de acceder a su cuenta. La razón, tenía solo 13 años en el momento en el que se registró, aunque de aquello ya ha llovido bastante. Al final, por las trabas que se ha encontrado, ha acabado por crear una nueva pese a los problemas adicionales que ello conlleva; pérdida de los mensajes y de los seguidores (unos 500), principalmente. Twitter, entonces, le solicitó un DNI para conservar su cuenta. Tras claudicar a esa petición, la red social le avisó que también necesitaba una documentación de consentimiento expreso de sus padres para poder verificar su edad.

Al igual que él, muchos otros en similares circunstancias (uno de ellos, su amigo) en una avalancha de bloqueos de cuentas a usuarios que se abrieron su perfil cuando tenían 13 años. Una medida retroactiva que ha iniciado la compañía norteamericana a partir de su adaptación al Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD o GDPR, por sus siglas en inglés) el pasado 25 de mayo, más garantista que la ley anterior y que propone el foco en la protección de los menores. Por lo pronto, el marco legislativo ha subido la edad mínimapara poder registrarse a los servicios digitales, algo a lo que se han ido adaptando en las últimas semanas de manera paulatina.

Twitter ha defendido que se trata de una medida proteccionista dado que sus términos de uso contemplan que la edad mínima es de 13 años, independientemente de la ubicación de la persona. «No tenemos permitido legalmente tener a nadie que sepamos que tenga menos de 13 años en nuestro servicio», reconocen a ABC fuentes de la compañía en España, aunque no han desvelado el número de afectados. El RGPD exige nuevas edades de consentimiento, pero el mínimo aceptado es de 13 años, aunque cada estado miembro tiene libertad para establecer su propio umbral. En el caso de Irlanda son 16 años, pero de media se ha subido hasta los 16 años por defecto.

«No tenemos permitido legalmente tener a nadie que sepamos que tenga menos de 13 años en nuestro servicio»

«Hubo usuarios que no añadieron su fecha de nacimiento cuando se inscribieron cuando eran menores de 13 años. No podemos legalmente mantener el contenido en la plataforma donde sabemos que el usuario tenía menos de esa edad cuando nos proporcionaron sus datos», añaden las mismas fuentes. En ese sentido, la empresa tecnológica ha resaltado las dificultades de «separar» el contenido generado por el usuario en dos bloques, uno para los mensajes publicados en el periodo en el que contaba con menos de 13 años y otro para aquellos que se compartieron por encima. Una situación que la red social ha optado por suspender a los usuarios pese que muchos de ellos están ya en edad adulta.

«Es normal que hayan procedido por defecto a bloquear las cuentas de aquellas personas en las que se puede haber producido un vicio durante el registro»

Los expertos sostienen que esta medida de Twitter se ajusta a la normalidad. «El problema surge en estos casos porque el consentimiento que dieron en su momento, su adhesion a las condiciones de WhatsApp, no eran válidos por la edad de quien suscribía la cuenta», explica a este diario Sergio Carrasco, jurista digital en Fase Consulting. «Sabemos que en la práctica muchos menores contaban con cuentas en esta red social, pese a la imposibilidad de acuerdo con la normativa anterior, pero las nuevas medidas y sanciones del RGPD han provocado que las empresas de prestación de servicios se tomen más en serio este riesgo», añade.

A su juicio, puede que la persona ya tenga la edad mínima para dar su consentimiento, pero el consentimiento inicial debemos entenderlo nulo. «Por lo tanto, es normal que hayan procedido por defecto a bloquear las cuentas de aquellas personas en las que se puede haber producido un vicio durante el registro», valora. En opinión de Borja Adsuara, experto en derecho digital, se trata de un procedimiento que pretende «cubrir el expediente y dar la sensación de que están realizando esfuerzos razonables de verificación de edad», aunque reconoce que si el registro de un perfil en una red social «fue hace menos de tres años, el RGPD recomienda los 16 años como edad para consentir».

0RPA4542jpg-kMlE--620x349@abc (1)

Las redes sociales más utilizadas por la generación Z

El 85% de los internautas españoles, unos 25,5 millones de usuarios, emplea alguna red social. Además, se usan cuatro redes de media por usuario, aunque se conocen más de nueve de forma sugerida.

Según el estudio anual (PDF) de 2018 publicado por IAB Spain, asociación que agrupa a más de 200 empresas relacionadas con el sector de la publicidad y la comunicación digital en España, el promedio de tiempo que los usuarios dedican a las redes sociales es de aproximadamente una hora, excepto en el caso de las mujeres y los jóvenes de entre 16 y 30 años, que lo superan.

El número de usuarios de redes sociales se mantiene estable respecto a cursos anteriores y también el perfil de quienes se resisten a abrirse una cuenta en ellas, que corresponde como promedio al de un hombre adulto, de más de 45 años y celoso de su privacidad.

El teléfono móvil es el principal dispositivo de conexión (en un 95% de los casos), seguido por el ordenador (91%) y la tableta (43%) mientras que, por franja horaria, su uso se intensifica entre las 20.30 y las 24.00 horas. La llamada «Generación Z» -jóvenes de entre 16 y 23 años- es la que emplea mayor número de redes sociales con Instagram, WhatsApp y YouTube somo sus preferidas, mientras que para los «Millenials» -colectivo que abarca a personas de edad entre 24 y 38 años- Facebook es la primera opción.

También se utilizan desde el punto de vista de puro entretenimiento, como sucede con la visualización de videos al menos en YouTube o la escucha de la música favorita en Spotify. Respecto a la publicidad en estos medios, un 32% de los usuarios afirma aceptar positivamente que los anuncios sean afines a sus intereses, un dato que ha aumentado respecto a 2017.

Además, se extiende en un 57% el uso de las plataformas para buscar productos antes de comprarlos, sobre todo en Facebook e Instagram, y el 38% interactúa con comentarios. El informe señala también que el 72% de los usuarios de las redes sociales siguen habitualmente a algún «influencer» y un 46 % de los profesionales del sector han contratado sus servicios debido a su ascendiente mediático.

 

26854038--k53E--620x349@abc

Un fallo de seguridad provoca que Twitter recomiende cambiar las contraseñas

Twitter recomendó este jueves a sus más de 330 millones de usuarios que cambien la contraseña como medida de precaución, después de que un fallo técnico haya provocado que algunas de ellas fuesen almacenadas de forma no oculta en su sistema informático interno. En un mensaje publicado en su blog, la red social explica que el error ya se ha solventado y que, fruto de su investigación, no han detectado brechas por las que estas contraseñas hayan podido salir de su sistema ni malas prácticas por parte de nadie. Aun así, curándose en salud, la compañía invita a todos aquellos con perfil en la plataforma a que «consideren modificar sus contraseñas en todos los servicios en los que las hayan utilizado».

La compañía recalca que descubrió el error por sí misma y eliminó de sus registros todas esas contraseñas que había almacenado al desnudo. Sin embargo, no especifica cuándo se detectó el proble,a a cuántos usuarios afectó y durante cuánto tiempo. «Se están ejecutando planes para evitar que este error vuelva a ocurrir», añade Twitter.

En verano de 2016, un total de 32 millones de contraseñas de usuarios fueron pirateadas y puestas a la venta. La compañía afirmó que el ataque no se había perpetrado en sus servidores y que tampoco se había producido una fuga, sino que los hackers había asaltado directamente a los consumidores mediante algún programa informático maligno.

Este último incidente tiene lugar en un momento especialmente sensible sobre la seguridad de los datos privados en las redes sociales. La consultora Cambridge Analytica anunció el miércoles que cierra tras el escándalo por el uso indebido de datos de hasta 50 millones de usuarios de Facebook con fines electorales.

1525378983_265406_1525379398_noticia_normal_recorte1

Si amenazas a otro usuario, Twitter te bloqueará automaticamente

Ya es oficial. La plataforma de «microblog» Twitter bloqueará las cuentas que propaguen contenido amenazante o que ensalcen el terrorismo y la violencia contra civiles después de las críticas vertidas por la impunidad de algunos grupos, como los que alaban la «supremacía blanca» y que incitan al odio de forma impune.

«No permitimos el abuso, el acoso ni las amenazas violentas en nuestra plataforma. Cuando recibimos informes, nuestros equipos los revisan y suspenden las cuentas cuando corresponde. También contamos con un equipo dedicado que trabaja las 24 horas, todos los días para apoyar las investigaciones policiales. que se siente inseguro debe informarnos el contenido y comunicarse con la policía», explicaron fuentes de Twitter a este diario, quien adelantó que justo este lunes se pondría en marcha la nueva regulación de la red social al respecto para frenar la polémica en torno a la libertad con la que estos grupos operan en las redes sociales.

Estas nuevas restricciones son intentos de combatir el acoso y abuso en Twitter, que ha servido de plataforma para los movimientos de extrema derecha, quien avivó las tensiones raciales, se sirvió de las «fake news» para argumentar su ideario e incluso organizó una manifestación neonazi en Charlottesville, Virginia. El problema es que muchos usuarios han criticado esta normativa porque ven una posible «purga» indiscriminada, que puede afectar a la libertad de sus usarios.

 

A quién va dirigido y qué puede ocurrir

Twitter se reserva el derecho a bloquear -de manera temporal o permanente- a usuarios que promuevan «amenazas específicas de violencia o deseen el daño físico o grave», punto en el que incluye también el terrorismo. Además, asegura que no permitirá que organizaciones que usen o promuevan la violencia «ya sea por sus declaraciones o actividad dentro como fuera de la plataforma».

Por otro lado, esta normativa también perseguirá a los «bullies» o matones: «Consideramos que el comportamiento abusivo es un intento de hostigar, intimidar o silenciar la voz de otra persona». Aquí entra el envío de contenido sexual no permitido. Con el objetivo de que quede claro el público al que van dirigidas estas nuevas reglas, desde Twitter se afirma que podrá bloquear a cualquier persona que «promueva la violencia, amenazace u hostigue a otras personas por motivos de raza, etnia, origen nacional, orientación sexual, género, identidad de género, afiliación religiosaedad, discapacidad o enfermedad grave».

55960194-k5yG--620x349@abc