Archivos por Etiqueta: whatsapp

Lucha contra las “fake news” por parte de WhatsApp limitando el reenvío de mensajes.

Las llamadas «noticias falsas» o «fake news» no son únicamente problema de las redes sociales tradicionales. WhatsApp, principal servicio de mensajería instantánea para dispositivos móviles, también se ha empleado para difundir bulos y mentiras, como ha sucedido recientemente en India, Brasil o, incluso, México. Una herramienta que poco a poco ha empezado a utilizarse para fines propagandísticos dada su alta penetración social.

Desde este año WhatsApp permitía reenviar mensajes a otros contactos. Lo único que sucedía, como receptor del contenido, es que aparecía junto al mensaje la palabra «reenviado». Eso no ha sido razón para difundir en muchos casos bulos y mentiras informativas. La solución que prepara la «app» para cerrar el grifo a las «fake news» es limitar a cinco los mensajes reenviados. Salvo en India, el servicio permite reenviar un mensaje a un máximo de 20 contactos o grupos. Es decir, este filtro impedirá seleccionar a más de cinco remitentes.

Esta medida, aireada a través del medio especializado «WABetaInfo», se encuentra todavía en fase de pruebas pero, según las filtraciones, llegará a todos los países próximamente a los principales sistemasoperativos móviles, iOS y Android. Hay indicios, sin embargo, que esta nueva función empieza ya a llegar a la plataforma de Google, pero por el momento es limitado y todo hace creer que se trata de una versión de pruebas de WhatsApp.

48791784-kuZD--620x349@abc

¿En qué móviles dejará de funcionar WhatsApp en 2019?

WhatsApp, principal aplicación de mensajería instantánea, ya tiene preparada su «lista negra» para el próximo año. A consecuencia de las actualizaciones y sistemas operativos móviles antiguos, el servicio dejará de ser compatible con algunas plataformas y teléfonos móviles inteligentes. Y lo hará justo en el año en que la compañía cumple una década.

El ritmo de actualizaciones, que cada vez llegan con más frecuencia, y su sofisticación con más funciones provoca que muchos terminales se queden obsoletos y no puedan utilizar la herramienta de mensajería más utilizada del mundo.

Dentro de unas semanas, la «app» dejará de funcionar en tres modelos de móvil: todos los móviles con la versión del sistema operativo Android 2.3.7, los iPhone que cuenten con iOS 7 o inferior y en el Nokia S40. Esto quiere decir que desde estos terminales no se podrán crear nuevas cuentas y no llegarán las actualizaciones.

Así, las fechas en las que definitivamente dejará de funcionar Whatsapp para algunos será, en el caso de los Nokia S40, el 31 de diciembre, y la versión de sistema operativo Android 2.3.7 así como iOS 7 (y anteriores) el 1 de febrero de 2020. Además de estos teléfonos y sistemas operativos, WhatsApp tampoco está disponible para Windows Phone 8.0 y anteriores; iPhone 3GS con iOS 6; Nokia Symbian S60; BlackBerry OS y BlackBerry 10.

¿Qué aceptamos exactamente cuando usamos WhatsApp?

Cuando los usuarios utilizan un servicio digital es necesario, en la mayoría de ocasiones, aceptar una serie de términos de uso y políticas de uso de la plataforma. Por regla general, la mayoría los acepta sin pestañear, lo que puede derivar en problemas serios. Se paga el pato por estar a la última pero luego llegan los quebraderos de cabeza cuando se quiere reclamar algo. Y con WhatsApp, aunque parezca una aplicación inofensiva, tiene bastante peligro.

Por lo pronto, esta conocida «app» pertenece a Facebook, la multinacional norteamericana. Aunque la firma se ha comprometido ante las autoridades europeas a no transferir datos entre ambos servicios existe una sombra de sospecha acerca de las posibles líneas rojas que atravisean. Aún así, el uso de WhatsApp contempla entre sus términos de uso una letra pequeña que se asume y que, tal vez, no se tiene en cuenta. El asunto está en que se renuncia a ciertas potestades.

Los expertos insisten en la necesidad de revisar con antelación las cláusulas que se aceptan, pero no siempre ocurre. El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entró en vigor en mayo, es una norma más garantista que la anterior y establece la necesidad de que las empresas tecnológicas que tratan datos personales deban informar debidamente a los usuarios qué va a hacer con su información. Aunque hay otros sucesos que pueden derivar, por ejemplo, en un cierre dela cuenta.

Según los expertos, WhatsApp tiene la potestad de cancelarle la cuenta a un usuario si miente o utiliza su perfil para fines propagandísticos. «Estamos acostumbrados a aceptar las condiciones de servicio de las empresas sin ser conscientes de que suscribimos un contrato, del que no solemos guardar copia y que regula nuestras obligaciones y derechos a la hora de usar el servicio o exigir compensaciones», explica en un comunicado Fernando Ruiz-Beato, de RB Ruiz Beato Abogados, firma especializada en derecho. «Los padres no son conscientes de las implicaciones legales de unos términos de servicios que se actualizan de forma regular y que suelen establecer unos límites mínimos de edad para su uso», añade.

Como mínimo 16 años

La «app», que alberga a más de 1.500 millones de usuarios en todo el mundo, recoge en sus políticas de uso -modificadas por cierto con la llegada del RGPD- que los usuarios que residen en un país de Europa, deben tener al menos 16 años de edad para usar los servicios o la mayoría de edad que se requiera en el país para registrarse. Algo que, luego, en la práctica no se produce y muchos usuarios mienten.

Nada de mentir

Tampoco, en teoría, se puede usar el servicio, entre otras muchas formas, de modo que «impliquen la publicación de falsedades, declaraciones erróneas o afirmaciones engañosas» o se hagan pasar por otra persona. «Dicho uso puede ser motivo para la cancelación de la cuenta, así que piénseselo dos veces antes de mentir por WhatsApp», recuerdan los expertos.

«No debes, de manera directa o indirecta, o por medios automatizados o de otro tipo, acceder, usar, copiar, adaptar, modificar, crear obras derivadas de nuestros Servicios, ni distribuir, licenciar, sublicenciar, transferir, mostrar, ejecutar o explotar de otro modo nuestros servicios de maneras inadmisibles o no autorizadas, o de formas que nos afecten, perjudiquen o dañen a nosotros a nuestros sistemas, a nuestros usuarios o a otras personas», informa la compañía.

Nada de ir a juicio

WhatsApp, en sus términos de uso, recoge también que aceptando las cláusulas en teoría no se debería tener derecho a demanda en un juzgado. «Aceptas librar a WhatsApp de toda obligación, daño, indemnización, pérdida y gasto de cualquier tipo», recoge la plataforma.

¿Cargos e impuestos?

La «app» esconde algunas cláusulas para cubrirse las espaldas. Están relacionadas con ciertos pagos y cobros del uso del servicio. «Tú eres responsable por los costes del plan de datos de tu operador de telefonía móvil, planes de datos, así como de las demás tarifas e impuestos asociados con el uso de nuestros servicios», recoge el texto.

Notificaciones cuando quieran

En teoría, los usuarios deben proporcionar ciertos dispositivos, software y conexiones de datos que la compañía promete que no proporciona a nadie. Sí se acepta descargar e instalar las actualizaciones, ya sea de forma manual o automática. Pero, en cambio, se asume que le enviarán notificaciones por medio de WhatsApp cada cierto tiempo «según sea necesario».

48791784-kM4B--620x349@abc

¿Son seguras las copias de seguridad de WhatsApp?

La función de la copia de seguridad en WhatsApp resulta muy útil para los usuarios: cada vez que se cambia de móvil o se resetea el terminal, se puede acceder al historial de todas las conversaciones, incluidas fotografías, vídeos, audios y documentos que se hayan guardado con anterioridad. Una función «salvadora» que, sin embargo, puede no ser tan segura como pensamos, ya que el sistema de cifrado de extremo a extremo que tanto predica como bondad el equipo de Facebook (que compró la aplicación allá por 2014), no sirve fuera de sus dominios, al menos para los usuarios de Android. Pero, ¿por qué?

Las alarmas saltaban esta semana después de que la compañía liderada por Mark Zuckerberg anunciase el acuerdo con Google por el que las copias de seguridad de WhatsApp no ocuparían espacio en Google Drive, el sitio de almacenamiento en la nube del gigante tecnológico. Después se reparó en la condición impuesta por Facebook para guardar los archivos de la aplicación de mensajería instantánea: para aquellos que no tuvieran la copia de seguridad actualizada desde hace más de un año, WhatsApp eliminaría todos sus archivos antiguos y no podrían recuperarlos.

En el mismo comunicado explicativo en el apartado de «preguntas frecuentes» de la web de WhatsApp también se incluía otra advertencia: «Importante: los archivos multimedia y mensajes que guardes no estarán protegidos por el cifrado de extremo a extremo de WhatsApp mientras están en Google Drive». Una frase que ha creado desconcierto entre muchos usuarios. ¿Acaso no son seguras nuestras conversaciones?

Pasa con Android, no con iOS

«WhatsApp cifra las conversaciones para que si alguien las intercepta mientras se producen, le aparezcan unos símbolos incomprensibles. Es decir, solo los pueden descifrar los terminales de emisor y receptor», explica a ABC Luis Corrons, experto en ciberseguridad de Avast. La copia que se almacena en Google carecería de este sistema y se podría encontrar en texto plano, es decir, cualquiera podría leerlo. Pero antes, cualquier ciberatacante debería «hackear» nuestra cuenta de Google y saltarse la seguridad que proporciona el gigante tecnológico. «Es cierto que podrían acceder a nuestras conversaciones de WhatsApp. Pero eso solo es una parte. Google sabe todo lo demás [y aquí se incluye información personal como correos electrónicos, historial de navegación, ubicaciones, direcciones físicas, datos bancarios…], por lo que yo estaría más preocupado por esa parte», afirma Corrons.

Se da el caso que esta situación solo afecta a los usuarios de Android, ya que aquellos que utilizan el sistema operativo iOS (para los iPhones de Apple) suben sus copias de seguridad al servicio iCloud, que proporciona por defecto el cifrado punto a punto de todos los documentos que se suben a la nube. Es decir, cualquier archivo que ingreses en este servicio, sin importar si es de WhatsApp o de cualquier otra aplicación, solo puede ser descifrado por un dispositivo donde hayas inciado sesión con iCloud. «Nadie más, ni siquiera Apple, puede acceder a la información encriptada punto a punto», señalan desde la compañía de la manzana.

Google posee tus datos de WhatsApp

Dentro de WhatsApp, gracias al cifrado de extremo a extremo, nadie, ni siquiera Facebook, puede acceder a las conversaciones. Ni aunque una orden judicial se lo exija. Pero la historia cambia cuando los archivos cambian de plataforma y, a través de la copia de seguridad, se almacenan en Google. Entonces quedan en manos de Alphabet, su empresa matriz, y están sujetas a sus condiciones de servicio. Al no guardarse cifradas, la supuesta organización gubernamental que quiera nuestra información podría presionar a Google para que cediese estos datos.

Además, se debe recordar que la copia de seguridad es un servicio opcional de WhatsApp, por lo que si no quieres que tus conversaciones puedan ser accesibles de ninguna manera, deberías valorar guardar toda esta información en Google Drive. Pero esta renuncia también implicaría que, en caso de cambio de móvil o restablecimiento de los valores de fábrica, perderías todos tus chats. Así que tú decides.

sdfsdfsdfasdf-kIXC--620x349@abc

Barra de notificaciones y previsualización de fotos y GIF’s; la nuevas pruebas de WhatsApp

Hasta ahora, WhatsApp nos avisa de los mensajes que nos envían a través de notificaciones emergentes (en el caso de que las tengamos activadas) y en las que se pueden leer los mensajes escritos. Sin embargo, si nos mandan una imagen o un GIF animado, solo nos aparece la palabra «foto», por lo que la opción para ver el contenido pasa por abrir la aplicación de mensajería instantánea. Una acción que podría ser cosa del pasado dentro de poco, ya que según adelanta Wabetainfo, portal especializado en «destapar» todas las novedades de WhatsApp, la compañía podría estar trabajando en una nueva «súper barra» de notificaciones.

Esta nueva función hará posible ver directamente la imagen con el móvil incluso bloqueado y, todo apunta a que también existirá la posibilidad de descargar el contenido aunque el usuario tenga desactivada la descarga automática de archivos. Solo con deslizar la notificación hacia abajo podrá acceder a la previsualización sin tener que meterse en la aplicación y «delatarse» con el famoso «en línea» que muchos intentan burlar.

Según el portal, la mejora aún no está disponible ni siquiera para versión beta, por lo que está oculta en el código pero aún no está activada. Aún así, aún tendrá que pasar por algunos test más para llegar a todos los móviles.

Otras novedades de la barra de notificaciones

Otras opciones que van más adelantadas en las pruebas es la posibilidad de «silenciar» cualquier conversación, también desde esta barra de notificaciones, igual que ya se puede responder desde este mismo lugar. Se ampliaría además con la opción «marcar como leído», lo que avisaría al emisor de que su mensaje ha sido revisado.

58112297-ktCD---klAG--620x349@abc