Archivos por Etiqueta: wifi

China ya empieza a desarrollar las redes 6G

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de China anunció el establecimiento de un equipo de trabajo enfocado a investigar y desarrollar las redes de sexta generación (6G) tan solo unos días después del lanzamiento comercial del 5G en el país, informan hoy medios locales.

Por ahora, explicó el viceministro de la citada institución, Wang Xi, la investigación de la tecnología 6G «está todavía en la fase inicial de exploración», por lo que todavía no se han definido claramente los indicadores clave y sus escenarios de aplicación. El Ministerio también puso en marcha un grupo formado por 37 expertos de universidades, institutos de investigación y compañías tecnológicas para promover el desarrollo de esta tecnología y asesorar sobre las decisiones que las autoridades hayan de tomar al respecto.

Pese a estar todavía en su fase inicial, este hito marca oficialmente el pistoletazo de salida de la investigación y el desarrollo (I+D) del 6G en China, aunque en septiembre el fundador del gigante de las telecomunicaciones Huawei -empresa con más patentes relacionadas con el 5G a nivel mundial-, Ren Zhengfei, había revelado que su compañía ya estaba investigando el 6G.

Según informaron los medios chinos en noviembre del año pasado, la fecha prevista para el comienzo formal del I+D del 6G era 2020, y el año de comercialización marcado es 2030, aunque en este último comunicado del Ministerio ya no se hace alusión a objetivo alguno en términos temporales.

El 6G, según explicó entonces Su Xin, jefe del grupo de trabajo para el desarrollo del 5G dentro del Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información, ampliaría la cobertura a altitudes aún mayores y ofrecería velocidades de transmisión de datos de hasta 1 terabyte por segundo, es decir, una velocidad diez veces más rápida que la que alcanza el 5G.

El pasado 1 de noviembre las operadoras telefónicas del gigante asiático comenzaron a ofrecer paquetes de internet móvil con redes 5G, con precios mensuales de entre 128 yuanes y 599 yuanes (entre 18,2 y 85,4 dólares, entre 16,5 y 77,2 euros) y velocidades de entre 500 megabytes por segundo y un gigabyte por segundo, superiores a las ofrecidas hasta ahora por las redes 4G.

 

Clipboard-kxTF--1240x698@abc

Llega la era del Wifi 6; esto es lo que debes saber y en qué te podrás beneficiar

Con la llegada de los nuevos iPhone 11 se han abierto las puertas a un nuevo protocolo de conexiones inalámbricas. El Galaxy S10 de Samsung fue el primero en anticipar la llegada de esta nueva tecnología. La WiFi Alliance, organización que supervisa la implementación del estándar WiFi, ha certificado el nuevo estándar de conexiones inalámbricas (IEEE 802.11ax) que se conocerá como WiFi 6 y que, entre otras cosas, promete mejorar las velocidades de transferencia de información.

La organización ha abierto este martes el programa de certificación de las nuevas conexiones inalámbricas, que permitirán un mejor rendimiento de red WiFi en entornos exigentes como estadios, aeropuertos y parques en donde se acumulan numerosos dispositivos conectados. Esta tecnología proporcionará, de esta mejora, una serie de mejoras en cuanto a la capacidad, el rendimiento y la latencia de las conexiones para el ecosistema WiFi, al tiempo que garantizará que los productos electrónicos compatibles funcionen de manera más operativa.

El resultado más evidente es que permitirá enviar más información en un determinado ancho de banda que los anteriores estándares y aumentará el ancho de banda para ofrecer un mayor rendimiento con baja latencia. En particular, discurrirá entre tres y cuatro veces el rendimiento de la tecnología anterior, logrando, a su vez, una menor lantencia -tiempo de respuesta-.

Entre algunas de sus ventajas, las nuevas conexiones WiFi 6 permitirán a los usuarios personalizar el uso de las redes a la hora de detectar la conexión más eficiente, pero también tendrá un impacto sobre el consumo de la batería de los equipos, la cual será inferior a los estándares actuales. En particular, soportar hasta un máximo de setenta dispositivos electrónicos en un rango de hasta 100 metros.

Otra de las capacidades será la tasa de datos más altas, mayor capacidad, mejor rendimiento en entornos con muchos dispositivos conectados y eficiencia de potencia mejorada, pero intentará prestarle más atención a la seguridad informática. Según está establecido en el protocolo, el sistema avisará al usuario sobre la seguridad de las conexiones inalámbricas.

«WiFi 6 brindará mayores velocidades y más eficiencia a las redes WiFi, ampliando su papel como plataforma de comunicación crítica», apunta en un comunicado Phil Solis, director de investigación de IDC. «Ofrece una experiencia de mayor calidad para todos los casos de uso de WiFi, impulsando aún más el mercado y asegurando que las redes inalámbricas mantengan su sólida posición a medida que evoluciona el panorama de conectividad». Los primeros chips ya se han presentado bajo esta certificación.

 

43284506-kO7B--1240x698@abc (1)

Wifi 6; esto es todo lo que debes saber sobre ella

Con la llegada de los nuevos iPhone 11 se han abierto las puertas a un nuevo protocolo de conexiones inalámbricas. El Galaxy S10 de Samsung fue el primero en anticipar la llegada de esta nueva tecnología. La WiFi Alliance, organización que supervisa la implementación del estándar WiFi, ha certificado el nuevo estándar de conexiones inalámbricas (IEEE 802.11ax) que se conocerá como WiFi 6 y que, entre otras cosas, promete mejorar las velocidades de transferencia de información.

La organización ha abierto este martes el programa de certificación de las nuevas conexiones inalámbricas, que permitirán un mejor rendimiento de red WiFi en entornos exigentes como estadios, aeropuertos y parques en donde se acumulan numerosos dispositivos conectados. Esta tecnología proporcionará, de esta mejora, una serie de mejoras en cuanto a la capacidad, el rendimiento y la latencia de las conexiones para el ecosistema WiFi, al tiempo que garantizará que los productos electrónicos compatibles funcionen de manera más operativa.

El resultado más evidente es que permitirá enviar más información en un determinado ancho de banda que los anteriores estándares y aumentará el ancho de banda para ofrecer un mayor rendimiento con baja latencia. En particular, discurrirá entre tres y cuatro veces el rendimiento de la tecnología anterior, logrando, a su vez, una menor lantencia -tiempo de respuesta-.

Entre algunas de sus ventajas, las nuevas conexiones WiFi 6 permitirán a los usuarios personalizar el uso de las redes a la hora de detectar la conexión más eficiente, pero también tendrá un impacto sobre el consumo de la batería de los equipos, la cual será inferior a los estándares actuales. En particular, soportar hasta un máximo de setenta dispositivos electrónicos en un rango de hasta 100 metros.

Otra de las capacidades será la tasa de datos más altas, mayor capacidad, mejor rendimiento en entornos con muchos dispositivos conectados y eficiencia de potencia mejorada, pero intentará prestarle más atención a la seguridad informática. Según está establecido en el protocolo, el sistema avisará al usuario sobre la seguridad de las conexiones inalámbricas.

«WiFi 6 brindará mayores velocidades y más eficiencia a las redes WiFi, ampliando su papel como plataforma de comunicación crítica», apunta en un comunicado Phil Solis, director de investigación de IDC. «Ofrece una experiencia de mayor calidad para todos los casos de uso de WiFi, impulsando aún más el mercado y asegurando que las redes inalámbricas mantengan su sólida posición a medida que evoluciona el panorama de conectividad». Los primeros chips ya se han presentado bajo esta certificación.

43284506-kO7B--1240x698@abc

Las nuevas funciones y otras novedades del iOS13

Con la llegada de los nuevos dispositivos iPhone 11, la compañía estadounidense Apple libera, tras varios meses de pruebas, la gran actualización de su sistema operativo móvil. Este año, de nuevo, se mantiene la correlación del software con iOS 13, que por primera vez además desdobla sus capacidades tras el desarrollo de iPadOS, diseñado exclusivamente para el formato tableta.

Lo primer, ¿tengo un móvil compatible?

La gran actualización de cara a otoño está lista. Los usuarios pueden descargarla a partir de este jueves en los dispositivos que sean compatibles. No todos los modelos de iPhone son compatibles. Se puede instalar a partir del iPhone 6S, lanzado hace cuatro años, así como el iPhone SE de 2016. El resto de generaciones más actuales se podrán beneficiar de sus novedades como iPhone 7, iPhone 8, iPhone X, iPhone XS o, los más actuales, iPhone 11.

Vale, pero ¿has hecho copia de seguridad antes?

Es recomendable, antes de descargar la nueva versión, preparar el dispositivo para la nueva plataforma. Y, para ello, se aconseja hacer una copia de seguridad antes. Más que nada para evitar posibles pérdidas de información. Esta operación se puede realizar directamente desde el servicio en la «nube» o a través de iTunes, conectando el dispositivo al ordenador. Lo más probable es el móvil informe a través de una notificación que ya se puede descargar la nueva versión, aunque existe la posibilidad de ir directamente a consultarlo a través de «Ajustes/General/Software». A la pregunta de cuándo se podrá descargar, la respuesta es a partir de las 19 horas.

Bueno, ¿qué hay de nuevo?

Con pocos cambios estéticos, la nueva versión de iOS va a apostar por mejorar el rendimiento y añadir algunas herramientas interesantes, así como nuevos «memojis» y mejoras en la función «Recordatorios» para que sea más fácil y útil la información. Y, entre otras cosas nuevas, la posibilidad de bloquear llamadas de desconocidos. Bajo la promesa de ser hasta un 30% más rápido el sistema FaceID -reconocimiento facial-, la actualización añade un nuevo modo oscuro. Es compatible, no obstante, para las aplicaciones nativas de Apple y, además, va a suponer un importante ahorro de batería en los móviles con paneles de tipo OLED como el iPhone 11 Pro.

Otras de las novedades introducidas afecta directamente a Siri, el asistente de voz de Apple, que llega con una voz más natural y permite compartir audio con otros usuarios de una manera más fácil. El software de voz impacta en la función «Atajos», ahora mejor integrado en el resto de aplicaciones. El objetivo es que sean más intuitivos y fáciles de diseñar.

La cámara, también con importantes cambios

Uno de los esfuerzos de Apple en la presente generación tiene que ver con el apartado fotográfico. Y ahí entra también iOS 13, que incorpora algunas herramientas de edición como control de iluminación, el brillo, el contraste o la exposición. La aplicación «Fotos», el lugar donde se almacenan los archivos, cuenta con nuevas categorías y automatismos para encontrar mejores imágenes. Además, se podrán rotar y recortar los vídeos grabados desde la biblioteca sin tener que recurrir a aplicaciones de terceros, así como aplicar mejoras automáticas.

Los «mapas» añaden más datos

La aplicación Apple Maps se han renovado con 4.000 millones de millas adicionales, y se «mapea» Estados Unidos de forma completa. Integra la función de colecciones, en la que se guardan las direcciones favoritas. A esto se añade un nuevo modo similar a Street View que permite ver imágenes en 360 grados de las calles, con transiciones fluidas entre cada imagen.

Desembarco de Apple Arcade y mejoras en Música

En el desafío de lanzarse hacia el floreciente negocio de los servicios, Apple ha traccionado hacia el modelo de suscripción con nuevas plataformas como Apple TV y Apple Arcade. Este último ya se puede probar. Incluye, bajo un modelo de pago mensual, a centenares de juegos compatibles para todos los dispositivos de la marca de la manzana. Otro de sus servicios más importantes, Apple Music, permite por fin consultar las letras de las canciones.

Para poder «loguearte»

Una de las ideas más brillantes de iOS 13 es la función «Sign in with Apple». Una característica que protegerá la privacidad de los usuarios y permitirá ingresar en diferentes servicios digitales sin «logarte» con tu cuenta de Google o Facebook, dos empresas criticadas en materia de privacidad. Este nuevo mecanismo de autenticación se orienta a servicios que requieren ubicación y para los que es necesario validarse con Face ID para conceder permiso. También ocultará las direcciones de correos electrónicos personales de manera automática. De esta manera, las aplicaciones externas no podrán obtener la ubicación a través de Bluetooth o WiFi como sucedía hasta ahora.

ios_13-kXMI--1240x698@abc

Aprender un idioma podría ser cosa del pasado.

«En el idioma está el árbol genealógico de una nación», dijo Samuel Johnson, escritor inglés del siglo XVIII. La comunicación es un proceso inherente al ser humano. Es una necesidad básica, un canal por el cual las personas pueden establecer relaciones. Dominar varios idiomas ha sido uno de los grandes retos de las sociedades. Aquellos que lo han hecho han logrado reducir las distancias del planeta. Ha servido para hacer negocios, para ligar incluso. También es motivo de disputa territorial, pero mejor no hablar de eso.

Las nuevas generaciones tal vez lo tengan ya superado, pero saber inglés, el idioma que hemos convertido en universal y el canal para los negocios, es todavía un desafío para muchas personas. Algunos, es cierto, lo chapurrean, pero no todos los españoles pueden presumir de ser bilingües. La Educación -con mayúsculas- agarró fuerte hace varias décadas este reto para incorporarlo a los planes de estudio.

La obsesión por aprender otro idioma ha sido frecuente; la proliferación de academias, constante. Tal vez en el futuro no haga falta dedicarle un tiempo precioso a aprender la gramática y la entonación de una lengua extranjera para aprovecharlo a otros menesteres. Tal vez llegue un día en que de verdad se rompa esa barrera invisible. Aunque queda todavía mucha hierba que cortar.

Mientras, la tecnología lo intenta. Un interesante invento llamado Travis Touch puede resultar útil como intérprete, aunque tiene margen de mejora. Se trata de un traductor digital que permite, en cuestión de segundos, traducir conversaciones cortas a otro idioma. No lo hace en tiempo real dado que necesita de un tiempo de procesamiento de las palabras recogidas, aunque la empresa ya trabaja en un modo «conversación».

El sistema va mejorando poco a poco gracias a algoritmos de Inteligencia Artificial, pero en ocasiones, muchas de hecho, le falta darle un cierto contexto. El sistema de reconocimiento de voz es bastante efectivo y preciso. Sin estar demasiado cerca del micrófono que capta el sonido se incorporan los enunciados a traducir casi sin fallos gramaticales. Durante varias semanas de prueba se ha ensayado con varios tipos de traducción: de inglés a español, de español a inglés, de portugués a español y viceversa. También con otras lenguas cooficiales como catalán y gallego.

El resultado, a veces, es algo impreciso. La traducción se realiza muchas veces de manera simultánea, es decir, palabra por palabra, sin dotarle el necesario contexto gramatical para una mayor comprensión. Términos muy particulares como las fechas en portugués brasileño no las traduce correctamente, pero en líneas generales sirve de gran ayuda para establecer una cierta comunicación. El dispositivo es compatible con más de 100 idiomas. También con otros acentos culturales como el inglés británico, el que se habla en Australia o, por supuesto, en Estados Unidos.

El dispositivo es pequeño y minimalista, con lo que se puede transportar fácilmente en un bolsillo hasta que se necesita. Es, en definitiva, compacto, manejable y muy ligero. Tiene unos 110 milímetros de altura, 60 mm de ancho y 16 mm de grosor. Desde una pequeña pantalla táctil de 2,4 pulgadas (240 x 240 píxeles), los usuarios pueden ver en tiempo real una subtitulación del idioma que se quiere traducir, permitiendo, así, seguir sin interrupciones lo que se suele comunicar por ejemplo en una presentación.

El «gadget» ofrece la posibilidad, además, de ejercer de intérprete, no solo como un mero transcriptor. Para ello, se ha incorporado dos botones que corresponden a dos entradas diferentes de audio. Así, por ejemplo, se puede colocar encima de una mesa y, en función del idioma que se hable, pulsar si traducir de un idioma a otro, o viceversa. No es perfecto, pero es bastante útil. Imagínate, por ejemplo, que eres empresario y te reúnes con un polaco en Madrid. Ahí colocarías el invento en el centro de la mesa. Y cada vez que quieras hablar pulsas el botón de tu idioma, el sistema en unos segundos lo traduce más o menos al otro para la comprensión de tu interlocutor. Y lo su respuesta se basa en el mismo procedimiento: pulsa, habla y traduce.

Configurarlo, además, es fácil. Lo primero es conectarlo a internet por medio de su conectividad WiFi. Se puede emparejar a un teléfono móvil inteligente, sacándole así más partido. También se puede introducir una tarjeta SIM -que se debe comprar por separado- para llevarlo a cualquier parte sin depender de la red inalámbrica. Con simples gestos se elige la combinación de idiomas que se van a «enfrentar» para que el sistema sea capaz de traducirlo. Además, incluye un historial con las peticiones realizadas, las cuales se pueden eliminar con un simple toque. Las traducciones sin conexión son mejorables.

El software que se encarga de alimentarlo está basado en Android, aunque es perfectamente compatible con el sistema operativo iOS, así que se puede utilizar con un iPhone. Se carga por medio de un puerto microUSB, aunque es compatible con un cargador inalámbrico de tipo Qi. Uno de sus mejores aspectos es su autonomía, que aguanta perfectamente un día de duración a plena carga, aunque muy probablemente no se vaya a usar durante tanto tiempo. Su precio asciende, sin embargo, a 199 euros.

TRAVIS1-kjtD--1240x698@abc