Archivos por Etiqueta: youtube

Así se puede cambiar lo que Google sabe de tí.

Google lo sabe todo de ti. Donde has estado, cuál es la última canción que has escuchado en Youtube o qué destino te interesa para las vacaciones. Su buscador, el más potente y utilizado del mundo, registra cada palabra tecleada. Sus servidores almacenan millones de datos de usuarios a tiempo real. Pero, ahora aseguran que quieren ceder parte de este inmenso control a los usuarios y hacer posible elegir la información que compartes. Dan dos opciones: tanto borrar las búsquedas que ya has realizado como dejar de guardar lo que buscarás. Para conseguirlo han creado la herramienta ‘Mi Actividad’ desde donde se gestiona el historial de todos los servicios de Google: Youtube, Mapas, Chrome, Voz… El objetivo: mejorar la confianza que los usuarios tienen en su empresa.

En un edifico de ladrillo gris a las afueras de Munich (Alemania), está el equipo de 400 ingenieros que se ocupa de la seguridad y privacidad de la gran compañía tecnológica. Seis plantas de oficinas desde donde se ha apostado por un servicio que ya consideran como un ejercicio de transparencia. «Por supuesto que hemos tenido que hacer una gran inversión, pero merece la pena porque significa ganarse la confianza de los usuarios y cuánto más gente confía, más usuarios para Google», reflexiona Wieland Holfelder, jefe del equipo de ingenieros de Munich.

Ahí explican orgullosos una herramienta que crearon para «dar respuesta a toda esa gente que quería saber los datos que Google guardaba sobre ellos«, explica Holfelder. El proceso para conocer la respuesta es sencillo. El usuario debe entrar en ‘Mi cuenta’ —el espacio personal donde está el inicio de sesión y la seguridad—, y elegir ‘Mi actividad’.

El primer vistazo asusta. Está lo qué tecleaste hace un minuto o hace un año; el vídeo que te pasaron o aquella imagen que viste. Todo ha quedado registrado. Pero, puedes elegir borrarlo. Se puede eliminar cada búsqueda de forma individual o por períodos de tiempo: hoy, hace una semana, un año o todo lo guardado. De un clic puedes hacer desaparecer todos tus datos.

¿Se puede comprobar si sigue almacenado en los servidores o se ha eliminado realmente? «No, pero es una cuestión de confianza. Si lo borras tienes que confiar en que lo hemos borrado de verdad», contesta Holfelder. De nuevo, la confianza. ¿Deberíamos confiar en vosotros? «Por supuesto, los datos están más seguros con nosotros».

Imposible no dejar rastro

Estamos en un tiempo en el que es imposible no dejar rastro: no podemos evitar que se creen datos sobre nosotros y nuestros gustos, sobre las páginas o la música que buscamos, sobre las preferencias e incluso sobre donde estamos. Con este panorama, parece lógico que se nos ofrezca la opción de borrarlos. No solo con las ya famosas peticiones a la Unión Europea sobre el derecho al olvido, sino de una forma más fácil y rápida. Sin embargo, solo Google ofrece una herramienta así de sencilla para eliminar los datos almacenados sobre los usuarios.

¿Por qué les cuesta tanto a las empresas mostrar lo que saben de nosotros? «Creo que las compañías están empezando a darse cuenta de que esto es muy importante, porque la gente ya cree que este control sobre sus datos es algo que tienen que tener», responde este ingeniero que antes trabajó para Mercedes-Benz y considera que ‘Mi Actividad’ puede servir de modelo para otras grandes compañías. ¿Va a llegar el momento en el que los ciudadanos tengan el control total sobre sus datos? «Absolutamente, estoy seguro. Si el usuario no tiene el control de determinadas cosas, pierde la confianza; y hay muchos beneficios para una empresa que tiene la confianza de sus clientes».

Dejar de guardar las búsquedas

La otra opción que proponen es dejar de guardar los historiales. Esta opción no implica que se borre lo que ya está almacenado, sino que no se registrara a partir de ese momento. Con solo un botón puede desactivar: el registro del historial de tu actividad (tus búsquedas), de tus localizaciones, de los comandos por voz y de las reproducciones de Youtube. El sistema te advierte de lo que perderás: Google ya no podrá ofrecerte el trayecto más corto a tu casa de forma automática y tampoco verás música relacionada con la que sueles escuchar.

No comparten los datos de cuánta gente ha decidido borrar todo lo que han guardado o dejar de registrarlo, pero sí hay mil millones de personas cada año gestionando aspectos desde ‘Mi Cuenta’

Sin seguridad no hay privacidad

«Sin seguridad es imposible que haya privacidad», sostiene Andreas Türk, jefe de producto del equipo de Identidad, Seguridad y Privacidad en Munich. Y es algo en lo que suspendemos. La contraseña más utilizada del mundo sigue siendo 12345. En una empresa que depende tanto la seguridad como Google alerta este poco esfuerzo hacia unas redes en la que se guarda tanta información personal como en nuestras propias casas. «El 95% de los ciberataques puede prevenirse con una simple configuración de la privacidad», explica Wieland Holfelder.

¿Por qué no nos preocupa? «No es que no les importe, sino que la gente no sabe qué tiene que hacer para protegerse. Esa es nuestra responsabilidad: hacer la privacidad y la seguridad visible y fácil de entender. La gente tiene que enterarse de que existen herramientas fáciles para gestionarlas», describe Holfelder. Ellos proponen: contraseñas fuertes (compuestas de números, letras y signos), doble autenticación (mandando un mensaje al teléfono móvil, por ejemplo) y un llavero en la nube que gestione todas estas largas contraseñas para cada uno de los sitios.

En España, según un informe realizado a 2.000 jóvenes entre 13 y 30 años, el 48% de milenials utilizan la misma contraseña en la mayoría de sus cuentas y un 61% lo hace porque le cuesta memorizar distintas contraseñas. Pero, no es recomendable tener la misma en todas las cuentas.  «Porque si te hackean una ya pueden entras en todas«, explica Türk.

Sin embargo, a pesar de todas estas medidas de protección, reconocen que las contraseñas son la parte más débil del acceso a Internet. Lo explica el jefe del equipo de seguridad: «Llegará el fin de las contraseñas, pero será un proceso muy largo y difícil. Es algo que la industria en conjunto necesita adoptar».

1478800498_251059_1478892737_noticia_fotograma

Así será el portátil del futuro según Lenovo

Lenovo Yoga Book fue uno de los dispositivos que despertó mayor admiración de los asistentes a la pasada feria IFA de Berlín. Disponible ya en nuestro país, podría describirse como un equipo 2 en 1 a medio camino entre un portátil y un tablet, con el diseño compacto de un ultrabook y la funcionalidad de una tableta gráfica. Suena complicado, pero no lo es tanto: la clave ha sido eliminar el teclado físico y optar en su lugar por una superficie táctil multiusos.

Compacto y elegante

Yoga Book atrae la atención desde la primera mirada. Con una pantalla de 10,1 pulgadas, es realmente fino (unos 9,6 milímetros) y ligero (690 gramos) y resulta comodísimo llevarlo en un bolso, mochila o en la mano. También destacan los materiales con los que se ha fabricado, entre los que se encuentran una combinación de aleaciones de magnesio y aluminio que aportan resistencia y acabado premium.

Pantalla y superficie táctil están unidas por la bisagra característica de los convertibles de Lenovo, que hace posible situarlas en cualquier ángulo: desde cerradas para guardarlo y transportarlo cómodamente, hasta abiertas como si fuera un ordenador portátil, pasando por el formato tienda de campaña para consumir contenidos multimedia o plegadas 360º para usar el dispositivo como una tableta. En este caso, la bisagra es más fina de lo habitual, con tres ejes y hasta 130 piezas mecánicas diferentes compuestas de cinco materiales distintos, que consiguen que el cambio de posiciones resulte muy fluido. Cuando el equipo está cerrado se echa en falta algún tipo de pestaña o tirador para abrirlo, ya que es una tarea bastante tediosa en la que es obligatorio emplear ambas manos.

El verdadero efecto sorpresa se produce cuando se enciende el equipo, y la superficie táctil — el auténtico atractivo del Yoga Book — muestra un teclado virtual retroiluminado denominado Halo: utilizarlo en lugar de uno físico tradicional es una de las principales razones por las que es tan compacto. Lo más interesante es que integra un software capaz de aprender cómo tecleamos y corregir automáticamente los textos. Un ejemplo: cada persona pulsa las letras o números en un punto concreto, que puede ser el centro o cualquiera de los laterales, y eso provoca errores al teclear. Puede corregirse si el teclado se adapta a nuestros hábitos de escritura, como en este caso, aunque este aprendizaje es progresivo y son necesarias muchas horas de uso para notar un cambio real.

El teclado es amplio, muy sensible y ofrece feedback a través de una sutil vibración para que seamos conscientes de estar pulsando las teclas correspondientes. Su uso es más cómodo que el teclado virtual de las pantallas táctiles, pero las sensaciones y la rapidez de escritura no terminan de ajustarse a las que se obtienen con uno físico. Además, el trackpad es bastante pequeño y está muy cerca de la barra de espacio, por lo que se pulsa muchas veces sin querer.

Y desaparece

Por supuesto, y siguiendo la línea de los teclados de los equipos 2 en 1 que habíamos visto hasta ahora, se desactiva automáticamente al pasar a modos como el de tableta o tienda de campaña, en los que podría pulsarse de forma accidental. También puede desactivarse de modo manual con un fin adicional: transformar la superficie táctil en un cuaderno digital del mismo estilo que las tabletas digitalizadoras de Wacom; firma que ha colaborado en su creación. Hacerlo es tan sencillo como pulsar sobre el icono de un bolígrafo que aparece siempre fijo en la parte superior del y en la pantalla. Aquí entra en acción el stylus que incluye el Yoga Book de serie. Posee un tamaño similar al de un bolígrafo tradicional y cuenta con la tecnología Wacom feel para conseguir que sea más sensible y preciso, además de admitir hasta 2.048 niveles de presión y detectar ángulos de 100 grados. Y lo que es más importante, no utiliza pilas ni batería, por lo que no es necesario recargarlo. Combinado con la aplicación Note Saver, todos los textos, ilustraciones o garabatos quedan digitalizados y almacenados en notas independientes, organizadas por cuadernos, editables y con la capacidad para compartirse.

Un detalle adicional: la punta del stylus puede sustituirse por una con tinta. Así, cuando se coloca un papel sobre la superficie táctil, es posible dibujar o escribir con tinta a la vez que estas creaciones se guardan automáticamente dentro de la aplicación de notas. Lo único negativo que podemos decir al respecto es que el cambio de las puntas no es sencillo (implica utilizar la tapa del bolígrafo para sacar la instalada) y que se corre el riesgo de que se olvide poner la digital de vuelta y se pinte accidentalmente el dispositivo.

Android o Windows

El Yoga Book está disponible con sistema operativo Windows (599 euros) o con Android (499 euros); este último, el modelo que hemos tenido la oportunidad de probar. Basado en la versión 6.0, y sin confirmación sobre si actualizará a Android 7.0, dispone de una interfaz personalizada para añadir funcionalidades más propias de un PC, como admitir atajos de teclado o la opción multitarea, aunque presenta restricciones: no funciona con aplicaciones tan populares como Google Search, Docs, YouTube o Twitter, por citar algunos ejemplos. La aportación más útil a nuestro juicio es una barra de tareas inferior en la que aparecen minimizadas las aplicaciones abiertas para que se pueda acceder a ellas de forma inmediata.

Funciona de forma fluida, aunque debido a su configuración no se le puede exigir demasiado en términos de rendimiento o gráficos: un procesador Intel Atom X5 con 4 Gb de memoria RAM. Para un usuario medio resulta suficiente. Incorporar este procesador tiene beneficios a nivel de eficiencia energética, y este dispositivo ofrece una autonomía estimada por Lenovo de alrededor de 13 horas, que se sitúan en algo más de una jornada completa de trabajo con un uso real y variado. Luego, se recarga a través de microUSB (nada de USB tipo C), al que acompaña un puerto microHDMI

¿Merece la pena?

Partiendo de la idea de que la propuesta es muy novedosa y no hay nada parecido en el mercado, es necesario realizar una lista de pros y contras para responder a esta pregunta. En el aspecto positivo destacamos sin duda el diseño, la versatilidad que ofrece un producto de estas características y su facilidad de uso. En lo negativo hay que hacer referencia a la necesidad de pulir algunos detalles, como su rendimiento limitado para usuarios avanzados, la poca variedad de conexiones y, sobre todo, la dificultad de recomendarlo a un perfil de usuario determinado.

Por eso, en líneas generales y teniendo en cuenta que el precio de la propuesta no es excesivo, podríamos hablar del Yoga Book como un equipo adecuado para aquellos que busquen un dispositivo con la interactividad de una tableta, el diseño compacto de un ultrabook, la versatilidad de un convertible y las opciones de creatividad de una tableta gráfica. En definitiva, que más que para consumir contenidos, sea útil a la hora de crearlos.

1477666795_021188_1477667575_portadilla_normal

Yuotube Go, la «app» para consumir vídeos sin tener conexión

La televisión lineal ha muerto. Las plataformas de descargas legales, los videoclubs online de videos bajo demanda y las distintas aplicaciones desarrolladas por diferentes cadenas han abierto la veda de una nueva forma de consumo de contenidos. YouTube, principal plataforma de videos, ha aplicado esa experiencia y ha lanzado una aplicación, YouTube Go, que permite descargar videos para verlos a posteriori sin conexión a internet.

La «app», aún no disponible (por ahora ha comenzado un plazo de inscripciones), dará la opción de seleccionar la calidad de imagen, así como el tamaño del archivo descargado. Además, contará con un espacio destinado amostrar los videos más populares y los que son tendencia en determinadas áreas, tal y como sucede en la plaforma original. Otro detalle a tener en cuenta es la posibilidad de previsualizar el contenido antes de decidirse a guardarlo.

La compañía señala que YouTube Go estará orientada a ayudar a la próxima generación de usuarios a compartir y disfrutar de los vídeos. «Ha sido diseñada pensando en India y con el objetivo de poder llevar el vídeo a los usuarios móviles de una manera más consciente de sus datos y conectividad», explica en un comunicado Johanna Wright, vicepresidenta de gestión producto de la compañía.

 «A principios de este año tuve la oportunidad de viajar a la India para ver cómo utiliza la gente de allí YouTube. En Nagpur me encontré con un joven que lo usaba para ver peleas de lucha libre y quería mostrarnos su video favorito. Pero después de localizarlo, el video no pudo cargarse. Tal vez fuera su teléfono o su conexión 2G, pero simplemente no funcionaba», explica. «Siempre hemos creído que la conectividad no debe ser una barrera para ver YouTube», insiste la directiva, quien recuerda el lanzamiento en 2014 de un sistema para ver videos sin conexión.
youtubego-knnc-620x349abc

Youtube Kids, la versión para niños de Youtube, llega a España

YouTube Kids llega a España. Se trata de una aplicación independiente del popular canal de vídeos con contenido exclusivo para niños de entre 2 y 8 años. En ella no hay contenido sensible. El pequeño no puede buscar palabras claves que puedan herir su sensibilidad o acabar visualizando vídeos cuyo contenido no sea el más apropiado. Sexo, violencia o accidentes no tienen cabida en la nueva aplicación que YouTube estrena este miércoles.

España se convierte en el segundo país de Europa, por detrás de Reino Unido, donde la compañía lanza YouTube Kids, una aplicación para diposisitivos móviles (iOS y Android) disponible ya en 10 países y que solo en su primer año consiguió 10 millones de descargas. Las razones de este lanzamiento son muy sencillas. Y puede reducirse a una: el modo en el que los más pequeños consumen vídeo ha cambiado. De hecho, Pocoyó ha anunciado que estrenará la cuarta temporada en exclusiva para Youtube.

María Ferreras, Responsable de Alianzas Estratégicas de YouTube en Mediterráneo, Oriente Medio y Norte de África, ha asegurado que, según un estudio de la consulta IPSOS, dos de cada tres niños usan una tableta «pero a medida que se hacen mayores, usan más dispositivos para conectarse», ha asegurado. Los pequeños buscan animación, humor… Un contenido que les entretenga, que les divierta, en el que centren su total atención porque cuando ven la televisión, están pintando, hablando o haciendo otras actividades al mismo tiempo.

Youtube Kids destaca el contenido local: los pequeños pueden ver programas como Pocoyó; cantar al ritmo de Oso Traposo y Cantajuego; aprender inglés con Tutitu e incluso redescubrir clásicos como la Familia Telerín, D’artacan o David el Gnomo. También podrán disfrutar de contenido internaiconal muy popular en nuestro país como Peppa Pig, Masha y el Oso, Ben & Holly o Caillou.

La aplicación se ha diseñado teniendo en cuenta el perfil de las familias españolas. El 50% del tráfico que se genera en YouTube proviene de de dispositivos móviles. En España, del año 2015 a 2016, el consumo de vídeo desde móviles y tabletas ha crecido un 100%. Se trata de una «app» muy sencilla, con una interfaz intuitiva con control parental, para tranquilidad de los padres.

«La aplicación no solicita datos de registro», ha indicado Alejandro San Agustín, Senior Technology Manager de YouTube. «Hacemos una categorización de los contenidos gracias a unos algoritmos muy complejos y avanzados en los que hemos trabajado», ha indicado el responsable. Y es que el objetivo de esta «app» es ofrecer cierta tranquilidad a los padres. Los niños pueden navegar sin el temor a encontrarse un vídeo cuyo contenido no sea apropiado.

Sin embargo, en YouTube se suben 400 horas por minuto. Si algún vídeo se cuela, los padres pueden denunciarlo. «Hay un equipo exclusivo que revisa los contenidos y si un vídeo ha sido denunciado y no tiene que estar en YoutubeKids, se retira en cuestión de horas de la ‘app’», ha asegurado San Agustín.

El contenido de la aplicación puede configurarse para tres grupos:preescolares, escolares y todas las edades. Y consta de cuatro secciones principales: programas, música, aprender y explorar. En Youtube Kids no se comenta. Tampoco se le puede dar a «like» ni subir un vídeo. «El niño solo puede ver los contenidos y seleccionar el que quiere ver», añade San Agustín, aunque puede realizar búsquedas.

«Pero se trata de una búsqueda segura», insiste. «Las búsquedas están delimitadas gracias al algoritmo que aprende de forma dinámica». Es decir, a raíz de los atentados de Bruselas, «choque de trenes» no es una búsqueda que contemple la aplicación.

El lado «menos amable» es la publicidad. De otra manera, YouTube Kids no sería sostenible. Aunque los anuncios, en este caso, están vigilados.

youtube-kids-1-U10111098360rDC--620x349@abc

Youtube ya permite hacer streaming desde tu smartphone.

Decían que el vídeo era el futuro. Más bien es el presente, si observamos los consantes esfuerzos de las grandes firmas tecnológicas del sector en elaborar servicios de «streaming». Una vez marcando su poder de concentración y producción, Google ha anunciado que permitirá desde ahora las retransmisiones de video en «streaming» desde dispositivos móviles.

Este emergente mercado, en el que ya está presente Facebook, Twitter (con Periscope) y en cierta medida el servicio de videojuegos Twitch, está creciendo exponencialmente. El nuevo invitado a la fiesta, YouTube,incorporará próximamente esta opción dentro de sus características principales, de tal manera que cualquier usuario podrá emitir video en directo desde un teléfono móvil inteligente.

En el último año la plataforma de videos ha apostado también por los videos en 360 grados, como un avance hacia nuevas formas de consumo auspiciadas por la incipiente realidad virtual. Para ello, el usuario se encontrará desde la aplicación de YouTube un botón que permitirá establecer las retransmisiones. «Creemos que esta función ofrecerá al usuario una forma completamente nueva, más íntima y espontánea para compartir sus experiencias con sus comunidades», expone Kurt Wilms, jefe de producto de YouTube, en un comunicado.

 La compañía destaca que gracias a que esta opción estará integrada en la aplicación de YouTube, cualquier dispositivo móvil tendrá las oportunidad de compartir sus vídeos en directo. Además, la plataforma remodelará el campo de las búsquedas para añadir este tipo de contenido de una manera similar a los videos convencionales. Es decir, los usuarios podrán localizarlos a través del servicio de búsquedas o las listas de recomendaciones ya que utilizará la misma infraestructura de la plataforma para ser «más rápido y más fiable» que sus competidores.

Hasta ahora, la plataforma permite las retransmisiones en directo para eventos especiales. YouTube incorporará este nuevo servicio progresivamente. Estará disponible en primer lugar a reconocidos «youtubers» y usuarios que cuentan con un gran número de suscriptores, como Alex Wassabi o Platica Polinesia, aunque se extenderá a todos sus usuarios.

tyoutube-k5m-U1026086762993HE-160x220@abc