Youtube es a veces la plataforma perfecta para alcanzar el éxito. Y eso es precisamente lo que le ha sucedido a «Little Baby Bum», un popular canal de vídeos infantiles que acaba de ser comprado por una agencia vinculada a Disney.

«Little Baby Bum» nació hace siete años gracias a un matrimonio británico, Derek y Cannis Holder, harto de no encontrar contenido infantil decente en la Red para entretener a su hija. A día de hoy, es uno de los canales más famosos de Youtube, el noveno más visto de la plataforma. Tiene más de 16 millones de suscriptores y 17,5 millones de visitas, además de canales en otros idiomas, entre ellos, el español. De hecho, uno de sus vídeos –una compilación de 54 minutos de canciones infantiles y dibujos animados– es uno de los 20 más vistos en la historia de YouTube, con más de 2.000 millones de visualizaciones.

Ahora, «Little Baby Bum» ha pasado a manos de Moonbug, una agencia que dirigen tres veteranos de la industria del entretenimiento: Rene Rechtman, exempleado de Disney, Alfred Chubb y John Robson. Moonbug forma parte de DHX, otra compañía del sector conocida por tener entre sus manos a Ben 10, Popeye y los Teletubbies, tal y como explica «Bloomberg».

Lo que no ha trascendido es el precio que han pagado por hacerse con los derechos, aunque los expertos estiman que la creación oscila entre los 6 y los 8,5 millones de libras (entre 6 y 9 millones de euros, aproximadamente).

Ahora, «Little Baby Bum» tendrá una mayor producción de vídeos e incluso apuntan a que dará el salto a la televisión. Mientras tanto, el matrimonio Holder podrán seguir trabajando en su creación pero ahora con el respaldo de una gran empresa del sector. Eso sí, por contrato, tienen prohibido producir otro contenido infantil en el futuro.

 

litte-baby-boom-kuJH--620x349@abc